≡ Menu




Descubre todo sobre Mehmed V

Mehmed V fue el Sultán del Imperio Otomano que introdujo a su país en la I Guerra Mundial. Nació el 2 de noviembre de 1844 en Constantinopla, y su nombre original era Mehmed Resad. Murió a los 73 años el 18 de julio de 1918. A los 6 meses de su muerte el Imperio Otomano caería a manos de los aliados y sería desmembrado.

Mehmed V

Mehmed V

No era un hombre formado para gobernar, en cambio era versado en literatura persa, y por eso se considera su gestión fue más bien dirigida por los líderes del Comité de Unión y Progreso, mientras que el verdadero líder del Estado era Enver Pasha, uno de los líderes de los Jóvenes Turcos

Por presiones del Comité de Unión y Progreso se unió a la guerra de los Balcanes, donde en 1911 el Imperio Otomano perdió su territorio europeo, las zonas de Tracia y Albania, y al año siguiente después de la guerra con Italia perdió Trípoli.

En noviembre 1914 Turquía entró en la I Guerra Mundial del lado de los Poderes Centrales, Alemania y Austria-Hungría. En su figura de Califa, es decir, líder de todos los musulmanes en el planeta Mehmed VI llamó a todos los musulmanes, sobre todo a aquellos que residían en los países aliados a unirse a la causa otomana, aunque este llamado no surtió gran efecto (ver artículo: La Triple Alianza).

Mehmed V-1

Durante la I Guerra Mundial los otomanos hicieron una contribución sustancial al esfuerzo de guerra de los Poderes Centrales. Sus fuerzas lucharon en el este de Asia Menor (Anatolia), Azerbaiyán, Mesopotamia, Siria y Palestina, y los Dardanelos, así como en los frentes europeos, y detuvieron a un gran número de tropas de los Aliados. En septiembre de 1918 dominaron Transcaucasia.

Mehmed V murió en el palacio de Yildiz, la residencia presidencial el 18 de julio de 1918, 4 meses antes de que finalizara la I Guerra Mundial. Fue sucedido como Sultán por su hermano Mehmed VI.

El Imperio Otomano

La Autoridad otomano fue una de las razas más poderosas de la historia, gobernando un área que comprendía el Medio Oriente, partes de Europa Oriental y zonas del norte de África durante cerca de 600 años. El líder del Imperio era distinguido como el Sultán, con autoridad superior religioso y política sobre el Imperio.

Para el inicio de la I Guerra Mundial el Imperio Otomano ya estaba en decadencia, y después de unirse en 1914 a los Poderes Centrales fueron derrotados en 1918. Mediante un tratado los territorios otomanos fueron repartidos entre Gran Bretaña, Francia, Grecia y Rusia. El Imperio Otomano fue disuelto oficialmente en 1922, el Sultanato eliminado y Turquía fue declarada República en 1923.

En este video podemos ver la historia del Imperio Otomano:

Los Jóvenes Turcos

Los Jóvenes Turcos fue un partido nacionalista turco de inicios del S XX que buscaba implementar un gobierno constitucional, en vez de una monarquía absoluta que era el régimen que existía en Turquía para ese momento. En 1908 llevaron a cabo la Revolución de los Jóvenes Turcos, que inició una época de democracia multipartidista en el país.

Para 1913 el Comité de Unión y Progreso, el brazo político inicial de los Jóvenes Turcos tomó el poder político, en un gobierno conocido como el de los 3 Pashas, Talaat Pasha, ministro del interior, Enver Pasha, ministro de Guerra y Djemal Pasha, ministro de la Armada.

Mehmed V-2

Bajo su liderazgo el Imperio Otomano se acercó a Alemania, hasta firmar en 1918 el acuerdo Alemán-Otomano con el que el Imperio ingresó a la I Guerra Mundial. Igualmente bajo su mandato se llevó a cabo el genocidio armenio.

Aunque sin duda participaron en la modernización de Turquía la política exterior de los Jóvenes Turcos terminó por conducir al fin del Imperio Otomano.

Enver Pasha

Enver Pasha fue un militar turco nacido en 1881 que estuvo comisionado en Alemania durante su entrenamiento militar, de donde adquirió la admiración que tenía por el ejército alemán. Fue parte del movimiento de los Jóvenes Turcos que inició la Revolución en 1908 y alcanzó el poder en 1913.

Como miistro de Guerra desde 1914 entabló conversaciones con Alemania y Rusia buscando alcanzar alianzas militares con ambos, aunque finalmente sólo uno de esos acuerdos se alcanzó, el acuerdo alemán-otomano. Durante la I Guerra Mundial fue tanto Ministro de Guerra como Comandante en Jefe de las Fuerzas Otomanas.

Durante la I Guerra Mundial tuvo una suerte variante, y aunque finalmente el ejército turco llegó a tomar Bakú, capital de Azerbaiján, en 1918, la rendición de los Poderes Centrales provocó la caída de los Jóvenes Turcos del poder en Turquía.

Pasha se exilió en Alemania, de donde viajó a Rusia buscando apoyo para derrocar el nuevo gobierno liderado por Kemal Ataturk, pero al no conseguir apoyo para su plan se desplazó a Turkestán, donde apoyó al ejército blanco durante la Guerra Civil Rusa, muriendo en acción en 1922, con 40 años.

Kemal Ataturk

Mustafa Kemal Pasha, mejor conocido como Kemal Ataturk, Padre de todos los Turcos, nacido en 1881 fue un militar ruso, que peleó en la I Guerra Mundial, y posteriormente sería presidente de Turquía.

Se graduó de la Academia Militar Turca en 1902, y al mismo tiempo participó en actividades revolucionarias durante su juventud. Al ser una figura potencialmente rival de Enver Pasha fue enviado a Bulgaria, donde lo encontró el inicio de la I Guerra Mundial en 1914. Sus acciones de guerra aumentaron su fama y prestigio en Turquía.

Durante el resto de la guerra actúo principalmente en el Caucaso. Después del fin de la misma hubo 2 consecuencias importantes para Turquía, la mayoría de los Jovenes Turcos huyeron a Alemania, y con el tratado de Sevres el Imperio fue desmembrado y lo único que retuvo fue practicamente Turquía. Debido a esto organizó sus fuerzas en Anatolia y organizó un gobierno provisional.

Después de pelear una guerra de guerillas contra el ejército griego en Smirna el ejército de Kemal derrocó al sultán Mehmed VI, aboliendo el sultanato, decretó la República de Turquía y se convirtió en el primer presidente. Como presidente transformó la sociedad turca, el Estado y las leyes, adoptó el alfabeto latino, secularizó el Estado (separó la Iglesia de la gestión de Estado) e industrializó el país.

En 1934 la Asamblea Nacional de Turquía le otorgó el título Ataturk, Padre de todos los Turcos. Murió el 10 de noviembre de 1938.

Mehmed VI

Mehmed VI fue el último Sultán del Imperio Otomano. Nació el 14 de enero de 1861 como Mehmed Vahideddin, y a diferencia de su hermano tenía condiciones para gobernar, siendo más que in títere de los Jóvenes Turcos.

Subió al trono el 3 de julio de 1918 sucediendo a su hermano Mehmed V, con el fin de mantener vivo el Imperio Otomano colaboró con los Aliados reprimiendo los grupos nacionalistas que surgieron trás la derrota en la I Guerra Mundial.

Al no tener apoyo de los Jóvenes Turcos, exiliados en Alemania, y con la formación de una Junta militar administrada por los Aliados, Mehmed VI disolvió el Parlamento, con el fin de eliminar todos los movimientos nacionalistas, que se mantenían activos en Anatolia, y consiguieron la llamada a elecciones en 1919.

Mehmed V-4

Tras una nueva victoria electoral de los nacionalistas, con lo que lograron el control del Parlamento, los Aliados aumentaron el control militar en la región por miedo a estos movimientos nacionalistas, y finalmente Mehmed VI disolvió una vez más el Parlamento en 1920.

Ante esto los nacionalistas formaron un gobierno provisional, que aumentó su popularidad cuando después del Tratado de Sevres el Imperio Otomano se redujo practicamente a Turquía. En 1922 los nacionalistas tomaron finalmente el poder, eliminado el Sultanato.

Mehmed VI huyó a Malta en un barco británico, y una vez allí llamó a la jihad (Guerra Santa islámica) para recuperar el control de Turquía, sin éxito. Murió en San Remo, Italia, el 16 de mayo de 1926.

Tratado de Sevres

El tratado de Sevres fue firmado el 10 de agosto de 1920 en la ciudad de Sevres, Francia, fueron firmados por las Potencias Centrales tras el fin de la I Guerra Mundial. La parte central del tratado fue la partición del Imperio Otomano, es decir, la renuncia de todos los territorios que no fuesen Turquía y su cesión a los Aliados, siendo de gran importancia los territorios del Mediterráneo oriental (ver artículo: Triple Entente).

Con el tratado se crearon el Mandatos Francés para Siria y Líbano, el Mandato Británico para Mesopotamia (en lo que es hoy Irak) y el Mandato Británico para Palestina, dividido posteriormente en el Mandato para Palestina y el de Transjordania. Las posesiones otomanas en la península arábica fueron también divididas en territorios que hoy son parte de Arabia Saudita y Yemén. Las posesiones en el golfo pérsico fueron convertidos en protectorados británicos, en los Estados Arabes del Golfo Pérsico.

El tratado sirvió de mecha para las acciones del ejército nacionalista de Kemal Ataturk, lo que inició la guerra turca de independencia. Después de ganada la guerra el gobierno de Ataturk firmó un nuevo tratado con los Aliados en 1923, el de Lausana,con el que garantizó la soberanía de la recién fundada República de Turquía.

En este video podemos ver cómo se gestó la disolución del Imperio Otomano:

Dejar Comentario