≡ Menu




Guerra del Chaco: Resumen,Causas, Consecuencias

La guerra del Chaco, entre Paraguay y Bolivia, fue bloqueada desde el 9 de septiembre de 1932 hasta el 12 de junio de 1935, para el control del Chaco Boreal. Fue la guerra más importante de América del Sur durante el siglo XX.

Guerra del Chaco

Antecedentes

Desde 1537, Paraguay, aún siendo la verdadera provincia española, por decisión del país desarrollado, Juan de Ayolas, el primero y los gobernadores que lo sucedieron, hicieron su penetración en el Chaco Boreal con la intención de venir al Perú, el país de oro y la plata.(ver articulo: Guerra de la Triple Alianza)

Varios envíos hechos de acuerdo con el mismo objeto durante los siglos XVII y XVIII se utilizaron para convertirse al cristianismo y en la fundación de reducciones en muchos colonos tribales nativos en ese territorio. El gigantesco esfuerzo le otorgó a Paraguay el derecho de incorporar su patrimonio geográfico, que se inauguró en relación con la Declaración de Independencia entre el 14 y el 15 de mayo de 1811 sin resalvo de Bolivia, que hasta la fecha, nadie ha recibido aún el suyo.

Tiene la intención de que Bolivia aproveche todos los orígenes del Chaco en un intento por recuperarse a costa de la pérdida de la costa de Paraguay sobre el Pacífico como resultado de su desafortunada guerra con sus vecinos de ese lado, Comenzó con un mensaje de su negocio principal.

Buenos Aires, Don Jacinto Benavente, el 22 de agosto de 1852, tratando de salvar los derechos de residencia de su país en el territorio, en relación con la adjudicación del Presidente Hayes USA of America el 12 de noviembre de 1877, cuya decisión sobre el tema territorial que experimentó nuestro país con la República Argentina fue favorable Paraguay.(ver articulo: Revolución de Octubre)

Entonces, todos los gobiernos que tuvieron éxito en Bolivia no ocultaron su deseo de arrestar de alguna manera al Chaco que considerábamos como nuestra propiedad legítima.

Guerra del Chaco-1

El problema dio lugar a una serie de conferencias en diferentes momentos con el fin de proporcionar una solución pacífica al conflicto de fronteras que nuestros representantes y territorios ven diplomáticos en nuestro contenedor. Las tesis eran incompatibles, a pesar de las buenas intenciones mostradas por Paraguay en muchos tratados de proyectos que nunca tuvieron la aprobación mutua necesaria: Decoud-Quijano 1879, Tamayo-Aceval 1887, Ichazo-Benítez 1894, Ayala-Mujía en 1913 y Pinilla-Soler en 1907.

Hasta el momento, Bolivia había llegado a fundar búnkeres de Guachalla y Ballivian, este último a pesar del Tratado que establece un «Status Quo» por el cual los dos países no hicieron ningún progreso adicional hasta que el Presidente declaró la promesa de Argentina, cuyo divorcio se archivaría en la solución del conflicto. .

Durante ochenta años, la discusión relevante se llevó a cabo sin poder llegar a un acuerdo satisfactorio. Con el paso del tiempo, la pretensión boliviana creció. Su presidente Bautista Saavedra supera la necesidad de «bolivianizar» al chaco y luego otro gobernante, Daniel Salamanca, dice más claramente: «Necesitamos una guerra victoriosa» para «el carácter boliviano no hace que cada día sea más pesimista». «-regregaba- Bolivia tiene una historia de desastres internacionales que debemos enfrentar con una guerra de victoria».

Por lo tanto, ordenó a su ejército una penetración «pacífica» en el este, en busca del río Paraguay. Tomó como base para su organización, la primera Villa Montes después Guachalla y Ballivián, ubicándolas en el río Pilcomayo, la tercera, mucho más al sur que las dos primeras, en su progreso creciente en el establecimiento de su base comercial. en muñoz primero y luego camacho.

Guerra del Chaco-2

Paraguay, consciente de tales pretensiones, mientras tanto comenzó a establecer bunkers, avanzó cada vez más hacia el oeste con la intención de detener el avance continuo y peligroso de su oponente.

Esta circunstancia produjo algunos choques, a veces sangrientos, que crearon el «causus Bellis», siempre superado con soluciones amigables como nuestros gobiernos que no dejan de disparar una guerra cuyos estallidos parecen ser inminentes. El primer Fortín Sorpresa en 1927, en cuya ocasión fue sacrificado el teniente paraguayo Adolfo Rojas Silva.

La conferencia León-Gutiérrez Díaz, celebrada en Buenos Aires de 1927 a 1928, también tuvo la resolución satisfactoria deseada de la disputa, se hizo cada vez más difícil, pero logró establecer un «Status Quo» mediante el cual los paraguayos y los bolivianos se comprometieron a renovar las posiciones que hasta ahora no se habían logrado.

El 5 de diciembre de 1928, a unos pocos kilómetros al norte de nuestro Fortín Galpón, los bolivianos instalaron otro mientras se dedicaban al nombre de «Vanguardia». El entonces alcalde Rafael Franco, comandante de RI 5 «General Díaz» responsable en esta área, es violento, incluso si toma prisioneros. Fue un «causus belli» que llevó a una movilización general y al nombramiento del Comandante General Patricio Escobar Alejandrino.

Guerra del Chaco-3

Resumen de la guerra del Chaco

La guerra del Chaco, entre Paraguay y Bolivia, fue bloqueada desde el 9 de septiembre de 1932 hasta el 12 de junio de 1935, para el control del Chaco Boreal. Fue la guerra más importante de América del Sur durante el siglo XX.

En los 3 años, Bolivia movilizó a 250.000 soldados y Paraguay 120.000, que luchó en las batallas en que hubo pesadas bajas (60.000 bolivianos y paraguayos 30.000), y muchos heridos, mutilados o faltando. Los diferentes tipos de enfermedades físicas y psicológicas, la característica hostil del teatro de operaciones y la falta de agua y dieta pobre produjeron el mayor porcentaje de víctimas y afectar la salud de los soldados sobrevivientes, muchos de ellos para la vida. (ver articulo: Guerra de Independencia)

El enfrentamiento consumió enormes recursos económicos de los dos países, ya muy pobres. Paraguay suministró a su ejército el gran número de armas y equipos capturados en diferentes batallas. Después de la guerra, algunos excedentes vendieron a España (Decreto-Ley 8406 de 15 de enero de 1937).

El cese de las hostilidades fue acordado el 12 de junio de 1935. Bajo la presión de Estados Unidos, por un tratado secreto firmado el 9 de julio de 1938, Paraguay renunció a 110.000 km² ocupados por su ejército en el cese de las hostilidades. 1 El Tratado de Paz, Amistad y Límites fue firmado el 21 de julio de 1938 y el 27 de abril de 2009 se estableció el acuerdo límite definitivo.

Guerra del Chaco-4

El área en disputa fue dividida en un cuarto bajo la soberanía boliviana y tres cuartos bajo soberanía paraguaya. Bolivia recibió un área a orillas del alto río Paraguay.

Jefes

Comandantes bolivianos, durante la guerra del Chaco, el ejército boliviano fue liderado sucesivamente por cuatro generales:

Filiberto Osorio (septiembre a octubre de 1932).

José Leonardo Lanza (de octubre a diciembre de 1932).

Hans Kundt (de diciembre de 1932 a diciembre de 1933).

Enrique Peñaranda Castillo (de diciembre de 1933 hasta el final de la guerra).

El presidente Daniel Salamanca y la oligarquía boliviana tuvieron una fuerte influencia detrás de ellos. Osorio y Kundt fueron sustituidos por errores de dirección y motivos políticos.

Hans Kundt fue la figura militar más importante de Bolivia durante las dos décadas anteriores a la guerra. Llegó al país el 11 de marzo de 1911, con el grado de comandante, quien dirigió una misión de 18 soldados alemanes empleados por el estado boliviano para reorganizar el ejército. Su buen desempeño, puramente técnico, le valió la promoción del secretario general del ejército boliviano. (ver articulo: Tratado de Versalles)

En 1914, durante las vacaciones en Alemania, estalló la Primera Guerra Mundial. Participó principalmente en el frente oriental y luego en el frente oeste. Renunció al ejército alemán con el rango de general y regresó a Bolivia en 1921 como civil.

Fue nuevamente empleado por el presidente Saavedra, se convirtió en un nacionalista boliviano en 1921 y adoptó el liderazgo del Estado Mayor General hasta 1926, pero con funciones cada vez más vinculadas a la política interna boliviana. A mediados de la década de 1930, trató de dirigir a los funcionarios bolivianos en temas políticos a favor de la reelección del presidente Hernán Siles. Cuando estaba molesto, tuvo que irse al exilio.

En diciembre de 1932, que ya tenía 63 años, fue llamado por el gobierno para dirigir al ejército boliviano en la campaña. Es considerado como un estudio oficial de drogas que no tiene personal, lo que afectó la pobre movilización del ejército boliviano en 1928 con su secuela de saqueos, disturbios, mitos y deserciones.

No solo tuvo que enfrentar al ejército paraguayo, sino también a la intriga de los Altos Mandamientos Bolivianos. En diciembre de 1933, tras los sucesivos fracasos de Nanawa, Campo Grande y Alihuatá-Campo Vía, fue destituido por Daniel Salamanca. Se fue de Bolivia y murió en Suiza seis años después.(ver articulo:La Guerra de la Victoria)

Guerra del Chaco-5

Enrique Peñaranda Castillo fue elegido por el presidente Salamanca como sucesor de Kundt por haber escapado de la cerca de Campo Vía, un hecho que no era cierto y que Peñaranda evitó aclarar.

Participó antes de la guerra, el presidente de la administración de Bolivia, el presidente de Salamanca, en relación con la ocupación de Fortín Carlos A. López de Paraguay, confiando en órdenes superiores.

Aunque ha renunciado dos veces antes de la batalla de El Carmen, el presidente Salamanca los ignoró porque consideraba que las diferentes fracciones del ejército lo respeta porque no ofuscaba a nadie.

Salamanca culpó la derrota en El Carmen e intentó sustituirlo. Esto llevó el 27 de noviembre de 1934, Peñaranda dirigir el levante conocido como el Corralito de Villamontes y que habría ocurrido en tiempos de guerra fue descrito como «traición a la patria». (ver articulo: Guerra de los Seis Días)

Poco después Peñaranda no consiguió evitar el colapso del Segundo Cuerpo Bolivia vs. La Faye por no imponer su autoridad por el coronel David Toro para ser retirado a un lugar seguro.8 A partir de ese momento, y con la ascensión del coronel Tauro para el cargo de jefe del estado mayor general, comandó el ejército casi en colegiada con  El historiador Bruce W.

Guerra del Chaco-6

Farcau sostiene que está pendiente de evaluación si la conducción de Peñaranda no fue peor que la del Kundt. Comandante paraguayo José Félix Estigarribia.

A diferencia de los sucesivos comandantes bolivianos, el ejército paraguayo fue dirigido por José Félix Estigarribia desde el principio hasta el final de la guerra, un período en el que nunca abandonó el Chaco.

José Félix Estigarribia: De humilde extracción social realizó estudios superiores en la Facultad de Agronomía. Después de recibir el diploma, cambió su carrera y en 1910 llegó al ejército con el rango de teniente de infantería. De 1911 a 1913, asistió a la escuela militar Bernardo O’Higgins en Chile. En 1917, debido a sus habilidades, fue ascendido a capitán.

Fue elegido para asistir al curso de Estado Mayor en la École Supérieure de Guerre en Francia. Fue un científico de la Guerra del Movimiento que superó las estrategias de la Primera Guerra Mundial. Su primera experiencia militar en el desierto fue en Marruecos, en las actividades del ejército francés bajo el mando de Louis Lyautey.

En 1927 completó el curso de tres años y en 1928 fue nombrado jefe de personal. Cuando la guerra parecía inevitable, el gobierno decidió que Estigarribia era el hombre más calificado para dirigir el ejército paraguayo.

En abril de 1931 fue ascendido a teniente coronel y el 18 de junio adoptó el mando de la 1ra división con lugar en el puerto de Casado, en Chaco Boreal. Después de la Batalla de la Fortaleza de Boquerón, en septiembre de 1932, fue ascendido a Coronel, rango que ordenó al Ejército de Paraguay hasta septiembre de 1933.

Después del exitoso asedio de Campo Grande, fue promovido al público. Era un hombre tranquilo, serio y ajustado, en su uniforme invisible con mangas siempre cortas. El buen conocimiento de cada oficial bajo su autoridad hizo posible que él exigiera cada uno de los mayores esfuerzos que pudiera dar.

Dirigió el negocio desde muy cerca del frente para acelerar la toma de decisiones, y dejó a sus funcionarios libres para realizar las operaciones tácticas según el momento y el lugar requeridos. Ha sido criticado por ser demasiado conservador en los primeros meses del conflicto. Su mayor logro estratégico fue llevar a cabo la guerra en el desierto del Chaco como si fuera una batalla naval. (ver articulo: Guerra de Kosovo)

Republicanos

El movimiento republicano en Bolivia apareció en 1914 como resultado de la separación del Partido Liberal en Bautista Saavedra, el mismo que fundó el partido republicano que lo llevó a la presidencia en 1920 después de un golpe de estado que lo obligó a renunciar a la presidencia de José Gutiérrez Guerra y estableció una junta directiva.

Guerra del Chaco-7

Junto con José María Escalier y Manuel Ramírez, en 1921 renunciaron los últimos 2 que tiene el control de la nación de Saavedra. Documentos administrativos pendientes bajo el gobierno de Bautista Saavedra 1921 – 1925:

En 1922, se firmó un contrato con Standard Oil Company, que transfirió la transferencia de un millón de hectáreas de Richmond Shipping.

Inauguración del ferrocarril de Atocha – Villazón y Villazón – Tupiza.

Inauguración del ferrocarril en Yacuiba – Santa Cruz.

El trabajo de 8 horas fue fundado en 1924.

El sistema educativo fue promovido a nivel secundario.

Fue declarado el 23 de marzo como día de mar.

La asignación de Kemerer se contrató para modernizar el sistema financiero y enfrentar la crisis mundial en 1929.El ejército con la compra de 36,000 rifles, 3,000 ametralladoras, 50 cañones de artillería y seis aviones de artillería modernizó la marca Viker.(ver articulo: )

En 1928 se buscó un acuerdo fronterizo con Paraguay. Fue fundada el 1 de mayo como el día del empleado. La autonomía de la universidad fue fundada en 1928.

Guerra del Chaco-8

Al final del gobierno de Siles, a través de un golpe de estado encabezado por el general Carlos Blanco Galindo en 1930, fue responsable de convocar a elecciones, de las cuales salió victorioso Daniel Salamanca, quien asumió el cargo de presidente de la República en 1931.

Gobierno de Daniel Salamanca 1931 – 1934.Cuando asumió el cargo, Daniel Salamanca enfrentó una situación dramática: una dura crisis económica, una agitación social intensa debido a las malas condiciones de vida y una oposición liberal que amenazaba con impedir cualquier acción gubernamental.

Para Salamanca, el principal enemigo era encontrarse con el comunismo infiltrado en los sindicatos. Por esta razón, para frenar la creciente inquietud social y gobernar más fácilmente, Salamanca comenzó una feroz persecución de los líderes y reprimió las acciones de protesta.

Mientras la agitación se agravó en consonancia con la crisis que asoló el mundo, Salamanca decidió usar un conflicto latente con Paraguay para unificar la ciudadanía en torno a su gobierno. Salamanca ordenó una penetración lenta y silenciosa en el Chaco, a fin de instalar fuertes y puestos militares para cumplir sus proyectos.

Actos Administrativos:

La construcción de la carretera Cochabamba – Chapar comenzó

El divorcio absoluto fue implementado.

La persecución y encarcelamiento de los comunistas fue ordenada.

Comienza la guerra con Paraguay el 15 de junio de 1932 en el Chaco Boreal

La movilización de las tropas para la zona de combate fue ordenada.

Causas

Hasta la finalización de la guerra de Paraguay en 1870, Paraguay reclamaba como una frontera noroeste en Chaco Boreal en Yaurú (llamado Jauru en Brasil) o al menos el Río Negro flotaba río arriba de Black Bay, estos límites requerían que Brasil hubiera sido el virrey de Río de la Plata con Brasil Portugués principios del siglo XIX.

Dijo el Río Negro, además, la parte inferior de un sistema fluvial que comprende los Otuquis enchapados y la llamada según su fondo, medio y alto, el río Bambú, el río Tucuca o Tucava; Estas fueron las fronteras del noreste de Paraguay exigiéndole a Bolivia.

Guerra del Chaco-9

Paraguay había perdido un tercio del territorio que reclamaban como propio en la guerra de Paraguay (1865-1870) cuando se encontró con las fuerzas aliadas en Brasil, Argentina y Uruguay. A lo largo de los años de duros golpes, los paraguayos perdieron más del 80% de su población masculina adulta.

Después de la guerra paraguaya en 1870, Paraguay y Argentina acordaron remitir la disputa sobre parte del territorio del Chaco Boreal a un arbitraje, a fin de evitar la reanudación de las hostilidades. Fue elegido juez del entonces presidente de los Estados Unidos, Rutherford B. Hayes, quien el 23 de noviembre de 1878 fue condenado por la afirmación de Paraguay de sus derechos en toda la región.

Inmediatamente Bolivia anunció su desacuerdo con el fallo, comenzando una larga batalla diplomática. En la guerra del Pacífico Otro antecedente de la guerra puede ser buscado en la pérdida de acceso de Bolivia al Océano Pacífico durante la Guerra del Pacífico con Chile (1879-1883). Después de dar el territorio a Chile, Bolivia buscó otro acceso al océano.

El río Paraguay, que limita con el Chaco al este, es un río profundo accesible a los barcos que navegan en el océano. Bolivia quería tener un puerto marítimo en el río Paraguay y, para ello, necesitaba conquistar el Chaco. La pequeña ocupación y explotación que había sido hecha en el Chaco fue hecha por Paraguay durante la década de los veinte.

Guerra del Chaco-10

En aquella época, llegó en Asunción a un grupo de inmigrantes menonitas al gobierno paraguayo concedido en 1928 para colonizar territorios comenzando la ocupación civiles de la región. Además, los paraguayos habían construido puertos e instalaciones en el río Paraguay para la producción de taninos para curtir el cuero.

De esas instalaciones, ferrocarriles de ancho estrecho penetraban el territorio del Chaco hasta el borde de los bosques para transportar los árboles hasta los puertos. Después de la Guerra de Acre, Bolivia firmó el Tratado de Petrópolis con Brasil (1903). En ese tratado, Bolivia cedió el territorio de Acre para Brasil y reconoció que el Chaco Boreal era una posesión boliviana.

El territorio de Acre se produjo con el dominio de Brasil a cambio del pago de dos millones de libras esterlinas, y la construcción de la Madeira-Mamoré del ferrocarril. Sin embargo, es importante notar que la «compensación territorial» de Brasil hacia Bolivia fuera por territorios que no habían sido objeto de administración

En primer lugar Brasil fue reconocido territorios de Bolivia supuestamente en Mato Grosso siempre a partir de la colonia española – que estaban fuera de toda jurisdicción portuguesa o brasileña; y en segundo lugar el Brasil reconoció como boliviano en todo el Chaco Boreal, que nunca había sido (incluso en los periódicos y pretensiones) territorio brasileño.

Paradójicamente en 1925 y en los años siguientes, «rectificaciones » frontera entre Brasil y Bolivia fija el actual los límites boliviano-brasileños geodésicos al sector norte Chaco Boreal en el paralelo 18 ° 02  ‘S y el meridiano 60 ° 05 ‘ o que Bolivia perdió los viejos límites de alto río Iténez (o alta Guaporé), alto río Paraguay al norte del norte, el paralelo 18 ° S y el río Yaurú (la piedra angular de Jauru / Yaurú establecida entre las posesiones de la América española y brasileña.

Las mismas fijas en 1754 se mantuvo desde entonces enteramente realizado por Brasil con un área de más de 15.600 km²) Solamente con esas nuevas concesiones bolivianas, Brasil obtuvo territorios del Chaco.

Batallas

Batallas de corrales

1 de enero de 1933.En el sector toledano hay un punto geográfico denominado «FORTIN CORRALES». El fuerte era como todos los tiempos de paz, algunas cabañas con techo de paja con una pared francesa, un pozo de agua o alguna capa de agua semisólida.

La fortaleza como tal no valía nada, pero en el quirófano ocupaba una ubicación privilegiada debido a su posición. Debe defenderse, y si no pudiera mantenerse bajo la presión de fuerzas superiores, al menos enseñaría al enemigo y elevaría la moral de las tropas.

Guerra del Chaco-11

El fuerte de Corrales fue defendido por un escuadrón «San Martín» con una misión de resistencia, incluso antes de que fuerzas superiores, operaran sobre Toledo sin perder contacto con el enemigo. Como un recuento de armas, el escuadrón contó con 6 ametralladoras, mientras que el enemigo tenía 12 ametralladoras ligeras y 2 piezas de artillería.

El coronel Gamarra ordenó la columna. El teniente coronel luis añez fue su jefe de gabinete.

El regimiento Warner inició su ataque frontal, que fue rechazado. En la reunión, el comandante del regimiento falleció el coronel Guillermo Sánchez. El ala izquierda del dispositivo, que fue atacado violentamente por el regimiento Ingavi, también fue rechazado.

Batalla de corrales

29 al 31 de enero de 1933.El segundo Cuerpo de Ejército ordenó una gran ofensiva a los 36 días desde que aún estaba reuniendo sus unidades en áreas distantes y cambiantes, en su mayoría reclutando tropas y cuadros inexpertos, sin armas suficientes, sin reserva de alimentos y, más seriamente, sin transporte, para Trabajar en un área desconocida sin agua, con la misión de devolver Corrales, Loa, Jayucubas, Bolívar, Platanillos, bunkers, etc.

El 27 de diciembre de 1932, el general Hans Kundt dio su directriz número 2, que especifica las asignaciones y las áreas de actividad del Cuerpo de Ejército boliviano. Esta directiva ya había concluido, de la que rió. En enero de 1933, la fortaleza paraguaya «Corrales» había sido atacada y tomada por las fuerzas bolivianas.

Guerra del Chaco-12

Veinte días después de la caída de Corrales, el Alto Mando ordenó ofensivos a otros cadáveres del ejército en condiciones de excesiva incertidumbre, con el objetivo de «aliviar la carga de los ataques enemigos en Nanawa y Herrera» a cientos de kilómetros de distancia y cuando el cuerpo apenas podía defenderse en sus posiciones.

Batalla del toledo

11 de marzo de 1933 El 9 de febrero de 1933 en Como Betty, yo dictada Operaciones Despacho nº 10, que ordenó la retirada del Ejército Corps of Toledo, mejor y más fácil para los contratos de defensa. El Cuerpo del Ejército retrocede sobre Toledo, para ponerse a la defensiva.

Bolivianos golpeó un plan organizado de fuego y determinado a morir con el enemigo e infligir la derrota más contundente de estos defensores de la guerra. La Orden de Operaciones de Defensa reveló esa decisión inquebrantable.

La línea defensiva no fue organizada en líneas continuas, sino en Centros de Resistencia por Empresas en profundidad, dejando grandes lagunas entre las Unidades. Era un sistema de organización defensiva, que en la época daba excelentes resultados.

Boquerón

Los paraguayos atacaron a Boquerón escrupulosamente el 9 de septiembre. Cuando los ataques directos directos fallaron, los dispositivos se acercaron para evitar las fuerzas que podrían llegar al fuerte. El 10, una columna boliviana cayó contra Boquerón en un revés que sufrió accidentes graves.

Durante estos primeros días, se pudieron observar muchas deficiencias en el ejército paraguayo, principalmente en el suministro de agua. Calentados por la sed, los soldados dejaron las colas para buscar agua en la espalda. También hubo deficiencias en la sincronización de movimientos entre las unidades.

El aire boliviano intentó neutralizar la «artillería» bombardeada por Boquerón y fue la que produjo la mayoría de los accidentes sin poder localizarla. Estos eran los morteros modernos de Stokes-Brandt que Marzana también pensaba que eran armas de larga distancia. Las primeras batallas sirvieron para que los paraguayos ganaran experiencia a expensas de muchos accidentes.

Los ingresos del apoyo al fuerte cercado que el ejército boliviano hizo con unidades pequeñas, algunos con éxito y otros no, tuvieron un gran costo en pérdidas, ya que estas fuerzas tuvieron que abandonar el fuerte debido a la falta de recursos.

Guerra del Chaco-13

Consecuencias

Durante la conferencia de Buenos Aires, Paraguay en 1936 logró el reconocimiento de casi toda el área en conflicto con su ventaja. 1938 233,000 km² Paraguay ganó Chaco Boreal, mientras que los bolivianos obtuvieron acceso al río Paraguay y a la ciudad de Puerto Casado, perteneciente a Paraguay. Las grandes reservas de petróleo y gas quedaron en territorio boliviano.

Paraguay al final de la guerra, en 1935, reportó aproximadamente 34,000 caídos y 2000 desaparecidos, más de 2,500 prisioneros de guerra en Bolivia, aproximadamente. Bolivia informó actualmente de 56,000 muertos y 10,000 desaparecidos durante los 17,000 prisioneros de guerra en Paraguay aproximadamente. La malaria y la escasez de agua causaron una alta mortalidad en ambos ejércitos.

Bolivia

Hans Kundt fue la figura militar más importante de Bolivia durante las dos décadas anteriores a la guerra. Llegó al país el 11 de marzo de 1911, con el grado de comandante, quien dirigió una misión de 18 soldados alemanes empleados por el estado boliviano para reorganizar el ejército. Su buen desempeño, puramente técnico, le valió la promoción del secretario general del ejército boliviano.

Guerra del Chaco-14

En 1914, durante las vacaciones en Alemania, estalló la Primera Guerra Mundial. Participó principalmente en el frente oriental y luego en el frente oeste. Renunció al ejército alemán con el rango de general y regresó a Bolivia en 1921 como civil. Fue nuevamente empleado por el presidente Saavedra, se convirtió en un nacionalista boliviano en 1921 y adoptó el liderazgo del Estado Mayor General hasta 1926, pero con funciones cada vez más vinculadas a la política interna boliviana.

A mediados de la década de 1930, trató de dirigir a los funcionarios bolivianos en temas políticos a favor de la reelección del presidente Hernán Siles. Cuando estaba molesto, tuvo que irse al exilio.(ver articulo: ).

En diciembre de 1932, que ya tenía 63 años, fue llamado por el gobierno para dirigir al ejército boliviano en la campaña. Es considerado como un estudio oficial de drogas que no tiene personal, lo que afectó la pobre movilización del ejército boliviano en 1928 con su secuela de saqueos, disturbios, mitos y deserciones. No solo tuvo que enfrentar al ejército paraguayo, sino también a la intriga de los Altos Mandamientos Bolivianos.

En diciembre de 1933, tras los sucesivos fracasos de Nanawa, Campo Grande y Alihuatá-Campo Vía, fue destituido por Daniel Salamanca. Se fue de Bolivia y murió en Suiza seis años después.

Enrique Peñaranda Castillo fue elegido por el presidente Salamanca como sucesor de Kundt por haber escapado del cerco de Campo Vías, un hecho que no era cierto y que Peñaranda evitó aclarar.

Guerra del Chaco-15

Paraguay

Eusebio Ayala, presidente de Paraguay entre 1932 y 1936.

La captura y destrucción del fuerte Carlos A. López que el Ministerio de Relaciones Exteriores boliviano continuó negando a la ocupación «como venganza» hace que los paraguayos rechacen el regreso y una actitud irreconciliable y bélica del gobierno boliviano, convenció al gobierno paraguayo de que la solución militar era la única salida del Chaco.

El presidente Eusebio Ayala decidió la movilización general para lanzar a Paraguay en una guerra a gran escala. En agosto de 1932, 8,000 soldados se concentraron en los negocios de Isla Poí. 1500 en el Fuerte Nanawa y 3000 se ubicaron en la parte superior del río Paraguay. A fines de agosto, se enviaron 3.000 refuerzos adicionales a Isla Poí.

Estas fuerzas fueron comandadas por el teniente coronel 8, menor de 50 años, la mayoría de los cuales había realizado cursos de alto nivel en Europa y 12 adultos, que tenían menos de 40 años y también habían estudiado en un extranjero.33 En Isla Poí se construyó un avión y se movió a toda la Fuerza Aérea. Camiones y confiscaciones en embarcaciones privadas, los primeros en transportar tropas y recursos en Chaco y luego en fortalecer la logística aumentaron desde Asunción hasta Puerto Casado del río Paraguay.

Guerra del Chaco-16

El teniente coronel John B. Ayala, el personal, el oficial que había recibido una formación complementaria en Francia y había analizado las causas del fracaso de la movilización de 1928 que impidió el inicio de la guerra ese año, alcanzó un planificado triple ahora en apenas 30 los días, las fuerzas del ejército en tiempo de paz.

El teniente coronel Estigarribia estimó que el ejército boliviano sólo podría completar su movilización en masa y alcanzar la superioridad inevitable en hombres y recursos en 90 días lo suficiente para avanzar, con ventaja estratégica que el tiempo, la primera ofensiva paraguaya en Chaco

El 29 de agosto, la Comisión de Neutros propuso un incondicional cese del fuego de 60 días que Bolivia aceptó se redujo a 30 días, pero el Dr. Justo Pastor Benítez, Ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, con toda la máquina de guerra del país, el movimiento, rechazó, diciendo: «Tenemos que vigilar nuestra propia seguridad que consideramos seriamente amenazada»

Argentina

Como parte de los gobiernos mediadores y el carácter de la equidad de equidad, junto con las repúblicas de Brasil, Chile, Estados Unidos, Perú y Uruguay, «la República Argentina participó directamente como neutral en la resolución de conflictos en la guerra del Chaco entre Bolivia y Paraguay, pero hay algunas señales de ello.

Quien ayudó a confirmar las sospechas de sesgo de Argentina en la disputa entre Bolivia y Paraguay sobre Chaco Boreal, una carta que el ministro de Paraguay en Argentina, Vicente Rivarola envió al presidente de su país, Eusebio Ayala, dice:

Simpatía general Todo el pueblo argentino por la causa de Paraguay, contrariamente a la aversión general a Bolivia, ha facilitado enormemente el contrabando de guerra para nuestro país. El hecho de no tomar materiales en Europa es motivo para que nosotros en este país proporcionemos información ilimitada. Los intereses especiales siempre se respetan, aparte de la creciente amistad y buena voluntad del presidente Justo y su gobierno «.

Al comienzo de la guerra, el legado en Bolivia en Buenos Aires no evadió reclamos contra las constantes violaciones de la neutralidad que la Argentina hizo por las autoridades de Buenos Aires. Pero estas afirmaciones bolivianas no obtienen ningún resultado.

A su vez, Rout dice que más que un país neutral, Argentina fue un guerrero disfrazado de mediador durante la Guerra del Chaco.

El producto del Tratado de Paz, firmado en Buenos Aires el 21 de julio de 1938, adquirió la mayoría paraguaya del Chaco Boreal, en detrimento de Bolivia, quien mantuvo los campos petroleros a costa de haber perdido más de 234,000 km2 de su territorio.

Guerra del Chaco-17

La participación de la República Argentina, con su apoyo político, económico y militar para Paraguay, afectó enormemente el resultado de la guerra.

La actitud de Argentina en el conflicto a pesar de su estatus oficial como país neutral. Demostró una posición que puede describirse como «muy amistosa» con Paraguay, en contra de todos los tratados internacionales que regulan la situación de neutralidad.

Chile

El ejército de Bolivia defiende con su vida la causa boliviana de la guerra del Chaco. La historia militar de Chile y Bolivia refleja la participación chilena en esta guerra en la etapa final. El testimonio de ambos lados muestra cómo se comprometieron, la gran acogida que recibieron en la ciudad de La Paz, su participación en los combates y su período de posguerra.

El fortín de Carlos A. Lopez Atacado

El 6 de mayo de 1932, el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Francis White, Presidente de la Comisión de Asuntos neutrales, sugirió que el pacto de no agresión entre Bolivia y Paraguay, en negociación, era de los territorios ocupados de las partes en el momento de su firma. El ejército boliviano aceleró su plan de ocupación territorial, especialmente la importante laguna, que fue descubierta accidentalmente por su aviación el 25 de abril de 1932.

En su tercer intento de alcanzar esa meta, el 15 de junio de 1932, una intimidad boliviana al mando del comandante Oscar Moscoso atacó y destruyó al fuerte paraguayo Carlos Antonio López, ubicado en el borde de la laguna de Pitiantuta (o «laguna de Chuquisaca», como se la llamó de Bolivia). Esta acción militar sorpresa se realizó en violación del presidente del presidente boliviano, Salamanca, para evitar cualquier tipo de provocación en el Chaco en vista de las negociaciones discutidas en Washington desde noviembre de 1931.

Con esta «operación» de secreto, mentiras y desobediencia, y también la pérdida de la documentación de los miembros del Alto Mando detrás del presidente, uno de los conflictos que afectaron a Bolivia durante la guerra, Salamanca comenzó a oponerse a los responsables, él culmina en el ejército y años más tarde, con su despido.  Un mes después, el 16 de julio, el paraguayo se recuperó aflojando el área del Coronel Palacio después de una pequeña escaramuza.

Fuentes chilenas afirman que 105 ex soldados chilenos y ex carabineros participaron en la guerra del Chaco, en los líderes bolivianos.

Debido a los conflictos políticos y las costumbres propuestas para la rebelión, la renuncia de las fuerzas armadas de un gran número de oficiales y oficiales comenzó a engrosar el liderazgo de los despidos.

Obras

La guerra, sin duda, es uno de los temas recurrentes de la literatura y la guerra del Chaco no fue una excepción, ya que fue una inspiración para recrear documentales, romances, pinturas de arte e historias creadas por escritores de ambos países. Entre los narradores son dos de ellos, un paraguayo Augusto Roa Bastos y un boliviano, Augusto Céspedes, nacido en Cochabamba, en 1904 y murió en La Paz en 1998.

También cinco documentales que reflejan que la guerra y fueron exhibidas durante la última semana en los días salones de la CBA, como parte del homenaje al 80 aniversario de la firma del tratado de paz entre Bolivia y Paraguay que durante tres años (1932-1935) de petróleo disputado territorios. Algunas de las obras referentes a la Guerra de Chapos son:

Epístolas de la Guerra del Chaco.

Los convencionalismos de la Guerra del Chaco.

A 80 años de la Guerra del Chaco.

La Guerra del Chaco en la Literatura.

Mapa

La región centroamericana conocida como la Gran Chaco es dividida de norte a sur en tres regiones: norte Chaco Boreal Pilcomayo -por el río, la Central Chaco-entre el río y el río Bermejo y sur de este último el sur del Chaco. El área disputada entre Bolivia y Paraguay correspondía exclusivamente al Chaco Boreal.

Resultado de imagen para Guerra del Chaco

El Chaco Boreal tiene una extensión de aproximadamente 650.000 km2 (un poco más que Francia) y, hasta finales de la década de 1920, era casi deshabitado e inexplorado. Sus límites son: al sur, el río Pilcomayo y la Argentina; al este, el río Paraguay y la región oriental del Paraguay; al noroeste, la precordillera boliviana y al nordeste, las regiones de selva de Brasil y de Bolivia.

Paisaje del Chaco Boreal, el árbol es el quebracho rojo (Schinopsis balansae).

La región estaba cubierta por bosques, arbustos espinosos y palmeras. En la franja cerca del río Paraguay, el quebracho colorado fue explorado para la producción de tanino. El desarrollo de la agricultura en aquella época era escaso.

Conclusión

El Chaco, en tiempos prehistóricos era una caza y recolección de alimentos para pueblos habitantes aborígenes y del imperio Inca, también fue legendarias destino migraciones guaraníes en busca del «tierra sin males «. Ellos fueron implantados en él, como los Chiriguanos que construyeron bastiones soberanos para resistir con éxito a los dos grandes centros del poder español en América, nos referimos a Lima y Asunción.

Guerra del Chaco-18

El territorio también testificó cruzamientos conquistadores persistentes y terminan proyecto fallado Irala para estructurar la base de un  ambicioso «colonial hispano-Hinterland » que articulan regiones metálicas y Atlántico con Asunción como el centro y capital del imperio Tablón River.

Como resultado de esta falla, el Chaco se convirtió en un borde olvidado asilo naciones indomables resistió la presencia y dominación de los españoles, fueron autorizados a transitar por las veredas antiguas, excepto algunos misioneros jesuitas osadas que buscan poner en comunicación directa sus reducciones mesopotámicas con los chaqueñas.

Paraguay jurisdicción sobre el Chaco antes de beneficios, impone la obligación de defender la expansión portuguesa de incursiones rebeldes depredadoras nativas para asegurar la navegación fluvial y las comunicaciones con el Alto Perú. Es la tarea cumplida, dentro de sus posibilidades, por los gobiernos coloniales e independientes de la primera República.

En la guerra contra la Triple Alianza intentó definir los límites políticos de territorio contiguo recóndito de Paraguay y Bolivia a través de los canales diplomáticos a través de dos tratados separados que nunca fueron ratificados por una demarcación clara no era en aquel momento un interés prioritario para ambos gobiernos.

En Bolivia, apenas a principios del siglo pasado, como resultado de la pérdida definitiva de su costa marítima, surgió su voluntad premeditada y sistemática de tomar el Chaco. Esto se materializará en los planes de penetración y ocupación del territorio, en el monto de recursos propios y extranjeros destinados a ese fin y en la fundación de un gran grupo de establecimientos militares.

Guerra del Chaco-19

Paraguay intentó contrarrestar el avance del altiplano por vía diplomática, la negociación con base en el principio del status que en las instancias internacionales e internamente plantío de bunkers frente a las carreteras de acceso de la meseta hacia Bahía Negra en el Pilcomayo y la industria impotente central para evitar que él se junte y consolida el arco de los fuertes bolivianos del Norte y del Sur.

La proximidad de las casamatas y la carrera para ocupar los puestos «sin dueño» llevaron a incidentes y enfrentamientos un amplio impacto sobre la opinión pública y también en antagonismos políticos internos en ambos estados. Esto llevó a un clima de desconfianza y tensión entre las dos repúblicas y el peligroso camino de privilegiar las opciones militares contra el entendimiento de liquidar el conflicto.

Pitiantuta lagoa control era el eslabón que faltaba de Bolivia para unirse a la cadena fortines que se extiende desde el Surprise Fort en Pilcomayo Fortín Vanguard en Otuquis. Era la pieza esencial de un propósito estratégico del estado boliviano que produciría la deflagración de guerra, de modo que no fuera un incidente aislado como quería presentar.

La guerra del Chaco desarrollado principalmente en una etapa con cursos de agua raquíticos, sin carreteras y fue extremadamente inhóspito para la vida humana, hay luchadores tenían que sufrir sed y enfermedades, y necesitaba recurrir a todos su habilidad e ingenio para superar las dificultades y toda su fuerza física y moral para sobrevivir.

La primera ofensiva paraguaya fue desarrollada en la primera transversal del Bajo Pilcomayo, buscando establecer bases seguras para operaciones subsiguientes y proteger el ala sur en un obstáculo natural. Estero Patino sirvió como el pivote del ala sur dijo que su resultado fue la eliminación del primer ejército boliviano, pero también el tiempo en que fuimos sorprendidos con la poderosa movilización del adversario.

Guerra del Chaco-20

La decisión de volver a la defensa estratégica es una consecuencia de esta iniciativa Estigarribia resbaló de sus manos por esta abrumadora superioridad de recursos materiales y humanos de nuestro adversario, no significa otra alternativa que hacerlo sufrir desgaste y esperar el momento oportuno para pasar a la contra-ofensiva.

Esta oportunidad se presenta a finales de 1933, cuando el ejército boliviano acabó con el paraguayo sangra fortificaciones defensivas y culminó con el golpe de misericordia alcanzado en Zenteno-Gondra, también conocido como Campo Vía, y la aniquilación del segundo ejército boliviano.

Chaco conductor, a continuación, toma la iniciativa, pero la capacidad ofensiva del ejército paraguayo es desperdiciada en ataques más fuertes y frontal sobre Ballivian, el centro de gravedad del dispositivo de Bolivia, hay una fase de desorientación en el comando paraguaya de cómo atacarlo . Él termina tratando el enfoque por el camino indirecto que comienza auspiciosamente en el ataque del II CE del Cnel. Franco y culmina con la maravillosa victoria de El Carmen que destruye al tercer ejército boliviano.

En la última fase de la guerra del Ejército paraguayo es lanzada al pie de los Andes sus líneas de abastecimiento se proyectan hasta el límite de su capacidad que conduce inexorablemente al desplazamiento estratégico que lo coloca en el umbral. Para empeorar la situación, tiene que enfrentarse a una poderosa contra-ofensiva boliviana, que es frenada por la quiebra de cercas y la realización de encuentros.

La guerra terminó con un saldo trágico de sangre para ambos lados, pero Paraguay, salió victorioso de disputa armada sobre el Chaco, el 12 de junio en 1935, cesaron fuego en el teatro, con grandes manifestaciones de júbilo popular.

Esta fue la guerra más importante del continente sudamericano durante el siglo XX. Bolivia movilizados en tres años, 250.000 soldados y 150.000 Paraguay, que luchó en las batallas en que había muchos muertos y desaparecidos (70.000 bolivianos y paraguayos 30.000) y un gran número de heridos y mutilados.

Los diversos tipos de enfermedades, tanto físicas como psicológicas, las propiedades hostiles hostiles y la falta de agua y buena nutrición afectaron la salud de las personas sobrevivientes, muchas de ellas de por vida.

Pero la guerra continuó técnicamente hasta que el derecho al territorio en cuestión fue destacado por la firma del acuerdo de paz de 1938, que nadie celebra ni recuerda. Paraguay mantuvo 3/4 del Chaco Boreal, Bolivia obtuvo un área en el río Paraguay, donde hoy se encuentra Puerto Busch.

No hay predestinación solo con coraje y el sacrificio colectivo logró influir en el destino, Paraguay nuevamente tuvo que arreglárselas, el general se unirá en torno a una causa unificadora, la defensa nacional, para llevar a cabo la guerra de los mosquitos, que en última instancia fue un incentivo importante. por la recuperación del orgullo nacional en la tierra después de la guerra contra la Triple Alianza.

Pero incluso los hechos que se exponen y analizan muestran que el nacionalismo paraguayo es defensivo. Nunca quisimos atacar a nadie. Simplemente nos defendemos contra una nueva agresión.

Guerra del Chaco-21

Protocolo de Paz

El 12 de junio, las duras negociaciones llevaron a la firma del protocolo de paz, que puso fin a las hostilidades, mediante un acuerdo directo o un arbitraje sobre las diferencias que llevaron a los dos países a la guerra.

Al mediodía de ese día, Luis Alberto Riart, del lado paraguayo, y Tomás M. Elío, del lado boliviano, junto con los negociadores Carlos Saavedra Lamas (Canciller argentino); José Carlos de Macedo Soares (Canciller brasileño); José Bonifacio de Andrada (Embajador de Brasil); Luis Alberto Cariola (Embajador de Chile); F. Nieto de Río (Delegado Especial de Chile) Alexander W. Weddell y Hugo Gobson (Embajadores de los Estados Unidos); Felipe Barreda Laos (Embajador de Perú) y Eugenio Martínez Thedy (Embajador de Uruguay) pusieron fin al cese de hostilidades entre Paraguay y Bolivia.

El protocolo de paz fue aprobado por Paraguay el 20 de junio de 1935 y por Bolivia al día siguiente. En este momento, también está mirando fijamente, encontrando soluciones a los problemas que llevan a Paraguay y Bolivia a la situación del Mediterráneo.

El 14 de junio, el fuego cesó en todo el frente y se trasladó una comisión militar neutral a Chaco para delimitar las posiciones.

La Conferencia de Paz se inauguró en Buenos Aires el 1 de julio de 1935, con la participación de Argentina, Estados Unidos, Brasil, Chile, Perú y Uruguay. En el encuentro, la delegación paraguaya, encabezada por Gerónimo Zubizarreta, se negó a ceder el territorio del Chaco a Bolivia.

Argentina y Brasil, que tuvieron una preponderancia en la mediación, acordaron evitar que Paraguay aprovechara todos los triunfos de su victoria. La conferencia decidió no reconocer al Paraguay como vencedor y el 15 de agosto formuló una propuesta de acuerdo que incluía la cesión de Bolivia de una parte del río Paraguay y cerca de la mitad del Chaco recuperado por armas paraguayas. La propuesta fue rechazada con indignación por parte de los paraguayos.

La Conferencia dejó de lado la cuestión y pasó a considerar los problemas de la repatriación de los prisioneros bolivianos. Paraguay tenía el derecho de mantenerlos hasta la firma definitiva de la paz, pero decidió liberarlos el 21 de enero de 1936, tras el pago de la indemnización por el mantenimiento. Entonces la conferencia entró en receso.

El 21 de julio de 1938, se firmó en Buenos Aires el Tratado de Paz, Amistad y Límites entre Paraguay y Bolivia. Además de los representantes de los países fiadores, el tratado fue firmado por Paraguay, Cecilio Báez, José Félix Estigarribia, Luis A. Riart y Efraím Cardozo; para Bolivia, Eduardo Díez de Medina y Enrique Finot.

Bolivia fue desplazada del territorio que pretendía, pero Paraguay tuvo que ceder 110.000 km2 de tierras conquistadas en la heroica guerra. Así terminó la lucha que dejó a Paraguay al borde del colapso. El Estado se quedó sin deudas, pero el cansancio era general, las reservas estaban agotadas y la economía, muy resentida.

Dejar Comentario