≡ Menu




Reinhard Heydrich: biografía, frases, personalidad y más

Reinhard Heydrich ​fue un General nazi del alto mando alemán quien desempeñó cargos superiores en los organismos de seguridad y espionaje germanos durante la Segunda Guerra Mundial. Fue uno de los más relevantes diseñadores y ejecutores del Holocausto.

Reinhard Heydrich

Biografía de Reinhard Heydrich

Reinhard Tristan Eugen Heydrich fue bautizado como católico apostólico, habiendo nacido el 7 de marzo de 1904 en Halle an der Saale, a 32 kms al noroeste de Leipzig, en la Sajonia alemana. Su progenitor, Bruno Heydrich, fue cantante de ópera y dirigía el conservatorio musical de Halle, que el mismo había creado en 1901.

La Primera Guerra Mundial y sus consecuencias fueron catastróficas para la familia Heydrich. Su padre conservaba abierto el conservatorio a duras penas a causa del régimen económico impuesto durante la posguerra.

Reinhard Heydrich y Lina von Osten contrajeron nupcias el 26 de diciembre de 1931​ en la ciudad de Grossenbrode y la pareja procreó cuatro hijos, Klaus (1933-1943), Heider (1934), Silke (1939) y Marte (1942), esta última nació posteriormente a la muerte de su padre.

Reinhard Heydrich

Primeros años

Al tanto que su familia sufría problemas económicos, Heydrich, aún joven, se vio atraído por el nacionalismo racista (völkisch) y pudo observar protestas, huelgas y contiendas callejeras en Halle en el postrer año de la guerra y el consecuente caos revolucionario.

No obstante estas acciones no escolares, tuvo buenas calificaciones y se diplomó del colegio secundario en la primavera de 1922. Decepcionó las expectativas de su padre, que deseaba que se aplicará a la música, al enrolarse en la Armada alemana el 30 de marzo de 1922, apenas un mes tras celebrar sus 18 años.

Como militar de la Armada, Heydrich se preparó en señales y comunicaciones. Renunció a la hija de un oficial de la Armada de alto grado, a quien le había hecho promesa de matrimonio, por otra dama, Lina von Osten, con la que contraería nupcias más adelante. Una corte de honor militar, irritado por su conducta irrespetuosa en su audiencia, decidió que había desacreditado a la comunidad de oficiales de la Armada del Reich y lo forzó a dimitir de su cargo en abril de 1931.

Reinhard Heydrich vivió molesto desde su niñez por comentarios de que su abuela era judía. Entonces ordenó a la SS una investigación genealógica que esclarecieron los hechos, comprobando que  él no tenía antecesores judíos.

Carrera en las SS y la Gestapo

Al ser Heydrich un civil desocupado, a mitad de la Gran Depresión y con una reciente novia apasionada del nacionalsocialismo, una amistad de la familia le introdujo al jefe de las Schutzstaffel SS (Cuerpo de Protección), Heinrich Himmler, en Múnich. Con el propósito, para ese momento, de formar una oficina de inteligencia interna para el partido nazi, Himmler se asombró tanto con las proposiciones de Reinhard Heydrich que lo incorporó a las SS en agosto de 1931 y le encargó el desarrollo del Sicherheitsdienst SD ( Servicio de Seguridad).

Para enero de 1933, el SD dirigido por Heydrich se había transformado en la agencia de inteligencia más relevante dentro del partido nazi. En junio de 1934, el vicejefe del partido nazi, Rudolf Hess, la designó como la única oficina permisada para acumular información de inteligencia política en el Tercer Reich. (Ver también Rudolf Hess)

Reinhard Heydrich

Al ser Himmler encargado de la comandancia de la agencia de investigación de la policía política de Baviera, el 1 de abril de 1933, colocó a Reinhard Heydrich como su suplente. Himmler y Heydrich concentraron las divisiones de la policía política en la Gestapo.

Al separarse  las SS de Himmler de las Sturmabteilung SA (Guardias de Asalto), tras la destitución de su jefe, Ernst Röhm, y de los primordiales cabecillas de este cuerpo, ocurrido del 30 de junio al 2 de julio de 1934, Heydrich se apoderó del mando de la Gestapo y siguió siendo jefe del SD.

Gestapo y SD

Nueve días luego de su designación como Reichsführer SS (Líder de las SS del Reich) y director de la policía alemana, el 17 de junio de 1936, Himmler nombró a Heydrich jefe de la nueva Agencia Principal de la Policía de Seguridad (Hauptamt Sicherheitspolizei) que congregó en una sola oficina a la Gestapo y las fuerzas de investigación de la Policía Criminal.

Reinhard Heydrich

Desde 1936 a 1939, el puesto oficial de Heydrich fue “Jefe de la Policía de Seguridad y del SD”. Luego de que la Alemania nazi desatara la Segunda Guerra Mundial con la ocupación de Polonia, Himmler unió oficialmente a la Policía de Seguridad y al SD promulgando la fundación de la Reichssicherheitshauptamt RSHA (La Oficina Principal de Seguridad del Reich), el 27 de septiembre de 1939, bajo la dirección de Heydrich.

La novedosa oficina era probablemente tan poderosa que Heydrich conservó confidencialmente su existencia oficial hasta su fallecimiento en 1942. El correo que provenía de la RSHA portaba el rótulo previo a 1939: “el Jefe de la Policía de Seguridad y el SD».

Bajo la dirección de Reinhard Heydrich, la Policía de Seguridad y el SD eran la más importante oficina encargada del análisis de inteligencia y las disposiciones ejecutivas para ajusticiar a los abundantes adversarios internos y externos del estado nazi.

Reinhard Heydrich

El SD creó secciones de inteligencia para el análisis de las presumibles acechanzas a largo plazo de cada uno de los oponentes del Reich: “judíos de todo el planeta”, “marxistas” (comunistas, socialdemócratas y sindicalistas), “iglesias políticas” (a saber, luteranos y el clero católico que adversan al régimen e  integrantes de otras creencias protestantes, parecidos a los testigos de Jehová, cuyos afiliados no admitían la autoridad del estado nazi), antagonistas nacionalistas de derecha y masones.

La Gestapo apresaba a estos oponentes políticos y, cuando era atinente, los sometía a campos de concentración a través de la mando policial dispuesto por una Orden de Custodia Preventiva (Schutzhaftbefehl).

La Kriminalpolizei o Kripo (Policía criminal) averigua los llamados “actuaciones y conductas delictivas no políticas”. Los agentes de la Kripo apresaban a aquellos cuyo presumible proceder criminal o antisocial se estimaba de peligro para el Reich. Agregado a individuos con historiales penales, los oficiales de la Kripo apresaban homosexuales, romaníes y sintis (gitanos) y personas que intervienen en todo lo que la Kripo estimaba como actuaciones “asociales”.

De modo similar a la Orden de Custodia Preventiva, la Kripo utilizaba una Orden de Arresto Protector (Vorbeugung Haftbefehl) como mecanismo de detención y aprisionamiento por tiempo no definido.

Reinhard Heydrich

La Aniquilación de la Oposición

Reinhard Heydrich y Heinrich Himmler tenían la misma perspectiva sobre la afinidad de los adversarios a largo plazo de la raza alemana y de las disposiciones a ejecutar contra ellos. Igualmente que Himmler, Heydrich pensaba que el aniquilamiento de oponentes evidentes y “visibles” no era suficiente para dar garantía para la seguridad y supervivencia de la raza alemana de acuerdo a como la definían los nazis.

Estos oponentes abarcaban: agitadores comunistas y socialdemócratas; simpatizantes intelectuales y organizativos de la democracia liberal, el nacionalismo continuista tradicional y los principios cristianos; judíos con posiciones relevantes en las corrientes democráticas liberales y marxistas en Alemania y Austria  y estudiosos judíos sin pertenencia que se resisten al régimen nazi.

No obstante, estos adversarios “visibles” tenían nexos internacionales y se conjugaron con adversarios “encubiertos” que procuraban, desde dentro, desmantelar los vínculos “naturales” entre los dirigentes nazis y el pueblo germano.

Reinhard Heydrich

De acuerdo a lo explicado por Heydrich en abril de 1936, los alemanes con discernimiento racial debían percatarse que la “pelea eficiente contra el oponente debe provenir de la comprobación de que todos los enemigos visibles y fingidos no son más que la punta del iceberg de riesgosas energías espirituales indestructibles».

La Cuestión Judía

Los propios adversarios eran “perpetuamente los mismos»: “los judíos, los masones y la iglesia con inclinación política”. Las fuentes ideológicas encubiertas, ocultas e “invisibles” de estos “oponentes” convergen en el “remanente infeccioso” del “espíritu masónico, liberal y judío”.

Maneras de pensar (democracia, comunismo, particularismo liberal y cristiano) que eran secuelas de particularidades raciales supuestamente legadas. Únicamente la total devastación de los “orígenes biológicos» de ese razonamiento suprimiría el riesgo representado por esas influjos.

En último lugar, los oponentes judíos “no visibles” eran los mismos judíos, de acuerdo a la definiciones de los nazis, y los que “razonaban como judíos”: comunistas, liberales, demócratas, protectores de los derechos de la minoridad, masones, religiosos cristianos que se resistían al régimen, comunistas soviéticos y las clases gobernantes estadounidenses y británicas que se contraponían al crecimiento “natural” de la Alemania nazi.

Reinhard Heydrich

Para encontrarse totalmente a salvo, los Nazis debían aniquilar a los integrantes de la llamada raza judía, cuya constitución genética generaba el fundamento de ese pensamiento, y las clases gobernantes eslavas y asiáticas, cuya legado tenía una propensión a seguir a los dirigentes judíos.

Reinhard Heydrich expresó varios de estos asuntos en sus escritos al mediar la década de los treinta y los uso para secundar a los jefes de la Policía de Seguridad y el SD en “el remedio a la cuestión judía”.

Para 1938, “entendidos” del SD, a las órdenes del primer teniente de las SS Adolf Eichmann, comprobaron ser líderes con creatividad en “temas judíos” (Juden Angelegenheiten). Concibieron una estación de una única parada en Viena (Zentralstelle für jüdische Auswanderung) para favorecer el éxodo forzado de judíos desde Austria y subvencionar esas operaciones con la obtención de fondos de los integrantes más opulentos de la comunidad. (Ver articulo Adolf Eichmann)

Reinhard Heydrich

El liderazgo de Reinhard Heydrich

Las SS y la policía dirigieron la violencia de la Kristallnacht (Noche de los Cristales Rotos) de forma directa y exclusiva hacia los judíos. En base al pogromo, lograron implementar la primera gran detención de judíos, cerca de 30.000, sencillamente porque eran judíos. Las SS y la policía apresaron a las víctimas de este inicial “destierro” interna con la expectativa de que una estancia en un campo de concentración apresurara la disposición de emigrar y disminuiría significancia al abandono de sus bienes.

Asombrado por el activo liderazgo de Heydrich en la disputa con oficiales del partido nazi y el estado alemán por abanderar “la solución a la cuestión judía”, Hermann Göring, la afamada segunda autoridad tras Hitler en este tema, permitió a Heydrich, el 24 de enero de 1939, a adelantar planes para un «remedio a la cuestión judía» en el Reich alemán.

Al comenzar la Alemania nazi su crecimiento militar, Reinhard Heydrich formó los agrupaciones de operaciones (Einsatzgruppen) de la Policía de Seguridad y el SD. Les encargó una variedad de tareas de protección: la incautación de edificios y documentación claves, la creación de operativos de inteligencia y el reconocimiento y la ejecución de oponentes reales y fingidos al régimen alemán.  (Ver también Einsatzgruppen)

Reinhard Heydrich

Los Einsatzkommandos (comandos de operaciones) se dirigieron en primera instancia a Austria tras su Anschluss (anexión), en marzo de 1938, y a los Sudetes después de su adhesión a inicios de octubre de ese año. Hallaron documentación e información de inteligencia y reconocieron y apresaron “enemigos”.

Camino al Holocausto

Al ser invadida Polonia por Alemania en 1939, seis Einsatzgruppen se desplazaron a ese país escoltando a las iniciales vanguardias de tropas y ejecutaron o reconocieron personas que estiman peligrosas, entre las que se encontraban miles de integrantes de la élite nacionalista y de la cultura polaca. Igualmente organizaron la aglomeración de las colectividades judías de Polonia en las más importantes ciudades para su “venidera eliminación”.

Con la ocupación de la Unión Soviética el 22 de junio de 1941, la Alemania nazi se aventuró en una contienda contra su adversario habitual en Europa: el comunismo soviético. Reinhard Heydrich pensaba que los judíos soviéticos constituían el “fundamento biológico” de la nación soviética.

Reinhard Heydrich

Por ello, dio instrucciones categóricas de que los cuatro Einsatzgruppen de la Policía de Seguridad y el SD que escoltaron a la milicia alemana dentro de la URSS, eliminaran físicamente a los judíos que tenían posiciones en el partido comunista soviético y en la nación soviética.

De hecho, y quizás atribuido a un convenio verbal antes de la invasión, los Einsatzgruppen ajusticiaron a gran parte de los judíos con edad de llevar armas desde que comenzó la ocupación. A inicios de agosto, tras la identificación de los judíos y su aglomeración en ghettos o cuarteles de detención, el equipo de los Einsatzgruppen organizó fuerzas mayores de las SS y la policía en operativos de ajusticiamiento de colectividades completas en la Unión Soviética.

El 31 de julio de 1941, Göring permitió a Heydrich organizar los recursos del Reich “para un remedio total al asunto judío en el área de dominio alemán en Europa”. Para este fin, Reinhard Heydrich debía proporcionar un esbozo con las disposiciones sugeridas “para llevar a cabo la anhelada solución final al asunto judío”.

Reinhard Heydrich

Durante los próximos seis meses, al tanto que la Policía de Seguridad regional y los comandantes del SD organizaban el  exterminio de los judíos soviéticos, los primeros convoyes repletos de judíos alemanes, austríacos y checos se movilizaban hacia el Este. Tenían como destino los campos de concentración en el llamado Comisariato del Reich para el Ostland (una región ocupada civilmente por Alemania constituida por los estados bálticos y gran parte de Bielorrusia).

Funcionarios de la Policía de Seguridad y el SD del Departamento IV B 4 de la RSHA prepararon las batidas dentro de Alemania con las oficinas de policía locales y el traslado en tren con el Ministerio de Transporte del Reich y los Ferrocarriles del Estado Alemán (Deutsche Reichsbahn). La Policía de Seguridad regional y los dirigentes del SD en el Comisariato del Reich para el Ostland encabezaron los operativos para su fusilamiento apenas arriban.

El 20 de enero de 1942, Reinhard Heydrich convidó a oficiales de alto grado de variados ministerios del Reich (inclusive el ministro de Relaciones Exteriores, de Justicia, del Interior y funcionarios de ocupación civil en el Gobierno General y el Comisariato del Reich para el Ostland) a una charla en una vivienda en Wannsee, en la frontera sudoeste de Berlín.

Reinhard Heydrich

En este discurso de Wannsee, exhibió planes, aprobados por el propio Hitler, para organizar un “remedio final a la cuestión judía” en toda Europa. Notificó a los asistentes que Hitler había aprobado la exterminación física de los judíos europeos y había encargado a las SS, particularmente a la RSHA bajo la dirección de Heydrich, para que prepararon la “política de la solución final”. Les persuadió de la necesidad de la implicación activa de sus oficinas para asegurar la consecución final del operativo. (Ver articulo Adolf Hitler)

Aún cuando planificaba los componentes de lo que sería la fachada exterminadora del Holocausto, Heydrich procuraba otras áreas en las que garantizar la supremacía de las SS en la Alemania nazi. Así Himmler como Heydrich anhelaban comprobar que las SS podían gestionar territorios dentro del Reich y fuera de él con más eficiencia que los oficiales civiles o militares, a quienes aguardaban sustituir con la élite de las SS tras el triunfo alemán.

Protector de Bohemia y Moravia

Luego de que la ocupación de la Unión Soviética instigaba a un movimiento de oposición comunista antes pasivo en Bohemia y Moravia a ejecutar acciones de sabotaje, Hitler removió al Protector del Reich Konstantin von Neurath y encargó a Heydrich como Protector del Reich a partir de septiembre de 1941. Lo primero que ordenó Heydrich fue una limitada ola de terror destinada a dirigentes de la resistencia reales y fingidos en suelo checo.

Para octubre y noviembre de 1941, juzgados especiales del Protectorado sentenciaron a pena de muerte a 342 individuos y “adjudicaron a la Gestapo” a otras 1.289. En noviembre, Reinhard Heydrich igualmente formó el campo-ghetto de Theresienstadt. Bajo su dirección, 14.000 judíos alemanes y austríacos y más de 20.000 judíos checos fueron extraditados de Theresienstadt al ghetto de Lodz, al Gobierno General y al Comisariato del Reich para el Ostland.

En su posición de Protector del Reich en funciones, Heydrich ensalzaba a obreros y granjeros checos, cuya potencial de producción era necesario para el empeño bélico alemán, con salarios y paquetes de ganancias semejantes a los de sus iguales alemanes. El producto de sus políticas fue la disminución en un 73% de los hechos de sabotaje en solo seis meses.

Las bárbaras prácticas de Heydrich a través de aquellos periodo le valieron obtener el apodo de «Carnicero de Praga». Para la primavera de 1942, la jerarquía germana podía enorgullecerse de la pacificación del Protectorado. Varios han conjeturado  que Heydrich quería, a posteriori, conseguir un cargo civil de alto nivel de reciente creación en el norte de Francia y Bélgica bajo invasión.

Reinhard Heydrich

Operación Antropoide

Reinhard Heydrich daba por seguro de que su proyecto de pacificación había tenido tan grande éxito que desconocía con osadía las disposiciones para su propia protección y se desplazaba por Praga en un vehículo descapotado. El 27 de mayo de 1942, durante un viaje de Heydrich por un sendero conocido con destino al aeropuerto para retornar al cuartel general de Hitler, dos espías checos en paracaídas lanzaron una granada de mano debajo de su auto.

Este operativo llegó a conocerse con el nombre código «Operación Antropoide». Ciertamente el mismo estallido no alcanzó a herirlo de muerte, los fragmentos de la granada en su pierna y la parte baja de su espalda provocaron una infección que le causó la muerte el 4 de junio de 1942.

Funeral

Tras un elaborado sepelio conmemorado en Praga el 7 de junio de 1942, el féretro de Heydrich fue llevado en tren hasta Berlín, donde fue celebrada una segunda ceremonia en la reciente Cancillería del Reich, el 9 de junio. A través la ceremonia, Himmler proclamó un elogio.

Reinhard Heydrich

 

Hitler compareció al acto y le impuso varias distinciones a Heydrich, incluyendo el rango más alto de la Orden germana, la medalla de la Orden de la Sangre, la Medalla de herido en oro y la Cruz al Mérito de Guerra de 1.ª Clase con espada,  reemplazandolas sobre el ataúd. Heydrich fue sepultado en el Invalidenfriedhof de Berlín, un camposanto militar

Personalidad de Reinhard Heydrich

Así como Hitler, Himmler también lloró el fallecimiento de este cruel ejecutor de la “solución final”. Hitler reseño a Heydrich como “uno de los más grandes nacionalsocialistas, uno de los más tenaces garantes de la noción del Reich alemán y uno de los sumos antagonistas de todos los enemigos de este Reich”.

Más adelante, Himmler alabaría la fidelidad de Reinhard Heydrich ante la élite de las SS unidas: “… con toda la dedicación que empleó en su Policía de Seguridad y su Oficina Principal de Seguridad del Reich, él podía examinar todo, primeramente, desde la perspectiva de todas las SS”.

Reinhard Heydrich

La RSHA que Heydrich formó y la práctica de la “solución final” que comenzó serían terriblemente eficaces tras su muerte. Los germanos y sus aliados del Eje aniquilaron a cerca de seis millones de judíos entre 1941 y 1945. Los dirigentes de las SS y la policía en la Polonia bajo invasión catalogaría un operativo de ajusticiamiento de 1,7 millones de judíos Operativo “Reinhard” en “respeto” al más bárbaro profesional del asesinato masivo.

Con una insondable disposición para servir al empeño nazi, Reinhard Heydrich vivía angustiado por vacilaciones personales que contrarrestaban su gran apetencia y varias de sus insensatos episodios amorosos. En contraste con muchos de los dirigentes nazis de alto grado, la apariencia física de Heydrich correspondía con el estereotipo ario: de gran  altura, de cabellera rubia, figura esbelta y atlética. Hasta su fallecimiento, prosiguió siendo un músico de talento, capaz de hacer llorar a sus rivales interpretando el violonchelo.

Era practicante de deportes y un piloto de aeronaves de intensa competitividad que, para la preocupación de la superioridad, persistía en realizar operaciones aéreas sobre Francia, Noruega y el sur de Rusia. Quizás lo más relevante para su carrera es que era un devoto al trabajo, de gran imaginación y energía, quien discernir las pretensiones tácitas de la superioridad y cómo convertir esas aterradoras percepciones en prácticas.

Frases

«Vamos a germanizar a las alimañas checas»

«Convertir a esta basura checa en alemanes debe dar paso a los métodos basados en el pensamiento racista»

 

https://www.youtube.com/watch?v=emqvkfB5-d0

 

Dejar Comentario