≡ Menu




¿Sabes quién fue Walter Schellenberg? Descúbrelo Aquí

Walter Schellenberg fue un abogado y General de Brigada de las SS. Ejerció los más diversos cargos en los servicios secretos y de espionaje. Bajo la dirección de Heinrich Himmler ejecutó varios operativos encubiertos de inteligencia política durante la Segunda Guerra Mundial.

Walter Schellenberg

Biografía de Walter Schellenberg

Walter Friedrich Schellenberg nació en Saarbrücken, Alemania el 16 de enero de 1910 y falleció en Turín, Italia un 31 de marzo de 1952. Fue el séptimo hijo de sus padres y su progenitor era un fabricante de pianos.

En 1918, la familia Schellenberg se mudó a Luxemburgo, luego de que la invasión del Sarre, instruida por el Gobierno francés tras la Primera Guerra Mundial, generará una severa crisis económica en Alemania. Para el año 1929, Walter Schellenberg se desplazó a Bonn, en cuya Universidad se instruyó en medicina para, más adelante, cambiarse a la facultad de derecho. En Bonn, exactamente, se afilió a la asociación de estudiantes «Corps Westphalia Marburg».

Afiliación al Partido Nazi

Para junio de 1933 se incorporó como miembro de las SS (nº 124.817) y se unió igualmente al NSDAP (Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán) con registro nº 4.504.508. En 1934 es promovido a SS-Oberscharführer (Sargento Mayor de la SS=Schutzstaffel Escuadrón de Protección) y se le designa a trabajos meramente administrativos.

Walter Schellenberg

Una de sus funciones era la de aleccionar a los nuevos soldados de las SS, y fue exactamente con oportunidad de una de esos seminarios cuando hizo contacto con un oficial del SD (Sicherheitsdienst), el Servicio de Espionaje del NSDAP, quien de forma rápida convenció a Walter Schellenberg para que se asociará a esta sugestiva organización, transformándose así en el más joven integrante del SD.

Fue primeramente destinado por el SD a Frankfurt y en unos pocos meses fue enviado a Berlín, en esta ocasión como asesor legal. Encontrándose en la capital alemana, solicitó una licencia por estudios que le facilitó finalizar sus estudios de derecho y recibir el deseado título de abogado. Después de lo cual se incorpora al Cuartel General del SD en Berlín a la joven edad de 27 años, siendo de inmediato promovido a SS-Sturmbannführer (Mayor de la SS).

En 1939, Ernst Kaltenbrunner, para entonces Ministro de Seguridad en el gobierno austriaco de Seyss-Inquart, lo transfirió a la Gestapo, pero investigar en política no era del mayor gusto para Schellenberg. Por ello pidió y le fue aceptado su cambio a la Amt VI – RSHA (Reichssicherheitshauptamt=Oficina Central de Seguridad del Reich), donde su reconocido talento le facilitó progresar hasta ser designado Jefe de la Sección de Contraespionaje con el grado de SS-Obersturmbannführer (Teniente Coronel de la SS).

Personalidad

Walter Schellenberg evidenció ser un personaje muy competente, inteligente e insolente en el manejo de confabulaciones y relaciones. Se aprovechaba de su juventud y buena presencia para seducir mujeres que pudiesen facilitar información a su organismo. En una de esas conquistas, hipotéticamente (siempre fue negado por ellos), se relaciona con Lina Heydrich y ésta casi le asesinó personalmente.

Otro de sus enamoramientos fue la afamada modista francesa Coco Chanel. Schellenberg era el representativo oficial nazi de buena figura, cordial y diestro en la conversación. Era dueño de una personalidad muy cautivante, muy ambicioso y anhelaba  apropiarse del cargo de Reinhard Heydrich en las SS, llegando inclusive a rivalizar con el mismo Kaltenbrunner.

Debido a su comprobada capacidad organizativa, supo conseguir la atención de Heinrich Himmler, lo que le posibilitó ir ascendiendo posiciones en la jerarquía de las SS hasta llegar a transformarse en el más joven de sus generales, grado que logró  el 21 de junio de 1943 cuando fue designado SS-Oberführer (General de la SS).

Walter Schellenberg

Misiones Secretas

El 9 de noviembre de 1939, Schellenberg preparó el llamado «Caso Venlo», que consiste en el rapto de dos espías británicos del MI6, el comandante Stevens y el capitán Best, que se hallaban en la ciudad holandesa de Venlo, próxima a la frontera con Alemania.

El «Caso Venlo» fue una parte fundamental en las actividades de contraespionaje alemán para desmontar la red inglesa de agentes en Europa occidental y central. Adicionalmente le valió a los alemanes para conseguir el despido del jefe del servicio secreto de Holanda, e, inclusive, fue usado por el mismísimo Hitler como excusa para ocupar Holanda en mayo de 1940. La neutralidad holandesa había permanecido en duda a causa de las cercanas relaciones entre el Gobierno holandés y el Servicio Secreto británico.

Para 1940, cuando se pensaba que el operativo Seelöwe era inaplazable, Walter Schellenberg se dedicó a confeccionar la lista de 2.400 personalidades inglesas que debían ser encarceladas luego de la ocupación de Gran Bretaña.

Walter Schellenberg

Desde su posición en Berlín, Schellenberg laboró bajo las instrucciones directas de Reinhard Heydrich. Ambos lideraron al grupo de investigadores que se encargó de capturar a los integrantes de la «Rote Kapelle» (la Orquesta Roja), una agrupación de espías que se desempeñaba para la URSS y que fue destruida por el SD en agosto de 1942.

En el año 1942, Walter Schellenberg se enteró que el ex Rey de Inglaterra, Eduardo VIII, y su esposa se hallaban de viaje en Portugal, y así se lo hizo saber a Hitler. Éste instruyó a Schellenberg para que acumulara 50 millones de francos suizos con los que corromper al ex soberano inglés para que se mudase a Alemania (Hitler tenía el convencimiento de que era pro-alemán).

En caso de que Eduardo VIII no accediese, el SD debía raptarlo. Al final el titubeo de Schellenberg ante un plan que él estimaba muy imperfecto favorecieron a que el Servicio Secreto Inglés se adelantó y pusiese a salvo al Duque de Windsor llevándolo a las Bahamas.

Walter Schellenberg

Adolf Hitler asignó igualmente a Schellenberg una operación especial: asesinar a Otto Strasser. Esto no se pudo ejecutar ya que Strasser, quien sospechaba de un posible atentado contra él, no se hallaba en Portugal al momento que Schellenberg se desplazó a esta nación para ajusticiar.

Tras haber sido asesinado Heydrich en Praga, en 1942, Schellenberg quedó en línea de sucesión para encargarse de la jefatura del Reichssicherheitshauptamt, pero la mediación personal de Hitler produjo que la designación recayese, al final, en Ernst Kaltenbrunner.

Walter Schellenberg participó igualmente en los preparativos de la «Operación Bernhard» con la que se procuraba alcanzar la quiebra de la economía del Reino Unido, atiborrando la nación con Libras esterlinas falsas.

Walter Schellenberg

Jefe de los Servicios de Espionaje

El 21 de junio de 1944, Schellenberg fue designado SS-Brigadeführer und Generalmajor der Polizei (General de Brigada de la SS y de la Policía), transformándose en el líder supremo de los servicios secretos de Alemania luego de la unión del SD y el Abwehr (Servicio de Espionaje Militar). Dado lo anterior llegó a sustituir al Almirante Wilhelm Canaris como Jefe del servicio de Espionaje Militar del Tercer Reich.

Pasados tres días del atentado contra Hitler, que ocurrió en la Wolfschanze (Bunker de Hitler) el 20 de julio de 1944, Schellenberg se encargó de la detención de Wilhelm Canaris, quien a posteriori fue recluido en el campo de concentración de Flossenbürg. (Ver también Wilhelm Canaris)

Después de febrero de 1945, cuando ya era indudable que la guerra se había perdido, Himmler le comisionó la sensible y arriesgada tarea de hacer contacto con organismos occidentales que pudiesen actuar de mediadores para alcanzar un acuerdo de paz separado de la URSS. Para ello en abril de 1945 Walter Schellenberg se desplazó a Estocolmo, donde emprendió convenios con la Cruz Roja sueca y con el Conde Folke Bernadotte.

Walter Schellenberg

Juicio y Muerte

Para junio de 1945 fue apresado en Dinamarca por soldados aliados, lo que, contradictoriamente, le permitió, al menos por el momento, eludir una larga sentencia en prisión, ya que consintió en presentarse como testigo de cargo de la Fiscalía en algunos de los juicios por crímenes de guerra que se estaban llevando en Núremberg.

A su circunstancial descargo ayudó igualmente el hecho de que Schellenberg dispusiese de preciada información sobre la Unión Soviética, que, posteriormente, el antiguo jefe del SD hiciese llegar a Allen Dulles. (Ver articulo Juicio de Nuremberg)

No obstante, el 11 de abril de 1949, Schellenberg fue llevado a juicio en el famoso «Proceso de la Wilhelmstraβe» y sentenciado por el Tribunal Penal Militar nº IV a una condena de seis años de cárcel. Tras pasar dos años en prisión (tiempo en el que redactó su libro de Memorias «Das Labyrinth»), se enfermó del hígado, lo que le favoreció para ser liberado en diciembre de 1950. De allí se desplazó a Suiza y, más adelante, a Verbania Pallanza (Italia). El máximo líder del SD falleció de cáncer, a la edad de 42 años, en la ciudad italiana de Turín.

Relaciones con Coco Chanel

Existe evidencia de las relaciones intimas entre Walter Schellenberg y la afamada modista francesa Coco Chanel, las cuales trascendieron el aspecto personal y alcanzaron el ámbito de la influencia política y el espionaje.

El General Walter Schellenberg

Entre los documentos desclasificados encontrados por Hal Vaughan se revela que la Prefectura de Policía francesa disponía de un escrito sobre Coco Chanel en el que fue reseñada como: «Costurera y perfumista. Alias: Westminster. Oficial de referencia: F 7124. Indicada como sospechosa en el documento».​

Para Vaughan, «era una persona que facilitaba. Puesto que se relacionaba con todo el mundo […] Y colaboró con los nazis… Todo lo que ella hacía era una contrasentido. Era tan paradójica. De un lado, emitió opiniones antisemitas. A pesar de ello, uno de sus más importantes clientes era judío, como los Rothschilds, y de hecho su asociado en el negocio era judío, y lo siguió siendo tras  la guerra».​

El activista antinazi Serge Klarsfeld afirmó que «aunque disponga de un registro de espía no indica que esté forzosamente comprometida de modo personal. Varios cooperadores tenían estaban registrados sin estar conscientes de ello».​ Vaughan consideró que Chanel se implicó con la causa alemana ya desde 1941 y laboró para el general Walter Schellenberg, Jefe de Inteligencia de las SS,​ quien organizó sus relaciones de negocio con los dirigentes de la ocupación.​

Walter Schellenberg

Tras finalizar la guerra, Schellenberg fue juzgado y condenado a prisión por crímenes de guerra. Después de ser liberado en 1950 debido a una enfermedad hepática irremediable, se refugió en Italia. La diseñadora canceló los gastos para la manutención y cuidado médico de Schellenberg, igualmente auxilió económicamente a su esposa y familia, y financió su sepelio en 1952.

Operación Modellhout

Para 1943, Chanel se trasladó a Berlín con su enamorado y viejo amigo, el encargado de prensa de la Embajada Alemana en París Barón Hans Gunther von Dincklage para sentarse con el Reichsführer-SS (Comandante en Jefe de la SS) Heinrich Himmler y proponer una estrategia.​

A finales de 1943 o inicios de 1944, ella y su superior SS Walter Schellenberg prepararon un plan con el fin de coaccionar a Gran Bretaña para que finalizara los enfrentamientos con Alemania.​ Debido a ello logró la libertad de su sobrino, André Palasse, apresado en un campo de presos de guerra en Alemania.​

Walter Schellenberg

Cuando fue interpelado por la inteligencia británica al terminar la guerra, Schellenberg aseveró que Chanel era «una persona que estaba lo suficientemente relacionada con Winston Churchill como para entablar negociaciones políticas con él».​ Para esta tarea, llamada Operativo Modellhout, enrolaron a Vera Bate Lombardi (hija ilegítima del Marqués de Cambridge y muy cercana a la aristocracia inglesa y Churchill) para retomar los contactos con Londres y pactar un tratado de paz antes de la entrada del Ejercito Rojo a Berlín.​ (Ver articulo Ejercito Rojo)

El conde Joseph von Ledebur-Wicheln, un espía nazi que tras su deserción ingresó al Servicio Secreto Británico en 1944, rememoró una junta que tuvo con Dincklage a inicios de 1943.​ Dincklage había propuesto un incentivo que tentara a Chanel y le notificó a von Ledebur que la colaboración de Chanel en el operativo estaría garantizado si se incorporaba a Lombardi en el mismo: «La Abwehr  tenía primero que traer de Francia a una joven italiana (Lombardi). Coco Chanel se unió motivada por sus vicios lésbicos…».

Sin reconocer las maniobras de Walter Schellenberg y su amiga, Lombardi les continuó su juego inconsciente como víctima, y pensó que el siguiente viaje a España sería una travesía de negocios para averiguar las posibilidades de fundar una sede de su empresa de alta costura en Madrid.

El rol de Lombardi era fungir de intermediaria y suministrar una misiva escrita por Chanel al primer ministro Churchill, la cual era remitida mediante la embajada británica en Madrid.​ Al final, el operativo fue fallido y según los archivos de inteligencia británicos se reveló que todo fue descubierto cuando Lombardi, a su arribo comenzó a delatar a Chanel y a los otros como espías nazis.

Ascensos Militares

Walter Schellenberg, gracias a sus juventud, competencia, talento y ambición logro rápidos ascensos en sus áreas de desempeño dentro de la SS. Por ello pudo escalar diversos rangos dentro de la organización hasta alcanzar sus más altas posiciones:

  • Brigadeführer (General de Brigada) – 21 de junio de 1944
  • Oberführer (General) – 21 de junio de 1943
  • Standartenführer (Coronel) – 21 de junio de 1942
  • Obersturmbannführer (Teniente Coronel) – 1 de septiembre de 1941
  • Sturmbannführer (Mayor) – 30 de enero de 1939
  • Hauptsturmführer (Capitán) – 1 de agosto de 1938
  • Obersturmführer (Teniente) – 30 de enero de 1938
  • Untersturmführer (Subteniente) – 20 de abril de 1937

Condecoraciones

  • 1939 Eisernes Kreuz I. Klasse (Cruz de Hierro de Primera Clase)
  • 1939 Eisernes Kreuz II. Klasse (Cruz de Hierro de Segunda Clase)
  • Kriegsverdienstkreuz I. Klasse mit Schwertern (Cruz del Servicio de Guerra con Espadas 1ª Clase)
  • Kriegsverdienstkreuz II. Klasse mit Schwertern (Cruz del Servicio de Guerra con Espadas 2ª Clase)
  • Ehrendegen des RF SS (Daga de Honor del Reichsführer SS)
  • Totenkopfring der SS (Anillo de Honor de la Calavera SS)

Walter Schellenberg

Autobiografía de Walter Schellenberg

Sus memorias fueron plasmadas en su libro «Das Labyrinth», el cual fue editado en España bajo el nombre»Al Servicio de Hitler» y se considera una obra muy polémica por ser exageradamente elogioso de sí mismo y por incluir numerosas inexactitudes. El texto incluye sugestivos retratos de muchos de los líderes del Tercer Reich, como Reinhard Heydrich, Heinrich Himmler, Adolf Hitler, Joachim von Ribbentrop, Wilhelm Canaris, Martin Bormann, Ernst Kaltenbrunner, Heinrich Müller y otros.

Según el periodista Klaus Harbrecht, iniciando en 1945 Walter Schellenberg pudo sobrevivir únicamente gracias a los adelantos monetarios que le fueron aportados a cuenta de las ventas de su venidera autobiografía. De otras fuentes se asegura que, después la guerra, Schellenberg se sustentó gracias al apoyo económico aportado por Coco Chanel, con quien se relaciona en los años de la ocupación de París.

Es cierta la unanimidad a la hora de estimar que esta autobiografía muestra una falsa imagen tanto del SD como del mismo Schellenberg. De hecho, Otto Skorzeny (Especialista en Operaciones Especiales de la SS) lo califica directamente de desleal y de falsario. (Ver también Otto Skorzeny)

Walter Schellenberg

A pesar de ello, resulta particularmente llamativo el testimonio del escritor David Irving, quien examinó de primera mano el manuscrito genuino de Schellenberg, donde se expone que éste acordó con los aliados recibir una condena bastante benigna, a cambio de proporcionarles información y encubrir datos en su libro de Memorias, cosas que ciertamente ocurrieron.

De hecho, en algunos de sus libros, Irving se basa en información tomada del manuscrito auténtico de Schellenberg, pero con la aclaratoria usual de que ese texto no tiene nada que ver con la versión «incompleta y casi ilegítima» publicada por André Deutsch en 1956, que es el libro que más se conoce.

Libros Publicados

  • Al Servicio de Hitler, Editorial Belacqva, 1995.
  • Las Entrevistas de Nuremberg, por Leon Goldensohn, Editorial Taurus
  • Los Secretos del Servicio Secreto Alemán, Editorial Mateu, Barcelona

Walter Schellenberg

Dejar Comentario