≡ Menu




Descubre todo sobre La Batalla de Berezina

La Batalla de Berezina ocurrió entre el 26 y el 29 de noviembre de 1812, entre el ejército francés dirigido por Napoleón y el ejército ruso dirigido por Mijail Kutuzov, Peter Wittgenstein y el Almirante Pavel Chichagov, durante la retirada francesa luego de la fallida invasión a Rusia.

La Batalla de Berezina

Invasión francesa de Rusia

La invasión del ejército francés a Rusia fue una campaña llevada a cabo por Napoleón entre el 24 de junio y el 14 de diciembre de 1812. Es conocida como la Guerra Patria de 1812 en Rusia, y como la Campaña Rusa en Francia.Tenía como objetivo forzar a Rusia a cesar el comercio con el Reino Unido, obligando al Reino Unido a concertar la paz. (ver articulo: Alejandro I de Rusia)

A pesar de que la campaña comenzó con victorias para Francia y lograron incluso entrar en Moscú posteriormente el ejército francés se estancó y castigado por el frío invierno ruso tuvieron que retirarse derrotados de Rusia. Para cuando el ejército francés cruzó el río Berezina el ejército se reducía a una fracción de la cantidad inicial, lo que desencadenó la posterior derrota de Napoleón contra la Sexta Coalición.

Previo a la batalla de Berezina

Mientras los supervivientes del ejército francés buscaban escapar al oeste el ejército ruso se acercaba a ellos. El ejército francés estaba acosado por el hambre, las enfermedades y plagas, y altamente desmoralizado (ver: La Batalla de Borodino).

Los franceses habían sufrido una derrota dos semanas antes, en la batalla de Krasnoi, aunque el pequeño ejército que quedaba fue aumentado por combatientes estacionados cerca del río Berezina, lo que llevó el ejército a aproximadamente entre 30.000 y 40.000 hombres. Los rusos por su parte tenían un aproximado de 61.000 tropas, junto con otros 54.000 dirigidos por Kutuzov a 60 km del río que se dirigían al mismo.

La-Batalla-de-Berezina-1

La batalla

El plan de Napoleón era cruzar el río Berezina hasta Polonia, mientras que los rusos quería atraparlo y eliminarlo allí. El plan original era cruzar el río congelado, pero era imposible ya que el mismo se había empezado a deshelar.

El puente de Borisov había sido destruido en batalla, así como los materiales para construir un puente de guerra. Afortunadamente para Napoleón el comandante de equipamiento de puentes, el General Jean Baptiste Eblé desobedeció la orden de Napoleón de abandonar sus materiales y equipos, por lo que podía construir un puente siempre que se protegiese su flanco de las fuerzas de Chichagov.

Un cuerpo del ejército francés se encargó de atacar al almirante ruso por el sur para dar oportunidad a los franceses de desplegar el puente. El plan funcionó y los ingenieros de Eblé pudieron desplegar un puente de 100 metros. La retaguardia fue protegida por el cuerpo de la caballería suiza del ejército francés, y fue tan efectiva que permitió el montaje de un segundo puente donde se colocó la artillería

Para el mediodía del 27 de noviembre Napoleón y su Guardia Imperial ya habían cruzado, y la estrategia pasó a ser asegurar el retiro de la retaguardia suiza, que para ese momento peleaba contra la sección del ejército de Wittgenstein.

Para la medianoche el restante de los cuerpos franceses lograron cruzar el puente, continuando su retirada a Francia a través de Polonia.

Si quieres aprender más sobre la batalla de Berezina revisa el siguiente video:

Después de la batalla

No hay un consenso sobre las bajas durante la Batalla de Berezina, aunque los historiadores colocan las bajas francesas entre 22.000 y 25.000, mientras que las bajas rusas se estiman entre 6.000 y 20.000. Entre las bajas francesas se cuentan las de 3 generales y 4 coroneles.

Napoleón abandonó el ejército el 5 de diciembre y regresó a Francia en un trineo poeque durante su estancia en Rusia el General Malet había intentado un golpe de estado en su contra, dejando al Mariscal Murat en comando del ejército. Pero unas semanas después Murat dejó lo que quedaba del ejército francés en manos de un hijastro de Napoleón para ir a salvar sus posesiones en Nápoles.

La-Batalla-de-Berezina-2

En las siguientes semanas el ejército francés se redujo aún más, y aún se discute la cantidad de efectivos que abandonaron finalmente el territorio ruso el 14 de diciembre de 1812. La cifra está entre 22.000 y 80.000 soldados, quedando 100.000 prisioneros en Rusia.

La mayoría de los soldados prusianos no fueron pasados por las armas gracias a la Convención de Tauroggen, un armisticio entre el comandante a cargo de las fuerzas prusianas y el Emperador Ruso, lo que se considera un antecedente directo del cambio de bando de Prusia en las guerras napoleónicas. Los rusos aprovecharon esto y crearon la Legión Rusa-Alemana, formada por prisioneros alemanes y desertores.

Dejar Comentario