≡ Menu




Joan Clarke: biografía, enigma y mucho más sobre ella

Considerada como una de las mentes más brillantes del siglo XX, Joan Clarke saltó a la fama por ser una de las pocas mujeres en trabajar junto a Alan Turing en el proyecto para descifrar el código Enigma de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Conoce más de su historia en el siguiente artículo.

Joan Clarke

Joan Clarke

En nuestro artículo de hoy te queremos invitar a conocer un poco más sobre la vida y obra de una de las mujeres más influyentes y reconocidas que nos dejó la Segunda Guerra Mundial. Estamos hablando nada más y nada menos que de Joan Clarke, considerada como una de las pocas féminas en colaborar en descifrar los códigos Enigma de la Alemania nazi en pleno conflicto armado internacional.

Hablar acerca de la vida de Joan Clarke es trasladarnos a una importante era que estuvo caracterizada por el nacimiento de destacados científicos y filósofos que lograron marcar un antes y un después en la historia mundial contemporánea. Uno de estos personajes claves fue precisamente Joan Clarke, nacida en la localidad de West Norwood en Inglaterra el 24 de junio del año 1917. Desde su niñez mostró una alta capacidad intelectual y se dejó ver como una mujer apasionada por áreas como las matemáticas.

Desde que era apenas una niña, Joan Clarke comenzó a destacar entre todos los demás niños de la época, principalmente, porque era una infante a quien le gustaba mucho los estudios. Logró marcar una diferencia ante sus demás compañeros, convirtiéndose en una estudiante brillante lo que la llevó a ganarse una importante beca para comenzar estudios en el área de las matemáticas en el Newnham College de Cambridge.

Fue precisamente en esta reconocida institución educativas donde Joan Clarke consiguió obtener el apreciado Part I of the Mathematical Tripos, un destacado paquete de estudios de tres años que le permitiría en ese lapso obtener una licenciatura. Logró terminar sus estudios en este curso en el año 1936 y no sólo recibió su reconocimiento por concluir el curso sino que además lo hizo con honores, lo que terminó de confirmar su alto intelecto y capacidad para los números.

Joan Clarke

Si bien es cierto que Joan Clarke logró concluir los cursos, tanto el Part I en 1936, el Part II en 1939 y el Part III en 1940, nunca pudo recibir su anhelada licenciatura en el área de matemáticas por la sencilla razón de que en esa época, la Universidad de Cambridge no entregada licenciatura a mujeres, algo que se mantuvo hasta el año 1948. Sin embargo no obtener su licenciatura no le fue impedimento para que esta mujer lograra alcanzar todos sus logros propuestos hasta la fecha y le abrió el camino para una vida llena de éxitos y logros.

Ciertamente Joan Clarke no pudo recibir su licenciatura en matemática en la Universidad de Cambridge, no obstante, su paso por esta destacada casa de estudios le permitió entablar relación con muchos personajes importantes de la era, por ejemplo, Gordon Welchman, quien era uno de sus profesores. Él se fijó en Clarke desde el primer momento en que se percató de sus habilidades para las matemáticas y la marcó para que fuese una de sus trabajadores en el “Government Code and Cypher School”.

Es importante recordar que para ese tiempo, Gordon Welchman estaba considerado como uno de los cuatro ilustres matemáticos reclutados en 1939 por el entonces gobierno de Winston Churchill para llevar adelante jornadas de decodificación y descifrado de la famosa máquina Enigma en Bletchley Park la cual posteriormente sería un punto clave en la victoria de las fuerzas aliadas en la Segunda Guerra Mundial.

En esta oportunidad el gobierno de Gran Bretaña no sólo se encargó de reclutar a expertos en el área de las matemáticas sino que también hizo lo propio con otras personalidades como jugadores de ajedrez, egiptólogos y otros profesionales que pudieran aportar sus conocimientos en descifrar el complicado código Enigma, considerado como una de las principales fortalezas que tenía para su momento la Alemania nazi, una poderosa potencia en plena Segunda Guerra Mundial.

Hacemos una pausa en esta biografía para destacar la importancia que tiene este tipo de documentación histórica en el aprendizaje de los niños. La historia guarda personajes sumamente interesantes que pueden servir de inspiración para ellos. Visita las mejores historias biográficas adaptadas para niños.

Joan Clarke

Desde un primer momento la participación de Joan Clarke en lograr descifrar el código Enigma llamó poderosamente la atención debido a que para la época no se solía tomar en cuenta a las mujeres para este tipo de labores, sin embargo, ella pudo marcar la diferencia y desde entonces se convirtió en todo un referente para las nuevas generaciones femeninas. Su trabajo en la Máquina de Enigma se podría decir que comienza en el año 1940.

Fue el 17 de junio de 1940 cuando Joan Clarke llega por primera vez a Bletchley Park. En un primer momento estuvo asignada al conocido grupo de “The Girls” (Las Chicas), el cual era un grupo que estaba integrado en su totalidad por mujeres quienes ejercían actividades rutinarias de oficina. Clarke no duró mucho tiempo en esta área debido a que sus superiores notaron en ella altas capacidades para trabajar en áreas más importantes.

Es así como en poco tiempo Joan Clarke es trasladada a trabajos de desencriptado. Su llegada a esta área también causó impresión, sobre todo, porque en esa época se acostumbraba que el mundo de la criptología fuese dominado en su mayoría por hombres, tanto así, que sólo habían dos mujeres criptoanalistas en toda la mansión Bletchley Park.

No obstante nadie dudó de las capacidades y los conocimientos que tenía Joan Clarke para el mundo de la criptología y fue eso lo que la llevó a ser captada para comenzar a trabajar en descifrar el código Enigma. Esta mujer tenía las cualidades que según, William Friedman, considerado como el padre de la criptología moderna, debía tener un buen profesional. Ella destacaba no sólo por su capacidad de razonamiento inductivo y deductivo, sino que además era una mujer con alta concentración y mucha imaginación, factores cruciales para ejercer la criptología.

Joan Clarke

Las habilidades que mostró desde su juventud Joan Clarke la llevaron también a ser fichada para el Hut 8, llamado así un grupo que era liderado en su momento por el también científico y matemático Alan Turing y el cual se caracterizada por emplear una nueva técnica de descifrado como lo era el Barbarismus, como base de decodificación. Se podría decir que la finalidad del Hut 8 no era otra que descifrar el Enigma Naval, también conocido como Dolphin, descrito como el más complejo de todos los códigos Enigma.

Es una realidad que su mayor desempeño lo obtuvo en los años previos y durante la Segunda Guerra Mundial, sin embargo, luego de terminado este conflicto internacional, Joan Clarke continuó realizando sus labores dentro del Government Code and Cypher School, organización que luego modificó su nombre a Government Communication Headquarters, lugar donde se mantuvo trabajando hasta el año 1977, cuando se retira a sus 60 años edad.

En los últimos años de su exitosa vida Joan Clarke se dedicó a trabajar en la numismática donde también logró destacar por sus interesantes investigaciones, especialmente relacionadas con las monedas antiguas. Ella publicó durante su vida destacados trabajos sobre monedas escocesas del siglo XVI y XVIII que la llevaron a obtener el prestigioso reconocimiento Sanford Saltus Gold Medal de la British Numismatic Society, uno de los galardones más importantes del gremio.

En la próxima parte de nuestro artículo vamos a estar hablando un poco más sobre los primeros años de vida de Joan Clarke, cómo fue su formación académica y cuáles están considerados como sus más destacados trabajos en el mundo de las matemáticas. En pocas palabras, fue una mujer brillante y de quien aún parte de su trabajo sigue siendo desconocido y secreto, por lo que a veces resulta complicado conocer la dimensión de sus logros. (Ver artículo: Wirbelwind)

Biografía

En esta oportunidad nos centraremos en conocer más a profundidad la vida de Joan Clarke, descrita como una de las primeras mujeres criptoanalistas en trabajar de la mano de Alan Turing y destacó por su labor dentro del Bletchley Park durante la Segunda Guerra Mundial. Pero ¿Cuándo nació esta brillante mujer y cómo creció en el mundo de las matemáticas? Tratemos de averiguar esas interrogantes a continuación.

Lo primero que debemos mencionar es que Joan Clarke no fue conocida en un principio con ese nombre, por el contrario, cuando nació fue llamada Joan Elisabeth Lowther Clarke, sin embargo, tiempo después recibió el nombre de Joan Elisabeth Lowther Murray. Ella nació el 24 de junio del año 1917 en la ciudad de Londres y murió en Oxford el 4 de septiembre de 1996.

Su salto a la fama lo obtiene, no sólo por sus amplios conocimientos en el área de las matemáticas y por ser una mujer dedicada y constante en su formación académica, sino que además Joan Clarke se convirtió en la única mujer que logró trabajar en el grupo del matemático Alan Turing para llevar adelante el proyecto Enigma, que sería el responsable de desencriptar las comunicaciones secretas de la Alemania nazi.

Joan Clarke

Precisamente su trabajo dentro del equipo de Alan Turing le permitió a Joan Clarke, no sólo aumentar sus conocimientos en nuevas áreas, sino que además le permitió recibir una importante cantidad de premios y reconocimientos tales como el nombramiento como miembro de la Orden del Imperio Británico en el año 1946. Su destacada labor en el proceso de descifrar el código Enigma terminó por comprobar la alta capacidad intelectual con la que contaba esta influyente mujer.

Resulta importante conocer cómo fueron los primeros años de vida de la influyente matemática Joan Clarke, una niña que desde temprana edad mostró un alto interés por los números y los estudios en general lo que la llevó a ganarse muchas becas importantes. Ella fue la más pequeña de los hijos de Dorothy Elisabeth Clarke y el clérigo William Kemp Lowther Clarke. Tuvo tres hermanos y una hermana, con quien tuvo la mejor relación.

En sus primeros años de vida Joan Clarke logra ingresar a la escuela secundaria para niñas Dulwich High School, una de las instituciones académicas más prestigiosas situadas en el sur de la ciudad de Londres. Su impresionante conocimiento la llevó a obtener en el año 1936 una merecedora beca para ingresar a estudiar en el Newnham College en Cambridge, casa de estudios donde además obtuvo una doble titulación en matemáticas.

A pesar de completar todos sus estudios dentro del Newnham College en Cambridge, Joan Clarke no pudo recibir su título como licenciada en matemáticas debido a que la universidad se lo negó por el simple hecho de ser mujer, recordemos que hasta el año 1948, esta institución académica sólo hacía entrega de licenciaturas a hombres. No obstante eso no fue limitante para que Joan Clarke continuara demostrando sus cualidades en las matemáticas.

Joan Clarke

En su transitar por el Newnham College en Cambridge, Joan Clarke logró demostrar altas capacidades en las matemáticas y fue ese atributo que la llevó a ser reconocida por Gordon Welchman, uno de sus profesores dentro de mencionada casa de estudios. Fue este profesor quien precisamente logra descubrir las habilidades que tenía Joan Clarke para los números y no olvidemos que Welchman estaba considerado como uno de los cuatro mejores matemáticos reclutados en 1939 para supervisar las operaciones de decodificación de Bletchley Park.

Una vez que el profesor Gordon Welchman se percata de las altas habilidades que tenía Joan Clarke para las matemáticas decide reclutar con el fin de que comenzara a formar parte del equipo que trabajaba en Bletchley Park y también para que hiciera parte de la Government Code and Cypher School, una organización que comenzó en 1939 con el objetivo principal de romper el Código Enigma alemán. Enigma estaba constituida como una máquina que usaban los alemanes para encriptar sus mensajes y creían que sus máquina era irrompible.

Luego de varias negociaciones, Joan Clarke finalmente llega a Bletchley Park el 17 de junio de 1940, sin embargo, en esa ocasión su labor de enfocó principalmente en trabajos rutinarios de oficina y formó parte de un grupo que era conformado únicamente por mujeres y que era llamado “Las Niñas”. Allí no duró mucho tiempo debido a que rápidamente sus supervisores se percataron que tenía habilidades para el trabajo de la criptología, un mundo que para la época era dominado por hombres.

Quizás ese fue uno de sus mayores logros profesionales obtenidos en la carrera de Joan Clarke, sin embargo, desde el punto de vista personal también tuvo episodios importantes que terminaron por marcar su carrera. Desde muy pequeña, Joan Clarke se caracterizó por ser una mujer bastante reservada y un tanto tímida de acuerdo a Kerry Howard, investigadora de la historia de las mujeres en la Segunda Guerra Mundial.

Joan Clarke

Esa timidez típica de Joan Clarke hace que hoy en día no se conocen muchos detalles relacionados con el pasado de su vida personal. Lo poco que se conoce es que tuvo una serie de pasatiempos que se convirtieron en pasionales, uno de ellos fue su pasión por el mundo botánico, además de ser una amante del ajedrez, el tejido de punto y las monedas. También se sabe que tuvo una relación estrecha con su colega Alan Turing.

Su gran amistad con Turing la llevó a que en los años siguientes éste le propusiera matrimonio a Joan Clarke y luego le presentó a su familia, sin embargo, la unión matrimonial entre ambos nunca se concentró, entre otras razones, porque Alan Turing le reveló su verdadera inclinación sexual, es decir, le admitió en privado que era homosexual. La relación se rompió a mediados de 1941, aunque ambos continuaron teniendo una bonita amistad debido a que Clarke nunca lo rechazó por el hecho de ser gay.

A lo largo de su exitosa vida, Joan Clarke fue merecedora de destacados premios y reconocimientos, por ejemplo, en el año 1946 fue nombrada miembro de la Orden del Imperio Británico (MBE) gracias a su habilidad para descifrar códigos durante la Segunda Guerra Mundial. También en el año 1987, la British Numismatic Society premió el conocimiento de Joan Clarke con la Sanford Saltus Gold Medal por sus trabajos sobre monedas escocesas del siglo XVI y XVII.

Para nadie es un secreto la carrera brillante que tuvo esta matemática considerada como una de las mentes más impresionantes del siglo XX, más allá de que una gran parte de los trabajos de esta británica de nombre Joan Clarke han estado prácticamente cubierto por el polvo del olvido durante más de 70 años de historia. La historia de su vida terminó en el año 1996, específicamente el 4 de septiembre cuando partió físicamente de este plano terrenal. (Ver artículo: Batalla de los Arapiles)

Alan Turing

Cuando analizamos la historia de vida de esta matemática y mujer influyente de la Segunda Guerra Mundial como lo fue Joan Clarke, seguramente nos vamos a encontrar con la ausencia de muchos datos relacionados con su vida privada, especialmente porque ella era una mujer con mucha discreción en sus cosas personales, además de que quienes la conocieron la describen como una dama de pocas palabras y bastante reservada.

Más allá de su vida privada y lo muy reservada que era Joan Clarke, se han logrado colar algunos datos relacionados con su vida personal, sobre todo con el aspecto amoroso en donde se vio involucrado el también matemático y científico británico Alan Turing. Por esa razón en esta parte de nuestro artículo vamos a conocer un poco más sobre la historia de amor que existió entre ambos personajes y por qué su matrimonio fracasó.

Lo primero que debemos destacar es que Joan Clarke está reconocida por la historia como la única mujer que logró ingresar al equipo de trabajo del matemático Alan Turing, llegando a formar parte del proyecto Enigma, una organización que tuvo como éxito desencriptar las comunicaciones secretas de la entonces poderosa Alemania. El rol que jugó Clarke en este proceso fue vital, al punto que la llevó a ser merecedora de premios y citaciones.

Joan Clarke

Pero la relación entre Joan Clarke y Alan Turing fue mucho más allá del aspecto laboral y de una bonita amistad que lograron entablar ambos personajes. Se cree que la historia entre ambos comenzó hacía el año 1941, cuando Clarke logra desarrollar una intimidad amistad con su colega del Hut 8, Alan Turing. Los dos vivieron importantes años de relación de amistad, convirtiéndose en los mejores amigos. Su amistad comenzó justo dentro del Bletchley Park donde ambos trabajaban en descifrar los códigos Enigma.

Cuando Joan Clarke ingresó a trabajar en el Bletchley Park no compartía los mismos horarios de Alan Turing, sin embargo, éste organizó posteriormente los horarios para que así ambos pudieran trabajar juntos y también pasaron gran parte de su tiempo libre juntos. Así con el pasar del tiempo se fue construyendo una bonita y sincera amistad entre ambos matemáticos, al punto que de Alan Turing le propuso que se casara con él.

La propuesta de matrimonio por parte de Alan Turing llegó a principios del año 1941 y luego de eso le presentó a parte de su familia. Lo que parecía ser un exitoso matrimonio, rápidamente se convirtió en un fracaso amoroso y todo por la sencilla razón de que Turing le confesó en privado a Joan Clarke de sus verdaderas inclinaciones sexuales. Como recordarán, Turing era homosexual, lo que lo llevó a su suicidio.

Al reconocer que era homosexual, Alan Turing decidió no continuar adelante con el matrimonio con Joan Clarke y ambos deciden romper relaciones a mediados del año 1941. Tiempo después la misma Clarke admitió que desde un principio tenía sus sospechas sobre la verdadera inclinación sexual de Alan Turing, por lo que no le resultó una sorpresa cuando éste le reveló su gran secreto. A pesar de su ruptura amorosa, ambos continuaron siendo excelentes amigos, tomando en cuenta que su amistad siempre había sido verdadera.

Joan Clarke

Joan Clarke aceptó la decisión de Alan Turing de su homosexualidad y en ningún momento le reprochó esa conducta, por el contrario, una vez que éste le confesó sus deseos sexuales, ella no lo cuestionó y le brindó todo su apoyo. La amistad entre ambos se mantuvo hasta el día en que Turing murió en el año 1954. Los dos solían compartir muchos hobbies y tenían personalidades parecidas.

Su historia en el cine

Para nadie es un secreto la exitosa vida que tuvo Joan Clarke especialmente por su aporte durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, por esa razón fue que diversos analistas decidieron llevar su historia al cine y crearon una interesante película donde las personas tienen la oportunidad de conocer más a profundidad sobre los logros y éxitos de esta mujer apasionada por el mundo de las matemáticas.

La historia de esta criptoanalista la podemos observar en el cine gracias a la película titulada “The Imitation Game” del director Morten Tyldum. En este proyecto audiovisual la vida de Joan Clarke es interpretada por la actriz de origen británico Keira Knightley. No fue nada fácil para los guionistas de esta película encarnar la historia de Clarke, tomando en cuenta lo poco que se sabe de su vida personal y profesional.

Joan Clarke

Al menos así lo reconoció el guionista Graham Moore, quien en su labor de documentación, relató cada una de las dificultades por la que tuvo que pasar para encontrar el verdadero trabajo de Clarke debido a todo el secretismo que rodeaba a esta mujer durante y después de la Segunda Guerra Mundial. Sobre esta película hubo muchas críticas, especialmente porque se construyó una relación con Alan Turing más allá de lo que realmente era.

A pesar de todas las críticas que pesan sobre la película “The Imitation Game” también es cierto que se trata de uno de los trabajos documentales más interesantes donde se analiza la manera en que fueron descifrados los códigos Enigma. El propio director del largometraje argumentó que muestra cómo Clarke tuvo éxito en su campo a pesar de trabajar en una época en la que la inteligencia no era realmente apreciada en las mujeres. (Ver artículo: Sir John Moore)

Dejar Comentario