≡ Menu




¿ Sabes quien fue Erich Raeder? Descubre su Historia Aquí

Erich Johann Albert Raeder (Erich Raeder), fue el primero en recibir el rango de Gran Almirante Alemán, además fue comandante de la Marina del Reich y Jefe Supremo de la Marina de Guerra. Desempeño las posiciones más destacadas en la historia naval de la Segunda Guerra Mundial. Fue juzgado en Nuremberg y sentenciado a cadena perpetua.

Erich Raeder

Biografía de Erich Raeder

Erich Johann Albert Raeder nacido en Wandsbek en la Provincia Prusiana de Schleswig-Holstein, en 1876, un 24 de abril. Fue parte de una familia de credo protestante cuyo nivel económico se podría clasificar como medio. Sus progenitores fueron Hans Friedrich Eduard Raeder, quien fue director de escuela, lo que facilitó que Erich recibiese una buena instrucción clásica, y Gertrud Wilhelmine Margaretha. La pareja tuvo tres hijos de los cuales Erich fue el primero.

Matrimonio

Erich contrajo nupcias con Augusta Schultz en 1903 y procreó tres hijos con ella, su primera esposa. En el verano de 1920, Raeder se casó con su segunda esposa, Erika Hindermann, con la cual tuvo un solo hijo.

Educación

Cursó su educación media en la escuela secundaria de Grünberg (Silesia). En 1894 se incorporó como cadete en la Marina de Guerra Alemana. Pasado tres años fue promovido a subteniente y en 1900 a teniente. De 1903 a 1905 se instruyó en la Academia de Marina de Kiel.

Erich Raeder

Carrera Militar

En 1906 se incorporó al servicio de la Oficina de Información de la Armada Imperial, lugar donde se encargaba de manejar el archivo de documentos. Entre 1910 y 1912 laboró como oficial en la embarcación imperial del Kaiser Guillermo II el Hohenzollern, y teniendo como grado Capitán de Corbeta a partir de 1911. (Ver también Kaiser Guillermo II)

En 1912, fue encargado de la Jefatura de Estado Mayor del Almirante Franz von Hipper. Sirvió en esa posición a través de la Primera Guerra Mundial y después en el mar como Comandante del crucero Köln, siendo parte en las contiendas de Dogger Bank en 1915 y Jutlandia en 1916 entre otras.

Tras finalizada la Primera Guerra Mundial, Raeder se incorporó al servicio del comando central de la Marina de Alemania. En noviembre de 1919 fue promovido a capitán, época durante la cual escribió para el Almirantazgo una crónica en dos tomos sobre los pormenores de los cruceros en tiempos de conflictos (Kreuzer Krieg in ausländischen Gewässern).

Almirante de la Marina

En 1922 fue promovido a contralmirante y designado interventor de la Marina. Luego de dos años le fue comisionada la comandancia de la flotilla ligera del Mar del Norte y, en 1925, la dirección de todas las bases de la Armada en el litoral Báltico. Recibió su ascenso a vicealmirante ese mismo año. Para octubre de 1928 devino en jefe del estado mayor de la Marina de Alemania al ser promovido al grado de Almirante.

No siendo aún simpatizante del ideal nazi, secundo a Hitler para que Alemania retorna a su posición de potencia. Mediados los años treinta el primordial objetivo del Almirante Raeder fue evolucionar a la Kriegsmarine para que pudiese confrontar y vencer a la Armada Británica mediante un plan de desarrollo de estructuras y edificaciones navales denominado Plan Z.

La ejecución del Plan Z empezó el 29 de enero de 1939, construyendo dos acorazados de la clase H. Apenas siete meses a posteriori, Alemania acometió a Polonia y se detuvieron todos las obras, motivado por las nuevas circunstancias originadas por el conflicto. En los meses a continuación, todas los buques aún no terminados del Plan Z se dejaron de lado y los materiales fueron utilizados para construir de forma masiva los «U-Boot».

Erich Raeder

Erich Raeder convino con Hitler en conservar en reserva la producción de los submarinos U-Boot, en particular para no desafiar al resto de naciones. Adicionalmente, fue el encargado de pactar con Hitler las anotaciones presupuestarias que se destinarán confidencialmente al fortalecimiento naval. El 2 de agosto de 1934, día del fallecimiento de Hindenburg, Raeder mostró su apoyo al Führer al brindar juramento ceremonioso de fidelidad no ya a Alemania, sino a Hitler. (ver articulo Adolf Hitler)

Comandante en Jefe de la Armada

Para octubre de 1935, en plena reestructuración del ejército alemán, fue designado por Hitler Comandante en Jefe de la Armada. Ocupando este cargo encabezó la restauración de la flotilla de guerra alemana y su fortalecimiento armamentístico.

A pesar de que en 1936 fue opuesto al inicio del avance nazi sobre el sector desmilitarizado de Renania, posteriormente defendió explícitamente las resoluciones de Hitler que llevaron de modo inevitable a la Segunda Guerra Mundial. Fue condecorado en 1937 con la insignia de oro del NSDAP.

Erich Raeder

Fue integrante del Consejo Secreto de Defensa del Reich, y en febrero de 1938 fue designado elemento del Consejo Secreto de Asuntos Exteriores. Por lo que, tuvo participación en las resoluciones políticas del régimen desde 1933 mediante su intervención activa en las entidades consultivas más destacadas de la jerarquía nazi.

Gran Almirante

El 1 de abril de 1939 le fue otorgado el bastón de mando de Grossadmiral (Gran Almirante) de la Kriegsmarine, transformándose así en el primer militar naval que logra ese distinción desde Alfred von Tirpitz. A partir de esa fecha condujo el Seekrieg Leistung, el Alto Mando de la Marina de Guerra.

En un conferencia que dictó en esos tiempos, Raeder afirmó su total conformidad con el Tercer Reich en su pelea contra «el comunismo y el judaísmo internacional». Sin embargo, su antisemitismo era aparentemente mesurado, ya que se abstuvo de sustituir a oficiales judíos de la Marina. En unión a Karl Dönitz y Günther Lütjens, criticaron en 1938 en contra de los eventos relacionados con la Noche de los Cristales Rotos.

Erich Raeder

Segunda Guerra Mundial

Para octubre de 1939, Raeder propuso a Hitler la invasión de Dinamarca y Noruega deduciendo que Alemania no podría vencer a Gran Bretaña a menos que se establecieran bases navales en tales naciones. Hitler, en abril de 1940, Hitler consintió el Operativo Weserübung sobre dichos países. Aunque tuvo un resultado exitoso, las bajas que tuvo la Kriegsmarine en soldados y equipos, se lucieron inadmisibles.

Al inicio Raeder dio su soporte al Operativo León Marino para ocupar Gran Bretaña tal y como fue planificado. Aun así consideraba que había otras maneras menos onerosas para someter a los británicos, particularmente con la fuerza submarina. Reparó que para conseguir la ocupación era indispensable que la Luftwaffe procurará en primera instancia el dominio total de los cielos. Al fracasar Hermann Göring en su tentativa de vencer a la RAF al ocurrir la Batalla de Inglaterra, Raeder le sugirió a Hitler aplazar la ocupación.

Raeder se enfrentó de nuevo a Hitler en junio de 1941 al no estar de acuerdo con la ocupación de la Unión Soviética. Recomendaba tratar de lograr primero el triunfo  sobre Gran Bretaña. Al unísono, apoyó una política combativa en el mediterráneo, cuyo meta sería dominar el Oriente Próximo, el Canal de Suez y Turquía para asegurar la posibilidad de un posterior asalto naval a Rusia.

Estos comentarios lo separan gradualmente de Hitler. Por otra lado, desde diferentes frentes se le culpó de dilatar el progreso de la flotilla de submarinos, que se mostraba como más eficiente que la flotilla de superficie. En su defensa, adujo que la inversión en la fuerza aérea reducía los recursos a la Marina para ultimar su plan de rearme.

Renuncia

El 30 de enero de 1943, Raeder expuso a Hitler su renuncia, excusando su determinación en la prioridad que Hitler otorgaba a la flotilla de submarinos (U-Boot-Waffe), en lugar de buques de superficie. Ciertamente la flotilla de superficie, encabezada directamente por Raeder, había experimentado fracaso tras fracaso, ocasionando la furia del Führer. A la par, la flotilla de submarinos, liderada por el vicealmirante Karl Dönitz, primer cooperante de Raeder, obtenía extraordinarios resultados.

Al final, Hitler apremió a Raeder por su dimisión para otorgar el mando de la Armada a Dönitz. Raeder fue depuesto a Comandante Supremo y designado Almirante Inspector de la Flota de Guerra, posesión a titulo solo honorario.

Erich Raeder

Juicio de Nuremberg

En 1945, Erich Raeder fue atrapado por el ejército aliado y sometido a juicio por el Tribunal Internacional de Nuremberg bajo los siguientes dos cargos: confabulación o conspiración y crímenes contra la paz.  (Ver articulo Juicio de Nuremberg)

Raeder admitió haber reconstruido la marina alemana y haberlo realizando en violación del Tratado de Versalles. Fue participante de la conferencia Hossbach, alegando que la disertación fue una argucia de Hitler para incitar al ejército a reponer su armamento más velozmente. El plan de ocupar Noruega fue de su concepción, pero sustenta que la meta primordial era adelantarse a los británicos. Desaprobó la ocupación de Rusia y dió prioridad a la pelea contra Gran Bretaña y en el Mediterráneo.

Del tercer cargo, crímenes de guerra, se le culpa de efectuar una guerra submarina ilimitada contraria a lo convenido en las Actas de Londres de 1936. El tribunal acuerda la misma decisión que en el proceso de Dönitz: Raeder sabia y pasó la orden de los mandos mediante la cual la Marina fusiló a dos soldados británicos en 1942.

Erich Raeder

Sentencia y Muerte de Erich Raeder

La sentencia anunciada el 1 de octubre de 1946 le encontró responsable de los tres cargos y condenado a cadena perpetua. Fue encarcelado en la cárcel de Spandau, donde se mantuvo hasta su liberación en Septiembre de 1955 por razones de salud.

Para los años 1956-1957 editó los dos tomos de sus memorias, bajo el nombre Mein Leben (Mi vida). Allí exhibía a Hitler como una personalidad heroica y excusaba su propio papel en el procedimiento de rearme de la Marina Alemana. Murió en Kiel el 6 de noviembre de 1960.

Condecoraciones

  • Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro (como Gran Almirante y Comandante en Jefe de la Kriegsmarine) (30-9-1939)
  • Cruz de Hierro de 1ª Clase – 1914 (18-2-1915)
  • Cruz de Hierro de 2ª Clase – 1914 (19-11-1914)
  • Cruz de Caballero con Espadas de la Real Orden Prusiana de Hohenzollern (3-6-1916)
  • Medalla del Águila Roja 4ª Clase (Prusia) (22-6-1907)
  • Caballero de Honor de 2ª Clase de la Casa de Grossherzoglich Oldenburgischen y Medalla de Duque Friedrich Ludwig con la corona de plata (17-9-1907)
  • Cruz de Friedrich August de Oldenburg de 2ª Clase
  • Cruz de Friedrich August de Oldenburg de 1ª Clase
  • Insignia de 1ª Clase del Servicio Longevo en las Fuerzas Armadas (Cruz de los 25 años de Servicio) (2-10-1936)
  • Insignia de Oro del NSDAP (30-1-1937)

Dejar Comentario