≡ Menu




Aprende todo sobre Wilhelm Keitel, su biografía, obras y más

Dentro de la fracción alemana eran muchas las personalidades que surgieron alrededor de la primera y la segunda guerra mundial, uno de ellos fue el general Wilhelm Keitel, importante militar que llegó a afianzar una muy buena relación con Adolf Hitler la cual logró que pudiera alcanzar altos rangos militares importantes pero también despertó la burla y desprecio de sus compañeros.

Wilhelm Keitel

Wilhelm Keitel

Wilhelm Bodewin Gustav Keitel fue un general de la primera y la segunda Guerra mundial que se hizo famoso por la cercanía que tenía con Adolf Hitler, ya que este desde un principio demostró una profunda lealtad hacia sus ideales y pensamientos lo que de inmediato llamó la atención del Führer y permitió que éstos establecieran un tipo de amistad extraña.

Desde que fue un joven siempre mostró interés por el ámbito militar, quizás porque sus ambos padres procedían de este. Recibió una educación bastante básica en la que no resalto ya que siempre estuvo más interesado en las armas, los caballos y el ejército que en el área académica, por lo que muy pronto formó parte de este. Perteneció a la división de las Waffen-SS al igual que su padre y tuvo, como el, el puesto de general en este grupo.

Estuvo al frente de importantes batallas de la primera guerra mundial donde pudo demostrar su fuerza y valentía y así obtuvo condecoraciones importantes como uno de los soldados más jóvenes en participar en guerras y guiar a su equipo en importantes victorias. Luego de perder la guerra fue fundador de importantes movimientos militares, perteneció a Reichswehr donde obtuvo importantes cargos y luego comenzó a formar a futuros militares.

wilhelm keitel

Desde que Adolf Hitler tenía el poder, Keitel siempre le demostró que creía en sus ideales y los compartía plenamente por eso Hitler lo vio como alguien en quien confiar en el movimiento de la Reichswehr ya que no tenía buena relación con los demás miembros.

Esta confianza y lealtad le permitió ocupar grandes cargos. Pero esta amistad levantó la rabia de la mayoría de sus compañeros ya que lo consideraban un hombre sin voluntad que no era capaz de decirle a Hitler nunca que no ni de debatir ninguna idea que él propusiera porque siempre estaba de acuerdo.

Recibió muchas burlas llamándolo lacayo o “general si señor”, incluso Hitler decía que era su soldado más fiel, y utilizaba la frase “tan fiel como un perro” para referirse a él. Wilhelm cometió muchísimos crímenes de guerra como ejecuciones en masa, mal trato a prisioneros y el asesinato de civiles cuando un alemán resultaba herido, es por esto que fue juzgado y condenado a la horca durante los Juicios de Nuremberg.

Biografía

Nació el día 22 de septiembre del año 1882 en Hanover, Alemania, fue capitán y general del ejército de Alemania durante la primera guerra mundial y en la segunda fue un fiel amigo de Hitler. Hijo de Carl Keitel y Apollonia Vissering, un matrimonio realizado por conveniencia de dos familias adineradas y propietarias de varias tierras que estaban fuertemente ligadas al ámbito militar, por lo que él, y su hermano Bodewin Keitel, nacido en 1888 recibieron una educación bastante estricta y cargada de valores relacionados con la lealtad y el patriotismo.

Wilhelm Keitel

Lo envían a estudiar a una de las escuelas militares más costosas del país, siempre mostró interés por las armas pero era bastante perezoso en el área académica. Sin embargo logra terminar la escuela y alcanzar honores y pasa a formar parte del ejército militar. Lo asignan en el departamento de artillería y allí muestra toda su pasión y habilidad, sumada a los honores con los que se había graduado en la escuela, en el año 1914 ocupó el cargo de Capitán.

Mientras aún era soldados en el ejército de Prusia, contrae matrimonio con la también adinerada hija de importantes terratenientes alemanes, Lisa Fontaine, con quien tuvo seis hijos, dos de los cuales decidieron seguir la carrera militar de su padre y abuelos paternos llegando uno de ellos a ostentar el rango de General de las Waffen-SS al igual que su padre.

Keitel tuvo una amplia participación durante la primera guerra mundial en la que participó en importantes batallas y por ser General de una de las divisiones del ejército se mantuvo al frente de estas batallas en las que logró importantes victorias que le derivaron en muchísimas condecoraciones y reconocimientos nacionales.

Luego con la aparición de Hitler y en inicio de la amistad que estos cosecharon comenzó a ascender de cargo hasta ocupar el puesto de ministro en importantes departamentos de seguridad del país, siempre defendiendo a la Alemania Nazi pero ocasionando el disgusto de sus compañeros por la complacencia a Hitler. Así transcurrió toda su vida, comenzó a cometer horribles crímenes de guerra ideados por el Führer. (Ver articulo: Adolf Hitler)

Cuando Hitler se suicida Keitel es el que más cerca estuvo de él y quien tiene el cargo más alto dentro de las organizaciones nazi por lo que pasa a ocupar cargos muy altos y comienza a relacionarse mejor con sus compañeros pero siempre existió cierto grado de hostilidad. Mantuvo todos estos cargos hasta el momento de su fallecimiento en el año 1946.

Actuaciones destacadas

Desde el momento en que Keitel comenzó a crecer siempre sintió interés y admiración por el ejército de su país, y aunque no era muy buen estudiante esta pasión fue lo que lo llevó a esforzarse para lograr tener buenas notas y pertenecer al ejército al igual que su padre. Dentro del ejército siempre ocupó un cargo importante o tuvo una misión de relevancia que cumplir.

Keitel desde muy joven pudo ostentar grandes cargos y rangos militares, asimismo por todos estos logros y la seriedad que lo caracterizaba también cosecho muchas enemistades quienes tomaban la lealtad que este le profesaba al nazismo como una burla.

Tuvo una excelente participación tanto en la primera como en la segunda guerra mundial, participando en importantes batallas, ocupando el frente de muchas de ellas o dándose a conocer por su seriedad y determinación además de la amistad que cosechó con la persona que sería la más famosa en la época de la segunda guerra mundial.

Wilhelm Keitel

Adolf Hitler quien siempre vio en él una persona sincera y leal en quien confiar y a quien asignarle la realización de tareas exclusivas. Los escenarios en los que Wilhelm Keitel tuvo mayor participación y protagonismo fueron los siguientes:

Primera Guerra Mundial

Perteneció al ejército desde el año 1901 en uno de los regimientos de artillería, allí consigue demostrar su gran habilidad en el manejo de armas de guerra, su disposición a siempre ir al frente y la capacidad que siempre tuvo para liderar y organizar a pequeños y grandes grupos. Se ganó rápidamente la amistad y el respeto de sus superiores quienes siempre se lo hacían saber permitiéndole ascender y ocupar uno de los más importantes cargos dentro de la organización.

Wilhelm solo contaba con 32 años cuando estalla la guerra, en ese momento ya se encontraba ocupando el puesto de Capitán dentro del ejército nacional y había despertado la confianza de todos sus superiores por lo que es colocado al frente de la primera batalla de esta guerra, la cual fue librada en Francia específicamente en el Río Marne desde el día seis de septiembre hasta el 22 del año 1914 en la que las fuerzas alemanas sufren una importante derrota que la fracción francesa no supo aprovechar.

Sin embargo, las fuerzas alemanas hicieron muy bien su trabajo y a Keitel le otorgan el poder o autorización para conformar una artillería completa en la que solo él tendría potestad, esta artillería que él conforma se dirige a Verdún, donde se dio lugar la batalla más larga de toda la primera guerra mundial, en la que nuevamente falla Alemania pero los números de las bajas francesas entre muertos y heridos franceses ocasionados por la artillería alemana son de gran importancia.

Wilhelm Keitel

Durante esta batalla Keitel recibe un disparo de metralla en una de sus piernas, la cual lo deja temporalmente fuera de combate. Esto dura algunos meses pero en 1917 vuelve al combate participando en la batalla de Passchendaele librada en Bélgica en la que Alemania logró cosechar una importante victoria a costa de los aliados pero en la que no pudieron evitar sufrir muchas pérdidas. Pero en esta batalla Keitel recibió importantes condecoraciones resaltando su poder y valentía y la constante lucha por la justicia.

Luego de esta victoria que supo a derrota para la fracción alemana, Keitel tomó el cargo del Estado Mayor lugar en el cual coordina la organización y la logística de los próximas batallas pero ya la derrota alemana estaba cantada por lo que él pensó en firmar el acta de rendición pero los radicales insistían en que debía mostrar la bandera roja de revolución.

Segunda Guerra Mundial

Cuando la guerra finaliza para Alemania en el año 1918 Keitel comienza a desarrollar sentimientos de rabia contra los judíos a quienes consideraba los únicos responsables de la derrota alemana en la guerra y con esta misma frustración comienza a participar en la organización de uno de los movimientos o grupos terroristas más famosos de Alemania que defendió la frontera con Polonia durante todo el transcurso del año 1919.

Formó parte del Ministerio de Defensa en el año 1924, siendo uno de los oficiales que debido al Tratado de Versalles pudo continuar perteneciendo a la Reichswehr. Entre 1929 y 1932 se dedica a dar clases en una escuela de Hannover. Transcurrido este periodo fue General de Brigadas pero en este tiempo pasó gran parte de su tiempo realizando entrenamientos y planificando estrategias de guerra internado en la Unión Soviética. (Ver articulo: Tratado de Versalles).

Wilhelm Keitel

En el año 1933 aparece Hitler siendo nombrado canciller por el presidente de la república, situación que le disgustó un poco a Wilhelm Keitel pero tuvo que aceptarlo ya que en ese momento pertenecía al Ministerio de Guerra y tenían que trabajar en conjunto, sin embargo, cuando Hitler comenzó a dar sus primeras alocuciones públicas despertó la admiración de Wilhelm Keitel, quien se declaró fiel seguidor de sus ideas.

En el año 1933 Hitler ascendió a General en Jefe y se notaban las diferencias que existían entre el ejército y las SA, luego se produjo la depuración en la que Keitel no opino ni se opuso y esto logró que Hitler comienza a confiar en él, confianza que le garantizo que en el año 1935 obtuviera el cargo de Jefe en el Ministerio de la Guerra al que ya pertenecía y al siguiente año lo nombran general de división.

Posteriormente en el año 1937 logró ser Comandante de todo el Alto Mando Militar y así perteneció al pequeño grupo de los OKW donde comenzó a realizar todos los crímenes de guerra por los que será juzgado más adelante. En 1939 comienza la Segunda Guerra Mundial, en la que Keitel ostenta el cargo de Comandante de las Fuerzas Armadas y de su mano se logró la anexión con Austria.

Más adelante dirige la invasión polaca y la siguieron las que se realizaron en Bélgica, Holanda y Francia en el año 1940 y la de la Unión Soviética en el año 1941. Todos los cambios que comienzan a ocurrir en el Estado Alemán hacen que Hitler tome la decisión de colocar a Keitel como Mariscal de Campo, quien ocupa este cargo tan alto en conjunto con Alfred Jodl y Walter Warlimont pero estos no resultan tan exitosos en este cargo porque estaban allí más que todo por idolatrar al Führer y jamás se atrevían a contradecirlo.

Wilhelm Keitel

Wilhelm Keitel firmó documentos muy importantes en los que se refería a la  “cuestión judía” y estaba totalmente al tanto de la solución final la cual se refería sobre ejecutar a cuánto judíos fueran necesarios. En el año 1940 planificó la batalla contra Rusia y en ella sigue los lineamientos de Hitler en los que manifiesta un pensamiento de extrema derecha.

En los documentos que firma acepta el asesinato, mutilación y tortura a miles de judíos así como la ejecución de los que eran llamados prisioneros de guerra. En el año 1941 le firmó a Heinrich Himmler la orden para que realizara acciones en la Unión Soviética, la mayoría orientadas por motivos raciales. Keitel fue uno de los principales verdugos en el momento que se desataron las acciones contra los que planificaron el golpe de estado contra Hitler en el 1944.

Cuando la Segunda Guerra Mundial comenzaba a verse algo turbia para Alemania Keitel se fue alejando de Hitler ya que este se volvió en extremo desconfiando y no solía compartir con nadie. En el año 1945, cuando se encontraban disputando la decisiva batalla de Berlín recibe la noticia del suicidio de Hitler lo que hace que el tenga que ocupar otros cargos y tomar importantes decisiones que modificarían el curso de la historia alemana.

Wilhelm Keitel

Juicio de Núremberg

Una vez finalizada la guerra con la indiscutible victoria de los aliados, los alemanes comenzaron a hacer todo lo posible por borrar las evidencias que los vincularon con los crímenes de guerra, asesinatos y torturas por los que sabían que serían juzgados, destruir los campos de concentración y todo aquello relacionado con la cuestión judía. Los alemanes comenzaron a sentirse acorralados teniendo cada vez más a las fuerzas norteamericanas cerca, por lo que muy pronto huyeron a Holstein para evitar ser arrestados.

Keitel fue nombrado representante de Alemania en las reuniones que se realizan para deliberar el futuro de la fracción alemana y este firma la renuncia de Alemania de la guerra en la que se encontraba Alemania y la Unión Soviética, pero ese fue el error más grave que cometieron ya que el 13 de mayo del año 1945 Keitel fue tomado prisionero por las fuerzas británicas y lo trasladan en uno de sus aviones a uno de los balcones donde se estaban realizando los Juicios de Núremberg.

A pesar de haber firmado la rendición de Alemania de la Segunda Guerra Mundial este de igual manera fue apresado y tuvo que comparecer en los juicios donde se le fue acusado de muchísimos crímenes de guerra tales como asesinato a prisioneros, maltrato, tortura, mutilaciones y demás horrores que se cometieron en los campos de concentración con motivos totalmente raciales, estos crímenes de guerra estaban unidos a crímenes contra la humanidad y crímenes que atentaban contra la paz mundial.

Wilhelm Keitel

Durante los juicios la defensa no fue de mucha utilidad ya que pronto Wilhelm Keitel acepta los crímenes de cometió, no intenta ocultarlos sino que los asume lo único que hace es indicar que jamás estos crímenes fueron de su autoría, que a pesar de tener uno de los cargos más altos dentro del Tercer Reich jamás tuvo la potestad para tomar ningún tipo de decisiones, hacia lo que le mandaban y él consideraba que era lo correcto.

Asimismo Heinz Guderian fue invitado a testificar en este juicio, donde él habló de Keitel diciendo que este era un militar serio, honesto y de buen corazón, que todos los crímenes que cometió fue por la ciega devoción que sentía por Hitler lo que hacía que él fuera incapaz de desobedecer ni contradecirlo en ninguna de sus peticiones, lo que considero como el único defecto que tuvo Wilhelm.

Estos juicios duraron más de un año, recogiendo testimonios y pruebas para que el acusado no se quedará sin pagar ninguno de sus delitos, pero finalmente el día primero de octubre del año 1946 fue declarado culpable de todos los crímenes que se le imputan y se condenó a la horca, sentencia que fue cumplida el 16 de octubre del mismo año en horas de la madrugada a pesar de que el y sus compañeros indicaron que por ser un militar con un rango tan alto debía ser fusilado.

Wilhelm Keitel

Estuvo parado frente al balcón de Núremberg a pocos minutos de ser ejecutado y como todo militar nazi mantuvo su frente en alto y su orgullo intacto y sus últimas palabras fueron “TODO PARA ALEMANIA, ALEMANIA POR ENCIMA DE TODO”. Meses después de su muerte es publicada su autobiografía titulada “Al Servicio del Reich” donde él mismo narraba la devoción que sentía por Hitler y la manera que este tenía de lograr que el jamás le dijera que no, aunque quisiera.

Condecoraciones

Wilhelm Keitel fue un importante militar desde el primer momento en que comenzó a formar parte de las fuerzas armadas alemanas, logró obtener grandes cargos y tener actuaciones importantes dentro de este ejército, luego trabajando de la mano con Hitler logró terminar de marcar su historia para convertirse en uno de los militares alemanes más condecorados.

Su primer reconocimiento fue la Cruz de Hierro la cual ganó por el valor y valentía que demostró en una de las batallas de la Primera Guerra Mundial, siendo yendo al frente de su división y motivando a sus compañeros a seguir adelante. Años más tarde durante esta misma guerra recibe la placa de Herido en bronce por un disparo que recibió estando en combate.

Luego continúa recibiendo muchísimas condecoraciones relacionadas con su valor tanto dentro como fuera de los combates, logra obtener el broche de la Cruz de Hierro y la tan ansiada por todos los militares “Cruz de Caballeros”. También recibe la “Cruz al Mérito de Guerra” y demás reconocimientos que se gano en eso momento.

Wilhelm Keitel

Luego en la Segunda Guerra Mundial gana medallas por las batallas en las que sale victorioso y también ostenta una placa por la anexión con Austria en la cual tuvo plena participación. Gana reconocimientos y medallas en Holanda, Bélgica, Rumania y Finlandia, todas estas eran otorgadas por Hitler e incluso ganó el reconocimiento de la Cruz Hanseática, tan importante para todos los militares de ese momento.

Ya cuando estaba culminando su tiempo en servicio tanto en su hogar como en su uniforme lucía todas las muestras de que fue un excelente militar y de que su valor, su hombría, lealtad y determinación siempre fueron tomados en cuenta. En su autobiografía publicada luego de su muerte explica cómo gano cada una de sus condecoraciones y que valor tiene cada una de ellas para el. El único error que cometió este hombre fue aceptar y cometer todos los crímenes que a Hitler se le ocurrían.

Dejar Comentario