≡ Menu




Descubre todo sobre Las Abdicaciones de Bayona

Napoleón Bonaparte ideó un plan sorpresivo en contra de Carlos IV y Fernando VII quienes fueron obligados a renunciar a sus derechos a la corona de España en medio de un episodio histórico conocido como Las Abdicaciones de Bayona, un evento que representó un conflicto no sólo interno sino que tuvo sus repercusiones en el ámbito internacional. Acompáñanos a conocer más de su historia en el siguiente artículo.

Las Abdicaciones de Bayona

Las Abdicaciones de Bayona

En nuestro artículo de hoy vamos a conocer un poco más sobre uno de los episodios históricos más relevantes para el reinado de España durante el siglo 19 y fueron Las Abdicaciones de Bayona, una serie de abdicaciones que se realizaron de manera forzosa en el año 1808 y mediante las cuales Carlos IV y Fernando VII renunciaron a sus derechos a la corona de España a favor de Napoleón Bonaparte, quien tenía intenciones de establecer un Estado satélite en la península ibérica.

Las-Abdicaciones-de-Bayona-1

Las Abdicaciones de Bayona están consideradas como uno de los eventos históricos de mayor importancia ocurridos durante el año 1808. Todo sucedió específicamente el 5 de mayo de ese año en Bayona, Francia, cuando Carlos IV y su hijo Fernando VII son obligados a renunciar a sus derechos sobre la corona de España, por lo que abdicaron todos sus derechos al trono español a favor de Napoleón Bonaparte, quien posteriormente cedería sus derechos a su hermano José Bonaparte bajo el nombre de José I.

Es importante aclarar que Las Abdicaciones de Bayona ocurren en medio de la ocupación que mantenía Francia en España, precisamente el resultado de una discordia entre Carlos y Fernando por el control del trono español. Para muchos esta situación representó el detonante de la Guerra de la Independencia Española. En la próxima parte de nuestro artículo vamos a hablar brevemente sobre cómo comenzó todo este dominio de Francia sobre Portugal y cuales fueron algunas de sus principales consecuencias.

Historia

Para hablar sobre Las Abdicaciones de Bayona es necesario primeramente realizar un breve recorrido por parte de la historia que llevó a los franceses a tomar el control sobre España, al punto de obligar a entregar todos sus derechos a la corona española. Todo comenzó el 27 de octubre del año 1807 cuando se firmó bajo forma secreta el Tratado de Fontainebleau entre España y Francia donde ambos países acordaron invadir de manera conjunta a Portugal y la división de los territorios portugueses.

Las-Abdicaciones-de-Bayona-2

El tratado de Fontainebleau entre España y Francia permitía algunas libertades que anteriormente no eran consideradas como normales, por ejemplo, el tránsito de las tropas francesas a través de territorios españoles, además se asignaron tropas españolas al mando del General francés Jean-Andoche Junot. A medida de fueron avanzado los días, la presencia francesa en territorio de España se volvió un poco sospechosa debido a que comenzaron a ocupar algunas ciudades que incluso no estaban de camino a Portugal, que era el objetivo del tratado.

Lo que no sabía los españoles era que Napoleón Bonaparte, un hombre inteligente y astuto, había decidido de forma secreta incluir a España en su Imperio como un estado satélite. Para esa época existía una fuerte tensión política en la monarquía española, además de las disensiones en la corte de España, una situación que aprovechó muy bien Napoleón, quien comienza a enviar invitaciones por separado a Carlos IV y a su hijo Fernando VI para escuchar sus planteamientos pero en Francia.

Todas estas conversaciones estaban ocurriendo en medio de una fuerte pugna entre Carlos y Fernando precisamente por el trono de España. Ambos aceptan la invitación de Napoleón Bonaparte debido a que necesitaban de su apoyo para lograr el objetivo final. Por una parte Carlos quería la amistad de Napoleón para recuperar el trono mientras que Fernando para legitimar su posesión. Fernando aceptó el ofrecimiento amigable de Bonaparte, incluso pide la mano de la princesa Carhotte Bonaparte Gabrielli. Esta astucia de Napoleón le costaría una prolongada guerra de seis años que causó su derrota en 1814. (Batalla de Lepanto)

Contexto

El 20 de abril Fernando VII arriba a Bayona en compañía de su comitiva con la oferta de Napoleón de ser reconocido como el rey legítimo. Por su parte Carlos IV hace lo propio pero el 30 de abril en compañía de su esposa, quienes fueron recibidos por Napoleón como los verdaderos reyes de España. Todo el plan que había organizado Napoleón Bonaparte ya comenzaba a surtir sus primeros efectos con la intención de convertir a España en un Estado Satélite. Se vendió como un aliado, aunque verdaderamente estaba engañando a los regentes españoles haciéndoles creer que tenía intenciones pacíficas y amigables.

Las-Abdicaciones-de-Bayona-3

En medio de la ausencia de Carlos IV y Fernando VII, además de la presencia de numerosas tropas francesas en territorio español, Napoleón Bonaparte tenía la oportunidad perfecta para tomar el control sobre España, sin embargo, el 2 de mayo de 1808 sucede algo inesperado y fue el levantamiento de los españoles en Madrid contra las tropas francesas, mientras ocurrían los hechos en Bayona. Pocos días después ocurriría lo que Napoleón había planificado por un buen tiempo.

Específicamente el 5 de mayo de 1808 ocurrieron Las Abdicaciones de Bayona cuando Carlos IV y Fernando VII se encontraban presentes en la ciudad francesa. Allí son obligados a abdicar de manera sucesiva cada uno de sus derechos al trono de España a favor de Napoleón Bonaparte, quien luego cedería sus derechos a su hermano José Bonaparte bajo el nombre de José I. Días después, el 12 de mayo del mismo año, también proceden a renunciar a sus derechos los otros posibles sucesores, Carlos y Antonio en Burdeos, al igual que la reina de Etruria. Para ese momento Francisco de Paula era menor de edad y por lo tanto no suscribió la abdicación.

Napoleón había planificado con mucha prudencia todo su plan para tomar el control del trono español. Las conversaciones entre Carlos, Fernando y Napoleón se había acordado realizar en un principio en Madrid, aunque la cita fue cambiada poco a poco más al norte por supuestos motivos de agenda, hasta que finalmente se desarrolló en Bayona, específicamente en el castillo de Marracq, lugar elegido para las conversaciones.

Para la cita estuvieron convocados aproximadamente 150 españoles notables, sin embargo la gran mayoría de ellos no asistieron, un punto a favor de los franceses en vista a sus intenciones de hacerse con la corona española. Finalmente llega el día de la cita donde Napoleón ordena a Fernando VII reconocer a su padre como rey legítimo, a cambio de eso, le prometió un castillo y una renta anual de cuatro millones de reales.

El primero en abdicar fue Fernando VII y posteriormente su padre Carlos IV volvió a abdicar a favor de Napoleón, es decir, en ese momento ya le había cedido todos sus derechos al emperador francés, aunque ciertamente este hecho era completamente desconocido por su hijo. Napoleón cede la corona española a su hermano mayor José Bonaparte quien se llamó José I. Éste juró la nueva Constitución el 7 de julio de 1808.

Las Abdicaciones de Bayona no sólo representaron un cambio dinástico para España, sino que trajo muchas consecuencias en cuanto a las relaciones entre países europeos. El 25 de mayo Napoleón Bonaparte proclama que España se encuentra frente a un cambio de régimen, por lo que convoca en Bayona a una Asamblea con notables españoles. Si bien es cierto esta asamblea fue un fracaso para Napoleón por acudir solo 75 de los 150 notables previstos, se aprueba en 1808 la Constitución de Bayona tras nueve sesiones de debate del proyecto preparado por Napoleón.

Repercusiones

Durante el desarrollo de nuestro artículo hemos venido hablando un poco más sobre Las Abdicaciones de Bayona, uno de los episodios más relevantes en la historia de España y donde Carlos IV y su hijo Fernando VII son obligados a desistir de todos sus derechos a la corona de España a favor de Napoleón Bonaparte en medio de una jugada estratégica planificada a la perfección por parte del emperador francés. Ahora bien, ¿Cuáles fueron las repercusiones que trajo este evento para España y Europa?

Las-Abdicaciones-de-Bayona-4

Las Abdicaciones de Bayona sin duda alguna no sólo representando un impacto negativo para el reinado de España sino que además las relaciones entre países europeos se vio directamente afectado con este plan organizado por parte de Napoleón Bonaparte y todo su gobierno. Las Abdicaciones de Bayona, junto a la Guerra de la Independencia Española tuvieron fuertes repercusiones profundas en Europa y en América Latina.

Una de las consecuencias más notables fue el rompimiento de las relaciones entre España y Francia, además de Portugal, país a que habían planificado una mala jugada a escondidas con la invasión de sus territorios por parte de los hispanos-franceses. En una gran parte de las colonias españolas situadas en América también hubo repercusiones, por ejemplo, se formaron juntas autónomas de gobierno que desconocieron la autoridad de José Bonaparte y veían como único legítimo a Fernando VII.

José I, nombrado como rey de España en 1808 por parte de Napoleón Bonaparte, no solamente es visto como ilegítimo en la mayoría de las colonias españolas en América, sino que además la mayoría de la población que vivía en España también lo desconoció como rey. La situación empeora cuando los españoles se enteran que Fernando VII está detenido en Bayona, por lo que estalla la guerra del 2 de mayo. A partir de allí hubo fuertes enfrentamientos entre españoles y franceses, con una excesiva fuerza represora por parte de los ejércitos de Francia apostados en suelo español.

Luego de esto se desata una violenta y armada guerra de la Independencia la cual supuso algo más que enfrentamientos entre españoles y franceses. Representó un conflicto interno, aunque tuvo sus repercusiones en el ámbito internacional, generando un conflicto entre las dos grandes potencias, Francia y Gran Bretaña, en la actualidad aliadas de España. (Ver artículo: La Batalla de Covadonga)

Dejar Comentario