≡ Menu




Descubre todo sobre la Batalla de Jena

La Batalla de Jena fue un episodio crucial que representó la salida de Prusia de la Cuarta Coalición contra el Imperio Francés comandado por Napoleón Bonaparte. La batalla fue llevada a cabo entre los ejércitos de Francia y Prusia en Jena, lo que es actualmente la ciudad de Saale, en Alemania, el 14 de octubre de 1806.

Batalla de Jena

La Cuarta Coalición Batalla de Jena

Durante las guerras napoleónicas se conformaron diversas coaliciones entre el Imperio Francés y los países aliados y satélites y las distintas coaliciones que se formaban para enfrentar el poderío francés. La Cuarta Coalición existió entre octubre de 1806 y julio de 1807, y tenía por integrantes a Prusia, el Imperio Ruso, el Reino Unido, Suecia, Sajonia y Sicilia, mientras que por el lado francés, además del propio Imperio peleaban España, Italia, el Reino de Nápoles, Etruria, Holanda, Suiza, las Legiones Polacas y la Confederación del Rin.

 

La Cuarta Coalición se conformó prácticamente después de la Tercera, sin período de entre guerras, y casi todos los aliados que formaron parte de la Cuarta habían formado parte de la Tercera, con el añadido de Prusia, que se unió a la lucha contra el Imperio Francés posterior a la derrota de Austria y la creación de la Confederación del Rin.

Los ejércitos de la batalla

El ejército prusiano estaba en un pobre estado de forma, tenía una gran desorganización y aún usaba tácticas de guerra muy antiguas. El ejército presenta en Jena constaba de aproximadamente 100.000 soldados divididos en 3 cuerpos, y estaba dirigido por Federico Guillermo III de Prusia.

Al contrario, el ejército francés estaba muy bien organizado, y existía una gran afinidad entre sus generales y los soldados. El ejército que prestó batalla en Jena tenía aproximadamente 96.000 soldados divididos en 5 cuerpos, dirigidos por el mismo emperador Napoleón I de Francia (ver articulo: Napoleón Bonaparte).

Batalla-de-Jen-1

La batalla

La batalla comenzó en la mañana del 14 de octubre, en los campos cercanos a Jena. Cuerpos del ejército francés atacó ambos flancos del cuerpo prusiano, aislándolos, lo que permitió al grueso del ejército acomodarse para el ataque central.

Uno de estos cuerpos, dirigidos por el Mariscal Ney al completar sus maniobras y conquistar su posición decidió atacar a las líneas prusianas, a pesar de no tener órdenes para hacerlo, lo que casi termina en desastre para los franceses, ya que pronto se vio envuelto por las fuerzas de Prusia.

Ante estos sucesos Napoleón ordenó a parte del ejército central desplazarse al flanco donde Ney estaba siendo acosado, y para evitar que el centro quedase desprotegido desplegó a su propia Guardia Imperial al centro para asegurar la ventaja numérica en este sector, lo que es una muestra de la gran capacidad de adaptación deNapoleón, que era una de sus grandes cualidades en la batalla.

El rescate del mariscal Ney tuvo éxito, y a pesar de que en esos momentos los franceses pasaban dificultades el ejército prusiano no lo aprovechó, lo que el mando prusiano posteriormente admitió como negligencia.

Alrededor de la 1 de la tarde Napoleón decidió tomar la iniciativa de la batalla, ordenando a sus fuerzas en los flancos apretar al ejército prusiano, y encerrarlos en un gran círculo con los prusianos en el centro. La maniobra fue efectiva y con los flancos rotos el ejército prusiano tuvo que rendirse, con unas pérdidas de aproximadamente 10.000 hombres, y 15.000 prisioneros de guerras.

Si quieres aprender más de la batalla de Jena revisa este video:

Resultados de la batalla

En los días posteriores a la batalla las fuerzas prusianas restantes no pudieron mostrar una resistencia seria a las fuerzas francesas, específicamente la caballería francesa capitaneada por Murat.

El 16 de octubre se firmó la Capitulación de Erfurt, población a unos 40 km de Jena, donde se alejaron unos 12.000 soldados prusianos provenientes de la batalla. A pesar de que hubo intentos de reorganizar un ejército para presentar batalla a los franceses finalmente se firmó la capitulación con las condiciones que exigían los franceses: 12.000 prisioneros de guerra y 24 armas de infantería.

Después de la capitulación Napoleón pudo replantear la ruta hasta el Rin, evitándose un camino tortuoso que hubiese implicado batallas y por ende pérdida de hombres y recursos.

Batalla-de-Jen-2

El 25 de octubre el ejército francés entró en Berlín, la capital de Prusia, y después de otras batallas para el 11 de noviembre con la captura de Magdeburgo la resistencia prusiana principal estaba derrotada, y sólo quedaban unas zonas de resistencia muy aisladas.

Así, la batalla de Jena fue la puerta para la conquista de Prusia por parte del ejército napoleónico, fue una batalla decisiva ya que menos de 1 mes después de esta batalla Prusia estaba derrotada por Francia, que ya se podía enfocar en su siguiente gran enemigo, que era el Imperio Ruso.

Dejar Comentario