≡ Menu




Erwin Rommel: Biografía, Frases, Memorias y Más

Erwin Rommel fue un ordinario militar alemán y táctico. Apodado notablemente Desert Fox, se presentó como mariscal de campo en la Wehrmacht de la Alemania nazi en medio de la Segunda Guerra Mundial.

Erwin Rommel

Biografía de Erwin Rommel

Rommel era un militar extraordinariamente estructurado en medio de la Primera Guerra Mundial y obtuvo el prestigioso enriquecimiento de Pour le Mérite para sus ejercicios en el frente italiano. En 1937 difundió su encomiable libro sobre técnicas militares, The Infantry to the Attack, a la luz de sus experiencias en medio de la Gran Guerra.

Erwin-Rommel-1

En la Segunda Guerra Mundial, se aisló como presidente de la séptima División Panzer en medio de la interrupción de Francia en 1940. Su organización de las fuerzas alemanas e italianas en medio de la Campaña en el Norte de África fue la pionera del Afrika Korps. él ganó una reputación poco común como el oficial de tanques más capaz de la guerra y el apodo de Wüstenfuchs, Desert Fox.

Entre sus enemigos británicos, también prevaleció por su valor, que es la razón por la que la campaña del norte de África generalmente se llama «la guerra sin odio». Más tarde le dijo a las potencias alemanas que lucharon contra los aliados en el asalto de Normandía en junio. de 1944.

Rommel reforzó la toma del poder por parte de los nazis y Adolf Hitler, independientemente de la forma en que estuvo confinado continuamente contra el semitismo y la teoría nazi, mientras que su conocimiento del Holocausto sigue siendo una cuestión de conversación entre los estudiosos de historia.

Rommel estuvo encerrado en el 20 de julio de 1944, pasando por un compromiso con Hitler. Debido a su estatus como persona sagrada nacional, Hitler esperaba descartarlo con cuidado en lugar de ejecutarlo como las sobras del público en general incluido.

Esa es la razón por la que a Rommel se le permitió la oportunidad de presentar el suicidio como resultado final de que su reputación se mantuviera perfecta y de que su familia no fuera maltratada después de su caída, o, por otro lado, de desafiar a un elemento fundamental que resultaría en su debacle y ejecución.

Erwin Rommel-2

Escogió el suicidio con una pastilla de cianuro. Al mariscal se le permitió un beneficio estatal de entierro y se educó a toda la comunidad inclusiva de que se había rendido a las lesiones provocadas por el disparo de la máquina de su vehículo en Normandía.

Rommel se transformó en una auténtica leyenda tanto para la atención deliberada de los nazis como para los aliados y, además, después de la guerra en la cultura estándar, a la luz de la forma en que varios analistas lo describieron como un hombre objetivo, un gran supervisor y un revés del Tercer Reich. En cualquier caso, esta cercanía ha sido analizada por varios investigadores como un sueño claro.

La reputación de Rommel de ser un conductor de una guerra impecable se usó de manera encantadora con respecto al rearme de Alemania Occidental y en la negociación entre los enemigos del pasado: Estados Unidos. UU y el Reino Unido desde un punto de vista y la República Federal de Alemania en el otro.

Erwin Rommel-3

Un par de los anteriores subordinados de Rommel, especialmente su jefe de personal, Hans Speidel, esperaban un empleo clave en el rearme de Alemania y en la incorporación del país a la OTAN como en el calendario y en el período posterior a la guerra. El mayor establecimiento de la fuerza armada del poder equipado alemán, el Mariscal de Campo del Cuarto Rommel en Augustdorf, se nombra a este respecto.

Erwin Johannes Eugen Rommel fue considerado el 15 de noviembre de 1891 en Heidenheim a der Brenz, una red privada a unos 45 km de Ulm, en Württemberg. Fue el segundo hijo de Erwin Rommel y Helene von Luz. Los dos guardianes implicaron la certeza protestante, por lo que el enérgico Erwin Johannes Eugen fue descontaminado a través del agua en el comparable el 17 de noviembre de ese año.

Los dos, su padre y su abuelo paterno fueron educadores de la investigación de cierta prominencia, mientras que la madre fue el pensamiento principal sobre Karl von Luz, quien fue delegado de alojamiento en Ulm (Regierungs-Präsident). Su gente era en este sentido, personas conocidas y respetadas en su condición, a pesar de la forma básica de la clase.

Tenía cuatro parientes: Manfred le dio una patada al cubo como un tío; Helena además se suscribió a la educación, en Stuttgart; Karl sirvió como piloto en la Primera Guerra Mundial y sufrió daños al contraer fiebre salvaje mientras estaba comprometido en el Imperio Otomano; y Gerhardt buscó una vocación como vocalista de un show melódico con logros moderados.

Rommel podría ser solicitado en medio de su infancia como el tipo que cualquier madre necesitaría. Era un joven extraordinariamente atento y amable. Corto para su edad, hablaba constantemente y básicamente después de una larga reflexión. Tenía un carácter extraordinario, estaba completamente dispuesto y no le aterraba nada ».

En 1898, Erwin Rommel Sr. es asignado como jefe del Realgymnasium de Aalen, un aspecto básico en su época. El enérgico Erwin Johannes comenzó a estudiar en esa escuela, donde exhibió indicaciones ordinarias de un talentoso: se agotó en clase, no mostró entusiasmo por los sujetos tratados y, en poco tiempo, adoptó una medida de tiempo aparentemente interminable con ningún esfuerzo.

Estatura

Hombre de estatura promedio, no fue descrito como un hombre corpulento, sin embargo dejo insignias marcadas en la historia por sus importantes contribuciones en batallas históricas. La firme defensa de la posibilidad de que los militares no debieran interferir en cuestiones autorizadas, no tuvo contacto con el partido nazi en todo momento, y de todas formas se requería en un par de ocasiones que se le diera el alta.

Erwin Rommel-4

La compañera de vida de Rommel repasa simplemente escuchar su significativo otro discurso sobre los nazis ya en 1939, y fue para expresar que pensaron que eran «una banda de violadores de la ley callejera. Es una pena que Hitler deba estar conectado con ellos».

Francamente, al principio, Rommel consideraba a Hitler por sus cualidades como pionero. Hasta el comienzo de la caída del Afrika Korps en 1942, no comenzó a denunciar al Führer por no haber asistido a una visión clave, e incluso probablemente hacia el principio, asegurándose de que «debería confundirse con lo que realmente está sucediendo aquí».

La imagen que tuvo del pionero triunfante de Checoslovaquia en 1938 y en Polonia en 1939, que tuvo ocasión de ver con entusiasmo, no se desvaneció hasta el final de 1943, con la caída del norte de África.

Consistentemente, a pesar de esto, esta visión anhelante que se sostiene ampliamente acerca de Rommel como un militar estimable, objetivo y dedicado, y marginada de las plagas nazis, intensificada por su «perdurable» a la luz de su presunta consideración en el complot contra Hitler, se ha establecido. En vulnerabilidad por un par de profesionales de la historia.

Aunque a partir de ahora, en 1941, Goebbels había empezado a abusar de la imagen del «Zorro del Desierto» con propósitos de proclamación, a tener pensamientos de las insatisfacciones militares del Reich en Gran Bretaña y el frente soviético, su ejecución en la lucha del norte de África le valió ser valorado y respetado incluso por la prensa de los países reunidos.

En esta línea, alrededor de la finalización de la guerra, la prominencia del difunto Rommel esperaba un empleo clave en la recuperación moral de la Wehrmacht como potencia militar en la organización de su nación, de todos modos absolutamente nueva para el Holocausto.

Fueron los británicos quienes crearon la afirmada «leyenda de Rommel» sobre la acción de Winston Churchill. Para elogiarlo, por ejemplo, de «buen alemán» (buen alemán), juró difamar a todo el pueblo alemán que ya tenía un sistema general aturdido después de la revelación del Holocausto, con el fin de lograr el intercambio comercial entre los vencedores y las decepciones.

En cualquier caso, el verdadero deseo de las potencias occidentales era animar el rearme de Alemania (Wiederbewaffnung) para tener la capacidad de confiar en una fuerza de unión clave insondable con vistas a una experiencia esencialmente inevitable con la Unión Soviética.

Erwin Rommel-5

De acuerdo con el suplente de historia Robert M. Citino, Rommel reconoció a Hitler y mantuvo continuamente una posición de compromiso con el dictador, teniendo cuidado de que le debía el logro de su llamamiento militar. Alaric Searle pelea que Rommel fue extraordinariamente elogiado por ser uno de los oficiales más preciados de la rutina, hasta el punto de «perder el contacto con esta realidad presente».

En la medida en que le concierne, Charles Messenger cree que, independientemente de la forma en que Rommel agradeció al Führer después del asalto de Polonia, comenzó a pudrirse después de los desembarcos aliados en Normandía, cuando comprendió que la guerra se había perdido.

Por otra parte, el hecho de ser un individuo particular le motiva a sentirse vago con respecto al límite clave de la mente de Rommel, una suposición compartida por el general Klaus Naumann, el jefe de personal de la Bundeswehr en medio de la guerra de Kosovo. Finalmente, se comunica que Rommel era un hombre objetivo situado que reconoció con alegría la organización de la exposición nazi y sintió un agradecimiento a los británicos por ayudarlo a reforzar su propia leyenda única durante el transcurso de su vida cotidiana regular.

Erwin Rommel-6

Lo que existe es que Rommel, prestando poca atención a su inquebrantable independencia del Tercer Reich, nunca hizo abominaciones. Como lo demostró su hijo Manfred, Rommel pensó en los homicidios masivos de judíos desde 1943, pero necesitaba decidir no escalar el banquillo de aventuras militares, y no tenía mucho respeto por no ser ideológicamente perspicaz con los nazis.

La charla sobre su figura se restauró después de la presentación de la película para televisión Rommel, compuesta por Nikolaus Stein e impartida el 1 de noviembre de 2012 por el marco alemán ARD. El telefilm, que reproduce los últimos meses de la vida del comisario, lo demuestra como un hombre delicado, caprichoso sobre el gobierno nazi de un solo partido y con cuidado de que cumpliera una práctica diaria ruinosa.

Libros

El personaje de Rommel era, según su familia y sus aliados, el de la suabia regular (completamente inversa a la de su vecino bávaro): calmado, pacífico, conocedor, con los pies en el suelo e insignificante dado a la nostalgia o notables emanaciones, Independientemente de la forma en que con un punto de artesano. Consciente del dinero, a pesar de alcanzar la parsimonia.

En una medida individual sentí un entusiasmo inconcebible por el campo y los deportes relacionados con él, por ejemplo, montar a caballo, montañismo, remar y esquiar. Estaba igualmente ansioso por las bicicletas y los mecánicos: después de paralizar y volver a montar su primer crucero pieza por pieza, se llevó a su pareja con ella para hacer una excursión por el norte de Italia para exhibirle los lugares donde había luchado.

Además de su vida familiar, no parecía tener otra emoción por la vida más allá de su vocación, a la que sometió todas sus energías. El general Speidel, su último jefe de personal, se aseguró de que no creía que Rommel había examinado en su vida algo más que los libros sobre metodologías militares y las cartas de su pareja y su hijo, pero además tenía una extraordinaria tendencia inteligente. Además, solía bromear con las tropas cuando tenía la oportunidad.

Erwin Rommel continuamente se consideraba un guerrero especialista. En las ocasiones fenomenales en las que habló con su pareja y su amigo acerca de su tiempo de lucha, en general dijo que la guerra era «una ocupación estúpida y furiosa», a la que, independientemente, se entregó con energía.

Erwin Rommel-7

Totalmente dispuesto para sus hombres, se entusiasmó con el hecho de estar listo y fue visto como un extremo y preguntando por un director, sin embargo, para cada situación cercana y confiable. Sin lugar a dudas, solía ser más querido por las tropas que por sus oficiales.

Es innegable que no era un guerrero prusiano típico de buceo decente, sino un oficial de tropa de la etapa inicial normal. Nunca formó parte del cuadro de oficiales que condujo al Estado Mayor alemán, que ganó varios enemigos en esa condición, lo que sería salvaje en sus últimos días.

Fue uno de los administradores que mejor comprendió y reconoció a Blitzkrieg, inequívocamente a la luz de la forma en que, desde la Primera Guerra Mundial, lo practicó debido a su propia apariencia.

Es adecuado ver sus ejercicios de guerra en medio de ese período, incluidos aquellos que lo hicieron ganar el Pour le Mérite, para comprender que en medio de la Segunda Guerra Mundial no hizo nada de todos modos, repasó pensamientos indistintos de La Primera, con mejor material y dinámicamente convincente.

Erwin Rommel-8

El tipo de reacción de choque y la velocidad de decisión requeridas por una guerra antagónica versátil fueron el comienzo del carácter y la técnica de Rommel para ser. En la medida vital fue un pionero sin proporción, contribuyó con lo que los alemanes llamaron Fingerspitzengefühl: un sentido vital que parecía exudar de las puntas de sus dedos, la capacidad de «leer» la escena, tanto al principio como mediante estrategias para una Guía, prediciendo a los planes del enemigo y moviéndose intencionalmente.

Las reuniones transmiten de registros sobre ese límite moderadamente excepcional, contados por veteranos que estuvieron de acuerdo con él en alguna pelea. Como lo mostró el capitán Hartmann, el compañero de Rommel en el frente italiano, se dijo en la división que «el frente es el lugar donde está Rommel».

En el trato fue sencillo y fácil. Señaló punto a punto todos sus planes de manera exacta y breve. Al transmitirlos, se hizo continuamente con fines educativos, brindando importantes aclaraciones y reiterando las partes más fundamentales para presionarlos.

En su mayor parte, en general, tomaría el control de las tareas cuando lo considerara fundamental; Incluso como mariscal de campo, no fue sorprendente verlo decirle a una potencia que impulsa una mejora.

Esto mejoró sustancialmente su relación con la tropa, que consideraba el punto de referencia dado por «su» general, pero no fue visto de vez en cuando como un impedimento por parte de oficiales retirados inesperadamente.(ver artículo: Guerra de Kosovo).

Apodo

A pesar de esa humildad, Rommel terminó siendo conocido tanto por sus propias tropas como por sus enemigos. Curiosamente, en su período en África, tanto los guerreros británicos como los alemanes lo sugirieron como «ese bastardo de Rommel» y además lo llaman «el Jefe», ambos con un tinte comparable de reverencia y deseo.

Erwin Rommel-9

El extraordinario pensamiento de sus logros, unido al sentimiento innato de juego sensato que los británicos esperan confiablemente, llevó al mariscal Sir Claude Auchinleck a emitir, en 1941, una demanda en la que reprendió a todos los oficiales del cuerpo expedicionario británico en el Medio. Oriente, entre varias medidas, nunca sugerir Rommel. No hizo todas las cosas consideradas desde la perspectiva de una falta de respeto o infidelidad hacia él, a la luz de la forma en que había respeto normal y respeto entre ellos.

Frases y memorias

Desde el inicio de los desembarcos de Normandía, Rommel ensayó su cargo como jefe del Grupo de Ejércitos B, visitando una sede general para alentar explícitamente los ejercicios de cada supervisor. Este individuo, dejo un legado con sus indistinguibles frases y escritos que aún son recordados. (ver artículo: Guerra del Golfo).

Erwin Rommel-10

El 17 de julio de 1944, visitó el campamento base de las 276 y 277 Divisiones de Infantería hacia el comienzo del día. A las doce se encontró con Sepp Dietrich en el campamento base del II Cuerpo Armado del Ejército de las SS y a las cuatro en punto hacia la noche en que partió hacia su propio campamento base especial.

Independientemente de mantener una separación clave de las avenidas esenciales, asediado y cargado con evacuados, su vehículo fue ametrallado por unos pocos Spitfires de la RAF (el ataque se acredita formalmente al pionero del Escuadrón C F del 412 Escuadrón Canadiense).

El vehículo fue golpeado por una de las noticias, que tenía un conductor respetable, y aplastado fuera de la carretera, acostado boca abajo en una zanja de agua cercana. El conductor, soldado Daniel, falleció varios días después. El presidente Neuhaus perseveró a través de una fractura de cadera.

El jefe Lang y el sargento Holke salieron con heridas. Rommel fue rechazado del vehículo y se encontraba en el punto de convergencia de la carretera, sin pensar. Perseveró a través de una ruptura cuádruple del cráneo, lesiones faciales causadas por partes de las parábolas y una gran hinchazón que cierra el ojo izquierdo. Los maestros dinámicos que acudieron a él fueron generalmente negativos en sus respuestas. Como regla general fue negligente. Se despertó esporádicamente, de todas formas no era capaz de saberlo y no puedo hablar.

Por lo tanto, cuando, después de tres días, el coronel Claus von Stauffenberg intentó matar a Hitler con una bomba, Rommel habló entre la vida y la ruina en una sala de trabajo en la que el Dr. Esch, un campeón entre diferentes neurocirujanos en Alemania, se esforzó por ajustar su cabeza quebrada.

Erwin Rommel-11

Del mismo modo, lo tengo. Increíblemente, Rommel venció los ejercicios con el ojo izquierdo totalmente cerrado, absolutamente necesitado de un audífono en la oreja izquierda y con desagradables dolores de cabeza transitorios, pero vivos. Fue la sexualidad que obtuvo en la muestra de organización.( ver artículo: Alejandro Magno)

Contactos con los conspiradores

La verdadera relación de Rommel en la trama y su decisión sobre ella han sido objeto de conversaciones increíbles de manera confiable. Lo que es seguro es que los dos hombres clave de la conspiración del 20 de julio, el Dr. Carl Friedrich Goerdeler y el Generaloberst Ludwig Beck, se habían centrado en Rommel para energizarlos.

Erwin Rommel-12

Básicamente requerían una figura de prominencia fenomenal que pudiera controlar a los individuos alemanes a la sombra de cualquiera de los tenientes de Hitler que intentaron obtener su lugar, y además requerían un militar afectado y de alto nivel que podría unirse al ejército bajo su demanda. subiendo contra las SS si es básico. Rommel fue a la vez. A pesar de sus adversarios en el OKW, fue una figura considerada en el ejército, e incluso en las Waffen-SS, y también fue la figura más incuestionable en Alemania después del propio Hitler.

Los estafadores tuvieron dos contactos con Rommel: uno fue Karl Strolin, pionero de la campaña de la ciudad que no cambió en Stuttgart y pasado amigo y compañero de armas de Rommel en la Primera Guerra Mundial; el otro, el teniente general Hans Speidel, quien últimamente había sido parte de la trama, había sido seleccionado jefe de personal de Rommel en Francia.

Erwin Rommel-13

Strolin visitó a Rommel en febrero de 1944 para educarlo con respecto al dispositivo. En comparación, descubrió la cercanía de los campos de exterminio. Strolin más tarde declaró que Rommel estaba torpe con el objetivo de ejecutar al Führer y confió en que lo que se podría terminar con Hitler era atraparlo y darle una sacudida eléctrica para obtener más central.

El 17 de mayo, Rommel fue a una reunión social de altos oficiales militares del Frente Occidental en la que el Generaloberst von Stülpnagel habló inequívocamente del complot para el carnicero Hitler. Según lo indicado por varias introducciones (abrumadoramente de Speidel y de Lucie, la existencia cómplice de Rommel), Rommel rechazó la muerte, apoyando una actividad más suave por la cual Hitler se rindió o fue expulsado en cualquier caso no ejecutado.

El logro de la reunión aliada del 6 de junio inició por completo a Rommel en el sentido de que era interminable que Alemania ganara la guerra. El 12 de junio se reunió con Generalfeldmarschall Gerd von Rundstedt y se iluminó que la guerra en Occidente no se podía ganar militarmente. El 26 de junio se encontró cara a cara con Hitler, por última vez. Ese día indistinguible, Claus von Stauffenberg comenzó cursos de acción para el asalto del 20 de julio.

El 9 de julio, los bribones hicieron un esfuerzo final para ganar a Rommel por su motivación. César von Hofacker, emisario de Von Stülpnagel, entrenó al mariscal del inevitable asalto al Führer. Hay suposiciones contradictorias sobre si Rommel finalmente dio una respuesta certificada o decidió no ser incluido. En cualquier caso, el 13 de julio, Rommel hizo una especie de reanimación ampliamente inclusiva.

El 12 de junio dio un registro de lo inimaginable de ganar la guerra contra los aliados occidentales y se la envió a Generalfeldmarschall Günther von Kluge, un sustituto de von Rundstedt. Von Kluge no lo enviaría a Berlín hasta días después de la huelga, lo que ampliaría las conversaciones contra Rommel. (Ver artículo: Tratado de Viena).

Es cierto que no era un guerrero prusiano normal de agradable salto, sino más bien un oficial de tropa desde la etapa de inicio común. Nunca formó parte del sistema oficial que provocó al Estado Mayor alemán, que ganó a un par de enemigos en esa condición, lo que sería salvaje en sus últimos días.

Erwin Rommel-14

Fue uno de los ejecutivos que mejor entendió y vio a Blitzkrieg, inequívocamente a la luz de la forma en que, desde la Primera Guerra Mundial, lo practicó a causa de su propia apariencia.

Es legítimo ver sus ensayos de guerra en medio de ese período, incluidos los que le ganaron el Pour le Mérite, para comprender que en medio de la Segunda Guerra Mundial no hizo nada al menos, investigó pensamientos vagos. De La Primera, con mejor material y persuadiendo efectivamente.

Dejar Comentario