≡ Menu




Guerra Relámpago: definición, características, mapa y mucho más

La Guerra Relámpago o en alemán “Blitzkrieg”, es una táctica militar, en la cual se practica el ataque sorpresa, bombardeo y fuerzas móviles a toda velocidad, para que el enemigo pueda organizar su defensa. Es un ataque para evitar los frentes fijos y trincheras.

Guerra Relampago

Definición

Guerra relámpago, es la traducción de la palabra alemana “Blitzkrieg” y se define: como una guerra tan rápida como un relámpago, y es una estrategia militar en la que se usan armamento de tecnología de punta.

Es una palabra que, en la terminología oficial de la Wehrmacht, como se conocía al ejército alemán entre la época de 1935 a 1945, no la usaba. No obstante, en un artículo que mostraba como un país con bajo presupuesto, poca comida y materias primas podían salir victorioso en una contienda armada, editado en la revista militar Deutsche Wehrt del año 1935, esta palabra fue utilizada.

De igual manera en 1938 esta palabra volvió a ser usada, en la publicación “Militär-Wochenblatt”, para publicar su concepto. En esta revista se presentó su significado como un “ataque estratégico”, en la que se empleaba blindados, fuerzas aéreas y fuerzas aerotransportadas. Esta definición y las publicaciones dónde fue usada, es el resultado de la investigación efectuada por Karl-Heinz Frieser, el autor del libro “Blitzkrieg Legend” que hizo un análisis del origen de esta palabra.

Guerra Relampago

La revista Time publicó un artículo el 25 de septiembre de 1939, en la que se relató la invasión de Polonia en 1939, el periodista que lo escribió usó la terminología Blitzkrieg, guerra relámpago, y a partir de esa publicación en los países angloparlantes se hizo común usarlo.

Se puede presentar a la “guerra relámpago”, de acuerdo a los historiadores como unas acciones de guerra para derrocar rápido al enemigo con el empleo de fuerzas combinadas y artimañas diseñada en Alemania, al finalizar la Primera Guerra Mundial y durante la Segunda Guerra Mundial. La intención táctica era lograr derrocar lo antes posible al adversario con una breve batalla desarrollada por unas tropas profesionales y con pocos hombres. (Ver artículo: El Pacto de Munich)

Como plan de acción, el objetivo general de impedir que el enemigo estuviera preparado o pudiera poner en acción las maniobras de forma rápida, se obtenía de forma indirecta por medio de traslado de las tropas de forma rápida y sorpresiva. Para alcanzar este impacto que los dejará paralizados, se combinaban diferentes tropas de formaciones, como las fuerzas aéreas, blindados, fuerzas armada, ingeniería y la milicia.

Guerra Relampago

Con el pasar del tiempo la palabra Blitzkrieg se ha venido introduciendo para diferentes acciones. En el ejército manteniendo su definición inicial “guerra relámpago” la usan para darle mayor importancia o fuerza un proyecto que requiera el factor sorpresa, de enfoque y que tenga hacerse rápido. En la Segunda Guerra Mundial, se les llamó “Blitz” a las misiones de ataques aéreos a las ciudades de Londres y de Luftwaffe. En otras áreas de acción como en los juegos de ajedrez, existe una especialidad de juego de ajedrez relámpago o rápido.

Características de la Guerra Relámpago

La guerra relámpago se caracterizó por las invasiones rápidas, tomando al adversario con las maniobras defensivas sin preparar y por lo tanto poca rapidez para tomar decisiones para contrarrestar el ataque sorpresa. Este tipo de ataque se ejemplifica en las primeras batallas de la Segunda Guerra Mundial.

Entre los años 1919 -1920, se llevó a cabo la guerra polaco-soviética y según los investigadores, fue la primera vez que se usó esta estrategia de ataque. Los soviéticos tenían una mayor Fuerza Armada que la de los polacos. Los polacos para trasladar sus soldados se usó por vez primera esta táctica y que dio por resultado la independencia por 19 años de Polonia.

 Origen de la “Guerra Relámpago” o Blitzkrieg

Una vez derrotada Alemania durante la Primera Guerra Mundial, se empezó a estudiar la futura estrategia que originó la Guerra Relámpago. Las Fuerzas Armadas Alemanas, entre 1919-1935 (Reichswehr), organizó comisiones con militares veteranos para hacer una evaluación de 57 materias de la guerra. De estas evaluaciones se redactaron informes que luego las comisiones llevaron a manuales con métodos e instrucciones que serían pautas seguidas en la segunda Guerra Mundial.

guerra relampago

Los militares alemanes estuvieron regidos por las enseñanzas de Carl von Clausewitz, Alfred von Schlieffen y Helmuth von Moltke, quienes proponían ataques por estratagemas con muchas gentes participando y de la maniobra envolvente es decir emboscadas. Estas técnicas fueron un éxito en el intento del plan Schlieffen y la Guerra franco-prusiana.

El jefe de Estado Mayor, Hans von Seeckt, de las Fuerzas Armadas Alemanas (Reichswehr), en desacuerdo con las normativas de los estrategas alemanes para la época, las dejo de usar motivado a que, según él, estaban apoyadas básicamente en el encierro apoyado en la rapidez. Si bien la rapidez sorprendía, esta se podía aprovechar mejor si se acompañaba de toma de decisiones efectivas y rápidas, además de la movilidad con velocidad y maleabilidad. (Ver artículo: Amon Goth)

Sugiriendo que estas tácticas se aplicarán según las circunstancias Von Seeckt, defendió el ejecutar rompimiento de las tropas frente al ejército enemigo cuando sea mejor práctica que el tradicional ataque de envolvimientos. Durante su mando se inició la actualización del método de lineamiento nombrandolo “Bewegung Krieg”, es decir guerra de movimiento, y su sistema de maniobra identificado Auftragstaktik o misión tipo-táctica, esta actualización del método de ataque originó a la “Guerra Relámpago” o Blitzkrieg.

Guerra Relampago

Este jefe del Estado Mayor en el periodo entre las guerras empezó a buscar la formación de una fuerza militar profesional formada con pocos voluntarios, sustentada por una milicia defensiva. Queriendo demostrar su teoría, de que en las guerras contemporáneas una pequeña armada tenía más poder para una efectiva acción ofensiva. Era más fácil y rápida en entrenarlas y más económicas en dotarlas con el armamento moderno.

Las reservas de la Reichswehr, las fuerzas alemanas ocuparon cuatro décimas de las acciones del período entreguerras.  Sin embargo, debido a las normas del Tratado de Versalles la Fuerza Armada Alemana, se veía obligada a patrocinar una pequeña milicia competitiva, que tenía que estar limitado a un total de 100.000 efectivos.

La propuesta del Bewegungs Krieg, requería de un nuevo estilo de hacer llegar las órdenes, y que las disposiciones militares que se tomen estén más cercas al componente militar. Con el objetivo de que cada componente accionara y fuese más seguro en obedecer las instrucciones más velozmente, lo que aseguraba en éxito del método de la “guerra relámpago”.

Guerra Relampago

Entrenamiento para la “guerra relámpago”.

Con la incorporación de estas actualizaciones en la formación y entrenamiento militar del ejército alemán, lo sacaba del encasillamiento en que estaba y que le había generado críticas por no vislumbrar los adelantos técnicos de la Primera Guerra Mundial, y considerar y posponer la producción de carros, por creerlo no importante y, darle poca jerarquía al aprendizaje sobre la ametralladora, en estos tiempos de postguerra.

Esto ocasionó que los oficiales alemanes se capacitaran en escuelas especializadas en técnicas militares, aprovechando estos momentos de evaluación de la guerra. La maniobra de invasión que el ejército alemán empleo durante la Primera Guerra Mundial, fue la referencia para fundamentar las maniobras posteriores. (Ver artículo: Heinz Guderian)

Hicieron cambios en la infantería para desarrollarse en pequeños equipos interdependientes, para evadir las defensas y detectar las partes menos fuertes del enemigo y agredir las líneas posteriores. Se potenciaba con las fuerzas de artillería, aérea y en tierra con la potencia de los tanques blindados y otras armas pesadas que derribaban los puntos de resistencia. Cambios estos que formaron parte las maniobras de la Wehrmacht en la Segunda Guerra Mundial.

Guerra Relampago

En esta etapa de postguerra y de evaluación de su fortalezas y debilidades por parte de las Fuerzas Armadas de los países. Cada uno de los principales ejércitos diseñó sus teorías individuales sobre las fuerzas mecánicas, como la de los países Aliados occidentales que tenían características diferentes a la de la Fuerza Armada Alemana.

El sistema de los países como Estados unidos, Francia y Gran Bretaña, empezando la Primera Guerra Mundial era que los equipos pesados como los carros blindados eran solo un apoyo a las fuerzas de infanterías y que dependían de estos para actuar. Actuando de manera independiente y pocos grupos de fuerzas compuestas.

Por esto los equipos pesados de estos países los fabricaron para ser carros pesados, bastante blindados y potentes, equipados con armamentos visualizados para el fuego de apoyo. Por el contrario, los equipos alemanes, al inicio de la Segunda Guerra Mundial, y hasta la incorporación de los Panzer (equipos más pesados), fueron desarrollaron para tener mayor maniobrabilidad y rapidez, con menor protección y potencia de fuego.

Influencias extranjeras en las características de la guerra relámpago

La Revista Reichswehr tenía artículos de trabajos sobre las políticas y lineamientos de ejércitos de otros países, pero el Estado mayor alemán les interesaba más los artículos que hablaban sobre los desarrollos tecnológicos de estos países extranjeros, llevando un seguimiento sistemático. Aunque hubo cuatro oficiales extranjeros cuyas doctrinas sin tomaron en consideración, el francés Charles de Gaulle, el ruso Mijaïl Tujachevsky y los ingleses J.F.C. Fuller y Basil Liddell Hart.

El oficial francés Charles de Gaulle, defendía el uso en conjunto de los equipos blindados y los aviones, pero sus superiores estaban en discrepancia con él, sin embargo, estudiosos del tema consideran que influenció en Heinz Guderian alto oficial alemán. En el libro L’armée de metier, escrito por Charles de Gaulle, argumentaba por qué defendía el uso en equipo de los carros blindados, infantería, y el apoyo de la fuerza aérea. (Ver artículo: Oskar Schindler)

Mientras el alto mando francés descarta estos análisis, por el contrario, los alemanes estudiaron con detalle el libro de De Gaulle, usándolo como una teoría útil en los libros de texto militares de los alemanes de esa época. Guderian, en sus memorias, llegó relacionar con el desarrollo de la “guerra relámpago” a los ingleses Fuller y Liddell Hart.

Guerra Relampago

En tanto que, en Gran Bretaña, esta propuesta de los ingleses fue aplicada por la Oficina de Guerra para crear una Fuerza Mecanizada Experimental, el 1 de mayo de 1927, que funcionaba totalmente motorizada y tenía artillería autopropulsada e ingenieros mecanizados. Se concluye que los ejércitos de los países aliados, sobre todo Gran Bretaña, descartaron los estudios de Fuller y Liddell Hart., se decidieron por aplicar los lineamientos del carro blindado como apoyo y desecharon las propuestas de estos especialistas militares.

Lo que, sí queda claro que la Fuerza Armada Alemana, a través de diferentes generales y entre estos el general Guderian fueron los primeros en desarrollar y experimentar este método de ataque, en una amplia gama de batallas durante la Segunda Guerra Mundial. Desde el momento que atravesaban los ríos diferentes fuerzas en conjunto y el aprovechamiento del avance en Francia en 1940, y los constantes avances en círculos envolventes en Rusia en 1942, los alemanes demostraron con pericia y astucia como vencer la inferioridad numérica y material.

Fechas en que se empleó

Invasión de Polonia en 1939

En el desarrollo de la invasión de Polonia en 1939, se aplicaron los métodos tradicionales de ataque alemán, según el análisis de los investigadores, pero a su vez es en este enfrentamiento militar, que se empezó a utilizar el término “guerra relámpago” o Blitzkrieg. Los alemanes usaron las maniobras envolventes para rodear al enemigo y crear bolsas.

Guerra Relampago

Las fuerzas de tanques alemanes, Panzer, las dividieron en tres partes con el objetivo de crear y destruir bolsas donde concentraron a la fuerza polaca y obtener sitios vitales para colaborar con las de infantería que venían por tierra siguiendolos. La fuerza aérea (Luftwaffe), por su tecnología y mayor número de aviones, ganó la supremacía aérea.

Esta superioridad aérea lograda por la fuerza aérea alemana, según se consiguió porque los aviones polacos los movilizaron empezando los ataques, a unos galpones de una base aérea polaca, resguardándolos por unas 48 horas. (Ver artículo: Bernard Montgomery)

Batalla de Francia en 1940.

Esta invasión empezó con una trampa, la acción parecía estar dirigidas a los Países Bajos y Bélgica y tuvo dos etapas: el Plan Amarillo y el Plan Rojo. Primero empezaron la ofensiva dos cuerpos blindados y los paracaidistas. Para luego tres días después llegará la ofensiva con los tanques del grupo Panzer acometiendo desde las Ardenas y lograr el frente con la participación del bombardeo aéreo. Los alemanes, se desplazó velozmente por la costa del canal de la Mancha, arropando a la Fuerza Expedicionaria, el Ejército belga y parte de los franceses.

Guerra Relampago

Empezaron avanzando las unidades motorizadas tan rápido que dejaban un buen trecho de distancia con respecto a las unidades que le seguían. En la batalla de Arras, el poderío de los pesados tanques ingleses creó cierta incertidumbre a los alemanes, en el momento del contraataque de las fuerzas mecanizadas alemanas a los ingleses. Luego, estas fuerzas motorizadas en las adyacencias de la ciudad portuaria de Dunkerque, fueron detenidas.

En Dunkerque los aliados a través de la operación Dinamo, estaban sacando 300.000 franceses e ingleses de las fuerzas aliadas. La fuerza aérea alemana, dirigida por Hermann Göring pretendió acabar con esta operación de evacuación, pero no lo logró detenerla en su totalidad. Aun cuando habían ganado la Batalla con el ataque sorpresivo alemán.

El Plan Rojo que se aplicó en esta batalla de Francia, por los alemanes consistió en que los grupos de tanques del XV Cuerpo Panzer arremetió hacia Brest, en el mismo momento el XIV Cuerpo Panzer avanzaba por el sureste de París, vía Lyon y un tercer grupo el XIX Cuerpo Panzer terminaba arropando por la Línea Maginot.

Las fuerzas aliadas quedaron aprisionadas como para reaccionar y contraatacar. Los franceses constantemente fueron ordenados que formaran líneas nuevas de defensa junto a los ríos, pero resultaba que se encontraban que los alemanes ya habían pasado.

Guerra Relampago

 Operación Barbarroja 1941-1945

En esta invasión tanto para los alemanes como para los soviéticos el uso de las fuerzas de tanques blindados fue vital. En esta Operación Barbarroja se aplicó constantes ataques con rompimientos de frentes y luego rodeandolos con las fuerzas motorizadas. Su función básica fue dar al traste las fortalezas soviéticas que se movían por el Oeste y controlar que los rusos se replegaron hacia los espacios abierto por dónde podían huir. (Ver artículo: George S Patton)

Los alemanes lo pudieron lograr al rodear rápidamente, a los soviéticos conjuntamente por varios frentes por cuatros ejércitos de Cuerpos Panzer y a su vez mientras los soviéticos se trataban de organizar, les llegó por tierra la infantería que venían a pie que completó el envolvimiento y dominó a los rusos. De acuerdo a los historiadores señalan que esta operación Barbarroja fue la última guerra relámpago significativa que llevó a los alemanes a una victoria.

A pesar de estas victorias, todavía en el invierno de 1941 los alemanes no habían logrado derrotar a los soviéticos, evidenciándose la limitante superioridad en las maniobras militares de los alemanes. Porque si bien los alemanes lograron invadir extensas áreas de la Unión Soviética, sus efectos tácticos se vieron limitados.

Esto se hizo evidente con la primera derrota que recibió el ejército alemán por parte del Ejército Rojo de los soviéticos en la Batalla de Moscú, porque tuvo la capacidad de reagruparse y contraatacar. Aunado con esto, las condiciones climáticas que limitó las tropas alemanas y sus maniobras, en vista que los frentes de combates se ubicaban lejos de los centros industriales de Alemania y esto fue poco analizado cuando se planificaron los combates.

La derrota alemana se evidencio, porque cuando Alemania volvió a arremeter contra el sur de la Unión Soviética en el verano de 1942, sobre Stalingrado y el Cáucaso. Si bien los soviéticos fueron derrotados en gran parte del territorio soviético, al contraatacar una vez más en el invierno. Las victorias alemanas se vieron limitada por el desvió de fuerzas de las tropas alemanas hacia otros frentes, por decisión de Hitler, intentando ganar dos frentes a la vez, Stalingrado y los campos petrolíferos del Cáucaso, alterando la planificación inicial.

Esto conlleva que el frente de ataque se extendió y la distribución de provisiones se vio afectado de forma negativa. En cambio, los soviéticos con su Ejército Rojo, contaron con una gran retaguardia que les permitió reorganizarse y planificar nuevas tácticas de contraataque, con los que los franceses y polaco no tuvieron contra el ejército alemán.

Guerra Relampago

Batallas entre 1944 y 1945

En el transcurso de la guerra los aliados organizaron sus estrategias de ataques, dirigiéndose hacia el uso fuerzas de tropas combinadas y tácticas de avance en profundidad que los alemanes, empezando la Segunda Guerra Mundial trataron de aplicar. ( Ver artículo: Juicios de Nuremberg)

Los ataques con equipos masivos de potencias de fuego para lograr vencerlas rompiendo el frente por medio de unidades de tanques blindados, fueron aplicadas por los aliados en los combates en el Desierto Occidental y en el Frente Oriental. Estas maniobras apoyadas en la artillería determinaron los triunfos en el Frente Occidental luego de la misión Overlord. Asimismo, los ejércitos de los EE. UU. Y de la Commonwealth, diseñaron métodos flexibles y potentes apoyándose en la artillería.

Alemania trató de vencer la fuerza del desembarco de Normandía con embestidas con tanques blindados, pero fracasó en su meta por fallas en la coordinación y por las ventajas en el ataque aéreo de los aliados. Mortain fue la prueba más evidente del efecto de los ataques usando operaciones en profundidad en Normandía, que permitió acabar con la Bolsa de Falaise de los alemanes, y acabar con el ejército alemán en Normandía.

Los alemanes contraatacaron en Mortain fue enviado contra los ejércitos Aliados que participaron en la Operación Cobra, el XII Grupo de Ejércitos de los Estados Unidos. El III Ejército de los Estados Unidos, al mando de George Patton en la Operación Lüttich, fue atacado por en las costas de Saint-Lo, tratando de pararlo. Sin embargo, no pudo romper la línea de la infantería estadounidense y atascado, y rodeado el ejército alemán fue vencido por el XII Grupo de Ejércitos.

Las unidades blindadas del III Ejército de EE. UU. Comandado por Patton, encabeza la ofensiva aliada en el centro de Francia, aplicaron tácticas de rompimiento y avance que prácticamente era iguales a las maniobras con los tanques blindados desarrolladas por los alemanes, de acuerdo a el general alemán Guderian. El general Patton, llegó a decir que había leído a los generales alemanes Guderian y a Rommel, sobre las maniobras de rapidez en los avances de los ataques, y que estaba de acuerdo con la misma.

Los alemanes en diciembre de 1944, lanzaron su última ofensiva decisiva en el Puerto de Amberes, durante la Batalla de las Ardenas. Fueron iniciados los ataques cuando hubo un mal tiempo atmosférico y un débil ejército aliado, logrando sorprenderlos y vencerlos al principio, porque las fuerzas aéreas aliadas estuvieron bloqueadas por la nubosidad.

Guerra Relampago

En cambio, los planes logísticos con fallas que diseñaron los alemanes provocó el retraso a los alemanes, así como las pocas carreteras en buen estado y las bolsas defensivas en lugares claves. En tanto, las fuerzas aliadas diseminadas en los costados de avance alemán y la superioridad de la aviación aliada lograron atacar de nuevo las líneas de tanques blindados de los alemanes. Aun cuando la estrategia fue concreta, la capacidad de fuerzas alemanas se vio disminuida y no pudo sacar provecho de sus fortalezas iniciales.

La Batalla de Inglaterra

Entre julio y octubre de 1940, hubo una serie de ataques aéreos ejecutados en el cielo inglés y sobre el canal de la Mancha, esto con el objetivo de Alemania de derrotar a la Real Fuerza Aérea Británica, y poder tener la ventaja aérea para conquistar Gran Bretaña y ejecutar la Operación León Marino. Esto es lo que conocemos como la batalla de Inglaterra.

La intención de Hitler y de la Fuerza Armada Alemana, era neutralizar a la Real Fuerza Aérea Británica y por consiguiente destruir la flota de aviones y las instalaciones terrestres para llevar al gobierno británico a negociar su rendición. Sin embargo, los resultados fueron otros pues los británicos vencieron a los alemanes y, esto fortaleció a Gran Bretaña y determinó el uso de este país como base Aliada e invadir 1944 a Europa.

Guerra Relampago

Era indiscutible la superioridad de la Real Fuerza Aérea Británica sobre la Fuerza Aérea de Alemania. La batalla de Inglaterra, fue la primera batalla de la historia que se ejecutó en el aire y, además fue la primera derrota alemana en la Segunda Guerra Mundial.

 Antecedentes de esta Batalla

La única potencia del continente europeo que le faltaba conquistar a Hitler en el continente europeo era Gran Bretaña, en vista que Francia se había rendido en junio de 1940 y hubo logrado la evacuación de los franceses e ingleses en Dunkerque un mes antes, en mayo de 1940. Adolf Hitler, se imaginó tener una victoria total creyendo que los ingleses se rendirán fácilmente.

En ese momento por la distancia de los Estados Unidos, del continente europeo, este país había tomado una posición de neutralidad. Asimismo, la posición de la Unión Soviética, en ese entonces era de evitar cualquier confrontación bélica con las fuerzas alemanas. Esto creó una visión de triunfo total por parte de Hitler, que creyó en junio de 1940, que Gran Bretaña se rendiría, sin tener que atacar y por esto estuvo a la espera de su subordinación.

Guerra Relampago

Adolf Hitler, hubo contemplado la posibilidad de dar fin a la guerra de una manera grandiosa sin derramar más sangre, y no tener que usar a la Flota Naviera alemana, que venían de unas pérdidas en la invasión de Noruega, entre abril y junio de 1940. Aun así, la maquinaria de guerra estaba a la espera que diera la orden de invadir las islas inglesas.

Pero el imperio inglés, tenía una posición contraria y no estuvo nunca dispuesto a someterse a las fuerzas alemanas, y decidió hacer uso de todos sus recursos bélicos para hacer frente a los alemanes y además a partir de 1941, contó con la colaboración de los EE. UU. que lo apoyó en su cometido.

Para ese entonces, los ingleses contaban con la naviera de guerra más fuerte y avanzada del mundo (al terminar la Segunda Guerra Mundial los Estados Unidos la supero), lo que le permitió a defender las líneas de suministros al país desde los Estados Unidos y por la propia Gran Bretaña hacia la Unión Soviética, al momento que este país se incorporó a la guerra.

Guerra Relampago

Desde el momento que los franceses se rindieron en junio de 1940 y luego, vino la Operación Barbarroja cuando los alemanes invadieron la Unión Soviética, en 1941.  El Reino Unido, fue el único país peleando el contra de los alemanes nazi, contando, con un poco de colaboración de los estadounidenses. A partir de 1941, es cuando Estados Unidos oficialmente entró a combatir en la Segunda Guerra Mundial.

Invasión alemana Operación León Marino

En vista de la posición firme de los ingleses y sobre todo del Primer Ministro Inglés Winston Churchill, Adolf Hitler se dispuso a seguir en la ejecución de esta confrontación y decidió desarrollar el plan para conquistar la Gran Bretaña llamada, la Operación León Marino. Según el comandante de la aviación y segundo hombre del III Reich, Hermann Göring estuvo brincado de la alegría.

El comandante Göring venía de tener abrumadoras victorias sin prácticamente tener bajas, y esta seguridad le llevó a creer que ganaría en esta Operación y le garantizó a Hitler destrozar a la aviación británico en breve tiempo. Este planificó, que destruirían y sacarían del campo de batalla la fuerza aérea británica lo antes posible, de esta manera La Fuerza Armada alemana, desembarcar fácilmente en las costas británicas.

Guerra Relampago

La naviera alemana estaba formada por tres flotas: la Luftflotte 5, que saldrían desde Noruega; la Luftflotte 2, Aterrizados en los Países Bajos y en el norte de Francia; y la Luftflotte 3 en el oeste de Sena. Todas las fuerzas aéreas en conjunto contabilizaban unos 3.600 aviones, y la Real Fuerza Aérea Británica solo tenían 871 aviones.

A inicio del mes de julio, convencido de la estrategia de su comandante, mandó a prepararse para invadir Inglaterra. A fin de lograr el éxito los comandantes de la armada y de la marina demandaron que la aviación alemana tenía que atacar de forma continua durante tres días, para lograr la ventaja aérea total en el suroeste de Inglaterra.

Una vez logrado este ataque aéreo, la naviera alemana emprendería su traslado su fuerza armada por vía marina, porque para ese momento ya la fuerza aérea británica ya abría sido destruida. Por consiguiente, el cuerpo de paracaídas de Kurt Student fue el primero en existir en el mundo y, el único activo en ese momento, estos caerían en Dove con el objetivo de formar una formidable cabeza de puente.

La cantidad de aviones alemanes superaba en número a lo de los ingleses y la experiencia de los pilotos alemanes en combate era muy conocida, por esto parecía que la victoria alemana sería rápida. Empezando el mes de julio de 1940, la Luftwaffe o fuerza aérea alemana se dedicó a atacar sobre el Canal de La Mancha a convoyes navales británicos, a fin conocer la capacidad de respuesta de los ingleses y, con esto mejorar la experticia de los pilotos alemanes contra un oponente muy fuerte.

Los alemanes estaban interesados en atacar las defensas de las costas de Inglaterra sobre el Canal de La Mancha, las bases aéreas militares y la red de puestos de observaciones por radar, edificaciones industriales adyacentes a la ciudad de Londres. No así de las construcciones civiles en las ciudades.

El radar, ventaja de los británicos.

Las telecomunicaciones por el uso del radar ayudó a los británicos a tener una superioridad en rapidez aérea en acción, compensando la poca cantidad de aviones. La fuerza aérea se apoyaba con estaciones de puesto de control aéreo, ubicados a lo largo de las costas. El radar fue diseñado por el físico británico Robert Watson-Watt, dándole una primacía a la Real Fuerza Aérea Británica, en vista que permitía detectar los aviones enemigos con antelación.

Guerra Relampago

De esta manera coordinar los ataques y enviar sus aviones en cantidad e instante exacto para contrarrestar las invasiones alemanas. Además, contaban con unos nuevos cazas más ligeros y rápidos los Supermarine SpitFire, les dio mayor confianza y expectativa a la Real Fuerza Aérea Británica. Esto aviones tenían mayor maniobrabilidad que los bombarderos Bf109.

En vista de los ataques aéreos alemanes sobre los convoy británicos en el canal de La Mancha, los ingleses en su defensa decidieron suspender la navegación de estos cruceros británicos y los pilotos ingleses rechazan en la medida de los posible los ataques aéreos alemanes. Estando al tanto de la supremacía por la cantidad de número de bombarderos y estaban claros que tenían limitaciones de combustible por las distancias de sus bases aéreas.

En vista de esta situación, el comandante Göring, planificó un cambio de estrategias y los objetivos de ataques fueron cambiados de la canal de La Mancha a bombardear las bases aéreas y las bases de resguardo costeras que dificultan la penetración alemana, y las carreteras inglesas.

Guerra Relampago

Se plantearon que los aviones británicos resultaría más fácil destruirlos en los propios aéreo puertos estando estacionados. Esta estrategia funcionó en Polonia cuando parte de su flota aérea del ejército polaco fue destruido desde el aire por la Fuerza Aérea Alemana. Los británicos se adelantaron en disimular sus aviones para disminuir la posibilidad de ser detectados en el aire, que les funcionó en varias oportunidades y disminuyó la pérdida de cazas.

Asimismo, protegieron sus aviones con materiales como cemento salvaguardar de los ataques de las bombas, esto permitió los cazas pudieran despegar sin ser destruidos completamente. También, crearon falsos galpones y entonces los alemanes terminaban bombardeandolos y en cambio los hangares de verdad dónde estaban guardados los cazas habían sido disimulados.

El 15 de agosto de 1940, se inició la Operación “Día del Águila”, la Fuerza Aérea alemana tenía preparados unos 1.000 bombarderos y unos 700 cazas para esta misión y según ejecutaron 2119 acciones ese día. Ese primer día de ataque los alemanes tuvieron una perdida de cuarenta aviones, y sin embargo quién perdió ese primer combate fue la Real Fuerza Aérea Británica.

Unas de las condiciones de Hitler para bombardear sobre Londres era no atacar el East End de Londres, sin embargo, el mismo por equivocación fue bombardeado, el objetivo a bombardear las áreas petrolíferas del Támesis, en la noche del 24 para 25 de agosto de 1940. En respuesta a este ataque aéreo, los ingleses trataron de bombardear la siguiente noche el aeropuerto de Tempelhof y la fábrica Siemens, pero las bombas solo ocasionaron unos pocos daños sobre las afueras y zonas residenciales de Berlín.

Los bombarderos de los ingleses atacaron otras ciudades germanas e italianas, como:  Leipzig y Hannover, y Turín y Milán en Italia. El Primer Ministro Inglés reclamó que el bombardero fuese sobre la ciudad de Berlín. Este ataque aéreo se logró justo el día que el ministro de Asuntos Exteriores del Reich Joachim von Ribbentrop estaba entrevistando con su homólogo ruso Viacheslav Mólotov, demostrándole el triunfo alemán y poder llegar a nuevos convenios con los rusos.

Por lo tanto, la entrevista se suspendió y los asistentes a la misma bajaron a los refugios, pues estaba siendo atacada por la Fuerza Aérea Británica, Por lo que el ministro soviético creyó muy poco de lo dicho por Von Ribbentrop, al respecto del pronto triunfo de Alemania sobre Gran Bretaña.

Guerra Relampago

La guerra relámpago sobre Londres

Los daños sobre la ciudad de Berlín, fueron muy pocos en comparación a los efectuados a Londres. Lo que le interesaba a Churchill, era herir la moral teutona. En venganza Hitler, ordenó a la Fuerza Aérea Alemana, que dejara de bombardear los aeropuertos y se concentran en atacar las ciudades y en especial Londres.

Así se dio inicio a la “guerra relámpago” en la Batalla de Inglaterra, consistió en un bombardeo sostenido a diario, atacando de noche y de día entre el 7 septiembre de 1940 y el mayo de 1941, manteniendo aterrada a la población inglesa.

Mientras los alemanes seguían atacando las ciudades como Birmingham y Bristol, además otras ciudades con grandes obras de arquitectura y cultura como Exeter y Bath. El Primer Ministro Inglés consideró este sacrificio como un momento para renovar la flota aérea británica. Objetivo que fue logrado, y superó a los alemanes en producción de aviones, pero le faltaban pilotos, siendo este un problema.

Guerra Relampago

Por la capacidad numérica de cada ejército, mientras para los alemanes estas bajas fueron pocos significativas y en cambios que las bajas inglesas sí fueron elevadas para la Real Fuerza Aérea Británica. A pesar de esto, los alemanes consideraban que estaban perdiendo la batalla porque no habían llegado a cumplir el objetivo estratégico exigido por la Flota Naviera de Alemania; que era destruir la Fuerza Aérea Británica para aplicar la Operación León Marino.

Analizando las cantidades de bajas alemanas de 1733 aviones de acuerdo a la contabilidad alemana y casi de 1900 de acuerdo a los números de los ingleses, por Hitler dio la orden de cambiar las estrategias y olvidarse de la Operación León Marino, decidió que arremetiera con una nueva arremetida aérea. Este consistió en el ataque nocturno continuo y evitar coincidir con la aviación británica y su sistema de radares que detectan los aviones enemigos.

Estos ataques continuaron entre noviembre de 1940 hasta febrero de 1941. Alcanzando ciudades como:  Coventry, Birmingham, Liverpool, Plymouth, Mánchester, Sheffield, Hull y Brístol. Así como también las ciudades de Belfast y la isla de Irlanda el 15 de abril de 1941. Los bombarderos a Londres cada vez fueron más distanciados, pero más contundentes. Que según de alguna manera indican la victoria inglesa y la primera gran pérdida de la Fuerza Aérea Alemana.

Benito Mussolini, envió aviones italianos para colaborar con la Fuerza Aérea Alemana en la Batalla, en septiembre de 1940, combatiendo en varios enfrentamientos, sufriendo graves derrotas, teniendo que ser repatriados, en enero 1941. Casi en simultáneo la Fuerza Aérea Británica recibió el apoyo de pilotos de diferentes países aliados, Canadá, Unión Sudafricana, Australia y Nueva Zelanda. Así como voluntarios de países ocupados por Alemania pilotos de Polonia, Checoslovaquia y la Francia Libre.

La mayor cantidad de bombarderos alemanes sobre Londres se concentró el 15 de septiembre de 1940, ese día en la mañana 250 cazas británicos contraatacaron 150 cazas teutones, y luego en la tarde 275 Hurricanes y SpitFires, atacaron unos 340 aviones Messerschmitt 109. Ese día los alemanes perdieron unos 60 aviones. Si bien, los Messerschmitt 109 eran más veloces que los aviones ingleses Hurricanes y SpitFires (tomando en cuenta la altura), volaban a la mayor capacidad que tenían.

“Battle of Britain Day”

Después de estos ataques y derrota alemana, Adolf Hitler, dos días después ordenó terminar de una vez la Operación León Marino. Para finales de mayo los ataques continuos de la Fuerza Aérea Alemana terminaron sobre Gran Bretaña. A partir de entonces, este día 15 de septiembre, se celebra como “Battle of Britain Day”.

Guerra Relampago

Las ganas de seguir resistiendo cada vez fueron mayores y su objetivo fue ganarles a los alemanes. Es decir, el gobierno británico no quería resistirse ante los alemanes. La Real Fuerza Aérea aumentó la producción de aviones y fortalecía sus fuerzas de ataque. Entre tanto, la Fuerza Aérea Alemana estaba en deuda por no haber destruido a la Real Fuerza Aérea Británica.

La naviera alemana, desechó la propuesta de atacar por su inferioridad de fuerza ante la Real Naviera Británica, descartando la “Operación León Marino”. En estas circunstancias Adolf Hitler, una vez ganado en el Reino de Yugoslavia y el Reino de Grecia en abril de 1941, autorizó a la Fuerza Aérea Alemana dirigir a la mayoría de los aviones y bombarderos sobre la Europa Oriental para que apoya al ejército alemán invadir la Unión Soviética, en la Operación Barbarroja, el 22 de junio de 1941.

Los alemanes habían sufrido una gran derrota en la Batalla de Inglaterra, teniendo como resultado que en 1944 los británicos junto con los Estados Unidos, utilizaran a Gran Bretaña como base para el Desembarco de Normandía y librar la Europa continental occidental.

Guerra Relampago

Avances Tecnológicos

Las operaciones de “guerra relámpago” aplicaban tácticas en vez de desgastar, al contrario, y planificaba los ataques empleando la concentración de fuerzas junto con equipos móviles en la parte central, los tanques blindados trabajando en equipo con los efectivos de infantería en movimiento, artillería y la fuerza aérea.

Se requería del diseño de vehículos para el sustento técnico, mejorar los sistemas de comunicación, mejores maniobras militares y separación efectiva de la organización de jerarquías.

Es decir, la “guerra relámpago” o Blitzkrieg requería de la organización de una infantería mecanizada, una artillería autopropulsada y cuerpos de ingenieros que le hicieran mantenimiento correctivo a los equipos y movilidad de los carros.

Contrario a los ataques tradicionales alemanes, en la “guerra relámpago” dejaba sin respuesta a los enemigos en defensas de sus posiciones, si estas eran lentas, lograr romper las encerronas de los atacantes, que luego de rodearla las atacaban y cercenaba por parte de la infantería alemana.

Dejar Comentario