≡ Menu




¿Sabes quién fue Francisco Boix? Descubrelo aquí

Uno de los principales responsables de que se hicieran noticia las injusticias, crímenes y maltratos que ocurrían dentro de los campos de concentración de la Alemania Nazi fue Francisco Boix quien logró sacar a la luz una gran cantidad de imágenes relacionadas con estos crímenes y de esta manera, con su valentía, contribuyó en la captura de muchos criminales pertenecientes al Partido Nazi.

Francisco Boix

Francisco Boix

Francisco Boix nace el 31 de agosto de 1920 en el seno de una familia humilde, residente de Barcelona. Se crió con su padre, madre y dos hermanas trabajando en la sastrería Boix la cual era propiedad de su familia. desde muy joven se le enseñó el valor del trabajo y de la familia, así como a luchar por sus sueños y a perseguir lo que lo hiciera feliz. Era un joven amable y cariñoso al cual le gustaba estudiar pero por la condición humilde de sus padres no pudieron pagarle los estudios que él quería.

La carrera que le interesaba era la fotografía, pero su padre era un fotógrafo aficionado quien, al no poder pagarle los estudios le enseñó las técnicas que él poseía, y con tan solo 16 años comenzó a trabajar este oficio de la mano de una famosa casa fotográfica española. También perteneció al partido de las juventudes socialistas y fue reportero por un tiempo en revistas locales.

Pero tuvo que combatir en la guerra civil por la que pasó España pero al saber de la derrota que se aproximaba y al finalizar esta huyó hacia Francia donde se refugió por un tiempo. Estando refugiado en Francia fue tomado prisionero por el ejército de la Alemania y obligado a vivir en los conocidos campos de concentración, en este momento es cuando comienza su verdadera aventura ya que toma grandes fotografías que serían muy útiles para desentrañar los realmente ocurrido en estos tiempos.

Francisco Boix

Finalmente muere en el año 1951 con solo 30 años y su muerte se debe a alguna enfermedad grave contraída en el tiempo que duro con prisionero, de esta manera culmina la vida de un personaje muy importante en el desarrollo de la historia relacionada con Alemania.

Prisión Mauthausen

En el año 1939 por petición de sus padres, se va a Francia en condición de refugiado, pasa algún tiempo viviendo en las zonas boscosas de ese país, allí aprende a hablar totalmente fluido el idioma, formó parte del grupo de extranjeros que pertenecía al ejército francés y además logró combatir en la Resistencia Francesa, sin dejar atrás su amor por la fotografía ya que fotografiaba todo cuanto podía.

Sin embargo, en estos campos para refugiados no lograba hallar la estabilidad de una casa propia, algún tipo de intimidad o siquiera un empleo para sustentarse y lo hiciera feliz, pero en busca de esto transcurrió un año entero, hasta que en el 1940 los alemanes invadieron Francia y acordaron apresar a todos los españoles que se hallen en el país en condición de refugiados tildandolos de apátridas por abandonar su tierra en momentos de guerra y desolación.

francisco boix

De esta manera envían a Boix a Mauthausen con más de 7.000 españoles, en esta prisión que era en realidad un campo de exterminio nazi se veían los más sangrientos horrores y crímenes despiadados, pero el corrió con suerte ya que tenía amplios conocimientos del español, francés y alemán y además contaba con sus conocimientos en la fotografía lo que permitió que el tuviera un puesto en el laboratorio fotográfico.

Sin embargo, no dejaba de ser un prisionero y sentirse como tal, además le dolía mucho observar las injusticias que se realizaban en este lugar, pero su trabajo era fotografiar e identificar a los presos recluidos en este lugar. Este caminaba por el campo haciendo fotografías a todo lo que observaba y poseía cierto grado de inmunidad ya que no era maltratado por los nazis.

Al ver la cantidad de crímenes atroces que se cometen en este lugar Francisco tomó la decisión de comenzar a fotografiar esto, así como los rostros de los culpables y de los altos funcionarios que visitaban el lugar, llegando a recopilar más de 15.000 fotografías realmente comprometedoras que se propuso a esconder con la ayuda de Antonio García, otro español que estuvo a su lado todo el tiempo en el estudio fotográfico.  (Ver artículo: Amon Goth)

Francisco Boix

Con el temor de ser descubiertos hacen alianzas con jóvenes españoles, menores de 20 años quienes tenían contacto con personas que vivían en el pueblo para que guardaran este material que sabría qué sería de gran utilidad. Finalmente, en el año 1945 Francisco Boix es liberado de ese martirio donde perdieron la vida más de 5000 españoles.

Juicios de Nuremberg

Lo primero que hizo al salir de este lugar fue recuperar los negativos de las fotografías por las que arriesgo su vida, pero al ser un ex prisionero nazi recibió mucho rechazo por lo que no pudo mostrar estas fotos y la realidad de este horrible lugar con la rapidez que él hubiera querido. Pero se establece en París, se dedica a un empleo para darse a  conocer y ganar amistades que le tuvieran confianza, cuando ha logrado todo esto comienza a publicar sus fotografías en todos los medios de comunicación a los que tuvo acceso.

Gracias a su valentía y a la de todos los que le ayudaron en esta tarea logró publicar imágenes de los maltratos que sufrían en este lugar, así como de los altos militares alemanes que visitaban este lugar, los experimentos que realizaban con personas y los fusilamientos, ahorcamientos, mutilaciones que se habían hecho costumbre en este lugar, comenzó a publicar pocas fotos por edición de un periódico o revista y al poco tiempo todos hablaban sobre Francisco y sus fotografías.

Francisco Boix

Tal fue la popularidad de estas fotografías que llegaron al oído de las autoridades y lo citaron para verificar la veracidad de su estancia en Mauthausen y la manera de obtener las fotografías, el explico todo lo sucedido y fue solicitado como testigo en los juicios de Nuremberg, en los que se pudo comprobar la culpabilidad de los implicados y del conocimiento que estos negaban tener del holocausto gracias a la presencia de Boix quien por cierto fue el único español en estar presente en este juicio. (Ver artículo: Juicios de Nuremberg).

Los alemanes alegaban que esto era un montaje y que Francisco se encontraba aliado con el Estado francés para culparlos pero ante los negativos mostrados en juicio no había nada que alegar. Este también estuvo presente en el juicio de Dachau en los Estados Unidos de América y atestiguo contra otros implicados logrando la captura de poco más de 50 nazis culpables de cometer estas atrocidades en el campo de concentración.

Muerte y sepelio

Desde su salida del campo de concentración este presenta diferentes molestias y padecimientos el cual no se sabe a ciencia cierta qué era, pero la mayoría de los estudios han mostrado que sufría algún tipo de enfermedad renal, por lo que, en el año 1951, con tan solo 30 años Francisco falleció en el hospital Rothschild en París, lejos de su patria a la que no pudo volver más ni ver de nuevo a sus familiares quienes no pueden viajar para celebrar un sepelio.

Por lo que es enterrado en un cementerio parisino únicamente rodeado de las personas que admiraban su trabajo. De esta manera sus obras y éxitos conseguidos van poco a poco quedando en el olvido hasta que en el año 2017 la alcaldesa de París en conjunto con el gobierno francés decide trasladar sus restos al cementerio Pere-Lachaise donde se encuentran reposando los restos de importantes personalidades.

Es enterrado en este lugar para conmemorar su lucha contra el nazismo y la valentía que mostró arriesgando su vida solo para lograr obtener las fotografías que inculparon a los monstruos que hacían vida en estos campos de exterminio, así mismo ese año se le rindió un homenaje y se le colocó una placa en su lápida donde se le agradece su inmenso coraje por la defensa de la humanidad.

Conmemoraciones y obras sobre Boix

La vida y obra de este destacado español no ha quedado en el olvido ya que años después de su fallecimiento se han realizado importantes reconocimientos en su nombre, así como la escritura de libros o creación en películas para relatar su vida y sus logros en la constante lucha contra el nazismo y por conseguir la justicia de que cada individuo pague por sus crímenes. Las actuaciones en su honor que mayor importancia han tenido son las siguientes:

En el año 2000 se publicó el documental “un fotógrafo en el infierno” dirigido por el español Lorenzo Soler donde habla sobre la vida de Boix, desde el momento en el que comienza a interesarse por la fotografía en casa de sus padres hasta que logra extraer las fotografías, incluso incluye las grabaciones de su participación en los juicios en los que testificó.

Francisco Boix

A raíz del éxito de este documental y lo mucho que en él se exaltan las virtudes del joven Francisco en España es recordado como un héroe y procede a colocarle su nombre a una importante biblioteca ubicada en la zona residencial donde él creció, así como una placa conmemorativa en la casa donde vivió de niño junto a sus padres.

El escritor español Benito Bermejo desde que conoció su historia se interesó mucho por él y logró investigar mucho sobre su vida visitando a personas que lo conocieron e incluso viajando a Francia para obtener testimonios de personas que también vivieron este horror, logró recolectar una gran cantidad de copias de las fotografías originales. De esta manera, publica un libro titulado el fotógrafo de Mauthausen, y en el año 2016 esta versión es mejorada añadiendo detalles que se desconocían y una nueva compilación de fotografías.

Todas las fotografías tomadas por él fueron revisadas y se registraron como de su autoría y de su padre Bartolomé y fueron colocadas en un museo famoso de la zona donde él vivía. En el año 2018 se traduce al español un libro tipo novela llamado “Le photographe de Mauthausen”, y finalmente a finales de ese mismo año se estrena la película llamada “El fotógrafo de Mauthausen”, dirigida por la española Mar Targarona y protagonizada por el actor Mario Casas.

Francisco Boix

Dejar Comentario