≡ Menu




Descubre todo lo relacionado con el HMS Repulse

La Royal Navy fue la fuerza naval más destacada de la segunda guerra mundial, dentro de estas fuerzas se encontraban los buques más imponentes, como el caso del HMS Repulse, uno de los cruceros más destacados durante el conflicto, tuvo poca participación en batallas, pero todas estas fueron de gran importancia para el lugar que ocuparía la Real Armada Británica en la guerra.

HMS Repulse

HMS Repulse

El HMS Repulse era un crucero británico gemelo de batalla, su par era el HMS Renown, fueron creados inicialmente con el claro objetivo de que participara en las batallas de la primera guerra mundial pero la realización acelerada de esta hizo que resultara imposible culminar a tiempo, por lo que su participación fue únicamente en el último año de la guerra, siendo esta de igual forma bastante escasa, aunque con resultados bastante relevantes.

Se le realizaron algunas modificaciones de su puesta en marcha para cubrir todas las necesidades que presentó el ejército británico. Este buque junto al HMS Renown fueron los más veloces que existían durante toda esta época, esto a pesar de que eran bastante grandes y contaban con una amplia cantidad de armamento de artillería, la velocidad se la debían a los excelentes motores propulsados por calderas de vapor mediante hélices.

Su principal punto débil en un principio fue la carencia de blindaje, sin embargo, se le realizaron notables cambios en función de las deficiencias que mostró al finalizar la guerra, estos cambios mayormente fueron a partir de la década de 1930. Se le fueron designadas importantes tareas que cumplir y comenzó a ver actividad. Tuvo algunas victorias resaltantes hasta la fecha del 10 de diciembre del año 1941 cuando finalmente fue hundido mediante un ataque aéreo por parte de la fracción japonesa.

Diseño

El diseño de este crucero de batalla fue muy variado ya que se enfrentó a muchísimas modificaciones a lo largo de toda su vida útil. Su diseño poseía una combinación entre la velocidad y movimiento de un crucero con el armamento y blindaje de un acorazado, aunque este último era escaso lo que obligó a que se le realizarán constantes modificaciones, este poseía una correa de blindaje de 152mm pero aun así no resultaba suficiente para la protección que se necesitaba.

Era sumamente vulnerable al fuego por lo que el blindaje fue modificado. Era un barco relativamente grande, con poco más de 240 metros de longitud unido a unos 40 metros de altura. Su armamento era bastante potente, ya que contaba con 18 cañones principales, 6 de ellos los de mayor potencia eran de 381 mm y el resto de 102mm, además también contaban con 16 cañones secundarios los cuales eran de solo 20 mm.

A este crucero se le añadió, como por intuición, una fuerza antiaérea que poseía 8 cañones de 102 mm con los que se pudo defender de los múltiples ataques que sufrió, y además poseía tubos lanzatorpedos, el armamento se le modificado pero el motor y la manera de propulsión no, por lo que pasó de ser el crucero más veloz a estar tan recargado que le impedía movilizarse eficientemente. (Ver articulo: HMS Prince Of Wales)

Al aumentar su correa de blindaje para que llegara a alcanzar los 250 metros se le añadió la plaza para albergar 4 aeronaves perfectamente. Navegaba a 60 kilómetros por hora propulsado por cuatro calderas de vapor ubicadas en cada uno de los extremos, el calor era trasladado a través de hélices de metal por todo el crucero. Tenía capacidad para albergar a bordo a 1.200 tripulantes cómodamente además de poseer también un pequeño espacio para transporte de cargas.

HMS Repulse

Historia

El crucero HMS Repulse, fue creado con la intención de que representara a la versión más avanzado de los acorazados de clase Revenge. Este pertenecía a la clase Royal Sovereign y se comenzó a crear con la idea de que serían dos acorazados, pero esto fue cambiado a la creación de par de cruceros gemelos. El 25 de enero de 2015 se inicia su construcción siendo diseñados como acorazados desde el principio de la guerra.

Se pensaba que la guerra iba a ser breve y el proceso de construcción de un acorazado era mucho más lento por lo que el Almirante en ese momento cambió los planes y ordenó simplificar el diseño para crear un crucero que sería diferente ya que contaba con la estructura y cadena de blindaje de un acorazado, la construcción estuvo completada el 08 de enero de 1916 y se le entregó en ese mismo momento a la Real Armada Británica.

A pesar de las prisas por la construcción de esto, no participó en ninguna batalla realmente relevante o de importancia en la primera guerra mundial, su primera participación en combate fue en un enfrentamiento costero contra Alemania, en el que pudo acertar varios disparos a naves enemigas y ganarles en velocidad, pero tuvo que huir del lugar al llegar los acorazados alemanes, a los que sabían que no tenían capacidad para enfrentar.

En el transcurso del año 1917 chocó con un acorazado australiano, lo que ocasionó que se averiaron unas calderas de vapor y este fuera puesto nuevamente en reparaciones, perdiendo por completo el resto de la guerra y siendo testigo pasivo del momento en el que Alemania se rinde en 1918. Este crucero junto a su gemelo y otro más, los buques de mayor tamaño y velocidad dentro de la Real Armada Británica.

HMS Repulse

Periodo entre guerras

Durante los primeros meses posteriores al fin de la primera guerra mundial, el HMS Repulse formaba parte de los buques insignia del ejército británico, dándose a conocer como uno de los más potentes, veloces y modernos de la era, lo que resultaba bastante gracioso ya que el Repulse tuvo una participación para nada destacable en el conflicto y las habilidades y destrezas que se le estaban atribuyendo no estaban comprobadas en su totalidad.

Se le realizaron múltiples reparaciones pero siempre intentaron solo reparar lo que se hallara estropeada y dejar todo igual, no hacer cambios importantes en cuanto a su estructura y diseño,  a diferencia del HMS Renown que recibió múltiples cambios y modernización.

Las reparaciones y modificaciones que recibió el Repulse fueron básicamente la modificación de los lanzatorpedos para un mejor funcionamiento, el blindaje y se le añadió protección antisubmarinos debido a la amenaza a la que se enfrentaron contra submarinos enemigos, sobre todo los japoneses.

Durante los años 1923 y 1924 el crucero británico tuvo muchísima actividad, siendo el buque modelo conocido como el “Crucero del Imperio”, realizando una gira a lo largo de todos los países de la fracción aliada, haciendo algunos desfiles, muestra de fortalezas y homenajes a personas destacadas. En el año 1934 entra nuevamente al taller de artillería para solventar algunas fallas y para añadirle la plaza superior de aeronaves, aprovechando para hacerle mantenimiento a las armas antiaéreas.

HMS Repulse

Al ir y volver constantemente de la sala de reparaciones comenzó a ser apodado por los pertenecientes a la fuerza naval como el “HMS Repair” que significaba buque de reparaciones. En el año 1936 participó en la guerra civil de España, pero allí no tuvo enfrentamientos sino que tomó una posición pasiva de seguridad con el único objetivo de garantizar la permanencia y seguridad de los bienes británicos dentro del país europeo. (Ver articulo: USS Lexington)

Segunda guerra mundial

Durante el año 1939 se comenzó a notar la desactualización de este buque ya que su gemelo había pasado por muchas mejoras y el solo por reparaciones de rutina. Cuando comenzó la segunda guerra mundial asignan a todos los cruceros a un lugar donde permanecerán encallados y solo se utilizarían su caso  de necesidad. Su primera participación en la guerra fue al lado de otros similares para perseguir y acribillar a los pertenecientes a la fracción europea pero no lo consiguieron.

Una de las pocas tareas cumplidas en su totalidad con éxito fue la de escoltar a otros buques y portaaviones intentando contrarrestar cualquier amenaza aérea y disparar contra el enemigo que se encontrara acechando, también debía Transportar materiales tales como, municiones, combustibles, agua o alimentos de una isla a otra gracias a su velocidad, capacidad y espacio de carga. Su tamaño y resistencia servía también como delimitador de fronteras, siendo el principal bloqueador de la entrada a Noruega luego de su ocupación.

En noviembre del año 1939 parte junto a un importante portaaviones, estos tienen como objetivo principal destruir a un poderoso acorazado alemán pero en medio de esta búsqueda y persecución llegó a ser alcanzado por fuego enemigo, además de que las condiciones del agua no lo favorecieron, esto le causó daños en su estructura obligándolo irremediablemente a abandonar el combate y ser recluido nuevamente en el astillero para reparaciones e intento de puesta en servicio.

Al volver al servicio en el ejército navegó con una división de infantería de Canadá y a mediados de año sirvió como guardaespaldas y vigilante de amenazas aéreas en los territorios de Noruega que habían sido ocupados. Durante todo este año permaneció realizando muchísimos viajes y se le eran asignadas muchas tareas pero por razones muy variadas, casi ninguna de este logro ser completada en su totalidad con éxito.

Contra el Bismarck

Muchísimos acorazados y cruceros de guerras de la fracción británica y estadounidense, entre ellos el HMS Repulse, fueron convocados para encomendarnos la tarea de encontrar y acribillar al famoso buque alemán Bismarck, lo consideraban la amenaza más latente por lo que unieron todas las fuerzas con lo que contaban para darle fin definitivo a esta tan temida nave y de esta manera sentir que tenían la opción de triunfo un poco más cerca.

El 22 de mayo del año 1941 es cuando el buque de combate británico comienza a participar en esta búsqueda, teniendo al principio importantes resultados y avances, siguiendo de cerca al Bismarck ayudado por su rapidez, y haciendo frente a los ataques aéreos, pero lamentablemente se queda sin combustible y nadie poseía ya de este en sus reservas por lo que tuvo que volver al puerto para ser recargado, sumando de esta manera una nueva tarea sin cumplir para este crucero.

HMS Repulse

Una derrota más para el Repulse, este crucero había contado con muy mala suerte ya que no había logrado el éxito en ninguna de las misiones en las que participó. Pero sus creadores y tripulantes seguían teniéndole fe, por lo que pasó nuevamente al astillero pero esta vez no fue para reparaciones ni mantenimiento sino para reforzarle el armamento e instalarse un radar para además de proporcionar seguridad pudiera participar en labores de búsqueda.

Lo que ninguno de ellos sabía era que esta seria la ultima pasada por el astillero de parte de este crucero. Al recibir estas modificaciones abandona a su nación británica y parte hacia España sirviendo de seguridad a unos importantes acorazados, pero no dura mucho tiempo en este lugar ya que pronto el jefe indica que todas las naves deben trasladarse a la india, por la tensión que existía en este lugar, únicamente con el fin de proteger sus intereses.

Hundimiento

La guerra del pacífico tenía todo cada vez más complicado, lo que obliga a los marines a crear la popular fuerza Z donde participó el HMS Prince of Wales y el Repulse, sirviendo como modelos y líderes principales para defender los intereses de su nación, estos estaban a cargo por las bajas que había tenido el ejército posteriores al ataque al Pearl Harbor, lo que los dejó con solo estos buques sanos.

HMS Repulse

El que la fuerza Z se haya creado con tan poca distancia del ataque al Pearl Harbor anticipo mucho el resultado ya que no se contaban con armas ni mucho combustible para hacer frente.  Lo principal con lo que estos contaban era con la velocidad, que es lo máximo que podía proporcionarle una ventaja. Los creadores de la fuerza Z olvidaron por completo una protección antiaérea similar al Repulse.

Sin embargo esta vez el fracaso de la fracción británica no tuvo nada que ver con cuestiones técnicas sino con problemas de planificación y estrategia. El día 09 de diciembre la fuerza Z fue detectada por submarinos japoneses, y esto desata una serie de ataques aéreos sin parar, esto ocurrió el día 09 de diciembre de 1941 desde la mañana y la fuerza Z por no haber estimado que esto ocurriría.

Tanto el Repulse como el PoW fueron hundidos por fuerzas japonesas, desde el momento en el que a las 11 de la mañana recibe el primer impacto esto no se detiene hasta que notan que están hundidos en su totalidad, esto ocurre a las 12 y 30 del mediodía, ayudados por torpedos y otros explosivos, contaba con 500 tripulantes pero la mayoría de estos fueron salvados. El capitán del repulse indicó que los japoneses hicieron un ataque perfecto, que era demasiado complicado que alguien lograra escapar de este.

Y así comienza la guerra para los aliados, sin buques de guerra capitales ni acorazados de importancia, sintiéndose totalmente desprotegidos veían la victoria como un sueño muy lejano y se comenzaron a culpar ya que muchos sectores anunciaban que los cruceros era un buque anticuado y sirvió para la primera guerra mundial únicamente, pero irónicamente fueron la fracción ganadora de este combate.

HMS Repulse

Dejar Comentario