≡ Menu




¿Sabes quién fue Francisco León de la Barra? Descúbrelo aquí

Decía Simón Bolívar, que «nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo a un mismo ciudadano en el poder, cuando el pueblo se acostumbra a obedecer y este a mandar, se origina la tiranía.» En estas palabras se resume la importancia del fin a más de 30 años de gobierno de Porfirio Díaz en México y la llegada de Francisco León de la Barra al poder.

francisco-de-leon-de-la-barra

Biografía de Francisco León de la Barra

Este importante hombre para la historia Mexicana, vio la luz de la vida en Querétaro, el 16 de Junio de 1863. Sus padres fueron   Bernabé Antonio León de la Barra Demaría (de quien se decía que era un caballero de buena formación y excelentes modales) y María Luisa Quijano Pérez-Palacios (proveniente de la ciudad de Querétaro).

Muy joven se trasladaría a la capital del país con el objeto de cursar la preparatoria y seguidamente se tituló en Derecho, en la Universidad Nacional de México. Tuvo en su formación académica especial inclinación por el Derecho Internacional, lo cual, años más tarde, tendría gran influencia en los cargos que le correspondería ocupar alrededor del mundo. Demostró especial interés por la docencia, lo cual puso de manifiesto cuando decidió  dictar clases de matemáticas en la Escuela Nacional Preparatoria.

francisco-leon-de-la-barra-1

Francisco de León, contrajo matrimonio con María Elena Borneque, quien tras catorce años de unión falleció. Dejándolo con dos hijos. Pasado un breve lapso,  cortejaría a quien fuera la hermana de su finada esposa, María del Refugio Borneque. Situación que fue  criticada en los círculos sociales. No obstante, la pareja contrajo nupcias y tendrían otro hijo llamado Carlos.

En el campo laboral Francisco de León destacó como Diputado al Congreso de la Unión en 1891, representando a su ciudad natal Querétaro. Gracias a sus dotes de conocedor de los temas internacionales, en 1896 entró a formar parte del cuerpo Diplomático, y se desempeñó además como abogado consultor de la Secretaría de Relaciones Exteriores en el año 1898.

Debido a  su exitosa carrera como abogado  fue designado para participar en el Segundo Congreso Iberoamericano (entre 1901 y 1902) por lo que debía viajar a varios países, entre los cuales estaban Cuba, España, Centroamérica, para cumplir con misiones diplomáticas. Simultáneamente cumplió funciones como Concejal y Síndico de la ciudad de México.

Continúa su ascendente carrera profesional y política, en 1904 fue nombrado Ministro plenipotenciario en varios países de Sudamérica, donde destacaron Brasil, Uruguay, Argentina entre otros. En 1905 va como representante de México en las Cortes de Bélgica y Holanda, así como también, se hizo merecedor de una brillante participación en la Conferencia de la Paz, en la Haya.

Este hombre con extensa formación académica y un excelente desempeño como Diplomático, gozaría de las inmejorables credenciales para ocupar diferentes cargos de relevancia en su país natal. Incluyendo la Presidencia. Finalmente el Dictador Porfirio Díaz, quien además había sido años atrás Padrino de su boda, lo nombra Secretario de Relaciones Exteriores.

La renuncia de Porfirio Díaz

La situación económica y política en México se venía deteriorando rápidamente. La conflictividad en el interior del país ya se hacía sentir en la capital. Se escuchaban rumores de que Emiliano Zapata se estaba preparando para levantarse en armas, en defensa de los campesinos, y la economía daba severas muestras de estancamiento.

Por todo esto, el presidente de los Estados Unidos decide acudir a una entrevista con el presidente mexicano, esto con la finalidad de defender los derechos de los ciudadanos y empresarios estadounidenses radicados en México.

francisco-leon-de-la-barra-2

Este gesto fue malinterpretado por los seguidores de Francisco Madero, esgrimiendo que Díaz estaba planeando una alianza con los Estados Unidos, lo cual generó el aumento del descontento en la población y cada vez la impopularidad de Porfirio iba en aumento.

Es así como al grave y desalentador panorama político, se le suma que el  presidente por más de treinta años Porfirio Díaz, ya padecía graves problemas de salud y no estaba en condiciones de enfrentar las exigencias de un pueblo en la calle, pidiendo cambios.

Se pasa a considerar entonces, los Tratados de Ciudad de Juárez, fechados en Mayo de 1911 donde se  pactó el desarme de los revolucionarios, las renuncias inmediatas  de  Porfirio Díaz y de Francisco Madero (principal contendor de Díaz en el exilio) a la presidencia y a la presidencia provisional, respectivamente.

francisco-de-leon-de-la-barra-3

De igual forma se determinó que habría de darse cumplimiento a la Constitución vigente que establecía que debía asumir la presidencia provisional el Secretario de Relaciones Exteriores, para el momento, cargo ocupado por Francisco de León de la Barra. Éste tendría la tarea titánica de intentar  pacificar al país y posteriormente  convocar a elecciones generales. Las calles se atestaron de personas celebrando la renuncia del Dictador. (Ver artículo: telegrama zimmermann)

Tras entregar la carta de renuncia en manos de su esposa, Díaz y su familia debían empacar sus pertenencias para salir exiliados del país., a París, Francia. Tuvieron tiempo suficiente para despedirse de sus fieles sirvientes, y pagarle sus honorarios, según cuentas algunos, en monedas de oro, la familia Díaz  partió con rumbo a la estación de trenes de Santa Clara, al sur de la capital.

francisco-leon-de-la-barra-4

Se le dispuso una caravana para escoltar a la familia del ex presidente hasta Veracruz, donde se embarcarían en un buque de vapor que los llevaría a su destino final en la Coruña. Después de varios eventos inesperados, y muestras de odio y amor recibidas en los diferentes lugares donde hacían un alto en su recorrido , Porfirio Díaz y su familia abandonaron el país.

Gobierno Interino de Francisco León de la Barra

Una vez que se concreta la renuncia de Porfirio Díaz, aplicando los principios de la Constitución vigente para 1911, le corresponde asumir el cargo de manera interina a Francisco León de la Barra, por ser él quien venía desempeñándose como Secretario de Relaciones Exteriores, tal como reza la Carta Magna (Del 25 de Mayo al 06 de Noviembre de 1911)

Una vez en posesión del cargo de Presidente, el 25 de mayo de 1911, León de la Barra difunde un comunicado a la Nación en el que juró su compromiso de  respetar el principio de la no reelección, de tal manera que sólo ostentaría de manera temporal tan importante cargo. De igual forma, fue bien enfático y les dejó muy claro  a los representantes de los partidos políticos que cumpliría y haría cumplir las leyes de la República en los venideros comicios.

Durante su breve interinato como presidente de México, León de la Barra hizo votos por la  unión de todos sus compatriotas para trabajar juntos por alcanzar la paz y el progreso. Procedió a conformar su  gabinete con políticos que profesaban adhesión a las ideas de Porfirio Díaz y a Francisco Madero. Esto tal vez con la intención de recoger lo mejor de ambas tendencias.

francisco-leon-de-la-barra-5

Algunos estudiosos de este capítulo de la historia Mexicana, afirman que el corto gobierno de Francisco León, que tan sólo duró cinco meses más cinco días, fue sin lugar a dudas la extensión del porfiriato. Con algunos avisos de cambio, como por ejemplo, la disposición de su gobierno para intervenir en las relaciones entre el capital y el trabajo. Su gobierno presentó y discutió un primer paso para crear crear un Departamento de Trabajo, con el objetivo de trabajar para mejorar las condiciones de vida de los trabajadores.

Con respecto a Francisco León hay otro aspecto interesante sobre su breve interinato, el pueblo le brindaba apoyo y respeto. Se le conocía como «el presidente blanco» por cuanto era un hombre sumamente educado, de buenas costumbres, hacía gala en las reuniones de la cultura que había obtenido de sus viajes y además era miembro activo la comunidad católica.

Aportes durante su presidencia

Es justo señalar que al breve gobierno de León de la Barra, se le puede atribuir como positivo, dar por finalizado un período de más de treinta años de Dictadura. (Porfirio Díaz había mantenido el cargo en siete ocasiones). Finalizó lo que se había llamado el Porfiriato.

Otro aspecto que se considera de suma importancia en su gestión, lo constituye el hecho de haber creado el Departamento del Trabajo. En su condición de Abogado de la Barra, no podía dejar pasar la oportunidad para reivindicar los derechos de los trabajadores. En lo que el mismo llamó su empeño en «evitar la miseria en grandes masas».

Otro de los objetivos que se propuso fue desarmar a Emiliano Zapata, quien se venía convirtiendo en un líder revolucionario, que calaba en el sentimiento de la población menos favorecida.

Destino de Francisco León de la Barra después de abandonar la Presidencia de México

Una vez cumplida su misión como Presidente Interino, de la Barra se fue por un tiempo a vivir en Italia. Un año después regresó a su país natal. (1912). Se empeñó en trabajar arduamente para crear la Escuela Libre de Derecho (ELD), la cual es una institución  que promueve el  Derecho como un sistema de cátedra libre, sin aceptar parcialidades ideológicas, políticas o religiosas.

El Presidente Francisco Madero, quien fue el ganador de las elecciones auspiciadas por de la Barra, lo designó como Gobernador del estado de México y Senador del país. Al culminar su período en dichos cargos, ya estando como Presidente de la República Victoriano Huerta, Francisco León fue elegido nuevamente Ministro de Relaciones Exteriores en el periodo del 11 de febrero de 1913 al 04 de julio de 1914.

francisco-leon-de-la-barra-6

Seguidamente se desempeñó como Ministro de México en Francia. De igual forma ocupó la presidencia de la Corte de Arbitraje en la Haya. Realizó aportes por su experiencia en cargos Diplomáticos, en la resolución satisfactoria de impases Internacionales, tales como el ocurrido entre los Estados Unidos y México. Una vez culminada la Primera Guerra Mundial Francisco León fue Presidente Arbitral Anglo-Franco-Búlgaro

Finalmente este prolífico y exitoso abogado, Diplomático y Político Mexicano falleció en Francia el 23 de Septiembre de 1939, y sus restos mortales permanecen en ese país, por cuanto hasta el momento no han sido repatriados. (Ver artículo: batalla de wagram)

Dejar Comentario