≡ Menu




Aprende todo lo relacionado con la Wehrmacht

Cuando llegaron al poder de Alemania los nazis existieron muchísimas modificaciones en la estructura y forma de gobierno de este país, uno de los cambios más recordados fue la nueva denominación del ejército con el nombre de Wehrmacht, modificando un poco este ejército añadiendo más capacidad ofensiva y una defensa que le proporcionará seguridad a Hitler para gobernar.

Wehrmacht

Wehrmacht

En el año 1934, cuando Adolf Hitler asume el poder total de Alemania, este comienza a realizar una serie de cambios siendo el más importante la reestructuración de las fuerzas armadas, llamadas en ese momento Reichswehr. Ya que tenía grandes planes para su gestión de gobierno en este país, trato de armar tanto en ataque como en defensa a las fuerzas armadas según se lo permitía el acuerdo de paz firmado al final de la primera guerra mundial (Ver también: Tratado de Versalles)

Esta modificación de las fuerzas armadas constituye la acción más determinante que tuvo Hitler y representa la modificación que cambió el rumbo del destino de Alemania, la reorganización de este organismo supuso un gran gasto para el país, ya que se comenzaron a adquirir una gran cantidad de armas y municiones de guerra, las cuales en un principio eran como defensa, pero esto fue cambiando poco a poco.

La fuerza armada alemana se convirtió en el cerebro del país, todas las decisiones de relevancia pasaban por la aprobación de este organismo. La Wehrmacht pronto se convirtió en el organismo más grande y completo de Alemania, llegando a estar conformada por más de 18 millones de militantes, pero Hitler se convirtió en el líder de toda esta organización, haciendo que estos se relacionarán con grupos nazis de exterminio y cometieron una gran cantidad de crímenes de guerra.

Historia

En un principio las fuerzas armadas alemanas recibían el nombre de Reichswehr, este era un ejército totalmente correcto y apegado a las leyes, por lo que cuando comenzaron a recibir las invitaciones de grupos paramilitares a fusionarse los rechazaron rotundamente, esto generó incomodidades en Ernst Rohm, quien estaba al frente de alguna de estas organizaciones y requería del apoyo del ejército de su país.

Hitler al notar estos roces e incomodidades quiso intervenir, instando a Ernst a dejar esto de esta manera, que las cosas siguieran su curso, pero este se negaba totalmente por lo que Hitler lo considera una amenaza a él y a muchos de los integrantes de su grupo y de esta forma se produce la “operación colibrí” donde el ejército nazi exterminó a este hombre y a otros más de sus colaboradores.

Luego de este momento Hitler comenzó a contar con el apoyo total del ejército por lo que decide comenzar con un plan para modificarlas y ponerlas a su completa disposición, esto puede realizarlo, mediante conferencias y discursos para ganarse la confianza de los militares. Entre los organizadores del nuevo ejército se encontraba Guderian y Alfred quienes comenzaron a incorporar al ejército nuevas técnicas de combate. (Ver artículo: Heinz Guderian)

Se comienza a implementar y practicar la guerra relámpago, se incorporan soldados con mayor determinación y de sangre fría y se comienza la adquisición de armas más potentes y más modernas, estableció una nueva estructura con nuevos cargos a mando e incluso les asignó un nuevo uniforme todo con el fin de cambiar por completo lo que era.

Segunda guerra mundial

En el comienzo de la Segunda Guerra Mundial ya la Wehrmacht era un organismo que estaba a la completa disposición de Hitler, comenzaron a participar en las Batallas y por la manera en que Hitler los había armado y preparado lograron cosechar importantísimas victorias, esto fue gracias a la incorporación de divisiones motorizadas o los tanques de guerra.

Wehrmacht

En este momento Alemania se convirtió en la potencia más fuerte de la guerra ya que mientras sus contrincantes aún mantenían técnicas de trincheras y un movimiento lento ya Hitler les había inculcado una mentalidad fuerte de combate, en la que tenían que valerse de su fuerza y velocidad para intentar emboscar al enemigo por todos los frentes posibles, esta manera de luchar les permitió alcanzar la victoria durante el año 1940 y 1941.

Era un organismo peligroso ya que siempre iba al frente, no dudaba jamás y además antes de la guerra se habían ocupado de hacerse con el armamento más idóneo como tanques veloces o ametralladoras potentes y eficaces. Pero lo que al principio comenzaba a ser una cadena de victorias desencadenó en ellos una sensación de superioridad que pronto jugaría en su contra. (Ver artículo: Guerra relámpago)

Comenzaron a prepararse menos para sus batallas, lo que causó la primera derrota durante la invasión a la unión soviética, este error fue por fallas en la estrategia, pero le costó la vida de más de 200.000 soldados, pero esta derrota no fue la única, sino que comenzó a repetirse en varias ocasiones haciendo que llegaran al año 1944 con unas fuerzas armadas totalmente cansadas, debilitadas y mermadas en números.

El año 1944 fue fatal para esta organización ya que recibieron ataques norteamericanos y británicos lo que les ocasionó muchísimas pérdidas. A finales de este año se comienzan a producir peleas internas entre los que querían continuar la guerra y los que pensaban que rendirse era una mejor solución. A principios del año 1945 contaban con 7 millones de integrantes, pero ya la derrota era un hecho por lo que estos estaban aún combatiendo, pero sin ánimos de ganar.

Wehrmacht

Estructura

Desde que el ejército alemán pasó a ser regido por el Führer Adolf Hitler comenzó a sufrir una serie de modificaciones en su estructura, una de las modificaciones fueron la cantidad de militantes que antes de la llegada del nazismo no supera la cifra de dos millones, pero mientras estuvo instalado este régimen la cifra llegó a ser superior a más de 12 millones de soldados, a los que no se le exigía ser alemanes para pertenecer.

Las fuerzas armadas comenzaron a dividirse en grupos según su zona de acción, por ejemplo, el ejército norte o el ejército este. Poseían varios regimientos que se dividían en dos partes la artillería y el antitanque, es decir, ataque y defensa, también se organizaron las llamadas tropas de apoyo que servían como logística en cualquier combate. Todos estos regimientos estaban liderados por el comandante de grupo quien se encargaba del cuartel general y del funcionamiento en general de la tropa.

Antes de que Hitler tomara posesión de la Wehrmacht esta estaba conformada por la Armada, El ejército terrestre y la aviación, y el no modificó esto, sino que trabajó en ellas desde dentro para mejorarlas, pero a la estructura añadió a las Waffen-SS como otro organismo de la Fuerza Armada Alemana, el cual a pesar de ser un componente de un grupo paramilitar como lo era la SS se le permitió formar parte del Ejército como un brazo de combate.

Rangos

Los rangos que existían antes de que Hitler tomara posesión de este grupo se mantenían lo que comenzó a cambiar era el emblema de recibían, las funciones que se le eran asignadas y el tiempo que tardaban en subir de rango. En el Heer o ejército el primer cargo que recibían los militantes era el de “grenadier” o soldado que recibían en el momento en el que comenzaban a pertenecer a una tropa en este momento aún no tenían insignias ni graduaciones en el brazo.

Wehrmacht

Dentro de la tropa el cargo más alto era Cabo mayor o Stabsgefreiter, para lo que debían tener mínimo 7 años de servicio y podían comandar esta tropa. Luego de estos estaban los Suboficiales, los oficiales, el oficial mayor que contenía a los coroneles y tenientes y por último a los generales, quienes ostentaban una insignia de color dorado siendo el cargo más alto el de mariscal de campo.

Luego estaba la Luftwaffe, en la que el cargo mínimo sin distinción de insignia era el de soldado e igualmente el cargo más alto dentro de esta división era el de los Generales siendo el Capitán General el superior, al que todos los integrantes de esta división debían rendirle cuentas mientras que el, en compañía del Teniente General y General de Aire eran los encargados de rendirle cuentas al Führer.

La división en la que resultaba más difícil ascender era la Kriegsmarine, en un principio al comenzar a formar parte de ella se le otorgaba el nombre de “Marinero” pero este iba cambiando anualmente pero no solo con el tiempo sino mediante la evolución del desempeño dentro de la organización. Se podía llegar a ser cabo mayor después de transcurridos 8 años prestando servicios de manera satisfactoria para la Wehrmacht.

Los generales de la Kriegsmarine eran muy respetados ya que era muy difícil ascender dentro de esta organización y el gran almirante recibía el respeto incluso del Capitán General de la Luftwaffe y del Mariscal de Campo del ejército.

Wehrmacht

Uniforme

El uniforme de las Fuerzas Armadas Alemanas siempre mantuvo su característico color gris verdoso, lo que cambió luego de la llegada de Hitler y la restructuración fue el emblema, el cual se convirtió en el símbolo oficial de las fuerzas armadas.

Este era un águila con alas abiertas, cargando el simbolismo nazi que era la esvástica en el centro. Este emblema se convirtió en oficial el primero de mayo del año 1934 por un decreto oficial firmado en febrero de ese mismo año.

Las fuerzas del Heer usaban este simbolismo en su uniforme bordado en plata mientras que la marina lo tenía bordado en oro, esto aplicaba para los cargos más altos.

Wehrmacht

En guerras debían llevar un pañuelo con el simbolismo nazi y en su ropa de gala le bordaban esta águila, pudiendo llegar a ser bordada con seda o hasta con oro, todo dependiendo del rango militar de quien lo llevara. Poco a poco mientras avanzaba la guerra este uniforme comenzó a ser modificado pero dichas modificaciones no eran oficiales puesto que Hitler no estaba al tanto.

Todo comenzó a ocurrir por el oscuro panorama que se le venía acercando a la fracción alemana, por lo que se comenzó a bordar el símbolo más oscuro, con intención de que no fuera tan visible, por la cantidad de bajas tuvieron que reclutar muchos soldados y la fabricación de nuevos uniformes hizo que estos tuvieran menor calidad y prestaran menos atención a los detalles.

Himno

Es imposible pensar en la Segunda Guerra Mundial sin recordar todas las marchas y melodías tocadas en ese momento. La Wehrmacht era el ejército con más marchas melódicas ya que a Hitler le parecía bastante atractivo que se entonaran cánticos durante los movimientos de las tropas.

Por ejemplo, uno muy popular era el Panzerlied, lo cual era en realidad la canción de los tanques, fue compuesta en el año 1933 por un suboficial del ejército y por su letra y melodía se volvió muy famosa mientras duró el nazismo.

El himno de Alemania, compuesto en el año 1841 también fue muy respetado por la Wehrmacht, pero comenzaron a utilizar versos del himno para justificar sus planes expedicionarios y los crímenes que cometía para llegar a ellos, “Alemania sobre todo” es uno de ellos, razón por la cual una vez que cae el nazismo queda siendo himno de Alemania sólo la última estrofa con el fin de demostrar respeto por los caídos.

Se comenzó a considerar el himno oficial de la Wehrmacht una marcha llamada Morgen Marschieren Wir, la cual fue compuesta en el año 1933, está la entonaban las divisiones Panzer, pero llamó mucho la atención de Hitler por lo que en el año 1939 ya la entonaba la Kriegsmarine y la Luftwaffe, de hecho, llegó a ser entonada por el ejército español que estaba a cargo de Franco.

Fuerzas en combate

A favor de Alemania fueron muchos los combatientes, siendo la fracción con más fuerza de militantes en toda la segunda guerra mundial, seguida muy de cerca por los Estados Unidos, la cifra que se maneja es la de 17 millones de combatientes, pero debemos tener en cuenta muchos de estos combatientes no pertenecían a las Fuerzas Armadas Alemanas, sino que eran grupos paramilitares que defienden a Hitler y se les era permitido participar en las batallas.

Era muchísima la cantidad de soldados con los que contaban los alemanes, en la invasión a Rusia se presentaron más de 4 millones de soldados alemanes en un solo momento y también resultaba inquietante darse cuenta de que por más bajas que se le daba a este ejército, siempre contaban con una gran cantidad de militantes esto gracias a los grupos paralelos, que en el momento en que se le daba de baja a un integrante del Heer estos comenzaban a recibir una rápida formación para ocupar su puesto y jamás dejar ver su desventaja.

Wehrmacht

Comenzaron la guerra con alrededor de cuatro millones y medio de militantes y finalmente se retiraron con siete millones, pero en el transcurso de la guerra, entre los años 1941 y 1942, llegaron a contar con más de diez millones y esto sin contar a los grupos paramilitares que actuaban en conjunto con ellos, pero obedecían diferentes órdenes.

Después de la guerra

Después de que el 08 de mayo de 1945 se decretó el retiro total de Alemania de la guerra por la derrota de la Wehrmacht muchas fuerzas firmaron su rendición y comenzaron a ser parte de las fuerzas aliadas sirviendo como policías, pero siempre existió la desconfianza, además los Estados Unidos de América no estaban de acuerdo con la manera en que ellos estaban formados por lo que liberó a los que no se les pudo adjudicar ningún crimen y los otros fueron juzgados.

Desde agosto de 1945 a Alemania se le prohibía tener ejército, y cualquier movimiento militar o paramilitar era de inmediato investigado por los Estados Unidos y se le ponía fin, pero diez años después se crea la Bundeswehr, la cual es actualmente la fuerza federal del Estado Alemán.

Wehrmacht y SS

La Wehrmacht a pesar de que en un principio puso trabas, Hitler supo ganarse su confianza y disposición por lo que aceptaron trabajar de la mano con las SS, convirtiéndose en unas fuerzas armadas corruptas, que eran capaces de realizar muchísimos crímenes de guerra tales como asesinatos e incluso saqueos ya que cuando invaden un territorio tomaban posesión de los bienes de sus ocupantes para satisfacer sus necesidades.

Wehrmacht

Fueron cómplices del Holocausto y participaron en masacres masivas y ejecuciones a prisioneros por lo que al final de la guerra contaban con tres millones y medio de fallecidos a manos de los aliados y más de cinco millones de prisioneros acusados de crímenes contra la humanidad.

Dejar Comentario