≡ Menu




Gas Mostaza: Composición, Exposición, Efectos y Más

El Gas Mostaza se trata de un arma que fue bastante utilizada en el periodo en el que se desarrolló la primera guerra mundial. Es un arma que puede llegar a resultar letal en grandes cantidades y tiene una composición química que se utilizó como parte de las estrategias de guerra. A continuación se presenta toda la información referente a el gas mostaza.

Gas Mostaza

Gas Mostaza

El Gas Mostaza se trata de una familia perteneciente a los productos químicos que fueron principalmente usados como unas armas químicas, también se le conoce como iperita proveniente de Ypres, una ciudad belga en donde los primeros en usarlo fueron los alemanes en el año 1917 en el periodo en el que se desarrolló la Primera Guerra Mundial.

Este Gas Mostaza se comenzó a sintetizar con el fin de acosar y también incapacitar a los enemigos y poder contaminar los campos de batalla. Viktor Meyer explica la síntesis del gas en la temporada de los mediados del 1800, pero el no fue quien lo descubrió, ni tampoco fue el primero que se fijo en los efectos que causaba.

Se inició el desarrollo de su producción en grandes cantidades de gas mostaza gracias al químico proveniente de Alemania llamado Wilhelm Steinkopf.

Este gas también es conocido como Agente Vesicante, esto debido a que cuando se pone en contacto con los seres humanos comienzan a producir ampollas en la superficie de la piel y también de las membranas mucosas, esto trae como consecuencia que los afectados mueran por una asfixia agónica.

La mostaza sulfatada

Este tipo de mostaza se trata de una variedad de agente químico que se usa mayormente como arma de guerra. La mostaza en estado sulfatado también es conocida comúnmente como gas mostaza o “agente mostaza”, esto por las denominaciones que tienen los militares de H, HD y HT.

Este químico suele presentarse en su fase gaseosa, pero también es posible que se presente de forma líquida con textura oleosa y en estado sólido. En su estado gaseoso, puede tener algunas veces un olor que se asemeja al ajo, la cebolla o también a la mostaza, a veces puede presentarse sin ningún olor.

En su estado líquido y sólido, el color puede ser entre marrón y amarillo claro. Es un químico que no es encuentra de manera natural en el ambiente. (Ver articulo: Causas de la Revolución Francesa)

En el momento en el que se usa como un arma de guerra, fue por primera vez en el periodo en el que se desarrollaba la Primera Guerra Mundial. En su momento se llegó a utilizar como un tratamiento de la enfermedad psoriasis, pero en la actualidad ya no se usa para este fin.

La Mostaza Nitrogenada

La mostaza nitrogenada se trata de un químico que se produjo en la temporada de los años 1920 y 1930, esto con el fin principal de utilizarlo como arma química en las guerras.

Se conoce como el primer registro del uso de las armas químicas en contra de las poblaciones civiles, esto debido a que, en el año 1924, mientras se desarrollaba la Guerra el Rif, la aviación de los españoles comenzó a lanzar bombas de gases mostazas, fosgeno y diversos gases tóxicos, esto para afectar a los habitantes de bereberes rifeños y las aldeas cercanas.

Se tratan de bombas bastante potentes y sumamente irritantes que dañan la piel, vías respiratorias y los ojos, se introducen en las células del cuerpo de los afectados de manera bastante rápida y logran dañar al sistema inmunológico y también la médula ósea.

En su estado gaseoso puede llegar a oler a pescado, jabón, moho o frutas. Después de que está por debajo de los 21°C pasa a su estado líquido, en donde se aprecia un color más claro, como amarillo o ámbar pálido con una textura oleosa y es más inofensivo.

Debido a esta reacción del químico, en la temporada de invierno durante la Gran Guerra, los integrantes de Alemania arrojaban proyectiles que contenían la mostaza nitrogenada en su estado líquido, que en el momento en el que cae por encima de los campos de batalla, lograba impregnar a diversos soldados del enemigo. (Ver articulo: Batalla de Castillejos)

Los afectados eran completamente desconocedores del peligro, ellos guarecían en las zonas de las galerías y los conductos de trincheras donde se evaporaba el químico, traía como consecuencia la muerte de todo aquel que no saliera de allí a tiempo. Este tampoco es un químico que se encuentre naturalmente en el ambiente.

Mecanismos de acción

Estas mostazas nitrogenadas se tratan de compuestos químicos de origen reactivo por que el nitrógeno, con los dos electrones que no son compartidos, logro crear sales de aziridinio. Este tipo de sales se tratan de especies que son bastante electrófilas que hacen reacción con los nucleófilos y crean enlaces covalentes.

Son capaces de hacer reacción con el ADN ya que tiene mucha riqueza de centros nucleofílicos, en especial el átomo del nitrógeno deposición 7 de guanina. Conforma uno de los tantos grupos que son mas reactivos en frete de los electrófilos.

Referencias militares u otros nombres de la mostaza nitrogenada

HN-1: se creó principalmente para la eliminación de verrugas, luego de eso se logró identificas como un agente potencias en las guerras químicas.

HN-2: este tipo se diseño como agente militar, luego se usó para hacer el tratamiento del cáncer. Actualmente se reemplazó por otros agentes distintos que también ayudan a tratar el cáncer.

HN-3: este se creó especialmente cono agente militar.

Maneras de intoxicación

Cuando se transmite por el aire en forma de vapor tiene una exposición ocular, cutánea y inhalatoria. Cuando se incluye en el agua solo tiene una exposición oral. Este químico tiene un peso más liviano que el aire, por ello el vapor de la mostaza nitrogenada se fija en las zonas más bajas.

Síntomas y señales

Los efectos que el gas mostaza puede tener en las personas afectadas dependen de la cantidad a la que se encuentran expuestas las mismas, el tiempo de exposición y la manera en la que se es expuesto.

Efectos a corto plazo

Generalmente los síntomas y signos que se presentan en la exposición al gas mostaza se producen de manera inmediata. Con la variación de la severidad que se tenga en la exposición, los síntomas pueden llegar a aparecer en un par de horas. Estos efectos pueden llegar a ser:

  • En la piel: se presenta un enrojecimiento que trae como consecuencias ampollas después de unos 6 a 12 horas
  • En los ojos: se puede presentar un dolor, una irritación, lagrimeo e hinchazón. Si se concentra a altos niveles puede causar ceguera y quemaduras.
  • En el sistema respiratorio: se puede sentir dolor sinusoidal, dolor de garganta, tos y mucha dificultad a la hora de respirar.
  • En el sistema digestivo: causa náuseas, diarrea, dolor abdominal, vómitos.
  • En el cerebro: puede llegar a causar una gran falta de coordinación, temblores y muchas convulsiones si se tiene una muy larga exposición.

Se recuerda que la presencia de alguno de estos síntomas en las personas no necesariamente significa que se fue expuesto a este químico de mostaza nitrogenada.

Efectos a largo plazo

En el momento en el que se es expuesto a la mostaza nitrogenada se puede generar:

  • Si se encuentra en su estado líquido y se pone en contacto de manera percutánea, causa quemaduras que llegan a ser de segundo a tercer grado con cicatrizaciones.
  • En su estado de vapor, a través de la vía inhalatoria, causan enfermedades respiratorias de nivel crónico y en las vías oculares pueden llegar a causar la muerte.

Después de haber pasado el tercer o quinto día pueden crearse diversos síntomas de supresión en la zona de la médula ósea que puede llegar a traer como consecuencia la anemia, el sangrado y un alto riesgo de infecciones. En las circunstancias mas graves puede causar la muerte.

También puede llegar a observarse la enfermedad del cáncer en los animales que llegar a ser expuestos a este gas de manera prolongada o repetida. También existen algunas evidencias de que puede causar leucemia en las personas afectadas.

Cómo actuar en una exposición

Se debe abandonar de inmediato la zona en la que se está liberando el gas, si se esta liberando en un lugar cerrado se debe salir de él y si está en el ambiente de debe ir hacia lugares de altas elevaciones.

Si se tiene algún tipo de duda o sospecha de haber sufrido una exposición, se debe quitar la ropa y es preferible cortar las prendas, lavar de manera inmediata todo el cuerpo con jabón y agua, buscar urgentemente atención médica.

Si se tiene problemas de vista borrosa o un escozor en los ojos, se deben enjuagar con mucha agua por un periodo de 10 o 15 minutos. Si se tienen lentes de contacto deben desecharse por completo al igual que cualquier ropa que este contaminada, en caso del uso de gafas o lentes se deben lavar bien con agua y jabón.

Gas Mostaza-1

Se debe meter en una bolsa plástica los productos que se deben desechar ayudándose con pinzas o guantes. Luego se debe sellas la bolsa e introducir todo en otra bolsa. Lo mas recomendable es entregarlo en la Estatal de Emergencias o también el Departamento de la Salud Local.

En caso de que se haya ingerido el químico, no se debe provocar vómitos ni beber nada de líquidos distintos.

No hay antídotos

No se ha creado ningún tipo de antídoto para estas exposiciones, El tratamiento para las exposiciones es la eliminación de los tóxicos de todo el organismo de la manera más rápida posible y poder tener una buena atención médica.

Gas mostaza y otros en la Guerra

El uso de los gases venenosos en la temporada de la Primera Guerra Mundial se convirtió en un punto muy importante para los militares. Estos gases se desplazaban desde los gases lacrimógenos hasta el gas mostaza que se trata de agentes que son incapacitantes y otros agentes letales como fosgeno.

Esta guerra química hecha con estos gases, se trató de el principal elemento de la primera guerra mundial y la guerra total en el siglo XX.

Gases y su historia

En la guerra se utilizaron diversos gases como armas químicas que fueron:

El gas lacrimógeno (1914):

Los usos iniciales de agentes químicos como armas de guerra se presentaron con irritantes como el gas lacrimógeno, esto para sustituir los venenos letales y los incapacitantes.

Se dice que los gases se empezaron a usar en el desarrolló de la Primera Guerra Mundial, pero se han encontrado indicios de que los gases sulfurosos fueron usados por los espartanos en la temporada del siglo V antes de Cristo. (Ver articulo: El Fin de la Primera Guerra)

En el periodo de la Primera Guerra Mundial, los integrantes de los franceses fueron los que iniciaron el uso de los gases, que las lanzaban con granadas de manos que se encontraban llenas de gas lacrimógeno en el mes de agosto del año 1914.

Luego Alemania hizo lo mismo en 1914, pero con obuses de fragmentación que se encontraban llenos de agentes irritantes en contra de los franceses.

Gas Mostaza-2

Usos de gases letales y muchas cantidades (1915)

Los alemanes fueron los que usaron el gas en grandes cantidades como armas por primera vez. El día 31 de enero del año 1915, dispararon 18.000 obuses que se encontraban llenos de bromuro de xililo en contra de los rusos en la batalla de Bolimoy. Esto en vez de vaporizarse, se congeló y esto falló fuertemente.

El cloro fue el agente letal que se empleó por primera vez, se comenzaron a crear diversos métodos para poder descargar cloro en forma de gas en contra de los enemigos. El día 22 de abril del año 1915, los alemanes con su ejército tenían unas 160 toneladas de cloro que se encontraban dispersas con 5.370 cilindros en sus tropas.

El cloro resultó ser muy ineficiente utilizado como arma. Este desarrollaba una nube verdosa que era baste olorosa y visible, lo que hacía más fácil la detección del mismo. Se podía disolver en el agua, por ello era bastante fácil tomar este punto para poder cubrir la nariz y la boca de el con algún paño húmedo.

Se dice que era mas efectivo utilizar orina para sustituir el agua, esto debido a que el amonio ayudaba a neutralizar el efecto del cloro, pero en ese momento no se conocía que el amonio en conjunto con el cloro puede llegar a producir muchos gases peligrosos y tóxicos. Es necesaria una dosis de 1.000 pares de millón de cloro para que puede llega a ser letal, esto destruyendo los tejidos de los pulmones.

A pesar de todos estos puntos negativos, el cloro llego a ser bastante efectivo debido a la nube que formaba de gas que se aproximaba y les daba mucho miedo a las tropas de la infantería.

 

Gases mortíferos (1915)

Las deficiencias del cloro fueron superadas cuando se utilizó el fosgeno, el cual se comenzó a usar principalmente por los franceses bajo las ordenes del químico de Francia llamado Víctor Grignard en el año 1915.

Después de eso, los alemanes que se encontraban bajo el mando de Fritz Haber, lo incluyeron con pequeñas cantidades de cloro para que incrementara el nivel de toxicidad.

El fosfeno se trataba de un agente bastante letal con muchísima potencia, mucho mas mortífero que el cloro. Tenia una gran desventaja, la cual era que los síntomas que se daban después de la exposición llegaban a tardar hasta 24 horas en mostrarse, lo que no evitaba que las victimas siguieran actuando en el combate, pero aseguraba que las tropas estuvieran indispuestas al día siguiente.

En ocasiones, también se utilizaba el fosfeno gracias a que es incoloro y tiene un olor que podría llegar a compararse con el heno enmohecido.

Este gas es mucho mas espeso que el aire y debido a esto se mezclaba con un volumen igual que el cloro, que con la menor densidad ayudaba a diseminarlo. Los que lo utilizaban denominaban esta combinación “Estrella Blanca”, esto debido a las marcas que se encontraban pintadas en las cápsulas que tenían la mezcla.

En el momento en el que se desarrolló el primer ataque con cloro/fosfeno que fue combinado por los integrantes alemanes, fue lanzado hacia las tropas británicas el día 19 de septiembre del año 1915. Allí se logró liberar 88 toneladas de gas que se encontraban envasadas en diversos cilindros, lo que ocasiono 1.069 bajas y 120 muertes.

En el mes de enero del año 1916, los integrantes de los británicos le agregaron a la mezcla de sus máscaras de gas hexametilentetramina, esto como una contramedida en contra del fosfeno.

Gas Mostaza (1917)

Este es considerado el gas mas infame y muy efectivo utilizado en la Primera Guerra Mundial. Fue un gas vesicante que se introdujo gracias a los alemanes en el mes de julio del año 1917, esto antes de la Tercera Batalla de Ypres. Los británicos lo denominan HS y no pretendía convertirse en un gas letal, a pesar de que altas dosis no lo era.

Principalmente se había diseñado para poder incapacitar de alguna manera o acosar a los enemigos contaminando todo el campo en el que combatían. Se utilizaban disparándose desde dentro de los proyectiles de la artillería, era mucho mas pesado que el aire. Se fijaba en el suelo y se comenzaba a evaporar muy lentamente sin tener que haber luz del sol.

El gas mostaza tiene una naturaleza altamente contaminante, lo que significaba que no era la mejor opción para apoyar un ataque, esto debido a que la infantería de asalto quedaba expuesta a su propio gas mientras combatían.

En el momento en el que Alemania hizo el lanzamiento de la Operación Michael el día 21 de marzo del año 1918, se logró saturar el saliente en Flesquiéres con grandes cantidades de gas mostaza en vez de atacarlo de manera directa, esto se hizo creyendo que el gran acoso que causaba el gas en conjunto con las amenazas a través de los flancos de la saliente, esto causaría que la formación británica se convirtiera en insostenible.

El gas, después de esta ocasión no había vuelto a tener un éxito tan contundente como el que ocurrió el día 22 de abril del año 1915, a pesar de esto paso a ser un arma de nivel estándar que cuando era combinada con la artillería que se usa convencionalmente, ayuda mucho en el apoyo de muchos de los ataques en las temporadas finales de las guerras. (Ver articulo: Guerra de las Trinchera)

En el frente del Occidente fue uno de los principales escenarios en que fueron utilizadas las armas de gas, de hecho, los sistemas de trincheras, confinados y estáticos que estos creaban eran la herramienta principal con la cuan se lograba una gran concentración que resulta ser bastante efectiva.

A pesar de esto los alemanes utilizaron el gas en contra de los rusos en el frente del Oriente, ellos tenían una gran falta de contramedidas que resultaran efectivas, entonces los alemanes sabía que esto daría como resultado la muerte de una gran cantidad de soldados de Rusia.

Post-Guerra

Cuando estaba finalizando la guerra, todas las aras de nivel químico habían logrado perder la gran mayoría de su efectividad en contra de las tropas que se encontraban bien entrenadas y muy equipadas. En ese momento de la guerra por lo menos una cuarta parte de los proyectiles que se utilizaban en la artillería tenían estas armas químicas, pero estas solo ocasionaban el 3% de bajas.

Gas Mostaza-4

En el año 1925, Zhang Zuolin el señor de la guerra logró contratar una empresa de Alemania para que construyera una gran fabrica de gases mostazas en la zona de Shengyang y termino su producción en el año 1927.

Según las opiniones públicas, había una gran oposición sobre el uso de este tipo de armas, el cual estaba en conjunto del Protocolo de Ginebra que era un tratado en el que se prohibían los usos (pero no acumulación) de este tipo de armas bacteriológicas o gases letales.

Este tratado obtuvo su firma en el año 1925 que recolecto los acuerdos con la gran mayoría de los contendientes que estaban participando en la Primera Guerra Mundial. La gran mayoría de los países pusieron su firma en este y lo ratificaron luego de haber pasado unos 5 años, pero unos tardaron más.

Bajas producidas

El aporte de bajas que tuvieron las armas de gas en referencia al total de bajas general se puede decir que fue bastante minoritaria. Las estadísticas de parte de los británicos se mantienen con la precisión de 1916, se pudieron registrar solo un 3% de las bajas causadas por los gases letales, el otro 2% se pudo alcanzar una gran invalidez de manera permanente y finalmente el 70% pudieron recuperarse por completo para ese servicio en menos de unas seis semanas.

Todas aquellas personas que sufrieron de bajas en los eventos de la guerra terminaban estando afectadas mentalmente después de haber sufrido la exposición, por ello el gas había logrado ser hasta el ultimo momento un gran miedo para los soldados que se encontraban en la primera línea de las formaciones.

Las muertes causadas por los gases eran bastante horribles. Según lo que explicaba el reconocido Denis Winter, una gran dosis que sea letal del gas fosfeno causaba en los afectados al final unas muy fuertes nauseas, respiraciones entrecortadas, pulsos hasta 120, secreción de cuatro pintas de dos litros de líquidos amarillos de los pulmones a cada hora que pasa, tez cenicienta y después de pasar unas 48 horas hay espasmos y ahogamientos.

Uno de los principales efectos que tenían los que se exponían a los gases era la ceguera, de esto eran responsables principalmente el gas mostaza y el lacrimógeno. Era bastante común ver líneas de los soldados que estaban cegados por los gases, colocando las manos sobre los hombros de los compañeros a su lado y eran guiados por videntes hasta la zona de la enfermería.

Uno de los cuadros con más fama que salió en inspiración al evento de la Primera Guerra Mundial, fue Gassed hecho por John Singer Sargent, es la captura de uno de los momentos de bajas a causa del gas mostaza, el cual fue presenciado por una enfermería en Le Bac-du-Sud en el mes de julio del año 1918.

El mayor responsable de la mayoría de las bajas fue el gas mostaza en Frente Occidental, esto a pesar de que se produjo en menos cantidades que los gases que son irritantes como lo eran el fosgeno y el cloro.

No era necesario que se inhalen los gases mostaza para que resultara efectivo, cualquier tipo de contacto que tenga con la piel resulta ser suficiente para afectar a las personas. Con Solo 0.1 ppm de concentración a la que se expone una persona es lo suficiente para que aparezcan ampollas de grandes tamaños.

 

Este gas mostaza en concentraciones mayores podían llegar a quemar la piel hasta llegar al hueso. Eran gases mas dañinos en los tejidos blandos como los de la cara y también en los genitales. Una exposición normal en la guerra causaba inflamaciones de conjuntiva y también los parpados de la persona afectada, lo que forzaba el cierre de los ojos y se mantenía ciega de manera temporal.

En el momento en el que entraba en contacto con la piel, de inmediato se mostraban manchas rojas y muy húmedas, que después de haber pasado 24 horas se forman ampollas. Entre otros síntomas se podían presentar dolores de cabeza bastante fuertes, pulsos bastante elevados, fiebre y neumonías.

Dejar Comentario