≡ Menu




Descubre todo lo relacionado con Wilhelm Canaris

No todos los que formaban parte del grupo de la Alemania nazi eran personas con ideales comunistas y pensamientos antisemitas, un ejemplo de esto fue el almirante Wilhelm Canaris, quien obtuvo grandes cargos dentro del Tercer Reich y organizaciones aliadas, pero perdió su trabajo y su vida tras ser descubierto participando en conspiraciones y organizando acciones contra Adolf Hitler.

Wilhelm Canaris

Wilhelm Canaris

Wilhelm Franz Canaris fue un almirante alemán que tuvo importante participación durante toda la primera y la segunda guerra mundial, formó parte de la Marina Imperial durante todo el transcurso del año 1914 alcanzando importantes cargos, luego con la llegada de Hitler ocupó el puesto de jefe de una de las organizaciones más grandes de la Alemania nazi a pesar de no apoyar los ideales que este planteaba.

La oposición que este sentía por Hitler unida a los altos cargos que este le proporcionaba permitieron que Wilhelm Canaris incurriera en espionaje aunque él era todo lo contrario a una persona con estas intenciones ni con ningún tipo de pensamientos conspiratorios, pero más tarde se comprobó su total oposición a los pensamientos antisemitas y nacionalsocialistas, incluso fue declarado culpable de ser responsable de la liberación de varios prisioneros judíos.

Desde siempre fue un hombre muy tranquilo, gustaba de evitar problemas y resolver conflictos conversando ya que la palabra era de sus principales dones, era tan dócil y sencillo de trata que incluso llegó a confundir a Hitler y a pesar que este siempre mantuvo cierta distancia con él, logro llegar a pertenecer a sus filas y ocupar grandes, sus compañeros también mantenían distancia con él, considerándolo un hombre muy misterioso.

Otra de sus virtudes era la humildad que poseía, que pasó muchísimo tiempo trabajando en una oficina pequeña, que no ostentaba ningún lujo pese a que poseía uno de los cargos más altos. Solo utilizaba el uniforme para reuniones importantes y combates además prohibió el ingreso de militares con medallas visibles o condecoraciones por lo que debían dejarlas fuera antes de reunirse con él.

Wilhelm Canaris

También amaba a los perros, por lo que estando al frente de la Abwehr prohibió que atropellaran perros en ningún movimiento y cuando esto ocurría, el daba una larga charla sobre los caninos y lo bueno que estos eran. No podemos decir que fuera un “nazi bueno” pero si representaba un luchador que estaba en contra de que el comunismo se instalará en su república y para esto llegó a arriesgar su propia vida.

Biografía

Wilhelm Canaris nació el primero del mes de enero del año 1887 en una familia italiana, aunque en un momento surgió la confusión sobre su origen que se empezó a creer que era griego por el político de apellido Kanaris con quien lo emparentaba por su parecido físico y su constante imitación a su manera de hablar. Esta familia decide abandonar Italia por cuestiones religiosas y se asientan en Alemania antes del nacimiento de Wilhelm.

Sus padres, Carl Canaris y Auguste Popp eran personas adineradas lo que le permitió al niño gozar de una de las mejores educaciones y como siempre fue un buen estudiante logró finalizar la escuela básica y secundaria con las mejores notas y luego sintió interés por estudiar idiomas, lo que sus padres también pudieron permitirle, llegando a dominar perfectamente más de tres idiomas como lo era el español, inglés e italiano.

A pesar de que sus padres habían alcanzado su fortuna en el área industrial manejando grandes empresas Canaris nunca sintió interés por esto sino por el área militar y aunque su padre no estaba de acuerdo, con la edad de 17 años se alistó en la Marina Imperial Alemana y comenzó a escalar allí dentro importantes cargos lo que lo llevó a hacer frente a la primera guerra mundial.

Wilhelm Canaris

Durante el periodo de esta guerra, en el año 1917 conoce a la hermana de uno de sus compañeros y hacen tan buena química que deciden unirse en matrimonio dos años más tarde, fruto de este matrimonio nacen dos niñas llamadas Eva y Brigitte quienes serían la adoración de Canaris. Era de muy baja estatura lo que comenzó a generar burlas dentro del ejército naval al que pertenecía en el que lo llamaban “el pequeño almirante”.

Carrera militar

Desde muy joven siempre sintió interés por el área militar pero sus padres se oponían rotundamente, sin embargo, logró convencerlos y a la edad de 17 años logró alistarse en la Marina Alemana, desde el principio de su carrera en el ejército alemán demostró ser una persona tranquila y amistosa que jamás participó en peleas ni conflictos y siempre se mantuvo al margen de todas las revueltas que se llevaban a cabo dentro del ejército.

Participó en la guerra civil cuando un grupo de alemanes recurrió a México en busca de refugio, en este momento Canaris sirvió de traductor entre ambos países por el excelente dominio del idioma español que poseía, de esta manera comienza a ganarse la confianza de sus superiores y logra ser teniente a bordo de alguno de los cruceros más grandes e importantes de la nación en ese momento.

Mientras se encontraba a bordo del crucero Dresden navegando en el atlántico se desató la primera guerra mundial, dentro de este crucero se dirigen a una ciudad en China y allí esperan las próximas órdenes, además de teniente también se encargó de distribuir la información en tiempos de guerra y se hizo famoso por su capacidad de observación analítica de todo lo que estaba ocurriendo a su alrededor, por lo que sus compañeros comenzaban a llamarlo “el mirón”.

Durante el tiempo en el que participó en la guerra logró obtener varias victorias importantes y poco a poco dándose a conocer entre las tropas marinas, una de las victorias más conocidas en la que intervino fue en la de la Batalla de Coronel, tiempo durante el cual Canaris vuelve a servir como intérprete para comunicarse con los chilenos, lograron que el crucero en el que navegaba Canaris sobreviviera a la Royal Navy pero pronto enfrentaron una importante derrota.

Prisión chilena

Después de haber logrado la victoria en la Batalla de Coronel y en otros combates igual de importantes, un mes más tarde el día 08 de diciembre del año 1914, en la Batalla de las Islas Malvinas, Alemania es derrotada y el crucero Dresden es el único sobreviviente y busco refugio en mares de soberanía chilena donde pasa algún tiempo refugiado.

Pero el crucero tuvo que salir a buscar abastecimiento para la tripulación y allí es sorprendido por la Royal Navy quienes eran las Fuerzas Navales Británicas y para evitar que fueran asesinados todos los tripulantes ellos mismos deciden hundir el crucero mientras era atacada por los británicos, esto lo hicieron para evitar rendirse.

Murieron más de 8 alemanes y dentro de los sobrevivientes estaba Wilhelm Canaris, quien junto a sus compañeros fueron internados en Chile y a pesar de que este país trataba de ser una potencia neutral sucumbieron ante la presión británica y los trataron como prisioneros más que como simples náufragos. Solo unos meses Canaris estuvo en ese lugar pero debido a que la seguridad era precaria logró escapar el día 15 de agosto del año 1915.

Wilhelm Canaris

El capitán del crucero sabía de los planes de Canaris y de ser exitoso le solicitó que diera parte en Alemania de lo ocurrido con el crucero. Su aventura de escape comenzó adquiriendo una identificación falsa a nombre de “Reed Rosas, cosa que resultó creíble por su excelente manejo del español, pasó tiempo en varias ciudades chilenas y en  Argentina pero finalmente logra llegar a Alemania donde al llegar lo ascienden a capitán y le entregan el control de un submarino con el que triunfa en varias victorias y logra ganarse la cruz de hierro.

Se dedicó a trabajar en la Embajada ubicada en España por el excelente manejo del español que poseía, allí ejercía labores de logística y continuó usando la identidad falsa que adquirió en Chile, más adelante hizo un curso para ser comandante de submarinos y lo culminó en el año 1917. Mantuvo su cargo de Capitán desde el momento en que se lo entregan hasta la finalización de la guerra.

Periodo entre guerras

Luego de que finalizara la primera guerra mundial Canaris no se retiró del área militar sino que continuó haciendo movimientos y gestando planes, prestó su apoyo para la conformación de varios grupos paramilitares en defensa de la nación y allí consiguió muchas otras amistades quienes conocieron la lealtad que él poseía pero se sentían extrañados porque él mostraba un patriotismo diferente, que no era habitual en esa época.

El tratado de Versalles ocasionó una reducción casi total de toda la Marina Alemana pero pese a esto Canaris conserva su puesto de capitán y le otorgan el mando total de uno de los acorazados más famosos de Alemania, el Schlesien y también el mando de un crucero importante, en estos puestos permite que ingrese a la marina quien sería su enemigo más adelante, el señor Reinhard Heydrich.

Wilhelm Canaris

Tenía marcados pensamientos anticomunistas y de hecho se cree que fue responsable del asesinato de dos de ellos durante este tiempo, algo que no está totalmente comprobado pero todas las evidencias apuntan a que esto es cierto. En el año 1924 va a Japón para lograr la construcción de unos submarinos pero como el proceso era ilegal no procedió pero él decide iniciar negociaciones con argentinos y españoles para que avancen estos negocios y logra ponerlos en funcionamiento.

Pero al funcionar este negocio, Canaris fue estafado y perdió importantes cantidades de dinero pertenecientes a la nación por lo que tuvo que renunciar a su cargo y en el año 1928 fue destituido de la inteligencia de la marina y lo envían a un crucero escuela para que educara en los inicios a futuros almirantes, en el que con su dedicación e inteligencia logra alcanzar muy pronto el título de capitán.

República de Weimar

Ya para el año 1930 el incidente relacionado con la pérdida de dinero en el negocio de los submarinos se encontraba resuelto, ya Canaris había saldado la deuda que tenía y ascendió nuevamente de cargo,  es nombrado Jefe del Estado Mayor y en el año 1932 recibe a su cargo nuevamente la línea de cruceros de Schlesien lo que ocasionó triunfos y fama nuevamente en el Estado Alemán.

Wilhelm era un hombre que no mostraba pensamientos antisemitas, de hecho, tenía varias amistades judías que conoció mientras cursaba sus estudios de idiomas, siempre fue un hombre tranquilo que evitaba problemas pero se oponía totalmente al tratado de Versalles por lo que veía la llegada de Hitler como algo muy beneficioso para su nación, ya que esperaba que él pudiera revertir el tratado y devolverle la grandeza a Alemania y por supuesto a las fuerzas navales. (Ver artículo: Tratado de Versalles).

Wilhelm Canaris

Otra de las cosas que lo llevó a apoyar al régimen hitleriano era su marcada inclinación anticomunista, muy similar a la que él también poseía. Siempre dentro de sus buques daba discursos donde hablaba de las virtudes y beneficios que le traería a Alemania la llegada de Hitler al poder, así logró que los nacionalsocialistas tuvieran mucha más popularidad ya que él era un hombre muy respetado y conocido por su seriedad.

En el año 1934 fue nombrado Comandante de la Fortaleza de Swinemünde pero él no se sentía a gusto con este cargo ya que era algo administrativo y totalmente fuera de la acción pero pronto esto cambiaría, en el momento en que llega Hitler al poder y  muestra totalmente sus verdaderas intenciones y pensamientos Wilhelm se arrepiente de todo el apoyo que le dio pero sin embargo, a pesar de diferir en muchas ideas continuó apoyándolo.

La Abwehr

Cuando Adolf Hitler asume el poder en Alemania comienza a realizar cambios en toda la administración pública y privada del Estado, en ese momento Wilhelm se encontraba en aquel puesto administrativo en Swinemünde que no le gustaba para nada, y el jefe de la Abwehr la cual era una organización de inteligencia militar, se llamaba Conrad Patzig pero debido a una serie de problemas personales se vio en la obligación de renunciar a su cargo, pero logró sugerir a Canaris como su sucesor.

Al conocer sobre la respetable trayectoria de este hombre Hitler lo acepta en el cargo, además estos se habían conocido meses antes y por ser un hombre rubio y apuesto, el führer sabía que se adapta a sus ideales de racismo. Su antecesor le había informado sobre los planes que tenía Heinrich Himmler y sus secuaces de tomar todos los organismos y oficinas del país y añadirlos como subordinados a la SS.

Wilhelm Canaris

En enero del 1935 Wilhelm asume el cargo y comienza a intentar conversaciones y negociaciones con quienes estaban al cargo de la SS pero a pesar de que mantenía buena relación con ellos, incluso Heydrich mantenía con él un tipo de amistad extraña, en la que ambos estaban juntos pero no se tenían ni una pizca de confianza, las negociaciones no llegaron a ningún lado y siempre existió el ambiente tenso entre ambas organizaciones lo que representaba un problema para él.

A pesar de que Canaris no tenía ideas antisemitas, de hecho, antes de instalarse el tercer Reich logró ayudar a huir a varios judíos con los que tenía buena relación pudo ocultarlo y mantenerse en el cargo y de esta manera comenzó a recolectar información importante, cuando participa en las reuniones de los nazis donde hablaban de los planes que tendrían para invadir a Polonia y a la unión soviética se convence por completo de que son unos monstruos y no los apoya para nada.

Espionaje alemán

Wilhelm Canaris por el cargo que ocupaba y la confianza que había despertado en Hitler como en todos los que los rodeaban por su seriedad y por mantenerse al margen de las revueltas comenzó a participar en reuniones en las que se planifican los próximos movimientos de la Alemania Nazi, en estas reuniones el ocultaba el desagrado que sentía por los horrores que estos tenían planeado en su accionar.

Estando en ese cargo se enteró de la intención de anexar Austria a Alemania pero cuando se enteró de que Checoslovaquia también entraba en sus planes de anexión supo que esto le traería problemas a su tierra natal por lo que comenzó a realizar movimientos de espionaje con el fin de frenar la guerra, dichos movimientos estaban liderados por Hans Oster, quien planeaba derrocar a Hitler, pero estos movimientos debían ser secretos para mantenerse en el cargo (Ver artículo: Hans Oster).

Realizando estos movimientos comenzó a utilizar la información de la manera que el mejor consideraba, seguía asistiendo a las reuniones para notar cuáles eran los puntos débiles con los que ellos contaban y verificar las fallas en los planes, el sabía que debía estar muy atento ya que constantemente contó con la supervisión de la policía secreta militar y debía evitar a toda costa ser descubierto ya que esto podría significar su muerte.

Canaris le hacía llegar a Hitler información manipulada o distorsionada, realzaba las virtudes de sus adversarios para hacerlo desistir de la guerra, comenzaba a ofrecerle estudios sobre la situación de su ejército actual para que el pensara que siempre estaba en desventaja, y si no lograba hacerlo desistir de la contienda por lo menos permitía que esté fuera con desconfianza hasta de su mismo ejército.

Incidente Skoblin

En el año 1937 se dio inicio a la verdadera enemistad entre Canaris y Heydrich, la que de hacía varios años se encontraba disfrazada como una falsa amistad, todo ocurre por los comentarios que llegaron a Canaris de parte de Nikolai Skoblin de que militares alemanes y rusos planeaban darle un golpe de estado a el comandante de la unión soviética, Stalin, pero este movimiento era algo totalmente independiente y secreto.

Wilhelm documento esta información mientras pensaba que podía lograr con ella, planeaba retomarla más adelante pero Heydrich tenía contactos dentro de la Abwehr  y así fue como logró entrar a las oficinas de esta institución y robar la documentación, la que primero le hizo saber a Hitler pero posteriormente la incendio para borrar todo tipo de evidencia que lo relaciona a él o a cualquier integrante de la Alemania nazi con estos movimientos insurreccionales.

Wilhelm Canaris

Hitler comenzó a organizar una depuración total en lo que se conocía como el ejército rojo de la unión soviética, allí pudo llegar a asesinar a más de 3000 soldados, los que él consideraba una amenaza y les tenía poca confianza y posteriormente inicia la reestructuración de muchos organismos para comenzar con la lucha contra el espionaje y el sabotaje lo que se convirtió en uno de sus principales pensamientos.

Heydrich intento hacer que el führer desconfiara de Canaris, por no hacerle llegar la información a tiempo y por ser una persona tan analítica y callada pero no logro despertar ningún tipo de desconfianza ya que Hitler se sentía muy cómodo con el papel que estaba desempeñando este en la Abwehr, porque logró hacer crecer este movimiento enormemente en su gestión, llegando a ser más de 2000 cuando antes no superan los 200.

Abwehr en la guerra

El hecho de que Canaris no era un nacionalsocialista ya no era un secreto para nadie ya que muchos integrantes de la SS conocían este tema, por eso la tensión que existía entre ambos bandos lo obligaba a cuidarse más de lo necesario porque sabía que estaba en la mira de muchos radicales que pretendían tomar su organización o bien, hacerse con su cargo.

Este debía esconder muchas acciones en las que estaba implicado, incluso le otorgó información a Franz Halder sobre los próximos movimientos de Hitler. En el momento de la invasión a Polonia Canaris estuvo presente y quedo totalmente impactado por la crueldad que estos aplicaban en las torturas y asesinatos. (Ver artículo: Franz Halder)

Wilhelm Canaris

El que Alemania perdiera la guerra pudo ser debido a la oposición de Canaris ya que el manejaba el funcionamiento de la inteligencia militar y además se le fueron asignadas varias tareas que él desobedeció por ejemplo, cuando fue enviado a España para solicitarle al mandatario que participara en la guerra pero este lo que hizo fue enumerar las razones por la cual era preferible que mantuviera su posición neutral, lo que más tarde le agradecería.

Canaris estuvo combatiendo contra el ejército nazi desde dentro y de forma secreta lo que se cree que ocasionó el deterioro de la fuerza alemana, también fue causante de que los espías de la fuerza alemana fueran capturados apenas llegaron a pisar el suelo británico. Por esto se cree, aunque no existen pruebas que lo avalen que desde el inicio de la segunda guerra mundial mantuvo contacto con los enemigos porque al finalizar dicha guerra él recibió muchas felicitaciones y condecoraciones de parte de los aliados.

Finalización de la Abwehr

En septiembre del año 1943 ocurre el fatídico derrumbe de la Abwehr por el incidente que ocurre durante una merienda donde se estaban gestando planes anti nazis y uno de los integrantes de este movimientos era un integrante del grupo Abwehr, en esta reunión estaban hablando sobre derrocar a Hitler pero no contaban con que lograra colarse, haciéndose pasar por un médico, un integrante de la Gestapo.

A pesar de que todos los que pertenecían a este grupo lograron escapar en el momento en que fueron descubiertos, meses más tarde, en enero de 1944 fueron capturados todos y ejecutados, sólo sobrevivió una mujer quien no logró ser encontrada. Días después dos integrantes de la Abwehr que poseían altos cargos fueron citados a participar en una reunión con Hitler a fin de explicar lo sucedido pero estos pensaron que iban a ser asesinados, por lo que huyeron y se entregaron a las fuerzas británicas.

Wilhelm Canaris

A pesar de que Heydrich se encontraba fallecido, Canaris aún contaba con varios enemigos y Himmler era uno de ellos, quien comenzó a influenciar a Hitler para que no confiara más en él, diciéndole que él sabía todo lo que estaba ocurriendo en la Abwehr, además luego de la deserción de los integrantes a Inglaterra, estos temían que toda la información que poseía este grupo estuviera en mano de los ingleses.

Tanta fue la presión que recibió Hitler que al final decide dar por terminadas las actuaciones de la Abwehr, la cual cierra sus operaciones el 18 de febrero del año 1944, pero Canaris no fue expulsado de la Alemania Nazi sino que se le dio un cargo en el ministerio de propaganda, sin embargo, en vez de desarrollar temor hacia ellos crecieron sus ganas de derrocar a Hitler.

Ejecución de Canaris

Mientras Canaris estaba en el Ministerio de Propaganda, cargo que se le asignó tras perder su empleo en la Abwehr se comenzó a gestar la conocida operación Valquiria, esta operación se lleva a cabo el 20 de julio cuando un grupo de opositores deciden acabar con la vida de Hitler pero este resulta un movimiento fallido ya que la bomba que colocaron en su oficina no logra acabar con la vida del objetivo.

Canaris no tuvo nada que ver con esta operación pero Himmler sentía mucha desconfianza hacia él y como en ella participaron algunos integrantes de la Abwehr quienes fueron sus subordinados en el pasado, este logro colocarlo bajo arresto domiciliario este mismo mes hasta que se realizarán las investigaciones pertinentes y se demostrara que él no tenía nada que ver en esta actuación.

Wilhelm Canaris

Pero todo salió con lo queria Himmler, las averiguaciones lo llevaron a desenmascarar a Canaris y se demostró en las conspiraciones que había participado en contra de Hitler esto pudo comprobarse verificando cartas y correspondencia en la que firmaba Wilhelm, por lo que es enviado al campo de concentración de Flossenburg donde recibe muchísimos maltratos y humillaciones por parte de la SS.

Es sentenciado a la horca luego de un corto juicio en el que no tuvo mucha participación, esta sentencia fue llevada a cabo el día 9 de abril del año 1945, y su cuerpo luego de ser ahorcado fue incinerado.

Su esposa decide huir a España para evitar ser tomada como prisionera nazi, en la que es muy bien tratada por franco que siempre agradeció los consejos que le dio Canaris para mantenerse al margen de la guerra, debido a esto le otorgó una pensión de viudez. Más tarde en los juicios de Nuremberg muchas personalidades hablaron sobre él y su constante oposición a Hitler. (Ver articulo: Juicios de Nuremberg).

Dejar Comentario