≡ Menu




Afrika Korps: Logo, Uniforme Himno y Más

Se conoce que el Deutsches Afrika Korps  o mejor conocido por sus iniciales DAK fue un grupo militar alemana que se dirigió hacia el norte de África en el año 1941 como un auxiliar de las tropas italianas que estaban siendo aplastadas por los británicos en medio de la Segunda Guerra Mundial. Sus líderes fueron el general Feldmarschall y Erwin Rommel (conocido como el zorro del desierto) y también Hans-Jürgen von Arnim.

Afrika Korps

 

Logo del Afrika Korps

Después de una progresión de triunfos, finalmente fueron vencidos en la Segunda Batalla de El Alamein  que se estableció desde el 23 de octubre hasta el 3 de noviembre de 1942 por las tropas británicas que estaban dirigidas por el general Bernard Law Montgomery.

El logo del grupo Afrika Korps consistía en una imagen que representara el sitio al que irían a pelear, en este caso al tratarse de un batallón destinado a la lucha en el desierto, escogieron una palmera y al estar ligados a los nazis le añadieron la esvástica  nazi.

Afrika Korps-1

Tanques del Afrika Korps

Los tanques utilizados por el grupo África Korps fueron de gran ayuda durante las diversas batallas que establecieron, no existe un registro completo sobre cada uno de los tanques utilizados, pero hay registros de los cuerpos enviados a algunas batallas y operaciones, entre los cuales la que mas destaca es la siguiente:

Las tropas italiano-alemanas se fortalecieron con la llegada a Trípoli de la quinta División de la Luz y el quinto Regimiento Panzer que incluía 120 tanques entre los cuales había 60 Panzer III y Panzer IV, aparte de ser respaldados por los 60 carros para la División Blindada «Ariete» y algunos soldados de las divisiones de Infantería «Pavía «,»Bolonia» y «Brescia».

Uniformes 

Algunos datos establecidos sobre la guerra no son actualmente del todo correctos, pero se conoce que los soldados del Afrika Korps comenzaron a usar el verde oliva bastante oscuro (y totalmente diferente del verde-oscuro utilizado en Europa) y debido al efecto del sol, las prendas que más se expusieron a este, tuvieron un color verde salvia y después se convirtió un beige que estaba entre grisáceo y verdoso.

Afrika Korps-2

A medida que pasaban los meses, las tropas de tierra incluían cada vez más prendas de vestir de color arena, es decir, beige amarillento, que tanto la Armada como la Luftwaffe utilizaban en el clima tropical.

Himno 

El himno establecido por el Afrika Korps era conocido y hasta la actualidad se conservan los datos referentes al mismo, es un himno en el cual describen lo fuerte que son sus tropas, como sus enemigos le temen y en el cual le hacen mención a su líder Erwin Rommel.

Este himno fue parte dela gran campaña publicitaria de establecía la Alemania nazi, con esto no solo lograban intimidar al enemigo, influían respeto hacia ellos y les dio una gran ventaja al comandante Rommel ya que no poseía un cuerpo militar preparado en ese momento.

Por este tipo de propagandas es que se le dio una gran reputación a este comandante y la cual fue mas que nada influenciada por las tropas enemigas quienes sin enfrentarlo ya hacían correr los rumores sobre lo implacable que podía ser enfrentárseles en el campo de batalla.

Afrika Korps-3

Efectivos del grupo Afrika Korps

El grupo de Afrika Korps no era demasiado ventajoso en comparación con los enemigos que enfrentarían, por lo cual, al darse cuenta de que el Afrika Korps era extremadamente deficiente en efectivos para enfrentarse al ejército británico, Rommel estaba aplazando al enemigo hostil usando la lucha mental.

Una vez que Rommel logro solucionar el tema de la cantidad de efectivos en el Afrika Korps, que aún se necesitaba para acomodar la naturaleza de los oficiales italianos que eran bien conocidos por su actitud mental pesimista.

En cualquier caso, contra todos lo que se esperaba, Rommel completó una actividad implacable ya que en unas pocas semanas los italianos dejaron de ser contendientes poco resaltantes, ya que les fueron quitadas las diversiones y fiestas a las que acostumbraban.

En poco tiempo los soldados vencieron el temor del enemigo y se igualo el trato entre los oficiales y los soldados (a pesar de las objeciones de los oficiales). Por lo tanto, las tropas italianas en poco tiempo descubrieron cómo pensar y actuar como los alemanes, llegando a ser tropas de excelente calidad para la cruzada que se aproximaba.

Se conoce que una táctica utilizada en ese momento para estimular a los grupos de soldados alemanes e italianos, el Afrika Korps tenía su propio periódico para retratar las aventuras de los oficiales al cual llamaron “El Oasis”.

Situación de guerra en África

El norte de África ofrecía una tremenda zona de batalla, ya que el desierto de Libia se extendía a lo largo de una gran cantidad de kilómetros de arena hasta Egipto, básicamente sin elementos que sirvieran de obstáculos.

Esta situación relativamente ilimitada permitió a los poderes mecanizados probar (en el marco más impecable posible) la batalla a través de movimientos operacionales profundamente versátiles, liberación de pendientes, ciudades o zonas en las que se estableció una barrera de bloqueo sólida. Esta especialidad de la guerra era exactamente la mejor de las capacidades de la Wehrmacht.

El segmento de mar que aísla a Italia y África fue corto pero no exento de amenazas increíbles, tanto por aire como por agua, debido a una potencia marítima perpetua exitosa en el Mediterráneo que los británicos no dejaron de provisionar para mantener el avance en África. A este riesgo debemos incluir la cercanía que había de británicos en Malta.

Afrika Korps-4

Antecedentes y pasos iniciales

La intrusión de Grecia también había debilitado la posición británica en el norte de África. El 12 de febrero de 1941, Adolf Hitler envió en ayuda a los italianos el Afrika Korps recientemente enmarcado bajo la orden del Teniente General Erwin Rommel. Rommel sería el segundo jefe del Ejército de África del Norte, instruido por el general italiano Italo Gariboldi.

Rommel tocó la tierra en Trípoli, transmitiendo con él una especialidad de guerra completamente aclimatada y muy asimilado. Tenía la misión de mantenerse a la vanguardia y ofrecer apoyo a los italianos, sin darles a los británicos la oportunidad de derrocar a las potencias del Eje africano para abstenerse de abrir otro frente en el sur de Europa. En cualquier caso, no pasaría un tiempo antes de que Rommel tomara acciones de ataque.

Un par de días después de aterrizar con su ejército, Rommel atacó y llevó a las tropas del Eje a una progresión de triunfos constantes, superando a las tropas británicas en los enfrentamientos de Gazala, Tobruk y Marsa Matruh.

Consistentemente, las fuerzas armadas germano-italianas terminaron en clara desventaja, tanto en las tropas como en las provisiones. Sea como fuere, la pobre organización de la fuerza armada británica permitió que la experiencia sin paralelo de la fuerza armada alemana en las diversas batallas provocara triunfos abrumadores de la mano de Rommel.

Este es el medio por el cual el mariscal alemán llegó a ser conocido como el zorro del desierto, convirtiéndose en una leyenda y siendo temido e incluso apreciado por sus enemigos, creando una atmósfera de poder a su alrededor.

Tobruk

Hacia el final de marzo, el Afrika Korps asaltó a las tropas británicas sin vigilancia presentes en Libia, dirigidas por el general Archibald Wavell. La audacia de Rommel y su participación provechosa en la utilización de los tanques sorprendió totalmente a las tropas británicas.

A mediados de abril, los alemanes alcanzaron la franja de Egipto, capturaron al general O’Connor y confinaron el puerto de Tobruk, donde un batallón australiano intentó resistir.

Wavell pidió desesperadamente fortificaciones y en mayo confió en que estaba en una situación para lanzar un contraataque. Independientemente del logro subyacente, terminó siendo una decepción. En junio se esforzó por resolver esto y lanzo otro ataque, que tampoco funciono.

En julio, Wavell se retiró y el general Sir Claude Auchinleck tomó el control. En medio año de acompañamiento, Auchinleck pensó y clasificó a sus tropas británicas y de la Commonwealth y comenzó a organizar una cruzada cuyo objetivo era liberar a Tobruk y recuperar Libia.

Afrika Korps-5

Después de un intento fallido de atravesar el muro de Tobruk en noviembre, las tropas de Auchinleck lograron su objetivo el 10 de diciembre en el asedio de Tobruk, pero con un alto costo en hombres y equipo. Cuando la plaza fue liberada, los ingleses se dirigieron a la ciudad de Benghazi, que involucró el día 24 de ese mes. Sea como fuere, el logro de los británicos fue temporal.

El 21 de enero de 1942, Rommel regresó al asalto, reconquistando a Tobruk, retirándo el 28 de ese mes a las potencias británicas hacia el oeste. Después de un período de silencio de casi cuatro meses, Rommel continuó con el hostil ataque el 27 de mayo, tocando la base hacia el final de junio, cerca de El Alamein. A causa del triunfo en Tobruk, Rommel subió el escalón militar y consiguió el reconocimiento del bastón del Generalfeldmarschall.

Los enfrentamientos de El Alamein

El Alamein es una ciudad que se encuentra a 106 km de Alejandría y el Delta del Nilo, objeto de captura las potencias germano-italianas. No obstante, la puesta en marcha de la Operación Azul en la URSS hizo que el punto central de consideración dejara África, y con ello los suministros alemanes. (ver articulo: Batalla de Canchas Blancas)

En este sentido, el ejército de Rommel comenzó a soportar tremendos problemas de suministro. Además, el 16 de junio, una caravana angloamericana llegó a Malta y terminó los ataques aéreos alemanes en la isla.

Hacia el final del mes, los aliados iniciaron un hostil ataque en la isla contra las escoltas de suministro del Eje que se dirigían directamente al norte de África, dejando a las tropas de Rommel a todos los efectos abandonados, sin provisiones algunas.

Las tropas de Rommel descubrieron cómo mantener sus posiciones y el 10 de julio comenzaron una progresión de pequeños contraataques. Auchinleck rediseñó sus tropas, actualmente mucho más variadas y esencialmente con activos ilimitados, alrededor de El Alamein, organizando el asalto contra el efectivamente golpeado Afrika Korps, agotado y excepcionalmente debilitado por una gran cantidad de batallas sin descanso.

El 1 de julio, Rommel, al darse cuenta de que en un breve lapso una importante cantidad imprevisible de tropas estadounidenses aterrizarían en Egipto como fortificación de las tropas británicas, tomó el último riesgo que tenía a su alcance para vencer a los británicos y atacó en El Alamein en la “Primera batalla de El Alamein”. Sea como fuere, no pudo contener a los británicos y el hostil ataque se terminó el 27 de julio.

En agosto, Auchinleck fue suplantado como el comandante por el general Harold Alexander, y el teniente general Bernard Law Montgomery aceptó la dirección como jefe de tareas de las potencias del Desierto Occidental, reunidas alrededor del Octavo Ejército británico (conocido como Ratas del Desierto).

En este sentido, Montgomery compuso un extraordinario asalto contra la delicada línea protectora del Eje siguiendo el ejemplo de «guerra de desgaste», impulsándolo el 23 de octubre a partir de la “Segunda batalla de El Alamein”. El 3 de noviembre, Rommel solicitó lo que sobrevivió a sus tropas y se retiró de El Alamein.

Afrika Korps-6

Campaña en Túnez

Después de su triunfo total en El Alamein, la fuerza armada británica de Bernard Montgomery condujo a las tropas alemanas hacia el oeste; El 23 de enero de 1943, el octavo ejército británico de Montgomery tomó Trípoli, la capital de Libia italiana y la base de suministro fundamental de Rommel.

Esta consecuencia acababa de ser predicha por el liderazgo central alemán, que había fijado la ciudad de Túnez como su base de suministro, y para intentar obstruir a los británicos en la Línea Mareth en el sureste de la nación.

Las potencias angloamericanas llegaron a Argelia y Marruecos y se infiltraron en Túnez entre noviembre y diciembre de 1942, con la posibilidad de ocupar el norte de la nación antes que las potencias del Eje, que venían retirándose de Libia, se reagruparan en el territorio. (ver articulo: Batalla de Concepción)

Después de fracasar en el esfuerzo, los Aliados guiaron sus esfuerzos para tratar de cortar la retirada hacia Túnez que la fuerza armada alemana se había visto obligada a tomar. En el oeste, la primera División de Infantería de Estados Unidos había construido una sólida línea de vigilancia, mientras que el octavo ejército británico procedió con el desarrollo desde el sur.

Batalla en Kasserine     

El 19 de febrero, Rommel tomó el control de las divisiones Panzer décima y 21 intercambiadas desde el quinto Ejército Panzer de von Arnim y atacaría a Kasserine y Sbiba en dirección al norte y hacia Thala, despejando la zona y penetrando los flancos del Primer Ejército Británico.

La lucha principal se produjo en el desfiladero de Kasserine contra las tropas estadounidenses conducidas por el general Fredendall. Kesserine fue la principal actividad real de los estadounidenses inexpertos en medio de la batalla, sufriendo desgracias sustanciales y retirándose a 50 km de sus posiciones iniciales.

Independientemente de su logro subyacente, la deficiencia de las potencias italiano-alemanas en Túnez les impidió explotar este triunfo, volviendo rápidamente a sus bases iniciales.

El final

El 6 de marzo de 1943, Rommel fue extraído debido a una enfermedad y Hitler se negó a regresarlo al norte de África, por lo que el 23 de febrero de 1943 fue suplantado por von Arnim como Comandante Supremo del Afrika Korps.

Afrika Korps-7

Las tropas de Afrika Korps que aún quedaban, bajo la dirección de Von Arnim, se rindieron en Túnez el 12 de mayo de 1943. Cogieron a 130.000 combatientes que, pensados ​​como detenidos de guerra, fueron llevados a campos de prisioneros en los Estados Unidos y Canadá.

Erwin Rommel

Erwin Johannes Eugen Rommel (Heidenheim a der Brenz, 15 de noviembre de 1891, 14 de octubre de 1944) fue un general y estratega militar alemán. Apodado predominantemente como Desert Fox o zorro del desierto, ocupó el puesto de mariscal de campo en la Wehrmacht de la Alemania nazi en medio de la Segunda Guerra Mundial.

Rommel era un militar extremadamente reconocido en medio de la Primera Guerra Mundial y obtuvo el famoso premio Pour le Mérite por sus actividades en el frente italiano. En 1937 distribuyó su libro ejemplar sobre estrategias militares “la infantería al ataque”, debido a sus encuentros en medio de la Gran Guerra. (Ver Articulo Sobre: Ejército Rojo).

En la Segunda Guerra Mundial se separó como autoridad de la séptima División Panzer en medio de la intrusión de Francia en 1940. Su administración de las potencias alemana e italiana en medio de la Campaña en el norte de África como el líder del Afrika Korps le hizo ganar una notoriedad increíble como el administrador de tanques con más talento de la guerra y el epíteto de Wüstenfuchs, Desert Fox.

Afrika Korps-8

Entre sus adversarios británicos también adquirió notoriedad por su valor, razón por la cual la batalla del norte de África se llama «la guerra sin desprecio» o “la guerra sin odido”. Más tarde dirigió a las potencias alemanas que lucharon contra los aliados en la intrusión de Normandía en junio de 1944. .

Rommel reforzó la toma de poder por parte de los nazis y Adolf Hitler, a pesar del hecho de que estaba constantemente restringido a ser hostil al semitismo y al sistema de creencias nazi, mientras que su visión del Holocausto sigue siendo un tema de discusión entre los historiadores.

Rommel se comprometió con el asalto del 20 de julio de 1944 para matar a Hitler. Debido a su estatus como una leyenda nacional, Hitler necesitaba deshacerse de él de forma discreta en lugar de ejecutarlo como cualquier resto de la población general.

Esa es la razón por la que a Rommel se le permitió la oportunidad de someterse a un suicidio a cambio de que su notoriedad se mantuviera intacta y de que su familia no fuera maltratada después de su fallecimiento, o de que volviera a enfrentar una situación preliminar de juicio que le ocasionaría dificultades y su ejecución.

Escogió el suicidio con una pastilla de cianuro. Al mariscal se le permitió un servicio de entierro estatal y se informó a la gente en general que había fallecido debido a las heridas que sufrió por los disparos a su vehículo en Normandía.

Rommel se convirtió en una leyenda genuina en la publicidad intencional de los nazis y los aliados, y además, después de la guerra en la cultura popular, muchos investigadores lo describieron como un hombre objetivo, un oficial espléndido y una víctima del Tercer Reich. En cualquier caso, esta similitud ha sido examinada por diferentes estudiosos como una leyenda.

La notoriedad de Rommel por ser un conductor de una guerra perfecta se utilizó en un camino intrigante con respecto al rearme de Alemania Occidental y en el compromiso entre los adversarios anteriores: Estados Unidos y el Reino Unido desde un lado y la República Federal de Alemania en el otro.

Afrika Korps-9

Algunos de los subordinados anteriores de Rommel, particularmente su jefe de personal, Hans Speidel, asumieron un trabajo clave en el rearme de Alemania y en la incorporación de la nación a la OTAN justo en el marco de tiempo posterior a la guerra. La instalación más grande del ejército alemán, el  cuartel “Mariscal de campo Rommel” en Augustdorf, lleva su nombre por respeto.

La leyenda de Rommel

Él fue un firme salvaguardia de la idea de que el ejército no debía entrometerse en asuntos gubernamentales, no tenía contacto con el partido nazi a lo largo de su profesión, sin embargo, se requería en algunos eventos que participara con el mismo.

La esposa de Rommel recuerda haber escuchado su importante discusión sobre los nazis en 1939, y fue para afirmar que pensaron que eran «una banda de matones callejeros. Es una pena que Hitler deba estar relacionado con ellos».

Afrika Korps-10Al principio, Rommel respetó a Hitler por sus características como pionero. Hasta el inicio del desmoronamiento del Afrika Korps en 1942, no comenzó a establecer críticas sobre el Führer por su falta de visión clave, e incluso tímidamente hacia el inicio, garantizando que «debe estar equivocado de lo que realmente está ocurriendo aquí».

La imagen que tuvo el pionero triunfante de Checoslovaquia en 1938 y en Polonia en 1939, que pudo observar muy cercanamente, no se desvaneció hasta finales de 1943, con la caída del norte de África.

A lo largo de los años, no obstante, esta visión sentimental que se sostiene de manera prominente acerca de Rommel como un militar elogioso, objetivo, enérgico y externo a los ultrajes nazis, amplificada por su «aflicción» debido a su supuesta inclusión en el complot contra Hitler, Ha sido colocada en incertidumbre por unos pocos especialistas en historia.

Ya para el año de 1941, Goebbels había comenzado a utilizar incorrectamente la imagen del «Zorro del Desierto» con fines de promulgación para redirigir la atención de las derrotas militares del Reich en Gran Bretaña y el frente soviético, su actuación en la Campaña del Norte de África le sirvió para ser apreciado y considerado incluso por la prensa de otras naciones.

De este modo, hacia el final de la guerra, el renombre del difunto Rommel asumió un trabajo crucial en la restauración ética de la Wehrmacht como una potencia militar en la administración de su país, sin embargo, totalmente desentendida del Holocausto.

Fueron los británicos quienes produjeron la supuesta «leyenda de Rommel» sobre la actividad de Winston Churchill. Para alzarlo, como ejemplo al «buen alemán», se buscaba abstenerse de denunciar a todos los individuos alemanes que se encontraban ante una red mundial que se sorprendió después de la revelación del Holocausto, para lograr el rápido reconcilio entre los vencedores y los que fueron vencidos.

Sin embargo, el verdadero objetivo de las fuerzas occidentales era acelerar el rearme de Alemania (Wiederbewaffnung) para tener la capacidad de depender de un socio clave ante un esencialmente inevitable enfrentamiento con la Unión Soviética.

Uno de los escritos que establecen la leyenda es Rommel: The Desert Fox (Desmond Young, 1950), un libro personal que sirvió de motivación para la película Rommel, Desert Fox (1951) y que, según el historiador Patrick Major, básicamente «superan la hagiografía».

El otro libro de importancia en la creación de la fantasía es The Rommel Papers (1953), una acumulación de escritos compuestos por el propio Rommel y distribuidos después de la muerte por Basil Liddell Hart, quien asocia el virtuoso genio del mariscal con el de Lawrence de Arabia.

Según el historiador Robert M. Citino, Rommel respetaba a Hitler y mantenía constantemente un lugar de confianza hacia el tirano, teniendo en cuenta que debía el logro de su profesión militar. Alaric Searle sostiene que Rommel fue en gran medida elogiado por ser uno de los comandantes más queridos, hasta el punto de perder su contacto con el mundo real.

Por su parte, Charles Messenger concluye que, a pesar del hecho de que Rommel la estima por el Führer se había agrandado tras el ataque de Polonia, comenzó a disminuir después de la llegada de los aliados a Normandía, cuando comprendió que se había perdido la guerra.

Además, Charles Messenger duda de la sorprendente capacidad estratega de Rommel, un sentimiento compartido por el general Klaus Naumann, el jefe de personal de la Bundeswehr en medio de la guerra de Kosovo.

A fin de cuentas, se expresa que Rommel era un hombre motivado que decidió felizmente ser utilizado por la publicidad intencional de los nazis y que sintió un agradecimiento a los británicos por ayudarlo a sostener su propia leyenda a lo largo de su vida. (Ver Articulo Sobre: Operación Barbarroja).

Afrika Korps-11

Dejar Comentario