≡ Menu




Descubre todo sobre el avión P-61, sus antecedentes y más

El Northrop P-61 Black Widow, mejor conocido como la “Viuda Negra”, está constituido como el primer avión de origen estadounidense en ser diseñado para el combate nocturno. Tuvo una alta efectividad durante la Segunda Guerra Mundial y sirvió de gran ayuda para el apoyo de las fuerzas aliadas. Conoce más de su historia a continuación.

P-61

P-61

En nuestro artículo de hoy vamos a conocer un poco más sobre la historia y desarrollo de uno de los aviones más importantes que fueron utilizados en medio de los combates aéreos ocurridos en el marco de la Segunda Guerra Mundial como lo fue el Northrop P-61 Black Widow, mejor conocido en español como La Viuda Negra. Se constituyó como uno de los aparatos de mayor impacto en la época, especialmente por estar elaborado a base de metal.

El avión Northrop P-61 Black Widow se convirtió en el primer avión militar de origen estadounidense en ser diseñado específicamente para usar el radar en combate nocturno, algo que para el momento causó mucha impresión tomando en cuenta el alto requerimiento de las fuerzas aéreas del Ejército de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial.

Este particular avión, conocido ampliamente como el P-61, pasó a ser de manera rápida uno de los aparatos más importantes y exitosos del momento, entre otras cosas, por tratarse de un avión bimotor con dos colas completamente metálico. El aparato fue principalmente utilizado como un caza nocturno por parte de las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos en acontecimientos como el teatro europeo, la guerra del Pacífico y el frente del Mediterráneo durante la Segunda Guerra Mundial.

El avión Northrop P-61 Black Widow llegó al Mercado en uno de los momentos más trascendentales de la historia mundial. Su fabricación resultó oportunidad debido a que logró reemplazar a antiguos aviones de caza nocturnas que existían hasta ese momento y los cuales en su totalidad eran de origen británico y los mismos estaban preparados para incorporar el radar cuando éste estuvo disponible.

P-61

Este modelo de avión estuvo rodeado de atractivas características que hicieron posible que el aparato pasara a ser uno de los más importantes, no sólo de esa época sino en la historia universal de la aviación. Saltó a la fama por ser el primer avión diseñado para ser empleado como caza nocturna y éste pudo haber sido de gran ayuda para los ingleses en 1940, debido a que hubieran podido hacer frente de manera más efectiva a los ataques de la aviación alemana durante la Batalla de Inglaterra.

Prácticamente el avión Northrop P-61 Black Widow nació a partir de un acontecimiento ocurrido en el año 1940, fecha en la cual se suscitaron importantes hechos en Europa, donde los ataques de bombardeo nocturno ya empezaban a asumir proporciones significativas en temas de combates. Fue allí cuando el Cuerpo Aéreo de los Estados Unidos mostró la necesidad de fabricar o adquirir un caza nocturno especializado, petición que fue aprovechada por la compañía Northrop la cual ofreció un bimotor triplaza de doble fuselaje.

Entonces se podría decir con claridad que los trabajos de diseño y fabricación del avión modelo Northrop P-61 Black Widow comenzaron a partir del año 1940 y con el pasar del tiempo se convirtió en el primer aparato requerido desde un primer momento como caza nocturna. Algo que llamaba la atención de este particular avión era su tamaño, algo grande en comparación con los aparatos de la época. (Ver artículo: Eben Emael)

Antecedentes

Antes de comenzar a estudiar un poco la historia del avión Northrop P-61 Black Widow es importante detenernos brevemente para conocer cuáles fueron los antecedentes que llevaron a diseñar este atractivo aparato. Para eso nos vamos a trasladar hasta la Primera Guerra Mundial, donde para nadie es un secreto, los caza nocturnos no lograron tener una gran efectividad, limitando su existencia.

P-61

En la Primera Guerra Mundial, los aviones eran enviados en operaciones nocturnas y sus tripulaciones debían localizar los bombarderos y globos de observación mediante su propia agudeza visual. Luego de terminado el conflicto armado internacional, la mayoría de las empresas de aviación enfocaron sus esfuerzos en la necesidad de diseñar nuevos aparatos para objetivos más convencionales y dejaron en el olvido el desarrollo de sistemas empleados en los cazas nocturnos.

Los objetivos cambiaron cuando comenzó a tomar acogida la Segunda Guerra Mundial, especialmente después de que Adolf Hitler desplegó sus fuerzas contra Luxemburgo, Bélgica, Francia y Polonia, con poderosos ataques aéreos, logrando conquistar más de la mitad de Europa en poco tiempo. La mayoría de los primeros ataques ordenados por Hitler se realizaron de día, sin embargo, la situación comenzó a cambiar con el paso de los años.

En principio el plan de Hitler consistió en sorpresivos y apresurados bombardeos diurnos contra las fuerzas enemigas. Estos bombardeos provocaron bajas inaceptables en las filas de la Luftwaffe debido a que poderosa resistencia que mostraban los pilotos británicos. Para hacer frente a esta situación, Hitler comenzó a organizar una serie de ataques nocturnos sobre Londres, algo que llevó a los británicos a detectar su debilidad en bombardeos de noche, debido a que no contaban con la capacidad de respuesta.

La Real Fuerza Aérea Británica dejó en claro que no tenía cómo responder a los bombardeos nocturnos de Hitler, más allá de algunos aviones exitosos que eran eficaces durante el día pero en estaban lejos de ser un buen caza nocturno, como por ejemplo, los Supermarine Spitfires, Hawker Hurricanes y Bolton Paul Defiants.

P-61

El que mejor se comportaba para ese momento era el Hurricane, el cual parecía ser lo suficientemente capaz para cumplir el papel de caza nocturno, no obstante, la realidad era que este avión se trataba de un aparato moderno para una época ya pasada.

Como podemos notar, la gran debilidad que tenía Gran Bretaña para hacer frente a los bombardeos de sus fuerzas enemigas era la ausencia de aviones caza nocturnos, algo que ameritaba una solución inmediata y de carácter urgente. Estados Unidos no estaba alejada de estos conflictos internacional que ocurrían en Europa y se dedicaron a evaluar sus afectaciones y cómo podía actuar en el mismo.

Luego de varias observaciones realizadas por los Estados Unidos, especialmente a los bombardeos nocturnos que estaban ocurrieron en su momento en Europa, los llegó a diseñar un plan para hacer frente a estos ataques en caso de que la guerra llegara a pisar suelo estadounidense. Todo este escenario llevó a que la Fuerza Aérea del Ejército de los Estados Unidos se especializada en el desarrollo de plataformas para el combate nocturno.

Historia

En esta parte de nuestro artículo vamos a hablar un poco más al detalle sobre la interesante historia que se esconde detrás de uno de los aviones más recordados y exitosos usados durante la Segunda Guerra Mundial, especialmente por las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos como lo fue el avión modelo Northrop P-61 Black Widow, conocido en español como La Viuda Negra o simplemente bajo la designación P-61.

Este atractivo avión fue conocido finalmente como P-61 Black Widow y su diseño, desarrollo y fabricación estuvo bajo la responsabilidad de la reconocida compañía Northrop Aircraft de Hawthorne, ubicada en la Ciudad de Los Ángeles en California. La historia revela que este moderno aparato fue diseñado en el año 1941 y se terminó ese mismo año, específicamente el 21 de octubre.

Es importante recordar que para ese momento la compañía Northrop Aircraft estaba constituida como una de las más grandes y exitosas del mundo, aunque ciertamente esta empresa no era una recién llegada al campo de diseño de aeronaves, si fue una de las primeras en arriesgarse a fabricar aviones de la magnitud del Northrop P-61 Black Widow, algo que terminó de consolidar el éxito de la compañía norteamericana.

Desde un primer momento la directiva del Ejército de los Estados Unidos había insistido a los fabricantes de la compañía Northrop Aircraft la necesidad de que el avión a diseñar estuviese conformado por una tripulación apta para un total de tres personas, con máxima visibilidad en todas las direcciones y armamento instalado en torretas de accionamiento asistido. A partir de esa petición, la compañía comenzó a diseñar el ansiado avión.

Lo que se puede decir acerca de la historia de este avión Northrop P-61 Black Widow es que su modelo inicial contaba con una góndola central con dos largueros de cola y suficiente espacio para tres tripulantes en tándem, incluyendo al piloto, operador de radar por encima y detrás del piloto, un artillero en la parte posterior de la góndola central, quien estaba encargado de cubrir la parte trasera.

P-61

El diseño inicial del avión, además de constar con armamento instalado en torretas de accionamiento asistido, también preveía la instalación de un total de cuatro ametralladoras de 12.7 mm en torreta dorsal y una ventral con otras dos. Lo cierto es que a lo largo de su historia este avión tuvo que enfrentarse a muchos cambios físicos en cuanto a diseño y estructura hasta que finalmente fue presentado el modelo definitivo.

Hay quienes aseguran que el avión Northrop P-61 Black Widow tuvo que afrontar a lo largo de su historia al menos unos 76 cambios estructurales hasta que en el mes de diciembre del año 1941 recibió la designación XP-61 y se le entregó un contrato por dos prototipos el 11 de enero de ese mismo año, un pedido por 150 de serie en septiembre de 1941 y otros 410 ejemplares en febrero de 1942.

Fue precisamente en el año 1942, específicamente en el mes de mayo, cuando se registra el primer vuelo inicial de un ejemplar de Northrop P-61 Black Widow, vuelo que estuvo comandado por Vance Breese, ofreciendo un aspecto inusual para un caza. Este primer avión presentado llamaba la atención por muchas cosas, pero una de sus más significativas características era su gran superficie alar (61,53 m).

Prácticamente el avión Northrop P-61 Black Widow surgió motivado a los sucesos ocurridos en Europa, donde los ataques de bombardeo nocturno empezaban a ganar mayor fuerza en ese continente y en el resto del mundo, un escenario que llevó al Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos a elaborar un requerimiento general para la adquisición de un caza nocturno especializado.

P-61

En un primer momento la compañía Northrop ofreció un bimotor triplaza de doble fuselaje, con provisión para un radar aerotransportado de interceptación aún o desarrollado y con un fuerte armamento ofensivo. En ese entonces fueron encargados dos prototipos Northrop; por un lado el XP-61 (11 de enero de 1941) y los contratos de producción, totalizando 573 aparatos.

Recordemos que el primer prototipo de este avión realizó su primer vuelo el día 21 de mayo de 1942, sin embargo, para esa fecha Estados Unidos ya llevaba más de seis meses inmerso en la guerra, aunado a eso, tuvieron que esperar otros 18 meses más para que finalmente pudiese entrar en operación el avión P-61A Black Widow. (Ver artículo: Casa Pavlov)

Primer vuelo del P-61

La historia sitúa el año 1942 como la fecha en la cual ocurre el primer vuelo oficial de un modelo de avión XP-61, hecho que se produjo específicamente el día 21 de mayo de ese año. El vuelo fue piloteado por el reconocido piloto de pruebas Vance Breeze y resultó ser un gran éxito, especialmente desde el punto de vista de manejo de controles y respuestas del aparato, aún más sabiendo los innumerables retratos y problemas que presentó el proyecto de construcción del avión.

Si bien es cierto que este primer vuelo fue considerado exitoso en términos generales, no fue menos cierto que presentó algunas deficiencias físicas que fueron notorias por parte del equipo encargado de la construcción del avión P-61, por ejemplo, la ausencia de la torreta dorsal que había sido encargada a General Electric y la cual aún no estaba disponible.

P-61

Eso obligó a los ingenieros de la empresa Northrop (responsable de diseñar el avión P-61) a construir una réplica para de esta manera poder completar el fuselaje del avión y lograr los resultados que se esperaban desde un primer momento. Luego del primer vuelo, se tuvieron que realizar otras modificaciones en cuanto al diseño del avión, aunque éstas fueran relativamente pequeñas.

Entre las pequeñas modificaciones de diseño que se le realizaron al avión P-61 luego de su primer vuelo del 21 de mayo de 1942 estuvo la incorporación de un nuevo estabilizador horizontal, además de hacerle una completa revisión a los motores del aparato. Todos estos cambios provocaron que se retrasada aún más el programa de desarrollo, tomando en consideración que aún faltaba por instalar y comprobar el funcionamiento del radar en vuelo. (Ver artículo: Henri Giraud)

Historia operacional

En términos generales se podría considerar que el avión Northrop P-61 Black Widow tuvo una exitosa función y logró cumplir con cada uno de los objetivos para los cuales fue diseñado este aparato, al punto de llegar a ser descrito como un avión de caza nocturno bastante efectivo para la época. También es cierto que en algunos episodios de combate, este atractivo avión se tuvo que enfrentar a complicados momentos que pusieron en duda su efectiva y lo llevó a perder la valoración que muchos tenían acerca de este avión.

A pesar de que el avión Northrop P-61 Black Widow fue un caza nocturno bastante efectivo de términos generales, en el teatro europeo (Principal teatro de operaciones de la Segunda Guerra Mundial) no contó con buenas valoraciones por parte de los expertos, entre otras cosas, debido a que se le consideraba como un avión de poca velocidad y que estaba ampliamente vulnerable a los aviones rápidos de la Luftwaffe.

La historia operacional del avión Northrop P-61 Black Widow nos revela que en efecto este aparato tenía muchas deficiencias, sin embargo, cuando se comparaba con otros aviones, especialmente en términos de armamento, éste solía llevar la delantera con amplio margen de ganancia. En el armamento, el avión P-61 era considerado como un verdadero erizo artillado, al punto de que fue destinado a tareas de intercepción de las bombas volantes y ataques a nudos ferroviarios.

Si bien es cierto que en el teatro europeo el avión P-61 no logró obtener buenas valoraciones, no ocurrió lo mismo en su actuación en el teatro del Pacífico (Principal teatro de operaciones durante la Guerra del Pacífico), donde este modelo de avión logró tener un mejor historial, tanto así, que fue empleado para muchas de las operaciones aéreas de la época, dejando en evidencia la versatilidad con la que contaba este moderno aparato.

Durante su actuación en el teatro del Pacífico, el avión Northrop P-61 Black Widow logró derribar varios aviones nipones que recordemos eran muchos más lentos que sus pares alemanes en cuanto a misiones nocturnas, ataques a bases y buques y misiones de reconocimiento. Para nadie es un secreto que el modelo de avión P-61 presentó muchos problemas técnicos en sus primeros años de historia operacional.

Estos problemas técnicos presentados por el avión P-61 estuvieron relacionados principalmente con el armamento dorsal, sin embargo, estas dificultades técnicas fueron resueltas con las versiones posteriores que se crearon de este avión. Es importante destacar que este avión también tenía características de maniobrabilidad superiores en ataque a vuelo rasante, debido sobre todo a sus flaps ranurados y a sus alerones retráctiles.

P-61

De acuerdo a las valoraciones realizadas por los tripulantes del avión P-61, este moderno aparato poseía muchas características que lo hacían especial y altamente efectivo al momento de estar en operatividad. Por ejemplo, la mayoría de estas personas coinciden en decir que el avión Northrop P-61 Black Widow era un aparato letal en combate nocturno, siendo motivo de victoria en muchas ocasiones en las cuales fue empleado para hacer frente a las fuerzas enemigas durante la Segunda Guerra Mundial.

Es importante destacar que el avión P-61 también fue modificado para crear el avión de reconocimiento aéreo Northrop F-15 Reporter, avión de uso exclusivo de la Fuerza Aérea del Ejército de los Estados Unidos. En pocas palabras, podríamos decir que el Northrop P-61 Black Widow fue considerado como el mejor avión de combate nocturno con los que contó Estados Unidos durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial.

Vale la pena aclarar que este modelo de avión conocido popularmente como P-61 o la Viuda Negra no sólo obtuvo una alta participación para las fuerzas aéreas de los Estados Unidos, sino que también prestó operaciones a otros países del mundo como Birmania y China. Luego de concluida la Segunda Guerra Mundial, fueron cancelados todos los pedidos a la compañía Northrop y los aviones que lograron sobrevivir al conflicto fueron retirados en el año 1952.

Hoy en día, luego de transcurridos varios años desde el final de la Segunda Guerra Mundial aún es posible observar algunos ejemplares de aviones modelos Northrop P-61 Black Widow que lograron sobrevivir a los fuertes ataques del recordado conflicto armado internacional. La mayoría de estos aviones sobrevivientes se encuentran bajo resguardo en muchos museos del mundo, entre ellos, el Museo Dayton de Ohio, donde las personas tiene la oportunidad de conocer de cerca las características físicas y operativas de este avión. (Ver artículo: Schutzstaffel)

Problemas de construcción

La mayoría de los aviones que fueron fabricados para combatir en la Segunda Guerra Mundial presentaron infinidades de problemas durante su proceso de construcción y eso se debió principalmente a la rapidez con la cual fueron diseñados este tipo de aparatos. La realidad no fue distinta en el caso del avión Northrop P-61 Black Widow, un modelo que al igual que muchos otros presentó serios problemas a lo largo de su construcción, diseño y desarrollo.

A lo largo de nuestro artículo hemos destacado el hecho de que el avión Northrop P-61 Black Widow era considerado en términos generales como un aparato de excelentes condiciones, sin embargo, eso no lo llevó a escapar de una infinidad de problemas, relacionados en su gran mayoría con su producción. El avión presentó serios inconvenientes que impedían su producción en serie, algo que se traducía en negativo para la compañía y sus clientes.

Uno de los principales problemas relacionados con la construcción del avión Northrop P-61 Black Widow tenía que ver con el tanque principal para el combustible, que constaba de un acopio  a lo largo de las alas, en las góndolas de los motores, un aspecto que logró ser mejorado luego de la adopción de otros dos depósitos de 455 litros, además de la posibilidad de depósitos lanzables bajo las altas de una capacidad de 1.173 litros.

Durante la historia del avión P-61 fueron diseñados diferentes versiones del modelo inicial, sin embargo, cada uno de esos modelos presentaron algún problema en específico, por ejemplo, en el caso de los modelos tardíos de P-61A, éstos incorporaron motores refrigerados de agua y un sistema especial que era activado en situaciones de emergencia. No obstante tenían serios problemas.

P-61

El principal problema que presentó la versión P-61A era un fallo en el plexiglás de la cola, el cual por lo general se rompía durante los descensos que realizaba el avión a altas velocidades. Ante ese problema, el cono de cola tuvo que ser reforzado mediante el reemplazo de las barras de aleación de magnesio que llevaban los prototipos con las más convencionales barras de aleación de aluminio.

A pesar de estos problemas y otras dificultades que pudo presentar el proceso de construcción del avión Northrop P-61 Black Widow, este aparato no dejó en ningún momento de representar una gran innovación y éxito para las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos, principal país que los usó y que sirvió de gran ayuda en importantes combates en el marco de la Segunda Guerra Mundial.

Este avión también tenía muchas cualidades y una de ellas era que el P-61 contaba con la capacidad de realizar vuelos en completa oscuridad, un aspecto que le aportaba algo de ventaja a este particular modelo. También el avión era ayudado por los sistemas de a bordo, ventaja que lo llevaba a alcanzar su objetivo para entregar a la tripulación enemiga sus últimos minutos de vida.

Se trató de un avión que se mantuvo en funcionamiento durante largos años de servicio, especialmente durante la Segunda Guerra Mundial, aunque después continuó prestando operaciones después del conflicto armado, específicamente hasta el año 1952 cuando es retirado. Constituye uno de los aparatos más exitosos construidos por la empresa Northrop, posicionando a dicha compañía entre las mejores del siglo XX. (Ver artículo: Reinhard Heydrich)

P-61

Versiones del P-61

En esta oportunidad vamos a conocer cuáles fueron las principales versiones diseñadas del avión P-61, considerado como el primer avión de origen estadounidense en ser diseñado integralmente para el combate nocturno.

A lo largo de los años se crearon muchas versiones interesantes de este moderno avión, resultando una más exitosa que otra pero con las características de que todos presentaban algún cambio positivo que aportaba un nivel de efectividad mucho más amplio a este tipo de aparatos diseñados por la compañía de aviación Northrop, propiedad de Jack Northrop.

Una de las primeras versiones en ser producidas fue el modelo P-61A  el cual salió de la cadena de montaje en el mes de octubre del año 1943. A diferencia de los diseños XP-61 y el YP-61, que recordemos estaban pintados en color negro mate, los primeros P-61A fueron pintados de otro color diferente, específicamente con un camuflaje verde oliva y sólo los primeros 37 aviones de este diseño fueron equipados con la torreta dorsal.

Una de las principales ventajas con las que contaron algunos modelos de aviones P-61A  fue la incorporación de motores refrigerados con agua y apoyados con el sistema WEP, un sistema que podía ser activado en caso de presentarse situaciones de emergencia. Tiempo después este tipo de avión cambió su color, pasando a un tono negro brillante, razón que lo llevó a recibir en apodo de la “Viuda Negra”.

P-61

Luego surgió una nueva versión y fue el avión P-61B, el cual prácticamente era el mismo que la versión anterior, sin embargo, éste incluía pequeñas modificaciones en su diseño, por ejemplo, se le agregó el más avanzado radar SCR-720p AL, las góndolas de los motores eran 8 pulgadas (200 centímetros), es decir, más largas que el modelo anterior. El radomo de esta versión también era más largo.

En la versión P-61B, las compuertas de las habías del tren de aterrizaje también sufrieron modificaciones. En esta ocasión cambió de sistema hidráulico, el cual causaba muchos problemas, a un sistema mecánico que resultó ser mucho más eficiente. También se aumentó el tamaño de las compuertas.

Algo atractivo que se le incluyó a la versión P-61B fueron los binoculares de visión nocturnas, esto con la finalidad de permitir volar el aparato en completa oscuridad, es decir, no había necesidad de luz natural para observar los objetivos a atacar, algo que resultó altamente positivo para la época. También se le añadió un sistema de alerta APS-13 en la cola y cuatro pilones bajo las alas para tanques de combustible.

Ciertamente ambos diseños, tanto el P-61A y P-61C, resultaron altamente eficientes en sus operaciones, sin embargo, continuaron presentaron ciertas deficiencias las cuales pudieron ser observadas durante el combate en los que tuvieron participación ambos aviones. Estas deficiencias fueron resultas en el nuevo modelo, P-61C, un desarrollo de modelo que se llevó de manera muy lenta debido a que para ese entonces el XB-35 (otro modelo de la compañía Northrop), tenía la prioridad.

P-61

La mayor parte de producción y diseño de este nuevo modelo corrió bajo la responsabilidad de la empresa Goodyear, una compañía subcontratada por Northrop para llevar adelante la fabricación de ciertos componentes del P-61. Como dato curioso podemos decir que la primera producción del modelo P-61C no salió de la cadena de producción a principios de 1945.

Este modelo tenía muchas cualidades a su favor que fueron modificadas con el pasar de los años. Por ejemplo, el avión P-61C contaba con una velocidad máxima de hasta 430 mph a 30 mil pies de altura, lo que permitía que este modelo de aparato pudiese ascender a una altitud de 30 mil pies en menos de 15 minutos. Esta aeronave también fue equipada con aerofrenos perforados para evitar que por su velocidad pudiese sobrepasar los objetivos a derribar.

Es importante destacar que este modelo, el P-61C no logró entrar en combate en la Segunda Guerra Mundial debido a que la Fuerza Aérea del Ejército de los Estados Unidos terminó por aceptar el primer modelo en julio de 1945, fecha para la cual el conflicto internacional ya había terminado. Por ello se dice que el servicio militar de esta versión fue verdaderamente corta, siendo desechados la mayoría de los aviones fabricados. (Ver artículo: Fall Gelb)

Dejar Comentario