≡ Menu




Descubre todo sobre La Batalla de Zama

La Batalla de Zama fue un fuerte choque de poderes ocurridos durante el 19 de octubre de 2020. A. C y que representó el desenlace de la segunda guerra púnica. Este enfrentamiento tuvo como protagonista al general cartaginés Aníbal Barca y al joven militar Publio Cornelio Escripión quien al final logró una importante victoria para el ejército romano. Acompáñanos a conocer un poco más sobre este episodio de la historia y cuáles fueron algunas de sus consecuencias.

Batalla de Zama

Batalla de Zama

En nuestro artículo de hoy estaremos conociendo un poco más sobre uno de los acontecimientos históricos más importantes y relevantes del mundo, la Batalla de Zama la cual representó para muchos el desenlace de la segunda guerra púnica. Esta guerra ocurrida el 19 de octubre del 202 a. C. enfrentó al General cartaginés Aníbal Barca y a Publio Cornelio Escripión en las llanuras de Zama Regia. El enfrentamiento lo ganó el joven Publio a pesar de que Aníbal contaba con una superioridad numérica al comienzo de la batalla.

Batalla-de-Zama-1

La Batalla de Zama tuvo como principales protagonistas a estos dos líderes de la época. Al inicio del enfrentamiento, Aníbal Barca presentaba una ventaja debido a la superioridad numérica, sin embargo, su contrincante Publio Cornelio se la ideó para armas una estrategia con el fin de confundir y derrotar a sus elefantes de guerra. La Batalla dio inicio con los ataques por parte de las caballerías de Masinisa y Lelio que provocaron la huida de la caballería númida de Tiqueo, mientras que los de Aníbal ya empezaban a ganar terreno.

Luego de atacar y perseguir a Tiqueo, hasta lograr su huida, tanto Masinisa como Lelio retornaron al campo de batalla y procedieron a atacar a los veteranos de Aníbal por la retaguardia, esa situación provocó prácticamente la completa aniquilación y puso fin a la Batalla de Zama. El gran derrotado de este enfrentamiento fue Aníbal, quien a pesar de su inminente derrota, logró escapar a Cartago. Esta batalla tuvo lugar el 19 de octubre del año 202 a. C. y dio inicio a la segunda guerra púnica.

La Batalla de Zama se realizó en las llanuras de Zama y en ella se enfrentaron el denominado “africano mayor” Publio Cornelio Escripión y el cartaginés Aníbal Barca. Para esa época el más temido era Aníbal, quien se encontraba haciendo estragos dentro del territorio romano y para el momento de la batalla se encontraba en el sur de Italia. Fue por esta razón que el joven militar de nombre Publio fue seleccionado como comandante de las tropas romanas en Hispania. Esa decisión de escoger a Publio para enfrentar a Aníbal dio excelentes resultado al Imperio.

El joven Publio, una vez fue designado comandante de los tropas romanas en Hispania, se trazó un principal objetivo y era enfrentar de manera directa a Aníbal para lograrlo sacar de Italia mediante el traslado de la batalla bélica hacia Cartago en África. Su propuesta causó rechazo en algunos senadores debido a que existía otra propuesta mucho más pasiva para llegar a “aburrir” a los contrincantes. La región de Sicilia fue la primera e ser asignaba a Publio, con sus dos legiones y desde allí emprendió su marcha hacia el norte de África.

En ese primer intento lograron grandes resultados con victorias sobre los cartagineses, tanto en el mar como en tierra. Estas acciones obligaron a que los púnicos procedieran a negociar la paz, sin embargo, había un asunto extra y era que Aníbal decidió retornar a África por lo que los cartagineses se vieron alentados y rompieron los tratados de paz con los romanos. En ese momento Aníbal no estaba en su mejor momento militar y los romanos había recibido el apoyo de la caballería lidera númida, ya que, los romanos facilitaron el acceso a la corona al nuevo rey Numidia, Masinisa.

Para iniciar su enfrentamiento contra Escripión, Aníbal tuvo confianza en presentarle batalla antes de unirse con sus aliados y fue así como decidió reforzar la caballería que estuvo conformada para ese momento por unos dos mil jinetes númidas con Tiqueo como líder. Hubo también 80 elefantes de guerra que estaban entrenados específicamente para la batalla. Este enfrentamiento sería en Zama, una localidad cercana al pueblo de Naggara. (Ver artículo: Guerra del Golfo)

Fases de la batalla

En esta parte de nuestro artículo vamos a hablar brevemente sobre cada una de las fases que tuvo la Batalla de Zama. Todo comenzó con el retorno de Aníbal a África desde el sur de Italia en apoyo a Cartago, que para ese entonces había enfrentado duras batallas con fuertes derrotas contra el ejército liderado por Publio Cornelio Escripión. Aníbal logró unir a importantes hombres que había traído desde Italia, además de un contingente de elefantes cercano a los 80.

Batalla-de-Zama-2

En un primer momento Aníbal formó a sus más de 37.000 infantes en tres líneas, 300 jinetes y alrededor de los 80 elefantes preparados para la guerra en el frente, un número que era realmente elevado comparado al que utilizaba normalmente Aníbal. Por su parte Escripión formó a aproximadamente 20.000 legionarios, más de 14.000 auxiliares y la caballería que estaba conformada por unos 400 jinetes númidas que fueron traídos por Masinisa.

En el caso de los cartagineses su comité de lucha estuco caracterizado por tres unidades, siempre con los 80 elefantes al frente de la batalla. La primera unidad estuvo compuesta por 12.000 mercenarios infantes, la segunda por africanos y cartagineses y la tercera por 15.000 a 18.000 infantes veteranos de Aníbal. Por su parte los romanos se formaron de una manera clásica, con los lanceros hastati en primera línea, los veteranos príncipes en la segunda mientras que las unidades estaban separadas por pasillos de pequeño espacio donde les permitían maniobrar.

Primera fase

Batalla-de-Zama-3

Una vez que ambos ejércitos estaban frente a frente armados con todos sus implementos, los romanos soplaron los cuernos de batalla para dar inicio a lo que se considera la primera fase de este enfrentamiento. La batalla daba su inicio formal y en la formación resaltaban los más de 80 elefantes que iban directo contra las líneas romana. Aunque todo parecía estar muy claro en cuanto a la arremetida que harían los elefantes, éstos huyeron tras escuchar sonar una gran cantidad de cornetas, siendo aniquilados poco a poco por parte de las tropas romanas a medida que iban avanzando en su intento de escapar.

Al presenciar todo este caos de los elefantes, Aníbal ordena lanzar la primera línea de su infantería al ataque, generándose un gran choque con las líneas romanas. En ese momento los hastati ya se encontraban desgastados, por lo que son relevados por los príncipes en la batalla. Esta primera oleada cartaginesa resulta rechazada y huye hacia sus líneas, aunque Aníbal impide que huyan por lo que muchos son ensartados por las picas de su propio ejército.

Segunda fase

Batalla-de-Zama-4

La segunda fase de la Batalla de Zama estuvo caracterizada por el ataque de los supervivientes del ejército de Magón que se lanzaron en contra de los hastati logrado terminar con un importante número de ellos. Allí Aníbal decide avanzar a la segunda unidad para apoyar el ataque, aunque los legionarios romanos no dudaron en contraatacar antes de que llegara el apoyo. Con sus escudos corporales lograron hacer frente al ataque. La falta de cooperación hizo que se generara un caos en las filas púnicas por lo que se vieron obligadas a retroceder.

Por su parte el ejército liderado por Escripión continuó su acoso en contra de sus enemigos hasta que finalmente recibieron la orden de repliegue. Cuando los cartagineses ya habían retrocedido bastante, los romanos procedieron a lanzar una nueva ofensiva. Aníbal ordenó utilizar su tercera línea de ataque conformada por los veteranos, quienes entran en ataque. Las líneas romanas se ven obligadas a retroceder y la batalla se le complica a Escripión.

Fase final

Batalla-de-Zama-5

Cuando ya todo parecía perdido para el ejército de Escripión luego de la fuerte arremetida de la tercera línea de ataque de Aníbal conformada por los veteranos, aparece en escena la caballería de Lelio y Masinisa que habían regresado al campo de Batalla. Al final cargaron todo su poderío contra la retaguardia de Aníbal, por lo que la balanza se inclinó hacia el lado romano, asegurando una victoria contundente.

La caballería romana de Lelio y los jinetes númidas de Masinisa, organizados luego de la persecución de los jinetes de Tiqueo, volvieron a retornar al campo de batalla, logrando atacar la formación de los cartagineses desde la retaguardia, por lo que ocurrió el colapso de ejército de Aníbal quien se vio en la obligación de marcharse a Hadrumentum ante una nueva posible persecución por parte de Escripión. Luego regresaron derrotados a Cartago.

Consecuencias

La Batalla de Zama dejó trágicas cifras de muertos, por ejemplo, por parte de los cartagineses fueron más de 20.000 las personas fallecidas, además de unos 11.000 heridos y otros 15.000 detenidos. Los romanos también lograron capturar a los 133 militares y once elefantes. Por parte de los romanos la cifra de muertos se ubicó en 1500 y más de 4000 resultaron heridos.

Batalla-de-Zama-6

A pesar del gran número de soldados con el que contaba Aníbal, éste no logró la victoria, entre otras cosas, porque la mayoría de estos soldados eran nuevas levas sin experiencia o mercenarios de poca confiabilidad. Por su parte los romanos tenían una caballería más numerosa. Los cartagineses contaban de su lado con una gran presencia de elefantes de guerra, algo que era prácticamente imposible de derrotar, ya que, hasta ese momento, ningún ejército había sido capaz de resistir una carga de estos animales.

La Batalla de Zama estuvo caracterizada por muchos aspectos, uno de ellos, fue la formación de ambos ejércitos en disputa. Los romanos por su parte usaron su tradicional formación de la época romana, mientras que el poderoso ejército de Albania estaba formado por tres líneas, la primera por los mercenarios, seguidos de las levas cartaginesas y en tercer lugar los veteranos de Aníbal. Frente a todos ellos se encontraban los elefantes, ambos lados estaban cubiertos por su caballería númida.

Sin duda alguna fue una intensa batalla con trágicas cifras de violencia. Con la victoria del ejército de Escripión, los cartagineses se ven obligados a firmar la rendición que puso punto final a la segunda guerra púnica. Cartago por su parte se ve directamente afectado por la derrota, llegando a desaparecer como una potencia en el Mediterráneo. Varias décadas después de origina la tercera guerra pública. (Ver artículo: Guerra Civil Española)

Dejar Comentario