≡ Menu




Descubre todo sobre Louis Ferdinand Céline

Louis Ferdinand Céline, fue un escritor y médico francés, quien se le considero uno de los escritores más influyentes del siglo XX, no solo por su innovador estilo de escribir sino que llegó a modernizar la literatura francesa e incluso a la literatura universal, que además también fue una figura polémica a causa de estar de acuerdo con los postulados nazis, conoce más de este personaje.

Louis Ferdinand Céline

Biografía de Louis Ferdinand Céline

Louis Ferdinand Auguste Destouches, nació en Courbevoie, un municipio que queda ubicado en las afueras de París (Francia), específicamente en el departamento de Seine, a lo que en la actualidad se le conoce como Hauts-de-Seine, un 27 de mayo del año 1894.

Sus padres fueron Marguerite Louise Céline Guilloux y Ferdinand Auguste Destouches, en donde trabajaron, por parte de la madre en la confección de encajes y en cuanto a su padre en una compañía de seguros; Louis Ferdinand Céline fue el hijo único de esta pareja, además también es necesario acotar que en cuanto a su abuela, esta era la dueña de la tienda de bordados.

Es necesario mencionar a la abuela, debido a que cuando muere, durante el año 1904, deja una modesta herencia, lo cual permitió enviar a Louis Ferdinand Céline a una escuela privada, resultando la culminación de sus estudios  en el año 1905 y así obtuvo el diploma Certificat d´é en 1905.

Louis Ferdinand Céline

Tras su graduación, empezó trabajando como principiante y asante de mensajería en gran cantidad de establecimientos, para más tarde, entre los años de 1908 y 1910, viajar hasta Alemania e Inglaterra, por motivación de sus padres, pasando doce meses completos en cada uno de los países, lo que le generó aprender de manera fluida dichos idiomas.

Su vida junto con las experiencias por las que pasó en esos lugares que fue conociendo, se relatan en la segunda novela que escribió (Muerte a Crédito).V (Ver también:Chester Nimitz)

Cuando cumplió la mayoría de edad, pasó a alistarse en una de las unidades de las tropas de caballería, formando parte importante de la Primera Guerra Mundial, donde lamentablemente recibió una terrible herida en uno de sus brazos, junto con un zumbido bastante agudo y molesto acompañado de fuertes dolores de cabeza, que formarían parte de su vida constantemente, hasta su muerte.

Como decidió ser miembro voluntario para esa misión, le fue otorgada la condecoración  «Médaille militaire», por sus heridas en el campo de batalla. Esa misma noche, durante un viaje de retorno exclamó:  «Os lo digo, infelices, jodidos de la vida, vencidos, desollados, siempre empapados de sudor; os lo advierto: cuando los grandes de este mundo empiezan a amaros es porque van a convertiros en carne de cañón.»Céline, Louis-Ferdinand (2008). Viaje al final de la noche. Edhasa. p. 82. «83».

Al no poder continuar en la caballería, fue traspasado al consulado de francia en Londres, donde comienza a visitar con bastante frecuencia los lugares más sórdidos de los bajos fondos en la ciudadela.

Conoce a una mujer de nombre Suzanne Nebout, una camarera de origen francés que residía en Londres, y contraen matrimonio en el año de 1915, el cual no se registró en el consulado, como era lo tradicional en esos casos.

LOUISE FERDINAND CÉLINE

Un año más tarde, decide formar parte de una explotación forestal y viajó al continente africano, donde lamentablemente contrajo malaria, con lo que tuvo que vivir por todo el año que residió en el lugar. Por consiguiente, lo que soportó lo describió en su Viaje al fin de la Noche, abarcando el tema de una manera bastante sátira, sobre la vida en las colonias francesas ubicadas en áfrica.

Cuando culmina y decide regresar a París, comienza a trabajar en la revista de tipo científico denominada Eureka, gracias a la que conoce al médico Athanase Follet, quien dirigía la escuela médica, donde decide comenzar sus estudios de medicina, bajo la tutoría del médico.

Al terminar sus estudios de bachiller, contrae nupcias con la hija de Athanase, Edith Follet, una jóven hermosa y dulce, con quien concibe una niña, su única hija, Colette. Durante los años 20, (1920), ingresa a la Sociedad de Naciones como un especialista en todo lo referente a la higiene. (Ver artículo:Lavrenti Beria)

LOUISE FERDINAND CÉLINE

Se le transfiere a Ginebra, pero mantiene constantes viajes a otros países como Estados Unidos, Cuba, Canadá e Inglaterra. Llegando a vivir por largo tiempo en Nigeria y Senegal, lo que generó descontento en su esposa, resultando en el divorcio, dos años luego de finalizar sus estudios.

Durante el año de 1926, conoce a una mujer norteamericana de nombre Elizabeth Craig, quien fue su amante hasta el año de 1933. En la publicación de su libro, se refiere a ella como una de las personas que más le enseñó sobre la vida, novela que fue dedicada a su persona, haciendo honor en los personajes de Molly y Lola.

Al pasar el tiempo decide inaugurar un consultorio privado que no resulta como él deseaba, por lo que termina ofreciendo sus servicios en un dispensario de Clichy. Ya para el año de 1931, termina su novela El Viaje al fin de la Noche, y le entrega el texto a su secretaria para que lo transcriba.

Al siguiente año, publican dicha novela, obteniendo el auge esperado entre los diferentes lectores y críticos de literatura. Pasando a escribir tres pequeñas reseñas de tipo pacifista: Bagatelles pour un massacre (1937), L’École des cadavres (1938) y Les Beaux draps (1941), las tres fueron obras antisemitas.

Último periodo y muerte

Al acercarse la culminación de la Segunda Guerra Mundial, Céline empieza a sospechar por su muerte, así que decide retirarse de Francia en el año de 1944 con su tercera esposa para la fecha, Lucette, con la que pasó el resto de sus días hasta su fallecimiento. Viaja con ella por Alemania y Dinamarca en 1945, siendo en este último arrestado debido a ciertas órdenes que dictó el gobierno de Francia, donde se le acusa de colaborar con el nacismo, terminando doce meses tras las rejas.

Por desgracia para él, en el año de 1950, es condenado «in absentia» a cumplir su condena de un año completo, siendo considerado un desastre nacional para los franceses, impidiendo su regreso al país hasta el año de 1951, gracias a la amnistía que se le otorga.

Céline abarca con el tiempo la fama que le predecía, debido a la obra de tres libros, en la que explica su exilio D’un château l’autre, (De un castillo a otro, donde narra la caída de la ciudad alemana de Sigmaringa), Nord (Norte) y Rigodón (Rigodón). (Ver también: George C Marshall)

LOUISE FERDINAND CÉLINE

Cuando por fin logra regresar a Francia, se ubica en uno de los suburbios parisienses, dando continuidad a su carrera de escritor y recibiendo las continuas visitas de sus amigos más cercanos y diferentes artistas de la época, como la famosa actriz Arletty.

Su inminente fama era causante del movimiento Beat, William S. Burroughs y Allen Ginsberg, también fueron sus asiduos amigos en la época de los años cincuenta.

Sin embargo, a la par de sus escritos mantuvo su trabajo como médico, ejerciendo para las personas de más bajos recursos, hasta su fallecimiento, el día 01 del mes de Julio en el año de 1961, debido a una complicación con un aneurisma cerebral. Recibe santa sepultura en el campo santo de Bas Meudon en el departamento de Hauts-de-Seine.

LOUIS FERDINAND CÉLINE

Polémicas en aniversario de su muerte

Lamentablemente tras su muerte suceden hechos de origen social, los cuales impiden realizar el homenaje que el Gobierno francés tenía preparado para el 2011, por motivo de presión de diversos grupos antisemitas. (Ver artículo: Ernst Kaltenbrunner)

Obra

De todos sus escritos el de mayor fama y controversia fue Viaje al fin de la Noche  (Voyage au bout de la nuit), una de sus autobiografías más íntima, sacada a la luz en el año de 1932. Tenía como principal protagonista a su persona, que narra los acontecimientos válidos dentro de su joven e impulsiva vida aunada al asco que llegó a sentir sobre los acontecimientos reales en la Primera Guerra Mundial.

Dentro de esos sucesos, narra que al hacerse pasar por esquizofrénico deserta de las tropas francesas, descubriendo gran cantidad de personajes en el camino, dentro de lo absurdo y brutal de la guerra.

En la narrativa expone que conoce a una mujer de nombre Lola, a quien dedicó la historia en su totalidad y termina viviendo en un barco, donde todos los que conforman la tripulación quieren colocarlo dentro de un linchamiento, mientras va camino a África.

LOUIS FERDINAND CÉLINE

Describe de manera bastante cómica las colonias francesas en áfrica, donde ubica pederastas en las mismas como una sátira hilarante y que lamentablemente es un comienzo de tortura para explotar a las personas de color, (idea que recuerda El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad).

La fiebre que resulta del viaje, termina con su odisea de aventura, ya que le da malaria, debiendo emigrar a los Estados Unidos como esclavo. Por este motivo decide escapar hacia New York, donde encuentra a Lola nuevamente y la somete a la extorsión.

Culmina su viaje en Detroit, donde comienza a tratar a una mujer de la mala vida de origen norteamericano, regresando otra vez a París y ejerciendo la medicina, aunque sus pacientes lo consideraban atroz y asqueroso por sus prácticas.

LOUIS FERDINAND CÉLINE

Al surgir su novela Viaje al fin de la noche, resultó en una experiencia motivadora. Sin embargo el tipo de lenguaje sugerido por el autor, llamó notablemente la atención de los críticos, ya que se presentaba soez y grosero, este tipo de coloquio se intentó fomentar anteriormente sin resultado debido a que fue una mujer la que escribía entonces,  Émile Zola.

Céline abarca sus temas de una manera grotesca y realista sin importarle las consecuencias. Suele ser bastante baga y gutural, con un toque de amargura y bastante violencia. En esta obra parece que vivieras la realidad del presente con cada narrativa del autor. (Ver también:Joachim von Ribbentrop)

Convierte en sátira y parodias todas las escenas vívidas en la obra, sin modificar o vestir las acciones, mostrando la naturaleza humana al natural, sin máscaras y al desnudo. «En Céline la opción en pro de una escritura agresiva, el gusto por las bromas —más exactamente, ocurrencias— y la provocación se apoyan en este caso en una conciencia permanente en su valor como escritor».

Este tipo de escritura fue adoptada por escritores que continuaron con su registro, tales como: Charles Bukowski, Jean-Paul Sartre, Henry Miller, William S. Burroughs, Kurt Vonnegut, Billy Childish, Irvine Welsh y el contemporáneo Alessandro Baricco, todos lo reconocían como la más grande influencia para ellos.

Homenajes

En el año de 2013, un ferviente grupo de escritores de origen español, quienes resultaban coordinados por Vicente Muñoz Álvarez y Julio César Álvarez, hicieron que se publicara un texto en homenaje a Céline, cuyo título era:  El descrédito, dentro del que se narraban los diferentes viajes realizados por Louis Ferdinand Céline, con diferentes párrafos y relatos que describen todas las aventuras en la vida del escritor.

 

Dejar Comentario