≡ Menu




¿Sabes quién fue El Baron Rojo? Descúbrelo Aquí

Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen mejor conocido como El Baron Rojo fue uno de los aviadores de origen alemán más destacados de todos los tiempos y el único en lograr derribar a ochenta aviones enemigos durante la Primera Guerra Mundial. Acompáñanos a conocer en el siguiente artículo un poco más sobre la vida, logros y muerte de este recordado personaje de la aviación.

El Baron Rojo

El Baron Rojo

En nuestro artículo de hoy vamos a estar realizando un breve recorrido por la vida de uno de los pilotos alemanes más importantes de todos los tiempos y quien tuvo una participación extraordinaria en el desarrollo de la Primera Guerra Mundial.

Se trata de Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen mejor conocido como El Baron Rojo, nacido en la localidad de Breslau el 2 de mayo del año 1892 y murió en Vauz-sur-Somme el 21 de abril del año 1918. Se destaco por su labor en las alturas, siendo hasta la fecha uno de los pilotos más destacados de la era de guerra, llegando a derribar más de ochenta aeroplanos enemigos.

El-Baron-Rojo-1

El Baron Rojo desde sus inicios mostró una gran atracción por las alturas y las aeronaves llegando a convertirse en poco tiempo en el piloto más importante o quizás uno de los de mayor relevancia en Alemania, país de donde era originario. Fue un soldado de caballería al inicio de la batalla y en el año 1915 El Baron Rojo fue destinado al Servicio Aéreo y pasó a ser uno de los primeros miembros del escuadrón de cazas en 1916. Fue gracias a esta iniciativa que con el pasar del tiempo este personaje se transformó en un distinguido piloto de cazas y en 1917 pasó a ser líder de la Jasta 11 y luego del ala de cazas conocido como El Circo volador.

Se destacó en el ala de casas Jagdegeschwader, mejor conocido como El Circo Volador donde mostró una alta capacidad llamativa debido a los vivos colores de sus aeroplanos al igual de las características que presentaba, ya que, la unidad debía moverse de manera continua de escenario de lucha y montaba campamentos de tiendas en aeródromos de forma improvisada. Para el año 1918 El Baron Rojo ya era reconocido en todo el país llegando a ser considerado un héroe de los alemanes y muy respetado por sus principales enemigos.

El Baron Rojo supo ganarse el respeto y admiración de todos sus enemigos debido a que permitía escapar a sus víctimas malheridas. La unidad de su propiedad fue una de las más importantes de todos los tiempos, entre otras cosas, porque fue la responsable del derribo de al menos 151 aviones británicos, contra 66 de las propias esto durante el mes de abril de 1917. Fue gracias a este acción que El Baron Rojo recibió la destacada medalla Pour le Mérite.

Las características de sus aviones, entre ellos el caza biplano Albatros D.II y posteriormente el triplano Fokker Dr. I, permitía a El Baron Rojo tener una mayor capacidad de maniobras y piruetas en el aire, aunque también es cierto que la gran mayoría de sus victorias alcanzadas en los diferentes combates aéreos fueron gracias a la utilización de un avión tipo Albatros. La historia para él termino la mañana del 21 de abril del año 1918 cuando fue derribado y muerto cerca de Vaux-sur-Somme en el norte de Francia. A pesar de transcurrir tantos años después de su muerte, ese episodio continúa siendo tema central de debate, especialmente las circunstancias exactas de su fallecimiento.

Lo cierto en todo caso es que este personaje conocido como El Baron Rojo se encargó de dejar una huella bien marcada en la historia mundial convirtiéndose en uno de los aviadores de mayor trascendencia del planeta tierra, tanto así, que ningún otro ha sido capaz de superar la cantidad de libros, películas y biografías realizadas en honor a este piloto de origen alemán. Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen recibió el apodo de “El Baron Rojo” por parte de sus camaradas y enemigos debido a su condición de noble prusiano y al vistoso color rojo furioso de su avión de combate. (Ver artículo: Guerra del Brasil)

Biografía

En esta parte de nuestro artículo vamos a conocer un poco más los aspectos más importantes de la vida de Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen mejor conocido por su apodo de “El Baron Rojo”: En primer lugar conozcamos sobre su infancia, juventud y primeros pasos en la aviación alemana. El Baron Rojo nació un 2 de mayo del año 1892 en la capital de Silesia, Breslavia que en la actualidad es Wroclaw perteneciente a Polonia. Cuando apenas tenía pocos años de vida se trasladó junto a su familia a la localidad de Schweidnitz, Polonia donde creció y se formó.

El-Baron-Rojo-2

El Baron Rojo creció dentro de un núcleo familiar de mucho prestigio social. Era el mayor de tres hermanos y era miembro de la familia aristocrática terrateniente Richthofen. El padre de Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen era considerado como un destacado personaje de la sociedad y llegó a ocupar un alto cargo en el regimiento de Ulanos N° 12 que era una unidad perteneciente a la poderosa caballería prusiana. El Baron Rojo y uno de sus hermanos, específicamente el más pequeño de nombre Lothar, crecieron viendo el ejemplo de su padre por lo que también decidieron seguir sus pasos y comenzaron a  alistarse desde muy jóvenes en el ejército Imperial.

Durante su paso por el ejército Imperial, Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen alias El Baron Rojo practicó caza y equitación y una vez que había concluido su adiestramiento o capacitación como cadete, procedió a alistarse en los Ulanos, una importante caballería alemana donde tres años más tarde fue nombrado como teniente del primer regimiento, es decir, desde muy joven comenzó a construir un camino llego de respeto y admiración llegando a convertirse rápidamente en uno de los personajes más importantes de la historia de la aviación y de la Primera Guerra Mundial.

Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen apodado El Baron Rojo se caracterizó desde muy joven por llevar una vida tranquila y de mucha preparación militar, siguiendo principalmente el ejemplo de su padre. Mostró desde siempre una especial devoción por formar parte de los Ulanos, la unidad más importante de la Caballería alemana donde estuvo hasta el inicio de la Gran Guerra en el año 1917, cuando en definitiva decidió probar otros frentes.

Tras haber mostrado una imborrable labor como miembro del regimiento de caballería, El Baron Rojo recibió el destacado reconocimiento de nombre La Cruz de Hierro. Sin embargo, una vez que decide salir de la caballería prusiana para experimentar nuevos rumbos empieza a enfrentar una serie de retos que para él era prácticamente nuevos. No le fue igual de bien cuando llegó al frente de tropas de infantería debido a que se encontró con la odiada y deprimente guerra de trincheras razón que lo obligó a buscar un nuevo objetivo.

Fue precisamente en ese momento cuando El Baron Rojo opta por tomar una decisión que cambiaría para siempre su destino. Se arriesgó en pedir el traslado a la aviación e ingresó en la academia de vuelo, donde a pesar de su alta capacidad y amplio conocimiento, no logró tener un papel muy relevante, sin embargo, Oswald Boelcke, quien era un destacado piloto y líder de escuadrón, lo eligió para formar parte del grupo de cazas Jagdsstffel 2 (Jasta 2).

A partir de ese momento El Baron Rojo comenzó a mostrar sus altos conocimientos y la preparación militar amplia con la que contaba, tanto así, que durante su primera batalla aérea sobre el cielo de Guambrai en Francia, el 17 de septiembre de 1916, mostró sus cualidades como piloto: Destacó por una gran agudeza visual además de un extraordinario don innato para hacer frente al peligro y a sus enemigos.

Durante su amplia trayectoria como piloto de la aviación alemana, Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen “El Baron Rojo” recibió importantes reconocimientos y galardones por su destacada actuación en las alturas. Lo coronaron como el mejor “As de la Aviación” al lograr derribar a las de cinco aviones enemigos en los siguientes meses de la guerra. Además se encargó de superar con mucha facilidad el récord que ostentaba Boelcke de 40 aviones derribados y fue galardonado con la Cruz al Mérito.

La unidad que empleaba Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen también recibió otros apodos a parte de El Baron Rojo, por ejemplo, su Jasta 11 fue llamado “El Circo volante” debido a los llamativos colores de los aviones que la componían y fue precisamente en ese momento cuando se ganó el sobrenombre de “El Baron Rojo” al tripular uno de ese color y ser temido por todos sus contrincantes.

Se caracterizó por una labor humana durante su paso por la aviación alemana debido a que uno de los aspectos principales que lo destacó fue que en medio de el combate, una vez que dañaba una aeronave enemiga, dejaba retirar sin ningún problema a las víctimas, algo que era bastante curioso debido a que pocos pilotos tenían la costumbre de hacer ese tipo de acciones. Años más tarde experimentó otro importante hecho en su vida y fue haber recibido el honor de liderar la primera ala de caza de la historia aérea conocida como JG 1 que estaba integrada por los Jasta 4, 6,10 y 11.

Primera Guerra Mundial

Para nadie es un secreto que uno de los personajes más importantes y destacados que nos dejó la historia de la aviación y especialmente el combate conocido como la Primera Guerra Mundial fue precisamente Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen mejor identificado como El Baron Rojo, considerado además como un héroe por sus compatriotas y respetado por sus principales adversarios. Se encargó de mostrar toda su capacidad de combate en el cielo durante el desarrollo de la Gran Guerra.

El-Baron-Rojo-3

Precisamente fue durante el transcurso de la Primera Guerra Mundial que El Baron Rojo experimentó uno de los cambios más significativos de su vida y fue el haber pasado de la caballería, donde ganó la condecoración de la Cruz de Hierro a la infantería, sin embargo, en esta modalidad no logró obtener una destacada participación, entre otras cosas, porque las condiciones que se vivían en las trincheras eran bastante inhumanas y aburridas según sus propias palabras, es por ello, que decide experimentar nuevos rumbos.

Es de esa manera como, luego de varios intentos fallidos, logró encontrar un lugar ideal para alistarse en la aviación llegando a demostrar cada una de sus habilidades y conocimiento en la materia. Se caracterizó por poner en práctica una gran capacidad con esta arma, completamente innovadora para lo que hasta entonces había sido la guerra. Recordemos que para entonces la producción de aviones se incrementó desde los 300 al principio e la guerra hasta los más de 150.000 aviones con los cuales se finalizó esta contienda mundial.

Es cierto que Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen alias “El Baron Rojo” no logró tener una destacada participación en la academia de aviadores, sin embargo, poco tiempo después tuvo la capacidad de demostrar todo su poderío en combate. Al principio, su actuación en la Primera Guerra Mundial estuvo dirigida básicamente a observar y fotografía el frente oriente, no obstante, su verdadera pasión eran las aventuras.

Un nuevo episodio marcaría por completo lo que sería su próximo destino. Estando en la Lufstreikrafte logra tener un decisivo encuentro con otro destacado aviador de nombre Oswald Boelcke que al final terminaría por enrumbar el camino de “El Baron Rojo”. Boelcke se encargó de seleccionarlo para formar parte del escuadrón de caza Jasta 2 lugar donde se destacó desde un primer momento, específicamente cuando tuvo que combatir en el cielo de Cambrai, Francia el 17 de septiembre del año 1916.  Estos primeros meses en el escuadrón fueron de mucha participación destacada, llegando a mostrar su agudeza visual y su innato don para afrontar el peligro.

La Primera Guerra Mundial representó el reto más importante para Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen “El Baron Rojo” debido a que fue en este combate donde logró mostrar de manera única toda su capacidad y conocimiento. Precisamente los siguientes meses posteriores a la guerra fueron cruciales para él, ya que, recibió importantes galardones, entre ellos, al mejor as de la aviación alemana durante la Primera Guerra Mundial. Superó el número de victorias del propio Boelcke. En su victoria número 11 logró derribar el biplano del as británico Lanoe Hawker. Luego en 1917 recibe la cruz Pour le Mérite.

El-Baron-Rojo-4

El Baron Rojo está considerado por muchos como el polito más letal de la Primera Guerra Mundial llegando a derribar más de 80 aviones aliados durante este conflicto armado que terminaría por marca su destino en la aviación. Tuvo la oportunidad de recibir la comandancia de una unidad de cazas llamada Jasta 11, también conocida como “El Circo Volante” que no es era más que un grupo de destacados pilotos de guerra que habían decidido pintar sus aviones de diferentes colores. Apenas cuando entró allí procedió a pintar el suyo de color rojo y de allí comenzó a recibir el título de “El Baron Rojo”:

Quizás la popularidad de Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen o mejor conocido como El Baron Rojo no sería la misma sin su participación extraordinaria en la Primera Guerra Mundial, una contienda que lo llevó al éxito debido a que se destacó con el derribo de aproximadamente unas ochenta avionetas enemigos en medio de este conflicto armado. Todo el éxito lo logró tras recibir una alta capacitación desde sus inicios, llegando incluso a sorprender con sus piruetas y maniobras complicadas.

Hay quienes atribuyen a El Baron Rojo el hecho del incremento de la producción de aviones la cual se disparó sorprendentemente luego de iniciada la Primera Guerra Mundial. Para ese entonces los aviones se convirtieron en un arma innovadora del conflicto armado. El primer avión derribado por parte de Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen fue en la región de Champagne, Francia, solo que al caer tras las líneas enemigas no hubo manera alguna de confirmar la victoria, y por lo tanto, no se le concedió el crédito de la misma. (Ver artículo: Independencia de Brasil)

Avión

El Baron Rojo está considerado como el piloto más famoso y popular de todos los tiempos y eso se lo ganó gracias a su extraordinaria participación en importantes combates como la Primera Guerra Mundial donde supo poner en práctica cada uno de sus conocimientos llegando a derribar a más de 80 aviones enemigos. En la historia mundial son pocos los participantes de guerras que son unánimemente reconocidos como héroes, sin embargo, en el caso de la Primera Guerra Mundial el más destacado fue Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen más conocido como El Baron Rojo.

El-Baron-Rojo-4.1

Antes de hablar de manera detallada sobre la herramienta de trabajo de El Baron Rojo, su avión, es importante mencionar que en la era de la aviación, con los primeros diseños y usos militares de los novedosos artefactos, los primeros pilotos de combate llegaron a alcanzar una fama e incluso una veneración muy similar a la de los ídolos mitológicos. Una realidad que tenía que enfrentar estos pilotos era el alto de riesgo de perder sus vidas, ya que, debían enfrentarse a condiciones extremas que no eran precisamente favorables hacia ellos.

Fue precisamente durante la era de la aviación en la cual comienzan a adquirir fama y mucho carisma los ases. Entre los ases más destacados de la aviación durante la Primera Guerra Mundial estuvo René Fonck perteneciente a la Aeronáutica Militar de Francia con más de 75 victorias, también estuvo Billy Bishop del Real Cuerpo Aéreo británico con 72 victorias, Edward Monnock del Real Cuerpo Aéreo británico con 61 victorias, sin embargo, el líder más destacado de todos los tiempos fue Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen conocido como El Baron Rojo de la Fuerza Aérea Alemana con al menos 80 victorias en su haber.

En el año 1917, El Baron Rojo recibe la condecoración de la Cruz Pour le Merité, considerada como la máxima condecoración en Alemania durante la Primera Guerra Mundial. Ese mismo año se le hace entrega del mando del Jasta 11 también conocido como el Circo Volador debido debido al colorido de los catorce aviones que hacían parte de esa destacada unidad. Precisamente el avión que estaba al mando de Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen era de color rojo y fue en ese momento cuando este aviador adquiere el apodo con el cual es conocido en la actualidad. Baron por sus orígenes aristocráticos y rojo por el color de su avión.

El-Baron-Rojo-4.2

Antes de recibir el apodo de “El Baron Rojo” Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen también fue conocido con otros sobrenombres, entre ellos, Caballero Rojo, Diablo Rojo o Pequeño Rojo, siempre existía la palabra rojo para hacer alusión al color llamativo de la aeronave que pilotaba. Mucho se ha especulado sobre la decisión de este piloto de pintar su avión de color rojo pero una de las hipótesis más destacadas es que lo hizo con la intención de facilitar que sus enemigos lo reconocieran, es decir, lo utilizó como una táctica psicológica para infundir el miedo y la inseguridad antes de comenzar el combate.

Durante esta época, El Baron Rojo se había encargado de perfeccionar las técnicas de Boelcke, ordenando a los aviadores novatos a apuntar siempre al piloto y en el caso de los aviones biplaza, que se encargaran primero del artillero y después del piloto. El combate típico de El Baron Rojo consistía básicamente en atacar desde atrás y desde una posición elevada, de esa manera lograba que sus enemigos quedaran deslumbrados por el sol y protegiendo los flancos con otros pilotos del escuadrón.

El Baron Rojo tuvo la capacidad de llegar a dirigir al menos 58 misiones donde salió victorioso en todas ellas, sumando de esa manera un total de 80 aviones derribados, es por ello que se considera como el más destacados de todos los tiempos debido a que esa cantidad no la logró superar ningún otro piloto durante la Primera Guerra Mundial. En varias oportunidades El Baron Rojo fue derribado por enemigos, aunque en la tercera ocasión fue donde le costó la vida. (Ver artículo: Batalla de Talavera)

El Albatros

Hablar de un avión en específico cuando se hace referencia de El Baron Rojo es bastante complicado principalmente porque este destacado piloto se encargó de pilotear una variada cantidad y tipos de aviones con diferentes características a lo largo de su carrera, sin embargo, hubo uno que representó mucho para este piloto alemán y ese fue El Albatros, considerado como el tipo de avión con el cual logró alcanzar la mayor parte de sus victorias. Este tipo de aviones reciben su nombre de la compañía que los fabricó.

El-Baron-Rojo-4.3

Específicamente Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen alias El Baron Rojo se encargó de pilotear un Albatros D.II, el cual fue fabricado durante el año 1916 a partir de un modelo previo a éste, el Albatros D.I, del cual los pilotos expresaron muchas quejas debido a que no ofrecía la visibilidad que esperaban. Como dato importante podríamos decir que este tipo de aviones no fueron utilizados solamente por las fuerzas alemanas sino también por el ejército austrohúngaro y por la Fuerza Aérea Polaca una vez terminó la Primera Guerra Mundial.

Este tipo de avión, Albatros D.II, presentó una serie de transformaciones comparándolo con el primer modelo, uno de los principales cambios tuvo que ver con su desplazamiento el cual iba dirigido hacia adelante y más pegado al fuselaje del ala superior, además de agregarle un nuevo acondicionamiento del tamaño de la cabina del piloto. Por su parte el fuselaje, el motor y el armamento continuaron de la misma manera que el modelo Albatros D.I. Cuando logró adquirir un poco más de velocidad, dejó desfasados a los modelos anteriores. De este tipo se fabricaron solamente 16 unidades antes de pasar al Albatros D.III, que incorporó nuevas mejoras especialmente en la forma y disposición de las alas.

Muerte

La muerte de Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen alias El Baron Rojo representó un duro golpe para la aviación mundial debido a que se trató de una pérdida irreparable para la comunidad. Antes de hablar un poco más sobre el fallecimiento polémico de este piloto, es importante mencionar algunos de los tantos episodios donde estuvo a bordo de la muerte, uno de los más significativos fue el ocurrido el día 6 de julio del año 1917 cuando recibió una bala perdida en su cráneo que casi le cuesta la vida.

El-Baron-Rojo-5

Ese día, El Baron Rojo, iba piloteando su avión cuando de pronto recibió una bala perdida en el cráneo que le provocó una terrible herida lesionándose el cráneo, sin embargo, a pesar de ello él continuó volando sin importar lo riesgoso del asunto. Eso dejó demostrado su amor y capacidad de volar más allá de las dificultades. Llevó vendada la cabeza durante mucho tiempo, poco después recibió un Fokker Dr.I, un triplano que pintó de color rojo y que tenía gran agilidad.

La muerte de Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen continúa siendo aún polémica a pesar de los tantos años transcurridos. La mayoría de las fuentes, especialmente las oficiales, aseguran que fue el capitán canadiense Roy Brown quien logró matar a El Baron Rojo, sin embargo, nuevas investigaciones indican que fue el soldado de infantería australiano William John Evans quien habría disparado desde la tierra la bala calibre 7.70 mm que acabó con la vida de este destacado piloto.

Esta bala logró entrar por el lado derecho del pecho de El Baron Rojo lo que le ocasionó varias heridas en los pulmones, hígado, corazón, arteria aorta y la vena cava antes de salir. El disparó prácticamente terminó con la vida del piloto en menos de dos minutos. Fue enterrado con todos los honores militares y luego de su muerte el Jasta 11 fue asumido por Wihelm Reinhardt quien también murió en un accidente aéreo en 1918. (Ver artículo: John Jervis)

Dejar Comentario