≡ Menu




¿Sabes qué fue la Fall Weiss? Descubre su historia aquí

La ocupación de Polonia fue un acto militar de la Alemania nazi encauzado a apoderarse del territorio polaco. La operación se conoció como Fall Weiss o el Plan Blanco iniciado el 1 de septiembre de 1939. Fue el detonante de la Segunda Guerra Mundial en Europa y con ella se dio fin a la Segunda República Polaca.

Fall Weiss

Invasión de Polonia

Conocido también como el Plan Blanco, este plan fue inicialmente preparado por Alemania para la Ocupación de Polonia. Contaba con el empleo de casi tres cuartas partes de la milicia germana y alrededor del 85% de las componentes de vanguardia de la Luftwaffe (Fuerza Aérea). Solo menores contingentes restaron y serían los que protegerían las fronteras del oeste de Alemania.

El Plan Fall Weiss fue preparado por los generales Günther Blumentritt y Erich von Manstein, quienes eran parte del Estado Mayor del General Gerd von Rundstedt comandante del Grupo de Ejércitos Sur en Silesia. (Ver articulo: Erich von Manstein)

Operación Fall Weiss

Las fuerzas germanas del Heeres (Ejército) se separaron en dos Grupos de Ejércitos como figuran en el Mapa N° 1. El Grupo del Norte estaba comandado por el Coronel General Fedor von Bock y el Grupo del Sur estaba dirigido por el  General von Rundstedt.

Fall Weiss

El Grupo von Bock estaba a su vez constituido a su vez por dos milicias. Una bajo la dirección del General Günther von Kluge, compuesto por 20 divisiones, separadas en dos por el pasaje de Danzig, con un sección en Pomerania y otra en Prusia Occidental, ambas dirigidas por un solo mando. La otra milicia estaba en Prusia Oriental, bajo la conducción del General Georg von Küchler que disponía de ocho divisiones de infantería, una división de caballería y una división Panzer. (Ver articulo: Fedor von Bock)

El Grupo de von Rundstedt estaba conformado por 35 divisiones de infantería, cuatro divisiones Panzer, dos o tres divisiones de montaña y la afamada Legión Cóndor, con tropa experimentada en la Guerra Civil Española. Para la ejecución del Fall Weiss, este Grupo de Ejércitos se encontraba localizado circundando la esquina suroeste de Polonia, su emplazamiento de agrupaciones se hallaba distribuido en parte en la Silesia prusiana y parcialmente en Eslovaquia.

Plan Zachód

Polonia disponía de un plan de defensa llamado Plan Zachód, organizado por los generales Wacław Stachiewicz, Tadeusz Kutrzeba, Leon Berbecki, Juliusz Rómmel, Tadeusz Kasprzycki y Władysław Bortnowski. Fue preparado desde inicios de los años 30 y estaba proyectado bajo el supuesto de que la acometida germana vendría de Pomerania y Prusia. No obstante, este plan fue ajustado a fines de la década, estimando que era más viable un asalto desde Silesia, habida cuenta la alteración de límites con la disolución de Checoslovaquia.

Fall Weiss

Este segundo plan se basaba en el empleo de destacamentos adelantados con el fin de provocar retraso en Prusia Oriental (ver en mapa – 1 y 2), al norte de Pomerania (3), en Posen (4) y en Silesia (5, 6 y 7). Esos componentes en gran medida estaban constituidos por unidades de caballería más otras de infantería de reserva provenientes de poblaciones fronterizas.

Detrás vendrían los tres Grupos de Ejércitos denominados A, B y C, según se observa en el Mapa No. 1. El Grupo de Ejércitos A se asentó en el sureste del río Vístula cercano a Thorn, el Grupo de Ejércitos B al sureste de Lodz y del Grupo de Ejércitos C por el río Nida al noreste de Cracovia.

El propósito de estos Grupos de Ejército, más los destacamentos adelantados, era ejercer como tropas de soporte para proteger el primordial emplazamiento defensivo polaca en las líneas de los ríos Narew, Bug, Vístula y San, a las que debían retirarse, dilatando el avance germano y realizando contragolpes cuando se diera la ocasión.

Al tanto, las divisiones de reserva de Polonia debían reunirse detrás de estas líneas, particularmente las provenientes del este de Polonia. Su desplazamiento, a causa de la ausencia de buenos caminos, les requirió de más tiempo que el dispuesto, que las que provenían de los distritos de mayor densidad de población del oeste.

Hipotéticamente los Grupos de Ejércitos A, B y C, que incorporan la mayor proporción de las 30 divisiones polacas de vanguardia que, sumados a los destacamentos adelantados, totalizaron igualmente 14 brigadas de caballería y algunos componentes de tropas blindadas. Se figuraba que también se emplearían treinta divisiones de reserva, de las cuales alrededor del 50%  estaban relativamente bien dotadas.

Movilización de las Fuerzas

Fall Weiss implicaba el desplazamiento alemán y la congregación de tropas en las áreas de reunión señaladas en el Mapa Nº 1. Todo discurrió sin detención desde el 20 de agosto al 01 de setiembre. Al tanto, la movilización general de las tropas polacas se atraso desde el primer día.

Fall Weiss

Esto se debió no sólo a la resistencia del Gobierno de Polonia para dar el paso definitivo y permitir que la guerra fuera casi ineludible, sino igualmente por la negligencia de los aliados occidentales de Polonia que no advirtieron la concentración de tropas germanas en la frontera. Más grave aún, llegaron a considerar que en cualquier caso Alemania se conformaría con recobrar Danzig, el pasaje polaco y la sección polaca de Silesia.

En el último instante, la segunda etapa de la movilización de Polonia fue paralizada durante 36 horas a causa, de acuerdo a un informe, por las presiones de los Aliados. Los efectos de ese retardo en la movilización fueron calamitosas para los polacos, que se vieron en gran medida imposibilitados de emplear apropiadamente sus divisiones de reserva. De estas últimas sólo porciones alcanzaron a estar utilizables, al tanto que muchas unidades de primera línea se vieron forzadas a intervenir con grupos restringidos.

El motivo de ello fue que al tanto que acontece la ofensiva germana, el desplazamiento polaco recién se había iniciado. El raudo avance de las unidades motorizadas alemanas y, en particular, los asaltos aéreos muy bien ejecutados sobre las vías de comunicación polacas, impidieron el progreso de la movilización y posterior congregación polaca de forma determinante.

Fall Weiss

Capacidad Polaca

Los polacos nunca estuvieron en capacidad de exhibir el máximo de su capacidad militar, en particular gracias a su cuantía de tropas. Ademas tuvieron que confrontar al total poderío alemán dispuesto para este Fall Weiss con fuerzas diseminadas y con limitado apoyo.

Igualmente el plan admitía la imparcialidad de la URSS, porque era inimaginable que Moscú hiciese una pacto militar con Berlín.  No excluye un ataque de Lituania, que estaba deseosa por recobrar la batalla ciudad de Wilno. Dado lo anterior, los polacos consideraron que podrían refrenar a Alemania durante varios meses.

Tiempo suficiente para que los aliados, respetando la Alianza Franco-Polaca y el Pacto Polaco-Británico de Defensa, habilitaran una contraofensiva en el oeste, que forzara a los alemanes a retirar sus tropas de Polonia. En ese momento los polacos pensaron que estarían en condiciones de lanzar una contraofensiva.

Fall Weiss

Tanto el plan polaco como el alemán Fall Weiss, fueron bien elaborados para alcanzar sus objetivos. La finalidad germana era el aniquilamiento del ejército polaco lo más rápidamente posible mediante un empeño mayúsculo, con la certeza de que podría lograrse antes que en occidente los aliados intentasen una represalia. La intención polaca fue conservar su Ejército con vida, aguantando al vigoroso ejército alemán en Polonia hasta el arribo del mal tiempo y que sus aliados finalmente viniesen en su auxilio.

Ofensiva Alemana

El 01 de septiembre las tropas germanas atravesaron la frontera polaca, y comenzaron a actuar como se indica en el Mapa Nº 2. En el norte,la milicia del General von Kluge penetró desde Pomerania y Prusia Oriental, en un asalto concurrente contra Bromberg para interrumpir el pasaje Polaco. Partiendo del sur de Prusia Oriental la milicia del General von Küchler se dirigió directamente hacia Varsovia.

En el sudoeste el Grupo de Ejércitos del General von Rundstedt, de acuerdo con el Fall Weiss, ejecutó dos ataques concurrentes, uno en dirección a Czestochowa y uno desde Eslovaquia destinado a Cracovia. Al tanto que la Legión Cóndor fue la avanzadilla de un asalto directo de frente contra las tropas polacas ante Kattowitz (ver Mapa Nº 3).

Fall Weiss

Esta fue una acometida a modo de ensayo para determinar si esas fortalezas podrían fracturarse a través de una acción coordinada entre la Luftwaffe y las fuerzas Panzer, maniobra que ya se practicó en España. Desde cualquier punto de vista, tal acto no era necesario ya que las dos principales acometidas alrededor de los costados de Polonia eran suficiente para alcanzar los objetivos estrictamente militares del operativo, sin que ese asalto se realizase. (Ver articulo: Panzer IV)

Retornando al Mapa Nº 2, se ve que los asaltos sobre el pasaje y en la Alta Silesia estaban dirigidos a transformarse en una gran acometida concurrente conducida sobre Varsovia. Esto se estimaba pudiese interrumpir el repliegue de una gran porción de los ejércitos de Polonia.

Se requería, evidentemente siguiendo al Fall Weiss, realizar estos desplazamientos con gran velocidad. El asalto de von Küchler sobre Varsovia desde el norte se efectuó entre Plonsk y Pultusk. De otro lado el ataque de von Kluge fue un triunfo total, alcanzando la línea del río Vístula entre Graudenz y Bromberg y después virando hacia Varsovia.

Fall Weiss

En el suroeste la acometida de von Rundstedt fue también victoriosa en el logro de sus objetivos. Prosiguió marchando con sus divisiones Panzer, conservando gran parte de sus reservas lozanas a su izquierda para desplegar su línea de avanzada hacia Varsovia. De su flanco derecho las divisiones de montaña atravesaron un territorio muy dificultoso y se encaminaron hacia Tarnów.

Defensa Polaca ante Fall Weiss

Los polacos, de su lado no tenían intención alguna de posibilitar los raudos movimientos de su adversario que permitieran seleccionar cualesquiera de las grandes aglomeraciones polacas. Jamás se produjo una discrepancia en la planificación polaca a la exasperada oposición en la frontera.

La disposición que esperaban lograr (figura en el Mapa Nº 2) era la de un Grupo de Ejércitos que se adueñaron de los lugares clave alrededor de Varsovia y la convergencia de los ríos Narew, Bug y Vístula, con el Grupo de Ejércitos B en la trayectoria media del Vístula y el Grupo de Ejércitos C en el San. Al tanto, la línea de defensa debía extenderse hacia el noreste para así acercar divisiones de reserva hasta la línea del río Narew (Grupo de Ejércitos D en el Mapa Nº 2).

Fall Weiss

No obstante, el revés del General Bortnowski, comandante del Grupo de Ejércitos A, al no poder ejecutar su repliegue tan raudamente como se había proyectado, desarticulo el plan. Inclusive mucho más de lo que ya se había truncado por la velocidad de movilización germana. Bortnowski quedó rodeado sin que el grueso de su milicia viniera a resguardar el oeste de Varsovia. Lo ocurrido se muestra en el Mapa Nº 4.

El Grupo de Ejércitos B se vio forzado a alterar el rumbo de su repliegue más al noreste de Varsovia solapando el sector de operaciones del Grupo de Ejércitos A. El Grupo de Ejércitos C igualmente tuvo que rotar a su izquierda para continuar en contacto con el Grupo de Ejércitos B y finalizó en el Vístula central con once divisiones. Esta situación le dejó con apenas dos divisiones a su disposición para sustentar la línea de defensa del río San.

Plena Retirada Polaca

Al tanto el Grupo de Ejércitos A, luego de cruzar el Vístula, se replegaban al sur del susodicho río hacia Varsovia, en instantes en que von Kluge les presionaba aceleradamente para cortarles el camino. Por otro lado, las divisiones Panzer de von Rundstedt con gran rapidez desde el sur procedían a obstaculizar al restante de tropas polacas.

Fall Weiss

Algunas de esas tropas Panzer arribaron a las afueras de Varsovia consiguiendo en riesgo de ser separadas por la vanguardia de Bortnowski y los componentes del Grupo de Ejércitos B, que perseguían al oeste del Vístula. Al tanto von Küchler había desplegado un adelantamiento hacia su izquierda, obligando el cruce del frágilmente protegido río Narew para después avanzar hacia el rio Bug.

En el sur, el río San, también defectuosamente defendido, fue atravesado por una poderosa columna mecanizada, que estaba empujando velozmente hacia la población de Lwów. Todo ello con la expectativa de quebrar la línea más importante de suministros de los polacos abierta al exterior, es decir, el ferrocarril a Rumania.  Ha de quedar evidente que mientras todo eso sucedía, los alemanes tenían el pleno control del aire con aproximadamente el 85% de la capacidad de la vigorosa Luftwaffe.

Blitzkrieg

La Luftwaffe principio una serie de bombardeos que se enfocaron en los tres enormes sistemas de los ferrocarriles norte-sur de Polonia, como se exhibe en el Mapa Nº 5. Comenzaron en el Oriente (Ferrocarril Nº 1) para obstaculizar el traslado de las reservas y pulverizaron las líneas de los Ferrocarriles 2 y 3.  (Ver también: Guerra Relámpago)

A través de ese plan entregaron a los pilotos de bombardeo blancos fáciles de reconocer y encubrieron con bombas cada relevante nudo ferroviario en la nación. Los sitios bombardeados eran apropiados raudamente por veloces unidades Panzer.

Al final fue eso, lo que liquidó a los desplazamientos polacos. Para efectos del Fall Weiss, cada una de las milicias germanas tenían asignadas unidades de la Luftwaffe que colaboraban de manera directa con ellos. No sólo fueron competentes en dar soporte instantáneo a las unidades de tierra, sino que los dirigentes alemanes disponían de información completa sobre los desplazamientos del adversario, al tanto que los polacos tenían escasa o ninguna información de los movimientos germanos.

Era prácticamente improbable que los polacos congregaron tropas de recambio para cualquier finalidad, sin que los comandantes alemanes se percataron inmediatamente de sus movilizaciones y resolvieran las acciones debidas. Otra de las primeras medidas de la Luftwaffe fue el asalto a todos los aeropuertos polacos conocidos y muchas aeronaves que no pudieron movilizarse a sus bases encubiertas de guerra, resultaron destruidas. Aventajados en número, los que ascendieron fueron irreparablemente abatidos en el aire.

Fall Weiss

El Final de Fall Weiss

No obstante todas esas dificultades y calamidades, la milicia polaca alcanzó a ocupar parte de sus líneas de protección en los ríos y llegaron a advertir el movimiento central del adelantamiento alemán. A pesar de ello, dependían totalmente del apoyo, tanto en la forma de provisiones y refuerzos, de las regiones del este de Polonia, lugares adonde los ejércitos germanos aún no habían ingresado.

Resultó ser la ofensiva de los rusos en esa región, sin ningún aviso, que proporcionó el golpe de gracia a la oposición polaca (ver Mapa Nº 6). A partir de esos momentos se esfumaron todas las esperanzas de los polacos.

Gracias al Fall Weiss y ante el triunfo esplendoroso de la acometida alemana con la estrategia para este tiempo conocida como Blitzkrieg o Guerra Relámpago, con raudos avances de las fuerzas Panzer secundadas por la Luftwaffe, les restaba a los polacos sólo el acantonamiento de Varsovia para soportar hasta el final.

Fall Weiss

Distribución de Fuerzas

Alemania disponía de 60 divisiones, 4 brigadas, 9,000 cañones, 2,750 tanques, 2,315 aeronaves, más 3 divisiones eslovacas. La Unión Soviética intervino desde el 17 de setiembre, con 33 divisiones, 11 brigadas, 4959 cañones, 4736 tanques y 3300 aeronaves.

La cantidad de efectivos sumaban 1.500.000 alemanes, 466.516 soviéticos y 51.300 eslovacos, totalizando más de 2.000.000 de soldados.

Las tropas polacas estaban conformadas por 39 divisiones, 16 brigadas, 4300 cañones, 880 tanques, 400 aeronaves, para una sumatoria de 956.000 efectivos.

Fall Weiss

Las pérdidas romanas fueron 16.343 fallecidos, 3500 desaparecidos, 30.300 lesionados. Las bajas polacas fueron grandiosas, calculando 66.000 fallecidos, 133.700 lesionados y 694.000 apresados. De su lado los soviéticos tuvieron 1475 fallecidos y desaparecidos, más 2383 lesionados.

El operativo Fall Weiss, fue indudablemente una operación admirablemente diseñada y ejecutada. Determinó el fin de la guerra estática habitual hasta la Primera Guerra Mundial al poner en práctica la Blitzkrieg, que con rápidos ataques con unidades mecanizadas, secundadas por la aviación, mantenían el avance sin frenar, dejando las regiones conquistadas en manos de la infantería para su fortalecimiento.

Hasta finales de los años 30, el Ejército Polaco fue indudablemente uno de los más notables del mundo, al menos por su cantidad de efectivos, nunca del tamaño del alemán, pero era absolutamente anticuado e imposibilitado de responder y movilizarse con la rapidez necesaria.

Fall Weiss

Dejar Comentario