≡ Menu




Aprende todo sobre la Guerra Chino Japonesa

Sin lugar a dudas el conflicto de la Segunda Guerra Mundial fue uno de los más cruentos pasajes de la historia humana. Pero en occidente no se le ha dado importancia a la Segunda Guerra Chino Japonesa que se desarrollo dentro de este conflicto global y de la cual sabrás todo lo necesario en este post.

Guerra Chino Japonesa

Guerra Chino Japonesa

En este artículo te describiremos todo lo relacionado con una de las guerras más sangrientas que se suscitaron dentro del conflicto macro llamado Segunda Guerra Mundial en donde lucharon por un lado la República de China, apoyada por la Unión Soviética y Estados Unidos y por el otro bando el Imperio de Japón apoyado por la Alemania Nazi.

Poco sabemos nosotros los occidentales sobre este conflicto, ya que nos enfocamos siempre en las batallas que libraron los japoneses en contra de las fuerzas aliadas, pero a medida que vayamos desarrollando este artículo te darás cuenta de lo horrible y sangriento que fue.

De hecho se estima que el 90% de las víctimas que se sucedieron en la Guerra del Pacífico, provienen de la Guerra Chino Japonesa. Esta dimensión te permitirá valorar lo crucial que fue esta guerra en el desarrollo de la Guerra del Pacífico y su influencia en la guerra macro que fue la Segunda Guerra Mundial.

GUERRA CHINO JAPONESA

Antecedentes

Desde tiempos inmemorables ha existido rivalidad entre los pueblos chino y japonés, tanto es así que esta no es la primera gran guerra que han luchado estas dos naciones, ya que a esta guerra también en los libros de historia se le ha llamado la Segunda Guerra Chino Japonesa.

Sobre la Primera Guerra Chino Japonesa hablaremos someramente en un punto posterior, pero cabe decir que forma parte de una larga problemática que desembocó en la Segunda Guerra Chino Japonesa. Este conflicto comenzó cuando el Imperio del Japón invadió la llamada región de Manchuria.

Manchuria es una región que está ubicada al noreste de China, esta tiene una superficie de 801.600 Km cuadrados y que se encuentra muy cercana a la isla de Japón. esta región de China ha modificado en muchas ocasiones sus límites con respectos a los países que la rodean.

Tenemos el caso de la frontera con Rusia que ha sido modificada en los años 1.689, 1.858 y 1.860. En el año 1.894 hubo una disputa entre Rusia y Japón por parte de este territorio que desembocó en una guerra que recibió el nombre de Guerra Rusa Japonesa en el año de 1.904 que fue ganada por Japón.

Después de esto Japón decide en 1.931 ocupar el resto de Manchuria a la cual le cambia el nombre y la designa ManchuKuo y a la que proclamó como un «estado independiente». Pero realmente era lo que diríamos en lenguaje diplomático un «Protectorado Japonés».

Pero en 1.938 se sucede la llamada Batalla del Lago Jasán entre Rusia y el Imperio de Japón, donde resultó victoriosa Rusia, consiguiendo tomar la zona oriental de esta región. Para 1939 se sucede una nueva batalla entre estas dos naciones que recibió el nombre de la Batalla de Jaljin Gol, en donde los rusos unidos a los mongoles derrotan al ejército japonés en forma definitiva, logrando estabilizar estas fronteras que existen entre las tres naciones.

En 1.941 los japoneses deciden atacar a los Estados Unidos en Pearl Harbor, dando comienzo a la Guerra del Pacífico que por la cantidad de países que englobo y la cantidad de territorios y mar que estuvieron involucrados en este conflicto, cubrió de cierta manera la magnitud de la violencia y tragedia que se desarrolló en la Segunda Guerra China Japonesa.

Que fue un frente de batalla de mucha relevancia dentro del marco de la Guerra del Pacífico que produjo casi el 90% de las muertes ocurridas durante todo este conflicto. Aunque en los documentales que hacen referencia a esta guerra no se menciona a la Guerra Chino Japonesa como una guerra de importancia, lamentablemente lo fue ya que se estima que más de 20 millones de personas murieron donde una gran cantidad fueron civiles. (Ver artículo: Hideki Tojo)

GUERRA CHINO JAPONESA

Otro factor importante que tuvo mucha influencia en los ataques a China era su debilidad interna ya que se encontraba sumida en una especie de guerra civil, primero había pasado de una monarquía a una república, a principios del siglo XX cuando el último emperador fue derrocado .

Después surgió el comunismo que luchó en contra de los republicanos, por lo tanto se encontraba sumido en un caos que fue aprovechado por Rusia y Japón para tratar de controlar la mayor extensión de terreno posible y así poder disponer de los recursos naturales.

También la intrusión en las políticas internas de China que por parte de varias potencias internacionales, a los cuales solo les importaba la explotación de los recursos naturales que este país le podía suministrar, y no su población que estaba pasando hambre y pobreza.

Esto desarrolló un movimiento nacionalista mal canalizado que sumió en una oscuridad al gobierno del país permitiendo que su debilidad fuera aprovechada para tratar de desmembrarla en beneficio extranjero. Creando las posibilidades para que los chinos no pudieran defender su territorio.

GUERRA CHINO JAPONESA

Desarrollo de la Segunda Guerra Chino Japonesa

Desde finales del siglo XIX el Imperio Japonés comenzó a tener una política de expansión que hizo que este país se involucra en varios conflictos con los países vecinos. La Primera Guerra Chino Japonesa  suscitada entre 1.894 y 1.895 fue una de las primeras consecuencias de esta situación. Esta política hizo que Japón desarrollará una importante potenciación de su ejército, convirtiéndolo en una peligrosa potencia militar en la zona del Pacífico.

La idea esencial de todo esto era el de asegurar un acceso garantizados a materias primas y otros recursos económicos de los que carece la Isla de Japón. Una cultura de orden militar, un gasto excesivo en armas y por el aislamiento del resto del mundo que creó una sensación de superioridad con respectos a los otros pueblos de Asia y del Pacífico, hicieron que los japoneses quisieran expandir su territorio no solo hacía las islas ubicadas al sur de su posición geográfica sino que miraran hacia tierra firme en Asia.

Ya como habíamos mencionado anteriormente  para 1.938, Japón se había apoderado de la región de Manchuria, esto debido a un suceso llamado Incidente de Mukden acaecido en el año de 1.931. El 18 de Septiembre de 1.931 al sur de la región de Manchuria en un área llamada Mukden donde se estaba desarrollando la instalación de una vía férrea por parte de una compañía japonesa.

Esta vía fue dinamitada por un grupo de oficiales japoneses, pero el hecho fue adjudicado a los chinos, este falso hecho permitió justificar la entrada del ejército japonés en el área para tratar de evitar una crisis internacional. Esto permitió a estos tomar toda la región de Manchuria casi sin resistencia y declararla un país independiente llamado ManchuKuo.

GUERRA CHINO JAPONESA

Para darle formalidad a esta situación los japoneses convencieron al último emperador chino de la dinastía Qing de nombre Puyi que había sido depuesto por la fuerza, hecho que fue llevado a cabo por un grupo de militares que recibían el nombre de señores de la guerra y que crearon la República de China en 1912. Con Puyi como gobernante títere ya que el verdadero gobierno era el japonés.

Esta farsa se mantuvo entre los años de 1.934 hasta 1.945, y le permitió a Japón tener un territorio en tierra firme desde continuar con sus intenciones de expansión. Mientras tanto en China se desarrollaba una cruenta guerra civil entre los nacionalistas y los comunistas. Esta finalizó en 1936 mediante un tratado forzoso debido a las crecientes amenazas que representaba el Imperio de Japón para China.

Pero en el 7 de Julio de 1.937 sería el día que diera comienzo a la Segunda Guerra Chino Japonesa, cuando se sucedió un hecho extraño en el llamado puente de Marco Polo, cuando un grupo de soldados japoneses que se encontraban desplegados en el puente debido a unos ejercicios militares, fueron sometidos a una ráfaga de disparos.

Esto produjo un enfrentamiento entre el ejército japonés y el ejército chino que se encontraba en la zona. Hasta el día de hoy solo existen diversas teorías sobre el origen de los disparos. Una teoría indica que fueron realizados por combatientes comunistas chinos que se encontraban infiltrados en el ejército chino, otra teoría indica que fueron los mismos japoneses que realizaron el ataque para poder dar inicio justificado al conflicto y la última teoría culpa a los soldados chinos que atemorizados por las maniobras japonesas decidieron disparar en contra de ellos.

GUERRA CHINO JAPONESA

Pero hasta hoy en día ninguna de estas teorías ha sido comprobadas por falta de pruebas irrefutables de que hayan sido la causa del inicio de las acciones bélicas. La posterior desaparición de un soldado japonés, hizo que estos solicitaron a las autoridades de Beijing ciudad que dista del Puente de Marco Polo unos escasos 5 km, una revisión de la ciudad para dar con el paradero del soldado nipón, a lo que las autoridades chinas se negaron.

Después de unas conversaciones entre los altos oficiales que estaban al mando de los ejércitos chinos y japones en la zona llegaron al acuerdo de realizar una comisión mixta para realizar la búsqueda. Esto no fue tomado de buena manera por los gobiernos centrales de ambas naciones que reaccionaron enviando más tropas al lugar, incrementando las tensiones.

Debido a las reacciones negativas hacia la situación imperante, aumentada por la negativa del gobierno chino de que soldados japoneses entraron a la ciudad de Beijing comenzaron las hostilidades cuando Japón ordenó el 20 de Julio un ataque aéreo sobre la ciudad. (Ver artículo: Ataque a Pearl Harbor)

Ya al finalizar el mes de Julio Japón había logrado apoderarse de Beijing y de otras ciudades cercanas a esta. Una vez completada la toma de estos territorios al norte de China, los japoneses trataron de llegar a una tregua con el gobierno chino, ya que se estaban preparando para combatir a un ejército más poderoso, el ruso.

GUERRA CHINO JAPONESA

Pero el plan no le salió bien cuando el gobierno chino no quiso firmar un tratado de paz, y recrudeció las acciones al atacar el barrio japonés ubicado en la ciudad de Shangai abriendo otro frente de batalla, el 13 de Agosto de 1937. Estos combates fueron mayormente a corta distancia y se extendieron por alrededor de tres meses. Culminando cuando tropas japonesas desembarcaron al sur de la ciudad y logrando tomarla por completo.

En esta batalla mientras que los japoneses perdieron solo 60.000 hombres los chinos sufrieron grandes bajas ya que solo en militares perdieron más de 250.000, tropa de la mejor entrenada que tenía para ese momento el ejército chino, aparte de las bajas civiles. El gobierno chino ordenó la retirada de las tropas que le quedaban en la ciudad de Shanghai, hacia la ciudad de Nankín que en ese momento era la capital de la nación china.

Con esto pretendía fortificar las posiciones de defensa en la ciudad para tratar de repeler el inminente ataque japonés a esta. A pesar de este esfuerzo militar para defender la ciudad, ya para el 12 de Diciembre de 1937 la zona sur de la ciudad se encontraba bajo control japonés obligando al gobierno chino a tener que huir de la ciudad, para evitar ser capturados.

Este escape frustró los esfuerzos de dar por concluido su guerra con China al poder detener a los integrantes del gobierno chino. Como esto no sucedió el ejército nipón tomo graves represalias en contra de la población civil de la ciudad.

GUERRA CHINO JAPONESA

Estas acciones realizadas por el ejército japonés en contra de la población civil de Nankin, estiman un número de 300.000 bajas no combatientes, haciendo de este hecho uno de los más atroces ocurridos durante la Segunda Guerra Chino Japonesa, y considerada como uno de los hechos más infames acaecidos durante la Segunda Guerra Mundial.

El gobierno de china se trasladó a la ciudad de Wuhan, en donde se preparó para defender la ciudad perseguidos por el ejército japonés. A mediados de 1938 comenzaron las acciones sobre la ciudad de Wuhan por parte del ejército japonés. Las acciones para la toma de la ciudad fueron las más implacables de toda la Segunda Guerra Chino Japonesa y duraron por espacio de 5 meses hasta que lograron su rendición.

A pesar de que la victoria fue para el lado japonés, ambos bandos sufrieron grandes bajas las cuales se estiman en más de un millón de soldados entre ambos lados. Para el año de 1.939 las acciones en la guerra habían culminado en un punto inerte debido a que los constantes combates, habían mejorado la experiencia del ejército chino, que se encontraba apoyado por ayuda extranjera.

Por otro lado los japoneses habían obtenido mucho territorio chino, pero sus líneas de suministros estaban forzadas al límite, aunado a una gran pérdida de combatientes y material bélico a manos del ejército chino. Otro factor que influyó en este estancamiento fue la declaración de no agresión que habían firmado el aliado de Japón, La Alemania nazi y su gran enemigo la Unión Soviética.

Situación que incrementó el temor de los japoneses de ser atacados por este último, en la frontera norte de Manchukuo. Pero para el 14 de Septiembre de 1.939 los japoneses deciden invadir la ciudad de Changsha, sitio estratégico para continuar su avance hacia la ciudad de Chongqing, donde se había establecido el gobierno chino después de la pérdida de la ciudad de Wuhan.

Pero en Changsha, los resultados fueron diferentes ya que el ejército chino logró repeler el ataque japonés, de hecho se sucedieron tras batallas de grandes magnitudes por esta ciudad, la primera a finales de 1.939, la segunda en 1.941 y la última en 1.942. Pero la situación empeoró para los japoneses después de su ataque a Estados Unidos en Diciembre de 1.941, ya que esto fusionó la Segunda Guerra Chino Japonesa, con la Segunda Guerra Mundial, más en específico con la Guerra del Pacífico.

Esto fue debido a que ya no solo los japoneses pelearían en contra de los chinos solamente, sino que también se enfrentarían a los ejércitos aliados. Básicamente las siguientes batallas fueron cuesta arriba, para el ejército japonés que no pudo seguir apoderándose de zonas estratégicas dentro de China. A pesar de esto es importante resaltar una de las batallas sucedida durante el año de 1.943, y que resulta de particular importancia porque los japoneses utilizaron armas químicas en esta contienda.

Me refiero en específico a la Batalla de Changde, que como ya habíamos comentado anteriormente sucedió a finales de 1943, durante la cual los japoneses hicieron un uso a gran escala de armas químicas que dieron como resultado de además de extensas baja militares, una gran cantidad de bajas civiles, que se estiman en más de 300.000, durante los dos meses que tuvo de duración esta batalla.

A pesar de esta situación el ejército japonés perdió la batalla y a principios de 1.944 tuvo que retirarse hasta las posiciones que ocupaba antes de esta batalla, esto causó muchos estragos en el componente nipón. Adicional a esto la complejidad en que había quedado comprometido el ejército japonés al encontrarse peleando en muchos frentes a la vez, debido a lo extensiva de la Guerra del Pacífico, fue reduciendo su capacidad de ofensiva.

Para Abril de 1.944, las fuerzas japonesas retoman la ofensiva, en la Guerra Chino Japonesa ya que la inteligencia nipona descubre la existencia de pistas aéreas americanas en suelo chino. Para esto desarrollan la llamada Operación Ichigo, que se ejecutó entre Abril y Diciembre de 1.944, desplegando en territorio chino a más de 400.000 soldados que tenían como misión destruir las bases enemigas  fin de detener el bombardeo que los americanos realizaban sobre suelo japonés.

GUERRA CHINO JAPONESA

Esta operación fue todo un éxito ya que las bases aéreas, fueron destruidas pero sus resultados no fueron los totalmente esperados por los japoneses, ya que los Estados Unidos, habían logrado conquistar las Islas Marianas, mudando sus bases a estas. Continuando de esta manera con el bombardeo sistemático de las islas pertenecientes al Imperio de Japón.

En Junio de 1945, los chinos obtienen una importante victoria en la Batalla de Yunnan, enmarcada en una contraofensiva china llamada Operación Guangxi, está estableció 3 frentes de batalla simultáneas, con la intención de recuperar los territorios perdidos al sur de China que duró 2 meses.

Ya en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial, la Unión Soviética le declara la guerra a Japón el 9 de Agosto de 1.945, después de tres días del bombardeo de la ciudad japonesa de Hiroshima con una bomba atómica. La Unión Soviética invade los territorios japoneses en la región de Manchuria, destruyendo de manera fácil al principal ejército japonés que protegía este territorio.

Finalmente Japón se rinde el 15 de Agosto de 1.945, poniendo fín a la Segunda Guerra Mundial y a la Segunda Guerra Chino Japonesa. China logra recuperar todos los territorios que estaban en mano de los japoneses y al año siguiente se retoma la guerra civil china entre los republicanos y los comunistas. (Ver artículo: Guerra en el Pacífico)

GUERRA CHINO JAPONESA

Consecuencias de la Guerra Chino Japonesa

A continuación te hablaré de las consecuencias que dejó la Segunda Guerra Chino Japonesa, y que empezaremos por la gran cantidad de vidas humanas perdidas durante la ejecución de esta. El mayor número de bajas se produjo del lado chino con un estimado de 21.350.000 muertes divididos en 3.800.000 muertes de militares y 17.550.000 muertes civiles.

Por el lado japonés las bajas se estimaron en unos 2.400.000 muertes militares. En relación a los territorios ocupados por los japoneses estos fueron devueltos a China a excepción del territorio llamado Mongolia Exterior, que en la actualidad forma parte de Mongolia.

Otra consecuencia de gran importancia que surgió de esta guerra y que aun en la actualidad, a tenido secuelas es sobre el Sentimiento  Antijaponés en China. No solo la cantidad de muertes civiles producida por las represalias japonesas durante la ocupación de los territorios chinos, generaron este odio sino que también existen otros motivos.

GUERRA CHINO JAPONESA

Sin embargo, lo que primero se va a explicar es la definición de este sentimiento o también conocido como japonofilia, y trata sobre la desconfianza, el miedo, el rencor y la desconfianza que se le tiene al pueblo japonés en general, es decir, a todo lo que sea perteneciente o que provenga de la cultura japonesa.

Inclusive este odio puede convertirse en desprecio, discriminación o animadversión contra todo lo concerniente a la sociedad y cultura japonesa, la cual se vio impulsada como una propaganda antijaponesa de aquellas naciones aliadas en la Segunda Guerra Mundial, y utilizaba características racistas y despectivas para incentivar el odio entre estas dos naciones.

Que como hecho a destacar se tiene que mencionar que China no es el único país que tiene este tipo de sentimientos en contra de Japón, ya que de hecho se encuentra Corea del Sur, Taiwán y Corea del Norte, en Asia y Estados Unidos por América que al igual que con China son las naciones más fuertes que comparte este sentimiento de odio y desprecio.

Antiguamente esta desprecio estaba fuertemente vinculado con el pensamiento de que los japoneses eran unos bárbaros, pero que con el tiempo fue cambiando esta mentalidad. Es importante mencionar que una de las razones de este odio se debe a que Japón quería adoptar varias de las costumbre Occidentales, sin embargo esto no se logra ya por motivos como el descontento del pueblo o porque la integración era muy complicada para poder asimilar. Estos hechos hicieron que se le considerar esta nación evolutivamente inferior, aumentando la desconfianza de la cultura.

Aunque a pesar de los años que han transcurrido de la Segunda Guerra Mundial, en donde el odio, desconfianza y desprecio ya se han ido poco a poco olvidando, es importante comprender que las sociedades no olvidan, ya que este resentimiento todavía existe como bien ya mencionamos anteriormente, sino que también este puede aumentar conforme se van realizando algunas actividades, un ejemplo podría el resentimiento que se genera contra el Gobierno japonés a pesar de que ya esté antiguamente ha pagado las penitencias impuestas cuando perdió la guerra.

Sin embargo, las personas y la historia no olvidan todas las atrocidades que este pueblo cometió, por lo que la antipatía general es tan fuerte el Gobierno japonés ha tratado de compensar a las naciones que se vieron afectadas, ya que no son solos los hechos acontecidos en los años 1939 a 1945 sino que actualmente Japón tiene una problemática ambiental muy fuerte (la cual amenaza la vida de los seres humanos) ya que se ha demorado en limpiar varias piezas que afectan a la vida.

GUERRA CHINO JAPONESA

De igual forma, también está la contaminación por elementos químicos que se encuentran enterradas en China que incentivan la hostilidad hacia esta cultura, y si se habla de otros elementos como cuando el ex Primer Ministro Junichiro Koizumi (nació en 1942, y fue Primer Ministro desde 2 de abril de 2001 hasta el 26 de septiembre del 2006) fue duramente criticado por países como Corea del Sur y China.

Cuando este realizó homenajes para las personas que combatieron en la Segunda Guerra Mundial en el Santuario Yasukuni (es un santuario sintoísta, en Tokio, Japón), aunque esto suene normal hay que tener en cuenta que de los que combatieron en esta guerra se encuentran unas 2000 o más personas que eran considerados criminales de guerra.

Por otro lado, los nacionalistas de derecha, han escrito varios libros disminuyen o suavizan las atrocidades que cometieron los japoneses, esto hace que se genere una controversia que a su vez ocasiona una atención negativa extranjera hacia los japoneses.

En China este sentimiento antijaponés, va a surgir a raíz de la primera guerra Chino-japonesa, es decir, que se remonta a los tiempos del siglo XIX, específicamente posteriores a 1865, ya que en un principio se tiene que en los últimos momentos de la Dinastía Qing (pertenecientes a Japón) realizaron negociaciones que resultaron con el de  anexo de varias partes de China durante las épocas del imperialismo (en donde muchas naciones occidentales realizaron acciones semejantes), esto resulto con el descontento de los habitantes de China.

GUERRA CHINO JAPONESA

Que luego se le sumó a las imposiciones realizadas por Japón a China conocidas como las Veintiuna exigencias realizadas el 18 de enero de 1915, en donde el Imperio japonés ampliaba sus territorios y extendía su influencia sobre varios aspectos de la cotidianidad de los Chinos, como los ferrocarriles, principales provincias de China e incluso que solo se podían realizar concesiones costeras o insulares con Japón, y el nombramiento de altos funcionarios japoneses dentro del gobierno Chino.

Esto generó un impacto sumamente negativo para los Chinos y aumentó la antipatía que se le tenía ya a los japoneses (que empeoraría con la Segunda Guerra Mundial), a su vez también incentivó el sentimiento de nacionalismo.

De igual forma, también se tiene que mencionar el sentimiento antichino que le tienen en Japón, debido a que para poder entender las consecuencias que tuvo la segunda Guerra Chino Japonesa en ambas naciones se tienen que ver todos los lados del espectro, por tal motivo este sentimiento se puede definir como la aversión, el odio, la desconfianza entre otras que tienen los japoneses contra el pueblo Chino.

En este caso, empezamos hablando desde el periodo comprendido entre los siglos XVII (específicamente en el año 1603) hasta el siglo XIX (específicamente en el año 1868), a lo largo de estos siglos se le conocen como la era Tokugawa, la cual es importante para la historia de Japón ya que al finalizar el periodo da el comienzo al imperio japonés. (Ver artículo: Guerra Civil de China)

Para entrar un poco en contexto, el periodo Tokugawa empezó buscando la paz, logrando crear un balance entre el poder (siendo necesario de destacar que este balance duró un aproximado de 250 años), en donde los samurais tenían que dejar las armas e irse a las ciudades o trabajar como sirvientes para un soberano feudal, además de que aquellos soberanos feudales tenían que vivir en Edo (actualmente Tokio) por un año y después irse a su provincia, la clases sociales se dividieron en cuatro, los campesinos, los samurais, los artesanos y los comerciantes.

Sin embargo, también existían otros grupos fuera de esta sociedad, en donde se destacan las prostitutas, carniceros, verdugos, guardias, sepultureros entre otros, esto ocurría debido a que no cumplían con los esquemas del budismo. A medida que pasaron los siglos en donde esta dinastía gobernó, el índice población fue en aumento.

GUERRA CHINO JAPONESA

En cuanto a su comercio exterior, este periodo intentó restablecer las conexiones internacionales que habían sufrido por el gobierno anterior, es decir, por las actividades de Toyotomi Hideyoshi; el comercio se logró recuperar en China, excepto en Manila y en Corea.

Es importante mencionar este periodo debido a que convirtió a un Japón dividido a un país unificado, maduro y estable a través de una guerra civil, ya que a pesar de que al final se restablecieron las relaciones con otras naciones, hay que destacar que anteriormente a esto, Japón era un país aislado del mundo.

Lo cual le permitió que en cierta partió comenzará a tener un sentimiento de nacionalidad ya que su cultura se desarrolló con muy poca influencia extranjera, de hecho uno de los movimientos culturales más importantes de este periodo fue una institución que se dedicó al conocimiento y se llama en japonés Kokugaku que se traduce literalmente como Estudios nacionales, a pesar de que generalmente se le conoce como Estudios japoneses.

GUERRA CHINO JPONESA

En este movimiento lo que se intenta descubrir es la verdadera cultura japonesa, diferenciarla de la extranjera y restaurar la cultura japonesa que había resultado afectada por la influencia de los extranjeros, en especial de los Chinos. Tal era así que varias escuelas comienzan proyectos para identificar los orígenes de estos aspectos en la vida cotidiana, que inclusive llegan a afirmar que un libro que tiene gran influencia sintoísta, llamado I Ching, originario de Chino es de hecho japonés.

Estos pensamientos fueron creciendo, hasta que llegó un punto en donde el amor a su nación era tan grande que durante un periodo de tiempo hizo que los habitantes de Japón se vieran así mismo como “mundo civilizado rodeado de bárbaros”.

Ya para el siglo XIX, específicamente desde el 1866 hasta el 1869, se produce la Restauración de Meiji de Japón, en donde la nación consiguió tener un progreso muy similar a la de las otras naciones occidentales.  Por el otro lado, en China no se logró llegar a la misma nacionalidad que era característica de los japoneses, ya que ocurrió todo lo contrario, debido a que este se hundía en un estado de difusión, entendiendo este término como la corriente en donde gracias a los contactos entre otras naciones se enriquecieron mutuamente de tradiciones y recursos.

GUERRA CHINO JAPONESA

Con el tiempo muchos pensadores de la época continuaron aumentando la xenofobia contra China, lo cual permite que los imperialistas cometieron atrocidades en contra de ellos, llegando hasta el punto culminante en la Segunda Guerra Mundial, que finalizó con la Masacre de Nankín, ya luego, hablando de la segunda guerra Chino japonesa se cobró la vida de millones de personas, en donde la mayoría eran civiles y pertenecientes a China, en donde también hubo una pérdida inimaginable de la propiedad China.

Tras haber finalizado la Segunda Guerra Mundial, los sentimientos de odio, resentimiento y hostilidad eran tan fuertes que tuvieron que ser sofocados e inclusive se convirtieron según los medios de comunicación en un tema tabú, que llegaron a un punto tan álgido que tomaron diferentes lados en la Guerra Fría (comienza entre los años 1945 y 1947, y finalizó en el año 1989).

Sin embargo, se tiene que hacer mención de que en algunos temas si se pusieron de acuerdo, eran muy pocos pero si llegaron a existir como lo es el caso del nombre alternativo japonés para el conocido Mar de la China Meridional. En las décadas siguientes, ambos países tuvieron muy poco contacto, hasta que en el año 18975 su relación se normalizo.

Hasta que China no acepta pedir dinero para las reparaciones que se debían a la segunda Guerra Mundial, que aunque este tuviera varios fines, como lo era el tratar de verse humilde frente a otros países también lo fue su deseo de fortalecer su posición en contra la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, esto se consiguió un agradecimiento por parte de Japón, debido a que este era uno de los que tenía que pagar por los daños ocurridos en la Segunda Guerra Mundial.

A su vez en ese momento existía un miedo al comunismo, sin embargo, el contacto que tuvo Japón con la Unión Soviética pese a que este último era comunista era más que todo cordial e incluso se le puede llamar amistoso, que el en caso de China no era así sino más bien formal. Si bien en cuanto a las etnias chinas que habitaban en Japón, se encuentro una mejoría, caso que ocurre de igual forma con los coreanos.

Pero a pesar de haber tenido un contacto cordial en los años que le siguieron, siguieron teniendo ambos países problemas con la xenofobia que comenzaron a empeorar en el año 2000 cuando la xenofobia se convino con la relación política que ya estaba tensa, lo cual empeoró debido a que muchos de los japoneses consideran que los chinos están utilizando los temas que sucedieron a raíz de las segunda guerra mundial.

Como ocurrió con el ex Primer Ministro Junichiro Koizumi cuando realizó visitas para rendir homenaje  a los soldados que perecieron en la segunda Guerra Mundial, así como también las controversias que encuentran los chinos sobre los libros japoneses de como relatan los acontecimientos de esta guerra, por lo que los japoneses consideran que los chinos los tratan de convertirlos en los culpables de la política nacional.

Actualmente sigue habiendo un amplio resentimiento y odio hacia los chinos, que ha generado protestas y movimientos en contra de esta nación, la cual ocurre en ambos sentidos, ya que los chinos no toleran a los japoneses, por lo que podemos concluir que ambos se tienen una aversión mutua que no se cree que logre resolver en muchísimo tiempo. (Ver artículo:  Harold Alexander)

GUERRA CHINO JAPONESA

Primera Guerra Chino Japonesa

La primera Guerra Chino Japonesa ocurre el 1 de agosto de 1894 y finaliza el 17 de abril de 1895 y ocurre cuando el Imperio japonés intenta conquistar a Corea que le pertenecía a la dinastía Qing, que es originaria de China. Es necesario mencionar que esta guerra duró muy poco tiempo si se compara con la segunda guerra chino japonesa, ya que duraron unos seis meses en donde las victorias eran consecutivas que durante en febrero de 1895, China le solicita la paz a Japón luego de que este tome el puerto chino de Weihai (perteneciente a la provincia de Shandong).

Como ya se mencionó anteriormente sobre el cómo llegó Japón a ser un imperio, se tiene que contextualizar lo que ocurrió por el lado de China, Por este motivo se habla sobre la dinastía Qing, la cual se le conoce como la última dinastía que tuvo la China imperial que gobernó durante los años 1644 hasta 1912. Este imperio duró aproximadamente casi 3 siglos, que sentaron las bases territoriales de la China moderna.

La dinastía fue creada por el clan Yurchenko de Aisin-Gioro que habitaban Manchuria (región que se localiza en el noreste de China), que luego de unas rebeliones que causaron un fuerte impacto en el gobierno de ese entonces (que era la dinastía Ming) lograron obtener el control sobre China organizando unidades tanto militares como sociales para expulsar a todos las fuerzas Ming. Uno de los gobernantes del imperio Qing fue Qianlong, que pasaría a la historia por extender el imperio Qing hasta la Asia Central durante los años 1750 hasta 1790.

Los primeros gobernantes de esta dinastía se destacan por mantener las costumbre manchúes (es un grupo étnico procedente de Manchuria) y que además se utilizaron costumbre procedentes de los mongoles y del budismo tibetano. La época de máximo esplendor de esta dinastía fue entre los años 1735 a 1796, es decir, cuando el emperador fue Qianlong, ya que luego de esto ocurrió un declive tanto de prosperidad como del control del poder.

Este declive propicio a que tuvieran un careciente equipo táctico para que se pudieran defender de los posibles invasores como lo fue Japón. Esto hizo que la dinastía Qing perdiera la guerra ya que no pudo mantener su soberanía, convirtiendo por primera vez en la historia a Japón como el gobernante de todo el este de Asia, causando un fuerte daño dentro de la cultura clásica de China.

Esto género en un futuro una serie problemática, ya que la dinastía Qing no pudo impedir con semejante enemigo que no solo estaba preparado militarmente (ya que incluso a Japón se le podía considerar en esa época como una potencia al igual que las naciones occidentales) sino que también tenía conocimiento estratégico, causando una derrota fulminante que denoto una serie de revoluciones y cambios políticos, que finalizaron con la Revolución de 1911, destacando a personajes como Sun Yat-Sen y Youwei Kang, que determinó el fin de la monarquía imperialista.

GUERRA CHINO JAPONESA

Pero antes de irse a profundidad por esta interesante guerra se tiene que tomar en cuenta que durante los siglos XVII y XVIII, el Shogunato, el cual consistía en una serie de limitaciones fuertes con relación al comercio extranjero, el que ocasionó esta problemática fue Japón a consecuencia de esto, esa nación era un pueblo aislado de las naciones tanto lejanas como cercanas a este.

Haciendo excepciones como China (ya que la dinastía Qing había logrado abrir un canal de comercio a través de las islas Ryukyu), Corea (con el canal a través de Tsushima) y con Países Bajos (utilizando un puesto comercial en Dejima)

Sin embargo, para el año 1854 un comodoro de los Estados Unidos llamado Matthew Perry realizó amenazas de forma implícita sobre el uso de fuerza militar sino accedían a abrir su comercio global; a Japón no le quedó más opción de abrir  su comercio, lo cual permitió que se iniciara un proceso de desarrollo y occidentalización del país.

Después de varios años, ocurrió la Restauración de Meiji, la cual se puede describir como una serie de eventos que condujeron a un cambio en el sistema tanto político como social en Japón, haciendo que durante los cuatro años que duro, es decir, entre los años 1866 a 1870 finalizara el periodo Edo y comenzará la nueva era del imperialismo japonés.

GUERRA CHINO JAPONESA

Esto permitió que varias delegaciones y estudiantes pertenecientes del nuevo imperio  japonés viajaran a varias partes del mundo, para que estos pudieran conocer, asimilar y aprender nuevas acontecimientos y ciencias por parte de los occidentales con la finalidad de tener condiciones iguales a las potencias extranjeras (que cada vez iban en aumento) y de evitar que volvieran a caer bajo la dominación extranjera, perdiendo sus lazos con su cultura.

Los conocimientos que llegaron a Japón lo convirtieron en una nueva potencia emergente, en donde este quiso compararse con las otras potencias y siguiendo sus ideas empezó a buscar colonias propias, por lo que, con deseos de proteger sus intereses, decidió buscar territorios cerca del suyo, esto hizo que se centrará en Corea, por lo que considerando que tenía que anotar antes de que otra potencia lo hiciera.

Por lo que desarrollo recursos y reformas que beneficiaban los intereses de los japoneses asegurando la independencia de la península, ya que llegaron a pensar de que si invaden a Corea primero que ellos, podrían establecer tropas ahí y tratar de conquistarlos, lo cual lo convirtió en una fuerte amenaza.

GUERRA CHINO JAPONESA

De igual forma otra de las razones por la que se tomó la decisión de invadir a Corea fue por sus recursos naturales, en donde se destacan los yacimientos de carbón y el mineral hierro, los cuales eran importantes para este imperio para poder tener un buen desarrollo industrial, así como también lograr ponerle fin al poderío de China sobre Corea.

Hablando ahora por el lado de China se tiene que mencionar que tenía fuertes problemas por lo que intentaba de mantener el control sobre Corea, el cual era el utilizo y el más antiguo de sus Estados pertenecientes.

Ya para el 27 de febrero de 1876, ocurren varios incidentes entre los habitantes japoneses con habitantes coreanos aislados, lo que género que Japón impusiera un Tratado en el año 1876, logrando obligar a Corea a tener un comercio completamente abierto tanto con Japón con otras potencias, así como también lograr que se proclamara independiente de China. (Ver artículo: Guerra de los Boers)

Aunque en un principio fue ciertamente complicado, debido a que Corea había pertenecido a China por mucho tiempo hizo que los funcionarios conservadores coreanos y la familia real, estuvieron muy ligados con seguir siendo una colonia China, hizo que el estado estuviera dividido, entre los que los apoyaban contra los reformistas que quieran establecer mejores vínculos tanto con los japoneses como con las naciones occidentales.

GUERRA CHINO JAPONESA

Debido a que China estaba muy debilitada por sus múltiples luchas internas, estos no tenían la fuerza y el dinero para poder mantener a Corea como una colonia, por lo que luego de conseguir la independencia Japón se encargó de reemplazar la influencia china con la suya.

Si bien Corea logra conseguir la independencia, esta no contó con experimentar en el año 1882 una grave sequía que lo ocasiona un grave escasez de alimentos, lo cual generó muchos problemas entre la población, llegó a puntos tan crítico que Corea siendo incapaz de resolver los problemas de dinero, en donde se tiene que destacar tanto la alimentación del pueblo como la de las fuerzas armadas.

Que tuvieron un motín en el 23 d julio de ese mismo año, debido a que los militares estaban resentidos puesto de que no se les había pagado desde ya durante varios meses, que no solo fueron los militares sino que también se sumó la población, en donde atacaron hasta inclusive a delegaciones japonesas las cuales tuvieron que escapar hasta otros sitios.

 

GUERRA CHINO JAPONESA

En después a al ataque hacia su pueblo, Japón manda buques de guerra para cuidar de sus propios interés, y a su vez conseguir una compensación, esto hizo que los Chinos tuvieran que mandar ejército para hacerle frente a los japoneses, para poder bajar la tensión entre las naciones se tuvo que firmar un tratado, conocido como el Tratado de Chemulpo, que establecía que los conspiradores serían castigados y las naciones que se vieron afectadas recibieron su compensación. (Ver artículo: Sabes cual fue la Guerra Civil Rusa.)

Luego de esto, japoneses en el año 1884 que habitan en Corea realizaron un golpe de Estado, sin embargo, no duró mucho tiempo debido a que los conservadores solicitaron ayuda a China quienes mandaron tropas logrando recuperar el control de una manera muy sangrienta, esto ocasionó la muerte de muchos reformistas, así como también un gran incendio en el hogar de la delegación japonesa que dio como resultado la muerte de coreanos y japoneses.

Esta problemática siguió generando tensión entre las naciones de Japón y China que fue resuelto luego de que se realizará la Convención de Tientsin que se realizó en el año 1885, esta convención se trató de llegar a un acuerdo sobre la situación de Corea, dando resultado que las dos partes involucradas en Corea sacarán sus fuerzas expedicionarias al mismo tiempo, a su vez ninguno podía ayudar en la formación militar de los coreanos, así como también informar y explicar a la otra nación si se enviaban tropas militares.

 

GUERRA CHINO JAPONESA

Esto generó ciertas molestias por parte de Japón, puesto que se sentían frustrados de que los Chinos hubiesen conseguido reiteradas veces conseguir retrasar los deseos expansionistas sobre Corea, es importante comprender que luego de este momento ninguna de las dos naciones consiguió invadir y conquistar a Corea.

En el año 1894 ocurrió un levantamiento en contra del gobierno coreano generando represalias por todo el país, llegando incluso a acercarse a la capital coreana, lo cual causó serios problemas al Rey quien al ver la situación empeorar no dudo en solicitarle ayuda al gobierno Chino, este último le informo que tenía que mencionarle a Japón que iba a enviar tropas para ayudarlo.

Después de que China le informará a Japón de que iba a enviar tropas a Corea para tratar con los rebeldes, género que este enviará soldados para proteger a sus habitantes, comercio y embajada. Sin embargo, durante esa lucha ocurre la muerte de un japonés revolucionario (quien había huido de Japón luego de que estuviera involucrado en un intento de golpe de Estado en Japón) en Shanghai (China) para luego ser traslado de nuevo hacia Corea en donde lo descuartizaron para hacerle ver a los rebeldes que ese sería su destino sino dejaban de amenazar a la capital.

Los japoneses consideraron esto una ofensa grave, pero cuando China decide retirar su ejército y le pide a Japón que haga lo mismo en períodos simultáneos, Japón comienza a exigir que se aplicaran varias reformas gubernamentales, con la finalidad de establecer en el país cierta influencia japonesa.

Que luego de haber eliminado a los rebeldes, la presencia japonesa todavía se podía sentir en el lugar, aunque los chinos eran más que los japoneses; en un principio el gobernante chino intentó resolver pacíficamente las diferencias que tenía con Japón, que para esto pide ayuda a Gran Bretaña y a la Unión Soviética, a pesar de existían personas chinas que no estaban no estaban de acuerdo con sus ideas pacifistas.

Esto generó una serie de ataques, que afectaron al gobernante chino (por no lograr consolidar una gestión ante la crisis) quien dejó desatendió los preparativos bélicos del país, haciendo que el ejército japonés mejorará contra el de ellos, olvidándose también de las tropas que yacían en Corea debido a que tanto numéricamente como estratégicamente los japoneses lograron vencer a China.

guerra chino japonesa

Lo cual a los pocos meses los japoneses se preparaban para enfrentarse para la guerra, ya que comenzaron a comprar carbón a una potencia occidental como lo es Gran Bretaña, así como también enviar espías a las regiones de China para poder descifrar los códigos telegráficos chinos y así saber de que se estaba hablando en todo momento.

Otro hecho que se le tiene que sumar fue que los japoneses habían conseguido influenciar a Corea para expulsar a los chinos, debido a que su presencia no era grata su presencia, que para esto el gobierno coreano le concedió a Japón el derecho de expulsar a los soldados chinos utilizando la fuerza si era necesario, dando inicio a la primera Guerra Chino Japonesa.

Lo enfrentamientos duraron varios meses en donde el 25 de julio de 1894, un ataque por parte de la Armada japonesa antes de lo esperado derriba un buque chino, es importante destacar que este momento supuso la culminación de un odio que existía desde hace varios años entre ambos imperios, los cuales pusieron a pruebas sus conocimientos tácticos y sus medidas modernizadas.

GUERRA CHINO JAPONESA

Al pasar los meses desde aquel hundimiento del buque que enero la guerra como tal, siguieron una serie de derrotas, en donde para finales de ese año las tropas japonesas habían logrado expulsar a las fuerzas chinas de Corea, que luego se le sumo su adquisición de los territorios nororientales chinos. Ya para el año 1895, los japoneses se encontraban cerca de la capital (Pekín), en donde ya para este punto China tuvo que solicitarle la paz a los japoneses.

Es importante destacar que las tropas chinas a pesar de que estaban bien armados en donde contaban con rifles que si se enfrentaban contra las japonesas se destacaban, sin embargo, los japonés contaban con una excelente estrategia militar, hecho que en el caso de  los Chinos les faltaba disciplina.

Esto fue determinante en la guerra, así como también que el gobierno chino tuvo varias deserciones de tropas a lo largo de la guerra contra Japón, lo que les permitió a estos últimos prevalecer las batallas por tener una gran cantidad de números en sus tropas, venciendolos de una manera muy efectiva y rápida.

Así como también que durante una de las batallas más importantes de esta guerra, que fue la batalla de Pingfang, hizo que los japoneses desbarataran las defensas del norte de China, haciendo que estos abandonaran el armamento, que con el paso del tiempo comenzó a escasear al finalizar la guerra. (Ver artículo: Aliados en la Segunda Guerra Mundial)

GUERRA CHINO JAPONESA

Cuando ya se termina la guerra, a comienzos del 1895, el gobierno chino envió a varias personas tratar con los japoneses, estos pasaron varios meses poniendo las cartas sobre la mesa, en donde se realizó el Tratado de Shimonoseki que dio fin a la guerra, en las condiciones que se realizaron fueron que las Islas de los Pescadores y la gran mayoría de la Península de Liaodong se le cediera a Japón.

La autonomía de los coreanos les siguió perteneciendo, generando que la influencia japonesa siguiera creciendo. Sin embargo en cuanto a la Península de Liaodong se tiene que mencionar que debido a la intervención de diversas potencias europeas, Japón tuvo que renunciar a dichas tierras.

De igual forma, tiempo después de haber concluido la guerra, el gobierno de China tuvo que pagar indemnizaciones a Japón, destacando trofeos de guerra y reparaciones, en donde la Unión Soviética tuvo que ayudar a China a pagar la indemnización dándole préstamos y financiandola.

Que de igual forma, se siguieron manteniendo ciertas tensiones, que fueron en aumento por la adquisición de los territorios por parte de Japón, incentivando el odio y el resentimiento de China, los cuales fueron un determinante para que en la segunda Guerra Mundial, Japón con sus deseos de conquista de otros países hicieron que volviera a atacar a china ocasionando la segunda Guerra Chino Japonesa.

Guerra Chino japonesa

Dejar Comentario