≡ Menu




¿Sabes qué fue el HMS Prince of Wales? Descúbrelo Aquí

La Royal Navy Británica era una de las fuerzas navales más grandes durante la Segunda Guerra Mundial, tuvo entre sus filas a los acorazados más icónicos de este combate, como el HMS Prince Of Wales, quien a pesar de tener una vida útil bastante corta fue participe en importantes combates y realizó importantes transportes hasta el día de su hundimiento por fuerzas japonesas en el año 1941.

HMS Prince of wales

HMS Prince Of Wales

El HMS Prince Of Wales era un gran acorazado construido en Inglaterra, perteneció al Ejército Naval de la Fuerza Británica durante la Segunda Guerra Mundial, participando en varios combates de importancia, por ejemplo, contra la Alemania Nazi en la que mostró un excelente desempeño y obtuvo la victoria pero aún así sufrió grandes daños y tuvo que ser enviado a reparación.

Perteneció a la prestigiosa y exclusiva clase de acorazados blindados King George, siendo el segundo construido de los sólo cinco integrantes de esta clase. Se dio a conocer por ser el transporte marítimo principal del primer ministro británico, lo que lo acompañó a varias conferencias y reuniones de importancia donde se firmaron muchos acuerdos (Ver articulo: Winston Churchill).

Fue parte de la famosa Fuerza Z británica en el año 1941, que tenía como objetivo la vigilancia y espionaje del enemigo, haciendo un excelente trabajo pero finalmente cayeron en una trampa al crecer, mediante informes y rumores falsos, que la fracción japonesa se hallaba refugiada en Malasia y planearon una estrategia para emboscarles sorpresivamente e intentar dañar parte de su armamento.

Este error les costó muy caro a los británicos ya que al llegar a este lugar fueron atacados por fuerzas aéreas japonesas y de esta manera perdieron al acorazado HMS Prince Of Wales, teniendo así una muy corta vida útil. Este paso a la historia como el segundo acorazado en ser hundido por fuerzas aéreas lo que obligó a los aliados a tomar medidas sobre este caso, cambiando de esta manera el rumbo que tomaría la guerra.

HMS Prince of wales

Diseño

El HMS Prince Of Wales fue uno de los más grandes acorazados en la historia del ejército británico durante el transcurso de la segunda guerra mundial, con una longitud de casi 300 metros y de ocho metros de alto mas una viga que supera los 30 metros. Su peso era de más de 37 mil toneladas, pero en las profundidades del mar llegó a desplazar más de 40 mil toneladas.

Navegaba a una velocidad de 52 Km por hora gracias a turbinas de vapor que se encontraban propulsadas por las hélices que se encontraban una cada una de las esquinas de esta maquinaria. Generalmente este vapor se lo otorgaban las calderas en el centro del acorazado pero llegó a navegar propulsado por aceite y por gasoil llegando a alcanzar una velocidad de 100km por hora si se encontraban en un estado de emergencia.

Este acorazado tenía un radar como sistema de defensa además de una amplia correa de blindaje de más de 390 metros de longitud y casi 50 de ancho. Aparte de grande este también era uno de los acorazados con más armamento, poseía como armas principales 10 pistolas muy potentes de 356 milímetros, estas se encontraban en una base móvil que los astilleros podrían elevar hasta 40 grados.

Luego tenían una serie de pistolas usadas como pistolas secundarias o de emergencia, estas eran del mismo modelo que las anteriores pero de menor potencia, eran 16 armas de 133mm, también se encontraban sobre bases pero debido a su menor peso podían elevarse a 70 grados. Además de esto, contaban con 32 armas de excelente elevación, las cuales eran de 40mm y eran usadas como armamento antiaéreo.

HMS Prince of Wales

Además de todo esto poseían ocho armas lanzatorpedos, de las cuales cuatro se encontraban ubicadas en proa y las otras en popa, se utilizaron con mucha frecuencia al inicio de la segunda guerra mundial, pero con el avance de esta dejaron de utilizarse con tanta frecuencia dándole paso a las armas de alta potencia.

Historia

Luego de la finalización de la primera guerra mundial, se firmó el Tratado Naval de Washington para evitar que se iniciara una competencia en la creación de armas entre los vencedores del combate que pudiera dar inicio a un nuevo enfrentamiento. Este tratado limitaba la cantidad de barcos que podía construir cada potencia además de que no podían superar las 35.000 toneladas y tener cierta cantidad de armas únicamente.

Pero muchos de los países firmantes del tratado se retiraron, entonces la Gran Bretaña se dio cuenta con preocupación que se estaba quedando atrás en la creación de naves de combate por lo que se vio en la necesidad de elaborar un acorazado capaz de enfrentarse al de otras potencias en caso de un posible conflicto. De esta forma, nace la clase King George V, a todas las naves de esta clase se le añadieron armas de 356 mm que eran las permitidas dentro del tratado, aunque esto las demás potencias no lo habrían tomado en cuenta.

En el momento de su creación, este acorazado recibió el nombre de King Edward VII en honor al nuevo rey, pero debió a los problemas que esta tenía con la población en el año 1939 su nombre fue cambiado. La guerra se declaró cuando aún estaba a la mitad de su construcción lo que hizo que tardara mas ya que causó retrasos y bloqueos en la entrega del material para su construcción, así como los retrasos debido a los paros en la mano de obra.

HMS Prince of Wales

Pese a los contratiempos avanzó la construcción pero en agosto del año 1940 recibe el ataque de parte de bombarderos alemanes, los cuales generan muchísimos daños en este acorazado. Causó daños a babor y debido a que aún no estaba culminado y no se le habían realizado todas las pruebas necesarias sufrió un inunda miento en varios de sus compartimientos. Tuvieron que trabajar bastante para solventar este inconveniente

Pero la necesidad de naves y la presión del Almirantazgo ya que contaban con 7 meses de atraso en la entrega hicieron que este se pusiera en marcha. El 31 de marzo, sin estar totalmente terminado y sin haber pasado por todas las pruebas de verificación de drenaje, ventilación y dirección pertinentes fue puesto en marcha de manera apresurada.

Contra Alemania

En el momento de su puesta en marcha comenzó a formar parte de uno de los escuadrones de batalla de la Royal Navy, tal era su urgencia que se encontraba en mar abierto aun cuando se estaban realizando trabajos en su interior y su navegación no era segura. El día 22 de mayo del año 1941 este acorazado junto con otros buques de guerra recibe la orden de acorralar al famoso acorazado alemán Bismarck en una de las costas del Atlántico.

Este era un plan sumamente arriesgado ya que el HMS Prince Of Wales no tenía operativas todas sus torres principales, sin embargo, aun con sus deficiencias este acorazado pudo alcanzar con tres disparos certeros al Bismarck, que, si bien no lo destruyeron, al momento propiciaron una avería que hizo que perdiera todo el aceite, dejando el rastro a su paso, facilitando su seguimiento y haciendo que fuera desalojado en uno de los puertos alemanes para evitar una emboscada.

Pero el acorazado británico también sufrió importantes daños, el objetivo pudo defenderse y le acertó cuatro disparos de los cuales afortunadamente solo detonaron dos de ellos y otro buque alemán le disparó tres veces, de los cuales un solo disparo causó explosión y los demás solo atravesaron la estructura. La torre A y el casco quedaron destruida ocasionando que se llenara de agua en varios de sus compartimentos inferiores.

Una de las balas disparadas en su contra entraron al cuarto de mando y dejó tras de sí a 14 tripulantes muertos. Se dice que los problemas que se presentaron en este acorazado fueron más debido a problemas técnicos por la construcción acelerada y falta de pruebas de funcionamiento que por el fuego alemán.

En el momento del conflicto el acorazado de la fracción británica perdió el contacto con los otros buques y tuvo que retirarse inmediatamente ya que se encontraba fuera de combate, más de la mitad de sus cañones están inservibles y eran un blanco fácil para los enemigos.

Actuaciones importantes

El acorazado británico duró dos meses en reparaciones por los daños sufridos durante el enfrentamiento con los buques alemanes, en este tiempo se repararon todos los daños sufridos y se hicieron las pruebas correspondientes que no se pudieron realizar antes por las prisas con las que fue puesto en marcha. Fue puesto nuevamente al servicio de las filas del ejército marino inglés a mediados del mes de julio de 1941.

HMS Prince of Wales

Una de las primeras misiones que le fue encomendada y por la que se hizo famoso fue de servir como transporte al primer ministro Churchill a una reunión con Roosevelt, quien era el presidente de los Estados Unidos en ese momento, el barco se detuvo en Canadá, donde fue abordado por ambos personajes y allí firmaron la carta del Atlántico el día 14 de agosto de 1941, lo cual era un documento donde se expresaban los acuerdos que tenían en común ambas potencias pero no era un acuerdo.

Regreso a su base en Reino Unido por un mes hasta que en septiembre es asignado de nuevo a una misión, en esta oportunidad pasa a formar parte de la fuerza H, donde este junto con otros acorazados y algunos destructores deben escoltar a un convoy que se encontraba trasladando suministros para una parte del ejército ubicada en Malta que se hallaba en combate, pero corría el riesgo de ser atacado y asaltado por fracciones enemigas.

Durante este desplazamiento se enfrentó a varios aviones de la fracción italiana donde logró derribar varios con los lanzatorpedos que tenía ubicados en la parte superior, así como sus armas antiaéreas, luego realizó algunos movimientos estratégicos para verificar que no existiera ningún tipo de amenaza y luego de haber verificado volvió a su base, esta vez sin haber sufrido ningún tipo de daño por parte del enemigo.

Hundimiento

Se creó la llamada fuerza G y uno de los acorazados que iba a formar parte de ella se encontraba fuera de servicio por reparaciones y tuvo que ser sustituido y la mejor opción para hacerlo era el HMS Prince of Wales, este se incorporó a las filas e inició su viaje el día 25 de octubre, duró algunos meses navegando hasta que llega a Singapur días antes de que se produjera el ataque al Pearl Harbor que cambiaría el curso de la guerra (ver artículo: Ataque a Pearl Harbor).

HMS Prince of Wales

La fuerza Z se disponía a encontrarse con el HMS Prince of Wales quien junto al HMS Repulse ya pretendían volver a su base, pero estos fueron detectados por fuerzas japonesas sin darse cuenta, convirtiéndose en un objetivo de estos quienes comenzaron a coordinar muchísimas acciones en su contra. El vicealmirante a bordo del buque británico se dio cuenta de los movimientos y decidió dirigir sus tropas a una de las costas japonesas donde le informaron que se hallaban encallados los buques de esta potencia.

Ellos comenzaron su movimiento, pero a su vez desde una costa de Japón también comenzaron a salir varios aviones japoneses con el objetivo de derrocar a la fuerza británica, 96 aviones fueron puestos en marcha llegando al lugar a las 11 de la mañana, la mayoría eran aviones torpederos que disparaban volando muy alto para que fuera muy difícil una respuesta, uno de estos torpedos golpeó con fuerza al acorazado insignia británico, ocasionándole fuertes daños.

Uno de los daños más importantes fue que lo dejaron por completo sin acceso a la energía eléctrica y la mayoría de sus cañones quedaron inutilizados, los daños eléctricos hicieron que las turbinas funcionan a media marcha y las brechas que abrieron los torpedos hicieron que este se llenara de agua en muchísimos de sus compartimientos inferiores, era imposible maniobrar con él por lo que los japoneses dejaron de verlo como una amenaza y se dedicaron a las demás naves británicas.

Pero una hora después reanudaron el ataque contra el HMS Prince of Wales, aportándole 4 torpedos que lo dañaron por completo, incendiaron varias partes de él y de esta manera comenzó a hundirse, en total la fracción alemana contó 330 muertes, muchos de ellos fueron por ahogamiento ya que se hundieron junto al acorazado por no tener la capacidad para escapar del mismo.

HMS Prince of Wales

El precio

El buque británico se encuentra hundido a 65 metros bajo el agua en un lugar que hoy día es sitio protegido debido a las leyes de protección de restos militares. Se colocó una boya en su parte visible donde se ondea la bandera de Inglaterra y la de la Royal Navy en honor a los caídos en lucha junto a este acorazado. Lo único que pudo ser recuperado de este barco fue su campana que hoy día se encuentra expuesta en museos británicos.

Muchos arquitectos o ingenieros navales han solicitado un permiso para examinar el barco de cerca y han podido verificar el estado de este, así como su armazón, la manera en que fue construido y el orificio que dejaron los torpedos que causaron su hundimiento sirviendo de ejemplo en muchas conferencias y siendo una excelente guía en cuanto a defensa naval se refiere. Muchos han indicado que el hundimiento se debe a fallas en su construcción así como a su puesta en marcha acelerada.

Dejar Comentario