≡ Menu




Aprende todo sobre la Batalla de Trebia

La Batalla de Trebia ocurrió en 218 a.C. fue la primera gran batalla de la Segunda Guerra Púnica y la simbolizó el primer enfrentamiento en serio de Aníbal con el ejército romano.

Batalla de Trebia

A qué se debió la Batalla de Trebia

Esta batalla según se debió a las constantes hostilidades cartaginesas, en la península ibérica, en ese entonces existían varias tribus sobre las que los romanos y cartagineses ejercían influencia. En la ciudad ibérica de Saturno ubicada en la frontera con el territorio cartaginés en iberia, y territorio aliado de Roma. El cartaginés Aníbal atacó la ciudad, lo que dio inicio a la batalla de Trebia.

Batalla de Trebia-1

Estrategia de avance de Aníbal

Los romanos se prepararon para la batalla y creyeron que el mismo sería en la Península Ibérica, dirigiendo el Senado romano sus fuerzas hacia esta. Sin embargo, Aníbal sagaz guerrero los engaño, su plan someter a Roma. Aníbal ordenó a su hermano Asdrúbal al frente de sus tropas en la península, mientras él se enfilo con sus hombres a la aventura de atravesar los Pirineos y los Alpes, para atacar a Roma por el norte.

Con un invierno bastante frío y nevoso y Escipión convaleciente de las heridas que le propinaron en la batalla del Ticino. Sempronio ansioso de atacar, se preparó para batalla de gran magnitud.

Por su lado, Aníbal y su ejército se instaló alrededor del frio y crecido río Trebia. Este había infiltrado unos espías galos y logro precisar en qué lugar tender la emboscada a los romanos. Por esto envió a su hermano Magón Barca, con 1000 jinetes de la caballería sagrada y a 1.000 infantes, a que se ocultara durante la noche en el lugar dónde emboscarían a los romanos.

Batalla de Trebia-2

Asimismo, al siguiente día Aníbal envió a su caballería númida al otro lado del río Trebia, con el propósito de atacar el campamento romano cansarlos y luego retirarse, luego de ir llevando a los romanos hacia el lugar dónde los esperaba su hermano.

La contienda

Una vez captada la atención del ejército romano y de Sempronio, este último organizó su caballería para perseguirlos y, además ordenó al ejército entero más de 20.000 romanos, 4.000 jinetes adicionales y 3.000 aliados galos ir tras el ejército cartaginés. (Ver artículo: Batalla de Cutanda)

Cuando las legiones cruzaron el río Trebia, los romanos estaban aún soñolientos por apenas estar iniciando el día. Los cartagineses, por su parte, estaban listos desde muy temprano, comidos y untados sus cuerpos con aceite para protegerse del frío.

Aníbal ubico a su ejército en las mejores posiciones en el campo de batalla. Primero colocó un ejército de 1.000 hombres y detrás de estos, dispuso la fuerza principal de infantería unos 20.000 hombres, formado por hombres de diferentes nacionalidades, había cartagineses, libios, aliados iberos y galos. En el flanco de la columna principal de infantería, se ubicaron varios escuadrones de caballería, con unos quince elefantes en cada flanco.

Sempronio colocó a su tropa en formación de quincunx, la infantería fue la primera en entrar en combate, pero los vélites fueron dispersados rápidos por estar mal preparados y se retiran entre sus compañeros romanos, avanzaron los hastati y los prínceps y se enfrascaron en combate contra los cartagineses.

Mientras las escuadras centrales de ambos bandos luchaban cuerpo a cuerpo, la caballería cartaginesa por ambos flancos combatía a sus homólogos romanos, a los que rebasaban en un elevado número. Poco a poco los jinetes romanos tuvieron que retroceder, dejando expuesta a la infantería romana. Aníbal había enviado a los elefantes avanzar y atacar a los galos aliado a Roma y, como jamás habían visto a los elefantes, se desmoralizaron y huyeron.

La caballería romana arremetida y en plena fuga, los cartagineses atacaron sucesivamente a los protegidos flancos romanos. Al mismo tiempo aparecieron los soldados cartagineses, bajo el mando de Magón Barca, escondidos la noche anterior emboscando a los romanos y cayendo sobre la retaguardia romana.

Batalla de Trebia-3

Atrapados por todas partes por las fuerzas del cartaginés Aníbal, los romanos maltrechos, hambrientos y desmoralizados, perdieron más de la mitad de sus fuerzas. Los supervivientes huyeron en lote, pero fueron capaces de reorganizarse y refugiarse en la ciudad cercana de Plascencia. (Ver artículo: Batalla de Cavite)

Luego de la Batalla de Trebia

Los romanos todavía sorprendidos y afligidos por la perdida de la batalla de Trebia, sufrida por su ejército comandado por Sempronio, de inmediato se abocaron en planificar estrategias para enfrentar de nuevo a los invasores. Sempronio volvió a Roma y fue juzgado por supuesta negligencia, sin embargo, fue perdonado, según por la intervención de su co-consul Escipión. El siguiente año 217 a.C. eligieron nuevos cónsules Servilio Gemino y Cayo Flaminio Nepote, este último condujo el ejército romano en la batalla del lago Trasimeno.

Dejar Comentario