≡ Menu




Descubre todo sobre el sumo pontífice Pio VII

Este histórico personaje Pio VII nacio en la zona de Cesena, en el área de Estados Papales el día 14 de agosto del año 1740. Logró ser electo en las tierras de Venecia el día 14 de marzo de 1800 y falleció el 20 de agosto de 1823. Su nombre de nacimiento es Barnaba Noccoló María Luigi Chiaramonti y fue en la iglesia de la religión católica el 251er papa en donde ejerció desde el 14 de marzo hasta 1800 y su muerte.

Pio VII

Pio VII

Su Padre fue conocido como Conde Scipione Chiaramonti y su madre fue proveniente de la noble cada de Ghini. También fue dama de una muy rara piedad que a por eso en 1763 entró en un convento conocido como Carmelitas en Fano. En el momento en el que entró en ese convento, su madre supo que Barnaba llegaría a ser parte del papado y que estaría sufriendo. La primera educación en el conocido colegio de nobles de la zona de Ravenna.

Sus inicios

Cuando cumplió los 16 años de edad inicio en un monasterio del tipo benedictino de Santa María del Monte, el cual se encuentra cerca de Cesena. En el momento en el que inicio en este monasterio lo llamaron hermano Gregorio.

Cuando terminó los estudios teológicos y filosóficos, lo nombraron con el título de profesor en Roma y Parma, que instruia en los colegios de la orden. (Ver articulo: Código Napoleónico)

Tambien fue un instructor con sus enseñanzas en el conocido monasterio llamado San Calixto en el momento que ocurrió la ascensión de Pio VI, un viejo amigo de toda la familia apellidada Chiaramonti y quien luego de su poder en el mundo católico nombro a Barnaba como el abad del monasterio al que el pertenecia.

Este nombramiento que le dio su amigo no fue de mucho agrado para muchos y se recibieron diversas quejas dirigidas hacia el papa, que se referían a comentarios en contra del que era el recién ingresado abad. Todas las investigaciones realizadas lanzaron como resultado que los cargos que se le daban a Barnaba eran completamente infundados.

Al comprobar esto, Pio VI le concedió a Barnaba todas las dignidades que se merece en el nuevo puesto que tenía. Luego de esto se estuvieron dando los obispados de Tívoli y de Imola, lo que hizo que se elevara a Barnada hacia el nuevo puesto de cardenal el día 14 de febrero del año 1785.

En el año 1797 los franceses comenzaron a realizar una invasión en la zona norte de Italia, en la que Barnaba Chiaramonti era el Obispo de Imola y le comunico a la congregación de allí de manera bastante sabía que no se hicieran participes de alguna resistencia que resultaría inútil en contra de las fuerzas del enemigo que resultaban sumamente abrumadoras.

Pio VII-1

Conflicto con Napoleón Bonaparte

Uno de los eventos mas importantes que vino con el mandato de Pio VII, fue la elevación que se dio el 11 del mes de agosto del año 1800, en donde estaba uno de los mas conocidos estadistas de la época del siglo XIX llamado Ercole Consalvi, junto con la oficina de la secretaria del estado y el colegio de los cardenales.

Ercole mantuvo mucha confianza del papa hasta el final, pero luego de haber ocurrido el conflicto con Napoleón fue obligado a mantenerse alejado de esta oficina por muchos años siguientes.

Pio VII se mantenía en constante preocupación con las tierras de Francia, en donde estaba llevándose a cabo la revolución que había logrado destruís el antiguo orden a nivel religioso que en ella se estaba dando, que se mantuvo hasta la esfera política.

Bonaparte era en ese momento el primer cónsul, quien se expresó el deseo fuerte que tenía por entrar en los nuevos negocios que se estaban dando para logra establecer muchos arreglos para el ámbito de la religión.

En el mes de enero del año 1808 casi todo el territorio de Italia se encontraba bajo los poderes tanto directa como indirectamente del conocido emperador Napoleón Bonaparte. El papa Pio VII el que se consideraba soberano de los Estados Pontificios que estaban a lo largo de toda la Península, era el único que tenia mucha independencia frente a Napoleón que tenia todo el poder sobre Europa.

Por este poder que tenía el papa el General François de Miollis, quien era el que estaba al mando del ejercito que en ese momento contaba con 6.000, pidió el permiso de poder pasar de manera pacífica por todo es Estado Papal mientras iba camino al Reino de Napoleón. (Ver articulo: Guerras Napoleónicas)

En ese momento el papa Pio VII se lleno de temor pensando en el punto de si era buena idea confiar en ese general y también si dejaba de confiar en él estaría rodeado de todo ese ejercito perteneciente al territorio de Napoleón.

Miedos del Papado

El papa Pio VII tenia en el pensamiento lo que le había ocurrido a su amigo y Predecesor Pio VI, quien en el año 1797 había sido víctima de la invasión de Italia y lograron detener al pontífice y fue deportado del territorio de Francia. Tres años luego de la deportación, falleció.

Pio VII-2

Luego de este evento, muchísimos cardenales hicieron una reunión en la zona de Venecia y lograron escoger como cardenal a Chiaramonti, quien era como un pariente lejano de Pío VI. Y también le dieron el titulo como nuevo Papa con el mismo nombre Pio, pero VII.

Este nuevo Pontífice tenia bastante sintonía con los eventos revolucionarios, esto se supone debido a que cuando aun era cardenal. Él había hecho una homilía en la época de Navidad en la que pronuncio que “Las virtudes cristianas convierten a los hombres en muy buenos demócratas”, también que “la igualdad no es una idea de los filósofos, sino de Cristo” y finalmente que “Y no debéis creer que la religión católica está en contra de la democracia”.

Mientras pasó esto Bonaparte estaba muy deseoso de poder consolidar todo su régimen y busco el apoyo de las fuerzas de la iglesia católica, para ello propuso la firma de un concordato en el que el papa tenía a su favor diversas concesiones, aunque en la mayoría del concordado el que mas se favorecía era Napoleón, lo que hizo que se creara una furia entre los católicos más conservadores.

Diversos obispos de Francia se estuvieron negando de manera rotunda a obedecer todo esto y causaron un cisma. Debido a todo esto, el dicho concordado estaba incrementando más los conflictos que había entre el papado y Francia.

Pio VII-3

Humillación en la corona

La gran ambición que tenia Napoleón Bonaparte de tener todo el poder hizo que iniciara aun mas tenciones en la religión católica. Esto se debe a que, en el año 1802, el emperador Napoleón creo legislaciones en las que puso a la iglesia de Francia bajo todo su poner y del Estado, luego de esto pasaron dos años en los que su prepotencia llegó a obligar al papa Pio VII a ir hacia la zona de París a realizar su coronación. (Ver articulo: Napoleon Bonaparte)

En el momento que el papa llegó a coronarse, Napoleón se coronó a sí mismo humillándolo en la coronación. Luego de este penoso evento, Napoleón intentó retener a Pio VII en la zona Dde Francia, a lo que el papa le advirtió que los cardenales que estaban en sus tierras tenían la orden de tomar esto como una renuncia del papa y elegir a otro que tomara su puesto.

Arresto del papa

Luego de la humillación, siguieron los eventos del año 1808, en donde había avanzado el ejercito de Miollis Hacia la zona de Roma. El segundo día de febrero de ese año, las tropas del emperador ingresaron en la Ciudad Eterna y antes de que tan solo dispararan una sola vez, Pio VII logro irse hacia el palacio Quirinal y logro reforzarlo con las pocas tropas que quedaban de sus fieles que eran de la Guardia Suiza y la Guardia Noble.

Un año después, Napoleón quiso demostrarse fuerte luego de su derrota por Essling y el día 27 de mayo del año 1809 hizo el decreto de una anexión hacia Francia de todo el territorio del papa que restaba. Con este decreto la papa tenía el derecho de seguir viviendo en roma y recibiría una compensación anual de dos millones en francos.

Pio VII-4

Con esto, el papa decidido manifestarse y el 10 de junio hizo la bula llamada Quam Memorandum en donde excomulgaba a todos los ladrones del patrimonio que poseía San Pedro, sin mencionar en ningún lado al emperador Napoleón. Por este hecho, se iniciaron diversos disturbios en la zona de Roma.

Prisionero

Napoleón dio la orden luego de la manifestación del papa para arrestarlo. El general Étienne Radet fue hacia el Quirinal y saltaron los muros a eso de las dos de la mañana, entraron forzando puertas y ventanas, el papa ordenó que no se opusieran al evento.

Pio VII se vistió rápidamente y le dio la cara a Radet. El general, al ver al papa le ordenó que renunciara a todos los poderes soberanos que tenia en el mundo de los Estados Pontificios y anulara la bula de excomunión. El papa respondió a esta orden: “No podemos, no debemos y no queremos”. (Ver articulo: Guerra de Independencia Española)

Como el papa se negó, Radet lo arreto como deportado de Francia, dándole muy poco tiempo para empacar sus cosas mas importantes y dar la orden de que destruyeran el anillo para evitar que alguien se apoderase de él.

Pio VII-5

 

El traslado hacia su destino fue bastante fuerte para su avanzada edad de 67 años. Llegando a Siena, el carruaje donde lo estaban trasladando se volcó y el papa terminó en un pantano. Cuando llego al fin a Savona, por fin fue bien atendido y tuvo una buena amistad con su carcelero llamado Antoine Brignole-Sale.

Napoleón intento que el papa se pusiera a su favor, pero el se negó rotundamente, negándose a los dos millones que le ofrecían y rechazando a todos los obispos que habían sido designados por Napoleón. Además de que no quiso reconocer el divorcio que tuvo con Josefina y su nueva unión con María Luisa de Austria.

Por estas acciones, el emperador convocó a un concilio a las tierras de París, a lo que se llevó una gran sorpresa debido a que los prelados estaban a favor del papa. Luego de tres meses, el emperador tuvo que quitar el concilio.

Liberación

Con miedo de un golpe de mano, Napoleón trasladó al papa al conocido Palacio Fontainebleau, Pio VII enfermó fuertemente, pero logro sobrevivir, y el 20 de julio del año 1812 enfermó nuevamente. En ese momento Napoleón lo forzó a firmar el concordado, a lo que el papa cedió pero poco tiempo después se retractó.

Pio VII-6

Dejar Comentario