≡ Menu




Descubre todo lo relacionado con el P-51 Mustang

El avión P-51 Mustang surgió de la necesidad de fabricar un aparato que fuese capaz de hacer frente a la poderosa Alemania Nazi de Hitler en la Segunda Guerra Mundial. Se fabricó en un tiempo records y se convirtió rápidamente en un símbolo de victoria de las fuerzas aliadas. Conoce más de su historia y actuación en el siguiente artículo.

P-51 Mustang

P-51 Mustang

En nuestro artículo de hoy vamos a estar conociendo un poco sobre la historia, diseño y desarrollo de uno de los modelos de aviones más populares durante la Segunda Guerra Mundial como lo fue el North American Aviation P-51 Mustang, considerado como un caza y cazabombardero empleado por las fuerzas aéreas de los Estados Unidos. El avión P-51 Mustang se podría decir que fue un aparato de largo alcance que generó muy buenos resultados en su actuación.

Para nadie es un secreto que los Estados Unidos fue uno de los países del mundo que más esfuerzo realizó por tener equipos altamente eficientes para lo que significó la Segunda Guerra Mundial, pero más que todo su esfuerzo se enfocó en crear atractivos aviones y fusiles con los que se pudiesen defender y atacar. Uno de estos modelos exitosos fue precisamente el P-51 Mustang.

El avión P-51 Mustang se caracterizó desde sus primeros años de construcción por ser un aparato exclusivo de caza y cazabombardero monomotor de largo alcance y su principal operador fue Estados Unidos a través de las Fuerzas Aéreas del Ejército durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial al igual que en la Guerra de Corea, conflicto donde también tuvo una destacada participación.

Es importante aclarar que este avión P-51 Mustang logró operar en muchos países y conflictos internacionales, sin embargo, su mayor acogida la obtuvo en la Segunda Guerra Mundial, acontecimiento que lo llevó a tener la alta popularidad alrededor del mundo. Esta atractiva avioneta fue diseñada en el año 1940 por parte de la compañía North American Aviation (NAA) luego de un requerimiento realizado por la Comisión de Adquisiciones de Gran Bretaña.

P-51 Mustang

Los primeros pasos para fabricar el avión P-51 Mustang se dan cuando la Comisión de Adquisiciones de Gran Bretaña decide tener un acercamiento directo con la compañía North American Aviation para construir cazas Curtiss P-40 bajo licencia para la Real Fuerza Aérea británica. Sin embargo la empresa prefirió construir un caza mucho más moderno, en vez de irse por un diseño antiguo de otra compañía.

Fue así como el 9 de septiembre del año 1940 se puso en marcha el prototipo NA-73X, específicamente cuando habían transcurrido más de cien días desde la firma del contrato. Este moderno avión de caza logró volar por primera vez el 25 de octubre de ese mismo año, fecha que se marca como el inicio de una larga e interesante historia que ha rodeado a este avión desde el primer momento de su fabricación.

A lo largo de los años el avión P-51 Mustang ha tenido diferentes versiones y cambios significativos, sin embargo, se podría decir que su versión definitiva fue el P-51D, una propuesta que fue promovida por el Packard V-1650-7 y que estuvo caracterizada por tener un motor Rolls-Royce Merlín 66 sobrealimentado por dos velocidades y armado con seis ametralladoras de calibre 50 Browning M2/AN.

El avión P-51 Mustang a través de sus diferentes versiones obtuvo una alta participación en importantes conflictos armados internacionales. Desde finales del año 1943 este modelo de avión fue utilizado por la USAAF con la intención de escoltar a los bombardeos en incursiones sobre Alemania, mientras que la Segunda Fuerza Aérea Táctica de la RAF y la Novena Fuerza Aérea de la USAAF fueron usados como cazabombarderos.

P-51 Mustang

La historia también revela que el avión P-51 Mustang tuvo participación importante en las fuerzas aéreas aliadas en los teatros del norte de África, Mediterráneo, Italia y el Pacífico. Su máxima participación la obtuvo en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial donde sus pilotos lograron destruir más de cuatro mil aviones de las fuerzas enemigas. (Ver artículo: Operación azul)

Antecedentes

Para poder entrar a conocer la historia del avión P-51 Mustang es necesario realizar una breve parada para averiguar los antecedentes que llevaron a la fabricación de este popular y exitoso aparato por parte de la compañía North American Aviation. Uno de los principales objetivos de la Campaña de Bombardeos Estratégicos aliada era bombardear las ciudades e instalaciones industriales.

Por momentos la campaña de bombardeos tuvo que enfrentarse a varios problemas, pero uno de los más preocupantes fue que los grupos de bombarderos que se adentraba en territorio hostil carecían de muchas deficiencias, especialmente por la cantidad de bajas y pérdidas frente a los aviones de la Luftwaffe. Otro factor en contra era que los aviones aliados de la época no podían acompañar a los bombardeos por su baja autonomía, lo que los dejaba en pocas palabras indefensos.

Tomando en cuenta todo ese escenario se vio la necesidad principal de llevar a cabo la fabricación de un avión que tuviese un mayor alcance y que pudiera sobretodo apoyar en mejores condiciones a los bombarderos y fue así como comenzó a surgir el famoso P-51 Mustang y se sitúa el año 1940 como el inicio de la historia para este modelo de avión.

Para ese año ya el mando británico había procedido a solicitar de manera formal a los estadounidense la necesidad urgente de producir un caza que fuese mucho más capaz y ante esa solicitud la respuesta fue prácticamente inmediata, presentando así el Curtiss P-40 Warhawk, aunque posteriormente surgió la necesidad de crear un diseño más potente, naciendo el prototipo X SB2U-1

Historia

En esta parte de nuestro artículo vamos a conocer brevemente sobre la historia que se esconde detrás de uno de los aviones más populares de la Segunda Guerra Mundial como lo fue el P-51 Mustang, usado principalmente por las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos. Se consolidó desde su fabricación como uno de los aviones de caza más emblemáticos de la contienda internacional.

La historia del avión P-51 Mustang resulta bastante interesante conocerla, debido principalmente a las particulares características que hicieron de este aparato uno de los más importantes, por no decir el más famoso caza de los Estados Unidos de la Segunda Guerra Mundial. La historia para este modelo de avión comienza a partir del año 1940.

Fue en esa fecha cuando una comisión británica se encontraba ansiosa por encontrar cazas en los Estados Unidos con los que pudieran hacer frente a las fuerzas enemigas, especialmente las alemanas. En un primer intentó encontraron el P-40, sin embargo, Curtiss el gran fabricante aeronáutico no podía satisfacer sus requerimientos debido a que para ese momento la producción de la empresa estaba en su punto máximo.

P-51 Mustang

En ese intento de buscar otra compañía que lograra cubrir su necesidad de encontrar cazas en los Estados Unidos fue que dieron con la existencia de la afamada empresa North American con la intención de buscar compañías que pudieran fabricarles más P-40. La sorpresa fue que los diseñadores de la nombrada empresa convencieron al entonces presidente de la compañía, James Kindleberger, de que podían diseñar un nuevo caza, diferente a los modelos existentes hasta ese entonces.

Luego la comisión británica sostuvo un encuentro con representantes de la empresa North American y en ella aceptaron la propuesta de diseñar un nuevo modelo caza. Para ese entonces hubo una condición y fue que el proyecto de diseño se terminará en máximo 120 días. Sin duda alguna se trataba de una meta difícil de alcanzar, sin embargo, en ese breve tiempo los diseñadores pudieron presentar y fabricar el prototipo del mejor caza del ejército norteamericano.

El avión P-51 Mustang logró estar listo en su totalidad en 102 días, es decir, en un menor tiempo que el planteado por la comisión británica. No obstante el avión tuvo que esperar un tiempo extra debido a que Allison aún no había realizado la entrega del motor. Las características técnicas y su rendimiento alcanzaron cotas sobresalientes.

En ese corto tiempo los diseñadores lograron fabricar un avión atractivo y moderno. Se trataba de un avión, que con el pasar de los años y sus notables modificaciones, logró destacar en el mercado por muchas razones, principalmente su velocidad, capacidad de aceleración, maniobrabilidad y la sencillez de manejo. También este diseño de avión contaba con una de las estructuras más sólidas entre todos los de caza que participaron en la Segunda Guerra Mundial.

P-51 Mustang

La producción del avión P-51 Mustang comenzó de manera inmediata luego de la aprobación por parte de la comisión británica. En un primer momento la Real Fuerza Aérea Británica (RAF) usó el avión para apoyo técnico debido a que su modesto motor Allison V.1710-39 no estaba considerado como muy bueno, aunque en ese entonces el equipo de desarrollo de Rolls Royce propuso remotorizar el aparato.

Luego de esa propuesta un total de cuatro aviones P-51 Mustang fueron reequipados y probados. De manera general la evaluación fue exitosa y dejó resultados realmente buenos, los cuales de forma inmediata fueron puestos en producción. En términos general este modelo de avión resultó ser del agrado de todos, además de que eran bastante rápido, maniobrables y estaban bien armado, pero lo mejor de todo, tenían muy buen alcance. (Ver artículo: HMS Repulse)

Historial operativo

No fue en vano que el avión P-51 Mustang fue considerado como uno de los más importantes y exitosos en la historia mundial, especialmente por su destacada actuación en la Segunda Guerra Mundial. Es por ello que en esta parte de nuestro artículo queremos hablar con poco más acerca de la historia operacional que tuvo este aparato fabricado en el año 1940 por parte de la compañía North American Aviation.

Se podría decir que la historia operacional del Mustang inicia prácticamente con los aparatos británicos que tuvieron intervención en el raid de Dieppe. Recordemos que en un primer momento los estadounidenses no fueron lo suficientemente rápidos para usar este tipo de aviones llamados Mustang, los primeros ejemplares en ser adoptados pertenecían a la versión de bombardeo A-36 Apache.

P-51 Mustang

Tiempo después comenzó la inclusión de algunos modelos P-51A para operaciones en China y la India. Para ese entonces el modelo era considerado todavía como un caza marginal, hasta que llegó la vertiente P-51B que cambió por completo las expectativas al contar con un motor Merlín altamente potente. Allí se planteó reequipar todos los escuadrones de caza con el Mustang, lo que casi se logró al final de la guerra.

Se conoce ampliamente que los primeros Apaches en aparecer lo hicieron sobre Túnez, no obstante, la mejor maquinaria de estos aviones se tenía reservada para que apareciera en la lucha en Europa, donde su largo alcance le permitía escoltar a los bombarderos de la octava Fuerza Aérea hasta el mismo Berlín. La estocada final la darían con la llegada del P-51 Mustang, avion que dio la victoria contra el Mando de Defensa Aéreo alemán.

Recordemos que para ese entonces el Mando de Defensa Aéreo alemán se había ido por el uso de los cazas pesados, armados con armamento de cañones y cohetes para así lograr detener a los bien protegidos B-17 y B-24 y reservaron su mejores unidades de cazas ligeros a la campaña en la Unión Soviética. Cuando los Mustang aparecieron sobre el Reich lograron arrasar con los pesados Me 110 y Me 410 quedando en una superioridad de 10 a 1 contra los entonces Bf 109 y Fw 190.

Es importante destacar que cuando el avión P-51 Mustang logró llegar al Pacífico ya resultó demasiado tarde, hacía el año 1944. Ya para ese momento el poderío aéreo nipón había sido quebrado, sin embargo, resultaba un avión perfecto para la escolta de los B-29 que bombardearon Japón. Precisamente se cree que fue en el Pacífico donde el Mustang vio su última participación en Guerra.

P-51 Mustang

En países como Corea se usó el P-51 Mustang ya no como un caza sino más bien como un avión de apoyo técnico en el que permaneció a lo largo de toda la guerra, destruyendo los blindados de Corea del Norte. Recordemos que para ese entonces estos aviones no fueron usados como caza por la sencilla razón de que ese rol ya lo cumplían los reactores.

El avión P-51 Mustang también tuvo una alta operatividad en los Estados Unidos, país donde sirvió con la Guardia Aérea Nacional y logró ser exportado profusamente. Su alta exportación permitió que los aviones de este modelo llegaran a usarse en muchas fuerzas aéreas de todos los continentes del mundo, de hecho, uno de los últimos ejemplares en combatir fueron los salvadoreños y hondureños durante la Guerra del Fútbol en el año 1969.

En República Dominicana también se registró una de las últimas actuaciones de los aviones P-51 Mustang. Se cree que fue en ese país donde sirvieron los últimos aparatos en una Fuerza Aérea cerca de la década de los 60. Hoy en día continúan existiendo muchos modelos de aviones P-51 Mustang, sin embargo, la mayoría de ellos están en manos privadas.

Operadores

Durante toda su nutrida y extensa historia, los aviones P-51 Mustang y cada una de sus diferentes variantes lograron operar en muchos países del mundo, tanto así, que se cree que en cada uno de los continentes hubo presencia y servicio de este tipo de aviones fabricados por la compañía North American Aviation en el año 1940. En esta parte de nuestro artículo vamos a conocer los principales países donde hubo actuación de los aviones P-51 Mustang y en qué hechos participaron.

Uno de los países principales en hacer usos de este modelo de aviones fue precisamente los Estados Unidos, nación donde fueron utilizados por parte de la Fuerza Aérea del Ejército de los Estados Unidos durante el desarrollo de dos importantes conflictos como lo fueron la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea. Los modelos de aviones usados en Norteamérica fueron P-51B P-51 C y P-51D

En los mismos conflictos internacionales, la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea, estos aviones fueron usados por la Real Fuerza Aérea Australiana, específicamente los modelos P-51 D y P-51 K. Actualmente retirados de toda actuación militar de ese país. Bolivia también tuvo existencia en su territorio de este modelo de aviones, sin embargo no actuaron en ninguna operación y se retiraron en el año 1978.

Por su parte Canadá los usó en el marco de la Segunda Guerra Mundial, mientras que Taipéi de China hizo empleo de los aviones P-51 Mustang durante el transcurso de la Guerra Civil, siendo retirados por completo en el año 1956. Costa Rica no los usó en temas operacionales, sin embargo si tuvo presencia en su territorio de este tipo de aviones, los cuales fueron retirados en el año 1964.

Cuba y República Dominicana también forman parte de la lista de países donde operaron aviones P-51 Mustang y en el caso de El Salvador, este tipo de aviones fueron usados para enfrentamientos durante la popular Guerra de Fútbol, específicamente los modelos Cavalier Mustang. Francia, Alemania Nazi, Guatemala, Haití, Indonesia, Israel, Italia, Japón, Holanda, Nicaragua, Nueva Zelanda, Filipinas y China fueron otros de los países que sirvieron de operadores.

P-51 Mustang

En el desarrollo de la Guerra de Corea también este tipo de aviones prestó operación a países como Somalia y Sudáfrica mientras que en el caso del Reino Unido los aviones actuaron en el marco de la Segunda Guerra Mundial, específicamente modelos como P-51 A P-51 B P-51 C y P-51 D.

Diseño y desarrollo

En la primera parte de nuestro artículo pudimos conocer un poco más sobre la historia del avión P-51 Mustang y algunas de sus más destacadas características en cuanto a diseño se refiere. Ahora en esta oportunidad nos corresponde hacer una parada para conocer más sobre el diseño y desarrollo de este recordado aparato, considerado como el más importante caza fabricado en los Estados Unidos, además de ser uno de los más exitosos durante la Segunda Guerra Mundial.

El diseño del avión P-51 Mustang se podría decir que comenzó en el año 1940, específicamente en el mes de abril, cuando se creó la Comisión de Adquisiciones de Gran Bretaña, una comisión que se reunión con representantes de la compañía North American Aviation (NAA) con la finalidad de que se creara para la Real Fuerza Aérea Británica (RAF), un caza norteamericano, en ese entonces sería el Curtiss P-40.

Para nadie es un secreto que en ese momento el P-40 estaba considerado como un caza de segunda categoría. Tomando en cuenta esa situación, la empresa North American Aviation no dudo en ningún momento en proponer la idea de construir un nuevo caza que fuese realmente de primera categoría y que lo haría con todo el gusto para la Gran Bretaña.

P-51 Mustang

La comisión británica aceptó la propuesta y la compañía se comprometió en tener listo el diseño del avión en el tiempo aproximado de cuatro meses, algo que significaba un gran reto para la compañía. La empresa pudo cumplir con su palabra y fue así como el NA-73X logró estar listo en un lapso de 102 días, sin embargo, la compañía Allison quien era la encargada de proveer el motor V-1710 de 1150 hp, se atrasó 20 días en la entrega del mismo.

Transcurrieron esos 20 días y finalmente el 28 de octubre del año 1940 se realizó el primer vuelo del elegante avión diseñado por la compañía North American Aviation (NAA). El encargado de probar el aparato diseñado fue el piloto de pruebas Vance Breese. Este primer diseño del NA-73X fue diseñado por un equipo que estuvo liderado por el destacado ingeniero Edgar Schmued.

Ese ingeniero se caracterizó por seguir la práctica convencional de la época, sin embargo, la fabricación de este nuevo caza incluía varias características nuevas, entre ellas, se consideraba como una máquina de superficie totalmente metálica, parecido al Messerschmitt, sin embargo, éste era mucho más grande, parecido en tamaño al antiguo Hawker Hurricane.

Este primer diseño presentado por la compañía North American Aviation tenía muchas características que lo hacían atractivo y moderno a la vez. La línea aerodinámica era mucho más moderna que la de cualquier otro avión de la época, también tenía alas de perfil laminar con la parte más gruesa mucho más atrás de lo acostumbrado. El NA-73X también estaba considerado como mucho más largo que el Bf 109, para poder llevar más combustible, más que cualquier otro caza europeo monomotor de la época.

P-51 Mustang

La virtud de poder llevar más combustible que los demás aviones de la época significaba algo muy importante y era que su máquina fuese no sólo más grande sino más pesada, por lo que se pensó en algún momento que este diseño de avión podía haber sido incómodo e ineficaz, sin embargo, la realidad en la práctica fue todo lo contrario a lo imaginado.

Breese, el primer piloto encargado de volar el avión de caza diseñado por North American Aviation descubrió que en la práctica este avión llevaba la ventaja absoluta ante los demás aviones de la época. En esa oportunidad alcanzó una velocidad promedio de 615 kilómetros por hora y a pesar de que su armamento no era devastador, sí cumplía con su propósito: Tenía cuatro ametralladoras de 7,7 mm en las alas y dos ametralladoras de 12,7 mm en el fuselaje.

Como se puede notar, el diseño del avión P-51 Mustang siempre fue interesante y exitoso desde su primer momento de ser fabricado, no obstante, durante su desarrollo y operatividad, también tuvo ciertas fallas que llevaron al fracaso temporal del aparato. Por el ejemplo una de las más grandes fallas se originó en el quinto vuelo que hacía el avión.

El encargado de hacer ese quinto vuelo fue Paul Balfour, quien cometió un grave error en la distribución del combustible del aparato lo que provocó que el motor fallara en un momento determinante: El avión quedó destruido luego de realizar un aterrizaje de manera forzosa, sin embargo, el incidente apenas revistió importancia.

Más allá de ese error, el desarrollo del avión P-51 Mustang continuó teniendo éxito en el mundo. La Real Fuerza Aérea Británica (RAF) realizó un primer pedido de 320 aviones y poco tiempo después realizó otro pedido de 300 nuevos aviones. El primer Mustang I llegó a Liverpool en el año 1941 el 25 de octubre. Desde que comenzó a hacer usado por la RAF, se comprobó que este avión, a plena carga militar, alcanzaba los 603 kilómetros por hora.

Para ese momento el único gran inconveniente que presentaban los aviones P-51 Mustang era que la potencia del motor fabricado por Allison decaía  de forma rápida a medida que el aparato trepaba, es decir, por encima de los 4500 m era apenas algo mejor que un Curtiss P—40 con motor Allison, sin embargo por debajo de esa altura solía ser un verdadero campeón.

El desarrollo y crecimiento que logró tener el avión P-51 Mustang resultó realmente impresionante e incluso sorpresivo para muchos. Ya para el año 1942, poco tiempo después de su fabricación, este avión ya prestaba servicios al Mando de Cooperación del Ejército y la Real Fuerza Aérea del Canadá y ese mismo año algunos Mustang alcanzaron objetivos situados en el canal Dortmund-Ems, convirtiéndose en el primer monomotor británico en volar sobre Alemania en la Segunda Guerra Mundial. (Ver artículo: Louis Ferdinand Céline)

Motor

Una de las pocas desventajas o dificultades que se relacionaron con el diseño del avión P-51 Mustang tuvo que ver precisamente con el motor del aparato. Es importante recordar que la empresa North American Aviation (NAA) se comprometió desde un primer momento en fabricar el avión en tiempo máximo de 120 días, incluso lo logró tener listo en apenas 102 días, sin embargo, cuando ya lo tenían fabricado, se presentó el primer inconveniente y fue el motor del avión.

P-51 Mustang

La compañía que se iba a encargar de proveer el motor para el avión P-51 Mustang era Allison, una empresa que se había comprometido en hacer entrega de un motor V-1710 de 1150 hp, sin embargo, la compañía no pudo cumplir su palabra y se atrasó 20 días en la entrega final del motor para el avión, lo que evidentemente también retrasó la puesta en marcha del avión P-51 Mustang, aparato que realizó su primer vuelo el 28 de octubre de 1940.

Una vez que estuvo listo el avión P-51 Mustang comenzó a utilizarse por parte de la  Real Fuerza Aérea Británica, no obstante, se usó principalmente como un avión de apoyo técnico tomando en cuenta su modesto motor Allison V-1710-39 el cual no era muy bueno de acuerdo al análisis de expertos. En ese momento el equipo de desarrollo de Rolls Royce propuso remotorizar el aparato.

Llama poderosamente la atención que a nadie se le ocurrió la brillante idea desde el primer momento o en el peor de los casos desde las primeras pruebas británicas de 1941, la necesidad de instalar un motor Merlín para grandes altitudes en esta soberbia estructura aérea. Fue en el año 1942, cuando ya habían transcurrido varios años desde la puesta en marcha del avión, cuando a alguien se le ocurre la idea de proponer un cambio de motor.

La idea se le ocurrió a Ron Harker, considerado como uno de los grandes pilotos de pruebas de la Rolls-Royce, quien en el año 1942 realizó un vuelo en un avión Mustang y desde ese primer momento no dudó en recomendar a través de un escrito la necesidad de cambiar el motor del avión por un Rolls-Royce Merlín 61. Para ese año, específicamente el 13 de octubre, la Rolls ya había puesto en marcha un Merlín modificado.

P-51 Mustang

Sin embargo la North American Aviation no puso instalar ese motor al avión P-51 Mustang debido a que para ese año (1941) ya había diseñado el P-51B, un aparato que presentaba grandes numerosas mejoras sobre el modelo original, dicho modelo ya tenía planificada la instalación de un motor Packard V-1650-7 optimizado. El primer avión de este tipo voló el 30 de noviembre de 1942.

Este avión con el nuevo motor e identificado como el XP-51B tenía muchas características que lo hacían especial y altamente atractivo. Podemos destacar sus mejores líneas y una nueva hélice con cuatro palas anchas con la intención de mejorar el rendimiento a grandes alturas. También se le eliminó la entrada del carburador encima del motor, aunque reapareció por debajo más grande.

Este nuevo modelo también sobresalió debido a que se ensanchó el radiador y se agregó un refrigerador en el mismo conducto. En términos generales se podría decir que el aparato fue reforzado en su totalidad, llegando a alcanzar una velocidad por encima de los 710 kilómetros por hora a nueve mil metros de altitud. En las primeras pruebas, este modelo logró comportarse de una manera única y exitosa, aunque ciertamente diferente.

P-51 Mustang

Recordemos que los Mustang originales, es decir, los que se fabricaron en un primer momento, se caracterizaban especialmente por combatir en toda Europa, éstos eran suaves y flexibles. Todo lo contrario ocurrió con los nuevos modelos, los cuales parecían más a un coche de carreras por su alta velocidad al momento de volar, lo que requería de mucha más atención por parte del piloto, además que éstos hacían mucho más ruido en la cabina. (Ver artículo: Chester Nimitz)

Variantes

A lo largo de su historia y desarrollo, el avión P-51 Mustang ha sobresalido por ser una de las mejores creaciones realizadas con el fin de actuar en la Segunda Guerra Mundial y su diseño original sirvió de guía para la fabricación de una considerable cantidad de variantes y modelos que fueron usados en muchos países del mundo y para diversos motivos. En esta parte vamos a conocer las principales variantes del P-51 Mustang.

Lo primero que debemos aclarar es que el prototipo voló originalmente con un motor Rolls Royce Kestrel el cual tenía una potencia de 477 kW con frenos de picada a lo largo de toda el ala y con doble timón de dirección. Una de las primeras variantes que fueron creadas se conoció bajo la terminología de Mustang Mk I NA-73 y Mustang Mk I NA-83.

Mustang Mk I NA-73 y Mustang Mk I NA-83 se consideran como una  de las primeras variantes creadas. Esta fue sin duda la primera versión en producción masiva y todos los aviones fabricados estuvieron dirigidos a la RAF, con motor V-1710-F3R, cuatro ametralladoras de 0.5´´ y cuatro de 0.303´´, dos de ellas en el morro. Vale la pena mencionar que una gran parte de estos aparatos resultan transformados en aviones de reconocimiento.

Otra de las variantes exitosas de este tipo de aviones fue Mustang Mk IA, descrita como la segunda versión británica. Este modelo resaltaba por muchos aspectos, pero principalmente por tener armamento de cuatro cañones de 20 mm, inadecuado como caza y fue utilizado como un avión de ataque. Luego surgió la variante P-51 (NA-91), una versión construida en Inglewood, California.

De esa variante, 93 aviones fabricados fueron enviados al Reino Unido bajo el Acuerdo de Préstamo-Arriendo y fueron operados principalmente por parte de la RAF. Luego vino la versión P-51ª-NA (NA-99), construido también en California y 50 de ellos fueron enviados bajo el Acuerdo de Préstamo-Arriendo a la RAF, de un total de 310 aviones construidos.

También es importante nombrar el A-36A, llamada como la primera versión del Mustang en servir en la USAAF, un bombardero de picada, con frenos de picada y soportes para dos bombas de 500 Lbs. Tiempo después surgió la variante P-51B, descrita como la primera versión de caza en la USAAF y que llamó la atención por tener un nuevo motor Allison V-1650-3 y cuatro ametralladoras.

P-51 Mustang

Poco después nació lo que sería la versión definitiva llamada P-51D, esta variante tuvo ciertas características que lo hicieron aún más interesante. Por ejemplo tenía una cabina en forma de gota, con armas agrandadas a seis ametralladoras en ambas alas, fuselaje en la zona trasera recortado, además de tener un nuevo motor Rolls Royce Merlín. Luego estuvo el FP-51D, una designación de posguerra a la versión de reconocimiento F-6D, nuevamente fue designado RF-51D en el año 1948. (Ver artículo: Ark Royal)

El mejor caza de la Segunda Guerra Mundial

Hablar acerca del avión P-51 Mustang es hacer referencia sin duda alguna a su exitosa actuación durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, es por esa razón que en esta parte de nuestro artículo queremos recordar los elementos más importantes que hicieron de este avión una de las fabricaciones más poderosas en medio de ese conflicto armado internacional que tuvo graves consecuencias en todos los continentes del mundo.

El North American P-51, conocido popularmente como el P-51 Mustang está descrito desde su creación como uno de los cazas más famosos de la Segunda Guerra Mundial, aunque para muchos representa el avión más importante y trascendental de todos los tiempos. Todo eso obedece principalmente a sus particulares características, además de su éxito obtenido en todos los campos de operaciones del conflicto.

El P-51 Mustang se convirtió rápidamente en el avión más exitoso de la Segunda Guerra Mundial, estando a la par e incluso superior a sus homólogos del Eje, obteniendo un gran desempeño motivado sobre todo por su impresionante velocidad, alcance de combate, maniobrabilidad, armamento y versatilidad. Este modelo de avión sirvió ampliamente a las Fuerzas de los Estados Unidos y Gran Bretaña, logrando cumplir con sus objetivos trazados.

P-51 Mustang

Durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial el avión P-51 Mustang pudo cumplir con cada una de las misiones que fueron encargadas tanto por las fuerzas de los Estados Unidos así como las Fuerzas Aérea de Gran Bretaña. Ambos países tenían objetivos con estos aviones relacionados principalmente al apoyo a tierra, apoyo aéreo y escolta de largo alcance.

El avión que se utilizó para hacer frente a las fuerzas enemigas durante la Segunda Guerra Mundial presenta interesantes características que lo hicieron altamente competitivo y exitoso. Contaba con un peso al despegue de 4.175 kilogramos, mientras que su tamaño era de 9,23 metros de largo, 4,7 metros de altura  y una envergadura de 11.28 metros.

El P-51 Mustang también resultaba atractivo porque su diseño estaba adaptado a sólo un tripulante en cabina y en cuanto al armamento del avión resaltaba la presencia de un total de seis ametralladoras de 12.7 mm con capacidad para 400 proyectiles internos y 270 proyectiles externos. Tenía la capacidad de cargar dos bombas externas de 907 kilogramos en sus alas y 10 cohetes de 127 mm cada uno.

Un aspecto que destacaba del avión P-51 Mustang era su impresionante movilidad. Este aparato tenía la capacidad de alcanzar una velocidad crucero de 580 kilómetros por hora y de 703 kilómetros por hora a más de siete mil metros con un Mach recomendado de 0.8. Además disponía de un alcance de 2-775 kilómetros con tanques externos y un techo de vuelo de más de 12 mil metros.

P-51 Mustang

Para nadie es un secreto que durante la Segunda Guerra Mundial, la poderosa Alemania Nazi logró imponer su superioridad y causar temor en las principales ciudades europeas con sus famosos Junkers Ju 87, aviones que eran característicos por bombardear sin piedad a los aliados. Ese escenario hizo que surgiera la necesidad de crear un avión de guerra que pudiera contraatacar, y así nació el P-51 Mustang.

Se convirtió en el avión emblema de la guerra para hacer frente a la poderosa Alemania de Hitler. El P-51 Mustang se presentó como un avión de caza muy versátil el cual presentó diferentes mejores a lo largo del transcurso de la Segunda Guerra Mundial. Por su rapidez al momento de ser fabricado, este avión significó la derrota indiscutible de Alemania y garantizó la victoria aliada. (Ver artículo: Mauthausen)

Dejar Comentario