≡ Menu




Aprende todo sobre La Batalla de Jarama

La batalla de Jarama, ocurrió entre los días 5 al 25 de febrero de 1937. Se desarrolló en las proximidades del río Jarama. El propósito fue porque los nacionales fue aislar Madrid de Valencia, para así llegar hasta Alcalá de Henares.

Batalla de Jarama

El General Franco inicia el ataque

Las unidades nacionales dirigidas por el General Franco, el 6 de febrero inician los ataques cumpliendo los objetivos previstos para la jornada de ese día. Los nacionales lograron neutralizar a los republicanos y establecerse en el monte de La Marañosa, lugar dónde se puede ver gran parte del lugar del combate. Los republicanos se organizan en dos unidades para su defensa, una vez recuperados del ataque sorpresa por parte de los nacionales.

En tanto los nacionales, una vez conquistada la significativa posición del vértice Corbatera, fijaron su artillería desde dónde podían dominar la carretera de Valencia a su paso por Vaciamadrid.

Defensa de los puentes

Los republicanos se dispersaron por las orillas del Jarama, el día 9 de febrero, con el objetivo de resguardar los viaductos de Pindoque y Arganda; y volarlos para evitar el paso de los soldados nacionales. Los republicanos a través de la agrupación Jarama, colocó sus unidades a lo largo de las orillas más elevadas en el lado oriental del río Jarama. (Ver artículo: Batalla de Guadalajara)

Batalla de Jarama-1

El día 10 de febrero, los nacionales consideran que ya llegó el momento de pasar el río, entonces, Franco ordenó a el Coronel Barrón y al Coronel Cebollino se apropiaran del puente Pindoque y cruzaran hacia la orilla izquierda del río Jarama. Para proteger a sus hombres de los cazas soviéticos que apoyaban a los republicanos, Franco  dejó al resto de las brigadas en resguardadas hasta la afirmación de la protección  de la cabeza de puente.

A las 3:00 a.m., del 11 de febrero, los soldados del 1er. Tabor de tiradores, a las órdenes del comandante Molero, llegaron sigilosamente al puente del Pindoque y lo cruzan. Para lograr esto los nacionales, primero acuchillaron a una sección de una compañía internacional, y después con bombas de mano atacaron a los republicanos que defendían la posición desde el terraplén de la vía del tren.

Lo silencioso y rápido que sucedió la irrupción de los nacionales, dificultó que los republicanos tomaran las armas y volaran el puente. Resultado, 85 muertos. Mientras los nacionales pasaron al otro lado del río y hurtaron las casas de Pajares.

Al iniciarse la tarde, el nacional Varela señalo a la 4ta. Brigada que pasara el río más al sur (la cabeza de puente parecía consolidada), por el puente de la carretera de San Martín de la Vega a Morata de Tajuña. Al anochecer, las tropas nacionales, toman el puente a cuchillo. De nuevo sorprenden a los republicanos y encuentran poca resistencia. De nuevo las unidades de zapadores republicanos no lograron volar el puente. Las dimensiones del puente permitieron que pasaran las unidades de infanterías y las pesadas. Ese día tomaron San Martín de la Vega.

El 12 de febrero, la debilidad defensiva republicana se evidencia, porque la 4ta. Brigada de Asensio invadieron el Pingarrón que dominaba la carretera hacia Morata de Tajuña. Las tropas de Asensio se toparon con una posición reciamente consolidada por los batallones de la 15° brigada internacional, que defendió su posición durante 7 horas, con muchas pérdidas humanas para los republicanos.

Batalla de Jarama por el control aéreo

Hasta ese día, la aviación republicana eran los dueños del cielo, por el poderío de los cazas soviéticos, Polikarpo I-15 “Chatos” y los I-16 “Moscas o Ratas”. Pero ese día reciben por primera vez ataques la aviación en el Jarama. Asimismo, la participación de los tanques soviéticos T-26 fue fundamental para frenar el avance de los nacionales.

Luego el 13 de febrero, las tropas de los republicanos Lister y del “Campesino” llegan al frente del Jarama. Los ataques republicanos pudieron debilitar a Buruaga, entra a combate la 14° Batallón al mando del general Walter. Llegan los refuerzos, aumentando a 76 batallones republicanos frente a los 28 batallones del lado de los nacionales. El avance del ataque nacional fue detenido.

Batalla de Jarama-2

Para el 17 de febrero, se dio la ofensiva republicana entre las lomas de La Marañosa y el Pingarrón, el ataque de la agrupación Jarama es vencido por la tropa nacional comandada por Varela.

El 18 de febrero, se enfrentan los cazas republicanos y nacionales, con un resultado a favor de las fuerzas nacionales de Franco. Hasta ese día el control aéreo de la batalla, lo tenían los cazas soviéticos de los republicanos. Pero la gallardía de García Morato, que derribó 8 cazas rusos con su Fiat Cr-32, que hizo frente a los temibles “Chatos”, los nacionales se hacen del control aéreo.

El 23 de febrero el mayor Lister quiso rescatar el Pingarrón con una formidable fuerza de combate: durante el combate el monte lo pierden y ganan ambos bandos hasta tres veces, en un exigente combate. Finalmente, las posiciones quedaron en manos de los nacionales. El enfrentamiento se acaba por agotamiento de los contendientes.

Batalla de Jarama-3

La batalla se empató

La batalla del Jarama terminó en empate y resulto una nueva situación de equilibrio. El frente republicano retrocedió unos 15 km a lo largo de 25 km, pero conservaron la carretera de Valencia. A pesar de este resultado final en tablas, Franco no desistió de invadir Madrid y para planificar mejor, mientras dirige sus acciones a Guadalajara.

Las rencillas entre los generales republicanos, Miaja y Pozas, perjudicaron los objetivos planteados y desmoralizaron a sus hombres.

Dejar Comentario