≡ Menu




Descubre todo sobre el Kaiser Guillermo II

Guillermo II fue el último kaiser o emperador de Alemania y rey de Prusia, llevó a su país a la I Guerra Mundial, abdicando poco antes del final de ésta en 1918. Es un considerado un líder irreflexivo que llevó a su país a la guerra sin importarle las consecuencias para la población civil, que tomaba decisiones impetuosas sin tomar en cuenta el consejo de sus allegados.

Guillermo II

Infancia e ingreso al ejército

Guillermo II nació el 27 de enero de 1859 en el palacio de los Príncipes de Berlín, como Federico Guillermo Víctor Alberto, de las casa real de los Hozenzollern. Era hijo de la princesa Victoria, hija de la reina Victoria de Inglaterra, y del Príncipe Federico Guillermo de Prusia, futuro Federico III. Era nieto de la reina Victoria de Inglaterra, y primos del Rey Jorge V de Inglaterra y del zar Nicolás II, casualmente 2 de los líderes a los que se enfrentaría en la Gran Guerra (ver artículo: Nicolás II).

Nació con un defecto en uno de sus brazos, que lo hacía 15 cm más corto que el otro, condición con la tuvo que lidiar el resto de su vida. Algunos historiadores consideran que esta condición lo marcaría psicológicamente y que explicaría su comportamiento posterior.

En 1881 se casó con Augusta Victoria de Schleswig-Holstein, el 27 de febrero, con quien duraría 40 años de matrimonio, teniendo siete hijos, 6 varones y una hembra.

Su madre quiso educarlo en el marco del liberalismo británico, pero el dominio de su abuelo, el emperador Guillermo I era muy fuerte, y Guillermo creció con una fuerte pasión militar marcado por lo autoritario. A los 21 años, después de haber estudiado leyes y política el Emperador decidió que Guillermo se uniera al ejército, donde Guillermo terminó de formar su personalidad.

Guillermo II-2

Kaiser Guillermo II y Rey de Prusia

El 9 de marzo de 1888 falleció Guillermo I, sucediéndolo en el trono su hijo Federico, que tomó el nombre de Federico III. Sin embargo, al momento de acceder al trono Federico III tenía ya problemas graves de salud, y solo duró 99 días en el poder. A los 29 años Guillermo ascendió al trono, tomando el nombre de Guillermo II, dada la admiración que tenía por su abuelo, que durante su mandato había logrado unificar a Alemania en una sola.

Kaiser

Kaiser es para señalar alemán emperador, y proviene del título de emperador romano, César. La palabra fue acogida por los emperadores del Sacro Imperio Romano inicialmente, y al disolverse éste la palabra siguió acompañanado al rey de Austria. Posteriormente, cuando se llevó a cabo la reunificación de Alemania el emperador alemán tomó también el título de kaiser. El Imperio Alemán contó sólo con 3 kaisers, Guillermo I, Federico III Y Guillermo II, con quien finalizó el Imperio Alemán.

Mandato imperial

La totalidad de los esfuerzos de la insurrección alemana se centraron en las regiones costeras y las cuencas hidrográficas, donde los alemanes habían determinado sembradíos. La frontera entre Papua y Kaiser Wilhelmsland había sido determinada por una excursión conjunta británico-alemana en 1909; El interior no había sido cartografiado. Desde entonces, los investigadores de oro de Papúa habían cruzado el territorio alemán, lo que, desde la perspectiva alemana, hacía que la precisión de la frontera fuera esencial.

Adicional al desarrollo de la flota promovió la creación del canal de Kiel, un canal que conectaba el mar del Norte con el mar Báltico, en el estado alemán de Schleswig-Holstein, el cual sería de crucial interés durante la I Guerra Mundial.

Guillermo II-5

Rompimiento con Otto von Bismarck

Otto von Bismarck fue un militar alemán que vivió en el S XIX, que ocupó cargos de dirigencia tanto de Prusia como de Alemania cuando esta fue unificada. Entre sus logros están la unificación de Alemania y la creación de una paz, frágil, pero existente con Francia, Gran Bretaña y Rusia. Mantuvo un férreo control en la Cancillería por lo que fue apodado el Canciller de Hierro.

Al llegar Guillermo II al poder difería de Otto von Bismarck en principalmente dos aspectos, la políticas exterior y las leyes laborales. En política exterior Guillermo II erá más belicoso y apostaba por una confrontación con las demás naciones, si no inmediatamente sí a largo plazo después de fortalcer el ejército. En el plano interno discrepaban en las leyes laborales y el tratamiento a los demás partidos políticos.

En 1890 Bismarck renunció a la Cancillería, lo que tuvo consecuencias tanto a nivel interno como internacionalmente. En lo interno Guillermo II nombró cancilleres a su medida, en lo que es conocido hoy como la Nueva Ruta, donde mantuvo un control fuerte sobre la política de sus cancilleres. En lo exterior, cuando Rusia se enteró de la partida de Bismarck comenzó a forjar una alianza secreta con Francia, mientras que Inglaterra aumentó sus reservas respecto a Alemania.

Relaciones internacionales

Las relaciones internacionales de la época estaban fuertemente marcadas por el hecho de que las familias reales estaban relacionadas todas entre sí, por lo que el trato entre los mandatarios era dual, dado que no era solamente un trato entre 2 jefes de Estado, sino también entre primos, tíos, cuñados, etc. Guillermo II no mantenía buenas relaciones con los miembros de las demás familias reales, y mantenía una relación especialmente tirante con sus familiares británicos, lo que aumentó su antipatía para con Inglaterra, hecho que no se molestaba en negar en público.

El público británico por su parte mantenía una buena opinión de Guillermo II, principalmente por la fuerte relación que existía entre Guiilermo y su abuela, la reina Victoria, pero esta imagen comenzó a cambiar alrededor de 1896, por unas declaraciones de Guillermo al periódico londinense The Daily Telegraph, en las que decía que todos los alemanes tenían sentimientos antibritánicos.

Durante la II Guerra Mundial Guillermo II sería el objeto de la mayor cantidad de esfuerzos propagandísticos durante la guerra por parte de Inglaterra.

Guillermo II-4

I Guerra Mundial

Guillermo II mantenía una alianza fuerte con el Imperio Austrohúngaro, siendo familiar también del Emperador Francisco José, y era amigo personal del archiduque Fernando de Austria. Cuando este último fue asesinado en Sarajevo en 1914 la noticia le afectó emocionalmente y le expresó su apoyo inmediato a Austria Hungría en un conflicto con Serbia (ver artículo: Gavrilo Princip).

Entrada de Alemania en la guerra

Cuando Austria le declaró la guerra a Serbia Rusia entró en la guerra como aliado de Serbia, a lo que Alemania respondió entrando en la guerra el 1 de agosto de 1914. El plan inicial era la invasión de Francia a través de Bélgica, dado que ésta era el área de Francia más desprotegida, llegar a París y tomar el control político de Francia. Luego de controlar Francia pelearía con Rusia.

Sin embargo el método original predecía que las tropas rusas esperarían algún tiempo para movilizarse, pero las mismas consiguieron la frontera mucho antes de lo sospechado, por lo que cuando Alemania invadió Bélgica el 3 de agosto se vio inmediatamente en una situación de guerra de 2 frentes, ante lo cual tuvo que retirarse de la frontera francesa.

Sin embargo, el día después de invadir Bélgica Gran Bretaña le declaró la guerra a Alemanis el 4 de agosto, convirtiéndose la guerra entonces en un conflicto mundial. Este escenario se encrudecería cuando el Imperio Otomano ingresó a la guerra en octubre de ese año.

En este video podemos ver la vida de Guillermo II:

Papel durante la guerra y abdicación

El papel de Guillermo II durante la guerra en ocasiones osciló entre el de participante y el de espectador de lujo. Durante este período el control del Estado en la práctica lo llevaba el Canciller Von Hindenburg, aunque las decisiones finales las tomaba siempre Guillermo. A pesar de esto Guillermo tuvo un papel importante en el sentido de que sus ansias militaristas impidieron llevar a cabo negociaciones de paz en algún momento.

Ya en 1918 la guerra había afectado enormemente a Alemania, y la opinión pública ya despreciaba a Guillermo, lo que vino a empeorarse aún más con la entrada en la guerra de los Estados Unidos. A finales de 1918 un motín en Berlín y el inicio de una revolución inspirada en la revolución bolchevique llevaron a Guillermo II a abdicar el 9 denoviembre de 1918. Sus títulos no fueron heredados porque ese mismo día el Imperio Alemán fue disuelto, y Alemania fue proclamada República por el Reichstag, el Congreso alemán, convirtiendo a Guillermo II en el último Kaiser del Imperio Alemán.

Exilio y años finales

Guillermo II huyó en tren después de su abdicación a Holanda, y a pesar de que el tratado de Versalles exigía su enjuiciamiento por los crímenes cometidos la Corona Holandesa se negó a extraditarlo, asentándose en la ciudad de Doorn. En 1922 publicó sus memorias.

Con el ascenso del nazismo tuvo esperanzas en el restablecimiento de la monarquía, no para sí, pero en la figura de su nieto mayor, sin embargo Hitler, y muchos otros alemanes consideraban a Guillermo II como el gran arquitecto de la derrota en la I Guerra Mundial, por lo que no tenían considerado el restablecimiento de la monarquía.

Murió de afecciones pulmonares en Doorn, Holanda, el 4 de junio de 1941.

Dejar Comentario