≡ Menu




Descubre todo sobre La Batalla de Falkirk

La Batalla de Falkirk, fue un enfrentamiento para la primera guerra de la Independencia de Escocia el 22 de julio de 1298, donde el comando de el rey Eduardo I, derrota a las tropas escocesas al mando de William Wallace con lo que Eduardo no pudo llegar a subyugar a Escocia por completo.

La Batalla de Falkirk

Antecedentes

Eduardo I se encontraba en una expedición  en oposición a los franceses en la pelea por el territorio de Flandes cuando ya había sido vendido en la Batalla de Stirling Bridge al norte de Escocia, luego de hacer un convenio con el rey francés Felipe IV, retorno a Inglaterra en marzo de 1298 en seguida empezó  a establecer un ejército para la segunda irrupción de Escocia. (ver articulo: La Batalla de Verdún)

La Batalla de Falkirk-1

La travesía de  Eduardo se tránsito el centro del gobierno inglés a la zona de York, donde se radicaría durante seis años. El indicación de guerra para organizar los preparativos para la invasión se realizo en esta ciudad en abril, donde todos los poderosos escoceses fueron invitados por el rey inglés, y como ninguno de ellos fue, estos fueron culpados de desleales.

Es cuando Eduardo I indica a que sus tropas se congregara en Roxburgh para el  día 25 de junio, las fuerzas que se unieron fueron imponentes unos tres mil hombres, cuatro mil militares de cabalgadura liviana, contaban con infantería, incorporando hábiles arcos de larga magnitud. Entretanto las fuerzas de Wallace se constituían solamente de mil hombres con caballería y infantería.

En el mes de julio es cuando comienza la marcha de los ingleses hacia el norte a pesar de que todo no estaba resultado como ellos querían, William quien ahora era el cuidador de Escocia, mandaba a que se aprovechara de la estrategia  de tierra quemada, oponiéndose a  las provisiones de los enemigos. Los escoceses entregaron parte de la zona y con esto lograron llegar a  los ingleses una estancia donde antes no habían estado. Las provisiones pedidas por mar para Eduardo tardaron en llegar ya que las aguas estaban en mal estado y cuando por fin los ingleses logran hallar en centro de Escocia estos ya tenían mucha hambre.

Eduardo I  se confronto a la contingencia de una deshonra, que sería una de las particularidades de esta campaña y las de de su heredero en el reinado que seguía. Durante ello  William Wallace se había constituido de manera astuta en el bosque de Callendar, que se hallaba muy cerca de Falkirk, para así rastrear la huida de los ingleses.

La Batalla de Falkirk-2

La Batalla de Falkirk

La tropas escocesas, formados por alabarderos lugareños como en Stirling, estaba preparado en un grupo de cuatro alineaciones de erizo con unos dos mil lanceros cada grupo. Las largas armaduras otorgan estructura a una defensa inquebrantable. El vació dentro de los grupos escoceses fueron ocupados con arqueros con arcos de corto alcance, y en la parte trasera estaban alojados la tropa de caballería, que venían  de Comyns.

El 22 de julio toda la tropa inglesa tuvo que ser distribuida en tres partes, para que así cayeran en el centro de las fuerzas escocesas. El batallón del lado izquierdo fue dirigido por Roger Bigod y el derecho por Anthony Berk, cuando el rey Eduardo I mandaba en el centro y en toda la vanguardia. La zona tuvo un estruendo como los jinetes cabalgaban y sus caballos y los escoceses prevenían la colisión.

La percepción de este suceso tuvo gran impacto para los escoceses la cual no tuvo más remedio que darse vuelta y huir del campo de batalla. Los soldados ingleses no se asustaron al ver las  lanzas y fueron atravesados y es cuando se manifiesta que ya hay que retirarse y Eduardo ya se había preparado para la retirada de la caballería y Eduardo se preparó para utilizar la habilidad que ya se le había concedido en la victoria contra los galeses en la contienda de Maes Moydog en 1295.

Los escoceses fueron destrozados, perdieron estos la batalla mucho antes de que la primera descarga de flechas cayera, cuando la caballería no replico a las embestidas y aguardaron a que los comandantes mandaran hacerlo.

Consecuencias

La Batalla de Falkirk fue un premio que abarcaba las semientes para aquellos fracasos que pudieran venir, la desobediencia de los soldados era una penosa actuación. La batalla de Dunbar había era la única victoria de la caballería medieval sin contar con arqueros ni infantería. más allá de toda la destreza de dirigir de manera eficaz era muy importante, y es que a Eduardo I le paso ahí en Falkirk, aunque logro salir con un triunfo, en los próximas batallas no saldría victorioso ya al mando de su hijo Eduardo II.

Ya todo el ejercito se encontraba cabizbajo por el hambre y no estaban como para recibir ordenes así que el rey al ver esto les ordena que se dirijan a Carliste en donde podrían reponer todas sus energías, pero la mayoría abandono la lucha, a esto Eduardo les promete regalarles tierras de Escocia para que se quedaran a pelear y así logro que algunos se quedaran con el y la otra parte se fue, y es donde Eduardo I señala que la traición de sus soldados le habían quitado los beneficios de La Batalla de Falkirk.

La frustración que tenia Wallace hace que este se distanciara de la nobleza escocesa y estuvo más de cinco años apartado de ella, perdiendo la relación con los reyes de Francia, Castilla, llego a ser vendido por su sirviente Jack Short, lo delato con los ingleses en 1305. Eduardo I lleno de rabia lo castigaron con la horca, el degollamiento y que su corazón fuera quemado, algunas piezas de su cuerpo serian trasladadas por Inglaterra como aviso.

Dejar Comentario