≡ Menu




Descubre todo sobre La Batalla de Baécula

En el año 208 antes de Cristo (a.C) durante el acontecimiento de la Segunda Guerra Púnica se desafiaron el ejército cartaginés dirigido por Asdrúbal Barca y, el ejército romano comandado por Publio Cornelio Escipión, apodado el Africano, en la Batalla de Baécula, antiguo asentamiento localizado en la provincia de Jaén.

Batalla de Baécula

Con la misión de frenar la marcha de los cartagineses.

La Batalla de Baécula se planteó con la misión de impedir la marcha de Asdrúbal Barca el comandante cartaginés hacia Italia. Con Publio Cornelio Escipión “el Africano” encabezando el ejército romano en la península ibérica, se inicia la pelea contra los cartagineses, con el resultado de una victoria romana, y el ejército comandado por Asdrúbal escapando finalmente al norte.

Batalla de Baécula-1

Esta disputa y posterior victoria, permitió que el ejército romano lograra una aposición importante para continuar desde ahí la invasión del valle del Guadalquivir.

Ataque del Africano

Comenzando el año 208 aC; el ejército comandado por Asdrúbal Barca, se hallaba pasando los días de invierno en la ciudad de Baécula, ubicada en la zona alta del río Betis (hoy conocida como Guadalquivir).  Por lo que el Africano comandando al ejército romano decide atacarlos.

Enterado de la proximidad de los romanos, Asdrúbal se mueve junto a su ejército a una posición más sólida para defenderse mejor, en lo alto de una meseta empinada ubicada al sur de Baécula, y protegida por valles en los costados y el río bordeándolos por su frente y retaguardia.  Distribuyendo su ejército a lo largo de la pendiente meseta, colocó a su grupo más débil en la parte baja y su cuartel principal en la parte alta.

Al llegar Escipión “el Africano” al sitio, observó lo fuerte de la posición y dudó cómo embestirlo, pero en conocimiento de que las otras dos tropas cartaginesas si se daban cuenta de su indecisión, aprovecharían y unirían fuerza con su jefe, por lo que decidió atacar el tercer día. (Ver artículo: Batalla de los Cuernos de Hattin)

La Batalla de Baécula

Antes de empezar su embestida, Escipión con el objetivo de separar los dos ejércitos del que se localizaba en el camino a Baécula, envió un pelotón de soldados a que cerraran la entrada al valle, por lo que ganó una mayor seguridad para su tropa principal y a su vez impidió cualquier iniciativa de escape de los militares cartagineses.

Batalla de Baécula-2

Al estar organizados y con sus tropas bien distribuidas, el ejército de jóvenes romanos se enfrentó contra su contrapartida cartaginesa. Aun con el desnivel en su contra y la gran cantidad de proyectiles que les llegó, los romanos lograron hacer retroceder a las tropas ligeras cartaginesas y al momento de estar frente a frente, empezar una ofensiva mano a mano.

Escipión fortaleció su ejército principal e hizo organizar el ataque en forma de “Y”, contra los costados del campamento principal de Asdrúbal Barca. Para esta estrategia ordenó a Cayo Lelio que llevara a la mitad de la infantería pesada hacia el lado derecho del ejército cartaginés, y él mismo comandó el ataque sobre la izquierda. Resguardando a su ejército principal en el campamento hasta a nueva orden.

Engañado Asdrúbal pensó que el asalto romano sería una pequeña batalla, lo que conllevó que fracasara en dispersar oportunamente su ejército principal, y mientras Escipión ordenó a su ejército principal embestir al final de la contienda. Cayendo emboscado por los romanos.

Batalla de Baécula-3

Sin embargo, a pesar de perder la batalla Asdrúbal, con sus elefantes, caravana de suministro y gran parte de su ejército fue capaz de irse del campo de batalla. Según sus principales pérdidas en la Batalla de Baécula fueron gran parte de sus tropas ligeras y de aliados ibéricos. Esta huida la logró porque al parecer los militares romanos prefirieron saquear el campamento cartaginés en vez de perseguir a Asdrúbal y sus tropas. (Ver artículo: Batalla de Bull Run)

Luego de esta batalla Asdrúbal y lo que quedó de su ejército, se encaminaron sus pasos a través de los caminos occidentales de los Pirineos y se adentró en la Galia. Para luego seguir hacia Italia con una fuerza reforzada en mayor cantidad con tropas galas, con el objetivo de reunirse con su hermano Aníbal.

Escipión retiró sus tropas hacia Tarraco, y consiguió formar alianzas con la gran parte de las tribus nativas que prefirieron apoyarlo, a ver los resultados de las batallas y las consabidas victorias romanas de Carthago, Nova y Baécula.

A pesar de esto, los historiadores criticaron a Escipión por dejar escapar a Asdrúbal del territorio ibérico. Se cree que Escipión, lo dejó huir por desconocer los caminos y montañas que tomo el ejército cartaginés, y que a su retaguardia todavía estaban dos tropas completas de militares cartagineses, numéricamente superiores, lo que podría haberlo llevado a un nuevo desastre como fue la batalla del Lago Trasimeno.

Sin embargo, los refuerzos cartagineses llegaron durante el invierno a la península, y de inmediato organizaron un ataque para intentar recuperar sus pérdidas.

Dejar Comentario