≡ Menu




Aprende todo sobre La Batalla de Ourique

En la antigüedad Portugal era un condado dependiente del reino castellano de Alfonso VI)  el cual concedió a su hija Teresa con ocasión de su boda con Enrique de Borgoña. El hijo de ambos Alfonso Enríquez concentró sus esfuerzos en extender sus territorios guerreando con los musulmanes. Así se produjo la batalla de Ourique, que ocurrió el día 25 de julio de 1139, posiblemente en los campos que se identifican con el mismo nombre. Posterior a la Batalla, nació Portugal como reino independiente de Castilla.

Batalla de Ourique

La Batalla de Ourique

Considerada como una disputa armada de las tropas almorávides y de los ejércitos del rey Alfonso Henríquez de Portugal, ocurrida en los Campos de Ourique, el 27 de julio de 1139.  Aunque esta batalla aparece referida en todas las crónicas cristianas de la época, son pocos los testimonios directos de lo que sucedió en los campos de Ourique. (ver articulo: Conquista de Inglaterra)

Batalla de Ourique-1

 Se puede evidenciar la combinación de la leyenda con la realidad. No existe precisión del lugar exacto en el que se produjo el combate, aunque un grupo de especialistas, teniendo en cuenta la posición de los almorávides y las fronteras del entonces condado de Portugal en esas fechas, están de acuerdo a que éste se produjo en el Bajo Alentejo. Asimismo, se desconoce la fecha de la batalla, aunque, según este grupo de expertos señalan que tuvo lugar en el mes de julio del año 1139.

Con cierta anticipación, Alfonso Henríquez recibió noticias de la invasión almorávide, razón por la cual, giró órdenes a sus tropas a prepararse para el combate, y decide reorganizar sus fuerzas, permitiendo a los cristianos cerciorarse que se encontraban en evidente inferioridad numérica, obligándolos a prepararse para la resistencia.

Otros aspectos de la Batalla

La batalla decisiva tuvo lugar en los nombrados campos de Ourique, más allá del silencio de las fuentes musulmanas sobre el combate, dejando entrever, de acuerdo a expertos, que le restaron importancia debido a la derrota que sufrieron sus ejércitos, considerando esa batalla como una mera riña ausente de interés. Sin embargo, los hechos de Ourique permanecen en la memoria colectiva, así como la vital trascendencia que produjo esa lucha, dando elementos entonces, que hacen creer a un gran número de historiadores que se trató de un enfrentamiento de importante envergadura.

Según algunos relatos, en una de las cabalgadas que los cristianos hacían en tierra de moros para  confiscar ganado, esclavos y otros restos, fueron aprendidos por tropas musulmanas, bastante superiores en la cantidad de hombres,  no obstante las tropas cristianas, al mando de Alfonso Enríquez le hicieron frente, a pesar de las desventajas evidentes, los cristianos vencieron.

Batalla de Ourique-2

 Algunos cronistas de la época señalan que la disputa de ambos ejércitos fue cruenta y brutal, considerando que una de las principales ventajas de los cristianos fue el conocimiento a detalle del terreno, a pesar que contaban con un grupo menor de efectivos en comparación con las fuerzas musulmanas, sus estrategias militares obligó a los almorávides a retirarse del campo de batalla. La noticia de la victoria de los cristianos circuló muy velozmente en todos los reinos de la Península y casi que de manera inmediata fue atribuida a la intervención divina, siendo ésta bautizada como el Milagro de Ourique.

Según la tradición,  Alfonso Henríquez mientras oraba en su tienda, justo antes de la disputa, recibió la visita de Jesucristo, el cual le brindó su apoyo frente a sus adversos y le alentó a que constituyera su propio imperio. Estas afirmaciones después de la batalla,  de Alfonso Henríquez, fueron utilizadas para declarase vasallo de la Santa Sede poco tiempo después, y que tuvo como consecuencia que el condado de Portugal lograra su independencia con respecto al reino de León-Castilla.

Otros historiadores alegan que el combate fue dirigido por expreso deseo de Alfonso Henríquez por uno de sus escuderos, Sancho Oramás, puesto que lejos de mostrar su incredulidad ante la visión del futuro monarca, éste le animó para que continuara rezando, de ahí su apodo Oramás.

Batalla de Ourique-3

Después de la Batalla

Después de aquellos sucesos, Alfonso Enríquez se autoproclamó rey de Portugal, a partir del año 1140.  En consecuencia, tras un pacto de mutuo reconocimiento con Alfonso VII, que anhelaba  ser emperador, adquirió el título de rey y con ello la independencia de Portugal respecto a Castilla.

Apartando el simbolismo religioso que se le atribuyó a la batalla Ourique, la transcendental consecuencia fue que la autoridad de Alfonso Henríquez salió fortalecida, lo cual le reanimó a declararse rey independiente ese mismo año. Por otro lado que los almorávides fueran frenados en el Bajo Alentejo reforzó la frontera portuguesa con el mundo islámico y consolidó la labor reconquistadora llevada a cabo por los condes portugueses anteriormente.

Batalla de Ourique-4

Dejar Comentario