≡ Menu




Descubre todo lo referente a la Ametralladora Browning-M1917

En un conflicto bélico siempre es de suma importancia estar bien armado. Ese fue el argumento de  los Estados Unidos para poner en uso durante la Primera Guerra Mundial a la Ametralladora Browning-M1917. La misma podía disparar en 48 minutos, un total de 21.000 cartuchos, realmente era un arma muy eficiente e intimidante.

Browning-M1917

¿Cómo surge la Ametralladora Browning-M1917?

Antes de pasar a detallar algunos aspectos interesantes de este instrumento de combate, es relevante puntualizar que una ametralladora es una potente arma de fuego automática, pensada con el objeto de disparar un número significativo de municiones por minuto, contenidos en un cargador. Además su objetivo es ser siempre cada vez más letal.

Esta avasallante arma, refiriéndonos a la M1917,  fue patentada en 1901, por John Browning. Un inventor y diseñador de armas de fuego, oriundo de Utah, cuya familia se había dedicado a esta rama de los negocios. Al principio, cuando Browning develó su invención, en los Estados Unidos, éstos no demostraron mayor interés al respecto. Por lo que el Sr. Browning tuvo que esforzarse aún más por perfeccionar su prototipo y hacerlo más llamativo a sus compradores.

John Moses Browning, estaba decidido entonces, a seguir aportando originalidad y funcionalidad al diseño de armas, de ahí que continuó experimentando y fabricando cartuchos y mecanismos de armas, que hasta el día de hoy se mantienen en el mercado. Su nombre representa el personaje de mayor importancia en la invención y mejoramiento de armas automáticas y semiautomáticas en la época moderna. De ahí que no se quedaría con un NO como respuesta, por parte de los encargados de seleccionar las ametralladoras que irían a defender la causa de su país. Y se dedica a trabajar más afanosamente obteniendo como resultado la Browning M1917.

browning-m1917-1

Esta temible invención es una ametralladora que pesa aproximadamente unos 42 kg, que utiliza para enfriar después de disparar repetidas veces, un dispositivo que contiene agua. Tenía una característica a favor, era mucho más ligera que las otras que existían en el mercado.

Cuando es declarada la guerra en abril de 1917, el Departamento de pertrechos de los Estados Unidos, se ve constreñido a reconsiderar y realizar unas pruebas de demostración a la Browning M1917. En su primera presentación la Browning M1917 causa muy buena impresión, no obstante, el Ejército solicita una segunda demostración a la brevedad posible. Durante la segunda exhibición Browning alcanzó a disparar impresionántemente dos ráfagas consecutivas de 20.000 cartuchos sin fallar ni una sola vez.

A pesar de que los miembros del Departamento de Pertrechos estaba muy interesado,  surgían las voces que señalaban que no tenían seguridad de que una ametralladora fabricada en serie podría llegar al mismo grado de perfección. Es así como Browning acepta el reto y lo supera, fabrica una segunda versión con la que fue capaz de disparar durante 48 minutos (un total de 21.000 cartuchos). Esto lo realizó en la tercera presentación. Y definitivamente fue el argumento que terminaría de convencer para usarla.

browning-m1917-2

Una vez que pasó la prueba de fuego, el Ejército estadounidense escogió esta arma letal como su principal ametralladora pesada, para llevarla al campo de batalla. Este diseño utilizó cartuchos 30-06 springfield, con balas de 150 granos ( término que se emplea para calcular con mayor precisión la poca masa de objetos pequeños, como proyectiles) y con base plana.

El mercado estadounidense se encontraba abarrotado de diferentes modelos de armas, y más específicamente de ametralladoras. Con más razón cuando estaba en pleno desarrollo  un conflicto bélico, se hacía perentorio contar con todo lo que esa rama del comercio les podía ofrecer. Por ello se vio en la necesidad de utilizar diferentes modelos de armas y de distinta procedencia.

Por ejemplo se hablaba muy bien de la eficiencia de la colt-Browning M1895, a la cual se le llamaba la «cosechadora de patatas», la Maxim ( que fue la primera ametralladora portátil, diseñada por Hiram Stevens Maxim en 1884, la cual tenía entre otras desventajas, que necesitaba de por lo menos cuatro hombres para manipularla) la Hotchkiss M1909-Benet-Mercie fue un modelo de ametralladora ligera francesa, que también fue ampliamente utilizada.

browning-m1917-3

A pesar de la variedad de ametralladoras en el mercado estadounidense la Browning M1917 ocupó un lugar importante en los campos de batallas, que fueron escenario de la sangrienta Primera Guerra Mundial.

Características del modelo Browning-M1917

Este tipo de Browning M1917 era el resultado de una mente prodigiosa en cuanto al diseño y la la invención de armas estadounidense. Tenía un peso de unos 42,10 kg aproximadamente, longitud 981 mm, longitud de cañón 607 mm, utilizaba municiones 30-06 sprinfield 7, 65×54 y 7, 92×57, de calibre 7,62. 7,65. 7,92 mm. Empleaba un sistema de disparo denominado recarga por retroceso. Exhibía una cadencia de tiro de 450 disparos por minuto. Utilizaba además un cargador, cinta de tela de 250 cartuchos y alcanzaba una velocidad máxima de 853 m/s. (2.800 pies/segundos).

browning-m1917-4A lo largo de su desempeño se vio en la necesidad de introducir dos variantes en este tipo de ametralladoras: la M1917 que fue utilizada durante los últimos meses de la Primera Guerra Mundial y la M1917A1, que fue empleada en conflictos bélicos posteriores. Esta versión la M1917 fue llevada inclusive para ser disparada desde algunos vehículos y hasta los aviones.

En apariencia la Browning tenía mucha semejanza con la ametralladora tipo Vickers, pero vista a la luz de los detalles, la M1917 implementaría un mecanismo de retroceso corto, en el cual  la fuerza emitida al ejecutar el disparo del cartucho, propulsaba  hacia atrás el cañón y el equipo de cierre, después de que este y el cierre retroceden juntos un corto trecho.

El movimiento del cañón se detiene, en este momento una serie de palancas empujaban del cierre hacia atrás accionando otras levas que introducían el siguiente cartucho desde la cinta de alimentación, entonces un muelle ajustaba el cierre hasta el cañón bloqueando el sistema y preparándolo nuevamente para disparar  y empezar otra vez el ciclo mientras el gatillo estuviera apretado.

Al igual que otros modelos de ametralladoras, la Browning M1917 también estaba equipada con una camisa de refrigeración conteniendo agua, (con el objeto de lograr el enfriamiento rápidamente) en cuanto al exterior mse podía observar el mango de pistolete y su delgado y estilizado cajón de mecanismos.

browning-m1917-5

Los expertos en en este tipo de armas coinciden en señalar que la M1917 era por mucho, más ligera que otras marcas de su mismo tipo, como por ejemplo la Maxim. El único punto de coincidencia con las demás parecía ser el empleo de la fuerza del retroceso para accionar el mecanismo de recarga. (ver artículo: La Batalla de Trenton)

Utilidad de este modelo B. M1917 en la Primera Guerra Mundial

Según los documentos escritos, se dice que la Browning M1917 no pudo ser empleada con mayor efectividad durante la Primera Guerra Mundial, por los retrasos causados en su fabricación. (Se habría contado sólo con 1.200 de ellas a finales de 1918)

De las tropas que fueron destinadas al campo de batalla en Francia, sólo un tercio de ellas contaban con este tipo de ametralladoras. No obstante, también queda claro según  registros  escritos, de que donde se utilizaron fueron sumamente efectivas. Realmente eran armas letales.

browning-m1917-6

En definitiva, este modelo de ametralladora sería utilizado lamentablemente, en conflictos subsiguientes, como por ejemplo, durante la Segunda Guerra Mundial. Un hecho interesante se refiere, a que en  países tercermundistas, se siguió permitiendo el uso de este modelo de ametralladora, hasta aproximadamente 1990.

Evolución de las ametralladoras

A principios del Siglo XVI, se comienza a acariciar la idea de producir una arma de fuego, que fuera capaz de disparar repetidas veces las municiones. Una vez que se empiezan a dar importantes avances en el terreno de la metalurgia, también se anunciarían pasos significativos en el diseño de las ametralladoras. De esta forma hace su entrada el modelo Mitrailleuse de origen francés.

Seguidamente , parecería en escena La ametralladora Gatling, (Fue un diseño de Richard Jordan Gatling, oriundo de los Estados Unidos, en 1861) y se coronaría como la primera arma de funcionamiento automático y significativamente eficaz. Contaba con más de seis cañones de fusil, colocados en posición circular alrededor de un eje, y se accionaba utilizando una manilla. Como un hecho curioso se puede comentar que para el momento de su invención, no tuvo mayor aceptación entre las autoridades, por cuanto esta arma «podría causar verdaderas masacres»; varios siglos después, pareciera que esa, es ahora la finalidad.

Ya para 1884 llega al mercado una verdadera ametralladora, la Maxim creada por un estadounidense nacionalizado británico, Hiram Maxim. Era realmente un arma automática. Esta mente brillante de la invención de armas de fuego, logró que la mayoría de los ejércitos del continente utilizaran su revolucionario invento.

 

Tomaría el turno un prodigioso diseñador de armas, su invención ocuparía un importante espacio en los pertrechos de los ejércitos aliados de los Estados Unidos. John Browning en 1917, hace público su modelo M1917, el cual fue su prototipo más famoso. Luego introdujo unas variantes para hacerla más eficiente, la M1919. Los modelos de Browning fueron escogidos por el ejército de los Estados Unidos, y un tiempo después, probada su efectividad los países de la OTAN, también se deciden por ella. (Ver artículo: Napoleón Bonaparte)

Dejar Comentario