≡ Menu




Descubre todo sobre Ernest King, su historia y mucho más

Ernest King fue un Almirante Estadounidense quien ocupó las más altas posiciones en la Flota Naval de Estados Unidos a través de las dos Grandes Guerras. Se desempeñó como Comandante en Jefe de la Armada estadounidense desde diciembre de 1941, tras el asalto a Pearl Harbour.

Ernest King

Biografía de Ernest King

Ernest Joseph King nacido en Lorain, Ohio en Estados Unidos, un 23 de Noviembre de 1878. Sus progenitores fueron James Clydesdale y Elizabeth Keen King. De pequeño estuvo predestinado a transformarse en un gran hombre de mar que se distinguiría en la Segunda Guerra Mundial.

Familia

Martha Ranking, a quién King con cariño apodaba “Mattie”, fue una joven de Baltimore de quien se encaprichó profundamente hasta que la pareja contrajo nupcias en la Capilla de la Academia Naval de Baltimore el 10 de Octubre de 1905. Juntos formaron una gran familia en la que procrearon siete hijos, de los cuales un solo varón al que llamaron Ernest, y 6 niñas a quienes llamaron Claire, Elizabeth, Florence, Martha, Eleanor y Mildred.

Educación

King obtuvo su grado en el Lorain High School en 1897, tras lo cual se incorporó a la Academia Naval de Estados Unidos ese mismo año, y es prontamente colocado al servicio activo de la Flota Estadounidense (US Navy). Al  irrumpir la Guerra por la Emancipación de Cuba de 1898 y el ingreso de Estados Unidos en la contienda contra España, King estuvo embarcado en el crucero USS Francisco. Esta nave patrullaba las aguas entre Florida y el Mar del Caribe en busca de barcos de la Armada Española.

Ernest King

En 1901, una vez que finalizó el conflicto, King obtuvo el título de guardiamarina ocupando la posición número 4 de su promoción. Previo a sus labores como marinero en distintos barcos como los blindados USS Illinois, USS Alabama y USS New Hampshire, el crucero USS Cincinnati o el buque de salvamento USS Eagle.

En 1906 fue remitido a tierra para la instrucción de artilleros en la Academia Naval. En 1912 fue trasladado a la Estación de Ingeniería Experimental en Annapolis. Al participar Estados Unidos en la Sublevación Mexicana de 1914, King recibió su primer mando en un buque de guerra, concretamente el torpedero USS Terry, con el que concurrió al cañoneo sobre Veracruz en las proximidades del litoral Mexicano.

En el Frente con Ernest King

Un corto tiempo después, al Estados Unidos integrarse a la Primera Guerra Mundial en 1917 del lado de los Aliados, King tomó el mando del torpedero USS Cassin para luego devenir en observador naval en el Reino Unido con miras a evaluar las operaciones antisubmarinas contra Alemania en el Atlántico Norte.

Periodo Entreguerras

Tras finalizar la Gran Guerra en 1918 con el triunfo de Estados Unidos, King fue electo director de la Escuela Naval de Postgraduados. De 1923 a 1925 se apasiona por los sumergibles y por eso se trasladó a Inglaterra para obtener un curso de adiestramiento en la Base Naval Submarina de Londres, donde aprendió destrezas que más tarde le permitirían embarcarse a bordo del submarino USS S-51.

A partir de 1926, King se incorporó a la Aviación Naval, un brazo del ejército que sabría sería primordial en el futuro y en las contiendas que se avizoraba. De tal manera que le fue dado el mando del portahidroaviones USS Wright y en 1927 actuó como oficial en los adiestramientos dirigidos a pilotos en la Estación Naval Aérea de Pensacola, donde conoció al comandante Richmond Turner.

Pasados años, en 1929, fue colocado en la dirección de la Estación Naval de Norfolk y el 20 de Junio de 1930 fue designado capitán del portaaviones de gran calado USS Lexington. En 1933 fue promovido a contralmirante y designado como Jefe de Aeronáutica diseñando un plan de alistamiento de pilotos navales.

Ernest King

En 1938, señaló como ciertas las presunciones del almirante Harry E. Yarnell en referencia a que la base de Pearl Harbor era endeble a asaltos aéreos del adversario. Sus apreciaciones fueron desechadas por sus semejantes del Alto Mando al estimar que la capacidad de respuesta de componente aéreo establecido allí eran idóneo para desalentar cualquier intención de asalto enemigo. (Ver Articulo Ataque a Pearl Harbor)

Segunda Guerra Mundial

Tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial en Europa y motivado por sus elevados méritos en el progreso de la Aviación Naval, la administración de Estados Unidos aumentó el presupuesto naval y para su manejo encomendó a King, a quien designaron el 1 de Febrero de 1941 comandante en jefe de la Flota del Atlántico.

Al ocurrir el asalto de Japón sobre Pearl Harbor, King fue promovido el 20 de Diciembre de 1941 como comandante de la Jefatura del Escuadrón Naval de Estados Unidos (COMING). No obstante, casi no tuvo oportunidad de ejercer su puesto ya que, desde Washington el entonces mandatario Franklin Delano Roosevelt le cedió la dirección del Mando de Operaciones Navales el 12 de Marzo de 1942, teniendo a su disposición un personal conformado por Russell Wilson, Richard Edwards y Richmond Turner, y demás.

Ernest King

Llevando la jefatura de una parte importante de la Flota Estadounidense, King diseño la protección antisubmarina de todo el litoral estadounidense en el Océano Atlántico. Una operación al principio catastrófica ya que los sumergibles de Alemania hicieron zozobrar cientos de barcos americanos con una pérdidas general estimada de 2 millones en tonelaje bruto.

Aprendiendo de las fallas cometidas, King colocó como encargado de la Sección Antisubmarina al capitán Wilder Baker, a quién encomendó el “Operativo Drumbeat”, un proyecto que consistía en un aumento de la Guardia Costera sobre las riberas orientales del continente, en el uso de bombarderos B-24 Liberator con radares que serían empleados como cazasubmarinos y en la introducción de una sendero marítimo menos riesgoso a través de Newport, Rhode Island, Key Occidental y Florida, que indudablemente disminuyó las bajas en barcos.

Dominio de los Océanos

Al transcurrir e 1942 King enfocó su interés en el Océano Pacífico y en la guerra con Japón, diseñando la operación de las Islas Salomón, en particular la Batalla de Guadalcanal y las siete confrontaciones náuticas que sucedieron alrededor de la nombrada isla. En tales enfrentamientos fueron hundidos los dos portaaviones estadounidenses USS Wasp y USS Hornet, mientras que Japón perdió al Ryujo. (Ver también: Batalla de Guadalcanal)

Ernest King

Al mismo tiempo delineó el “Operativo Torch” con el que se despojó a la Francia de Vichy de Marruecos y Argelia, además de ocasionar el abatimiento decisivo de la Flota Francesa mientras discurre la Batalla de Casablanca.

De Vuelta al Frente Occidental

A partir de 1943, King se concentró en la Batalla del Atlántico hasta que debido a las mejoras técnicas en el radar se logró trastocar la coyuntura a favor de los Aliados y en menoscabo de los sumergibles alemanes comandados por el almirante Karl Doenitz. También su mirada se centró en el Mar Mediterráneo, donde ayudó a preparar la ocupación de Sicilia como parte del “Operativo Husky” que conllevo al desplome del fascismo y la rendición de Italia.

A continuación en el Pacífico, King preparó los desembarques en las Islas Gilbert que terminaron expulsando a las milicias japonesas de Tarawa y Makin, eso sí a un elevado costo en vidas. Sus actuaciones en 1944 fueron dirigir la operación de las Islas Marshall y el intenso fuego graneado con el cual fue destrozada la Base Naval de Truk en las Islas Carolinas. Igualmente fue el promotor de los desembarques sobre las Islas Marianas en Saipán, Guam y Tinian, así como el diseñador del abatimiento de tres portaaviones de Japón en la contienda del Mar de Filipinas.

Ernest King

En agradecimiento a todos sus méritos sobre los planes estratégicos globales tanto en el Océano Atlántico así como Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial, Ernest King fue promovido a Almirante Superior del total de la Flota Estadounidense. Asombrosamente éste puesto no estaba creado hasta ese instante, por lo que el Congreso estadounidense hubo que instaurarlo particularmente para él, lo que significó uno de los más grandes privilegios adjudicados a un militar en la Historia de Estados Unidos.

A inicios de 1945, el almirante Ernest King retornó a acción de defensa del suelo patrio en la Batalla del Atlántico, momento en que los sumergibles alemanes dotados con el más reciente sonar “Snorkel” no fueron identificables por el radar. Por fortuna la capitulación de Alemania en Mayo de 1945, permitió a King a enfocarse de forma exclusiva en el Océano Pacífico.

De Retorno al Pacífico

Allí la Flotilla estadounidense experimentó enormes pérdidas a manos de los aviones suicidas kamikazes que hicieron zozobrar cuatro portaaviones y decenas de barcos pequeños en la operación de Filipinas, la Batalla de Iwo Jima y particularmente en la Batalla de Okinawa. Únicamente la capitulación del Eje el 2 de Septiembre de 1945, imposibilita a King ejecutar el “Operativo Downfall” para la cual había sido designado con el encargo de trasladar al Ejército de Estados Unidos para la ocupación de Japón. (Ver también: Guerra en el Pacífico)

Tras finalizar la Segunda Guerra Mundial en 1945, King se licenció de modo voluntario del servicio militar para siempre. Estando alejado de la vida castrense, fue designado Presidente de la Fundación Histórica Naval de 1946 a 1949, posición el la que pudo disfrutar del aprendizaje de las proezas marítimas a lo extenso de la Historia.

Muerte de Ernest King

Desafortunadamente su salud comenzó a debilitarse de manera progresiva debido a problemas cardíacos, lo que le llevó a ser internado en numerosos clínicas militares de Bethesda, Maryland, Portsmouth y Maine. Como resultado de trastornos cardíacos, Ernest King dejó de existir el 25 de Junio de 1956 en Portsmouth.

Con todos los privilegios militares, el gran almirante de la Flotilla Estadounidense fue sepultado en el Cementerio de la Academia Naval de Annapolis, siendo digno ejemplo para las venideras generaciones de oficiales de los Estados Unidos.

Ernest King

Dejar Comentario