≡ Menu




Aprende todo sobre la Batalla de Cavite

La Batalla de Cavite fue el duelo entre las fuerzas navales de Estados Unidos y España, el 1 de mayo de 1898. Los americanos derrotaron a los españoles, perdiendo España el archipiélago de Filipinas en el Pacífico.

Batalla de Cavite

¿Por qué de la Batalla de Cavite?

Para 1898 España ostentaba tres grandes territorios ultramarinos, las islas de Cuba, Puerto Rico en el Caribe y el archipiélago de Filipinas en el Pacífico. Para España se le hacía dificultoso controlar estos territorios, en especial el conjunto de islas filipinas. Sobre todo, por los ataques de piratas que ocurrían cerca de estos. En realidad, toda la fuerza naval española se dedicaba principalmente a lograr erradicar la piratería. Esta flota estaba compuesta en gran parte por pequeños cañoneros y unos pequeños cruceros.

Batalla de Cavite-1

España tenía en ese entonces una tirante relación con Estados Unidos (EEUU), por el interés de este último por la isla de Cuba, rechazando en reiteradas ocasiones ofertas de compras realizadas por presidentes de los EEUU. Cuba era una colonia muy prospera y con una estratégica ubicación geográfica.

Los EEUU aprovechando la sed independentista del pueblo cubano, que inicio una serie de eventos para lograr su independencia de España. Tomo la excusa de defender los intereses de los residentes estadounidenses en la isla y, despachó hacia Cuba el Maine, un acorazado de segunda clase.

Para el día 25 de febrero de ese año el Maine, llega al puerto de La Habana, quebrantando los acuerdos diplomáticos de la época. El 15 de febrero el Maine, es hundido. Acto seguido, aunque nunca se supo ciertamente quién explotó el acorazado. España se ve vio envuelta en un problema predecible e ineludible. (Ver artículo: Francisco Fernando de Austria)

Batalla de Cavite-2

El presidente de EEUU William McKinley, declara la guerra a España. A George Dewey, su comodoro, le ordenan…”su cuadra asiática debe destruir a la armada española en Filipinas, congregada en la bahía de Manila, en el puerto de Cavite…”

El equipamiento de España y Estados Unidos.

Estados Unidos tenía una flota formada por seis buques, eran estos: Olympia (insignia de Dewey), Baltimore, Raleigh, Petrel, Condord y Boston. Los primeros cuatros eran cruceros protegidos y los otros dos, grandes cañoneros. Sumando en total 19.000 toneladas de desplazamiento. Eran de construcción reciente.

En tanto la flota española contaba con 7 buques, siendo estos los Reina Cristina (insignia de Montojo jefe del apostadero de Filipinas), Isla de Cuba, Isla de Luzón, Castilla, Don Antonio Ulloa, don Juan de Austria y el Velasco, sumando un total de 14.000 toneladas. No obstante, siendo un poco más antiguos que de los estadounidenses, según parece estaban a la mitad de su ciclo de vida. (Ver artículo: La Batalla de Pinchincha)

En el puerto de Cavite en aquel momento, se encontraron, primeramente, dos flotas casi parejas en fuerzas, con una pequeña superioridad de los americanos porque sus buques en general eran más rápidos, grandes y con mejor calidad y dimensión de sus piezas, que de los españoles. Y además con estos últimos mal mantenidos.

Cuando estalló la batalla, tres de los buques españoles, estaban siendo reparados y los otros en un estado defectuoso. Aunado a esto se unía la escasez y falta de adiestramiento del personal que disponía en aquel entonces la Armada Española.

Estrategias defensivas de las flotas

El 15 de marzo, se reunió el alto mando militar del archipiélago. En la misma, se desató un desacuerdo entre el Ejército y la Armada por las estrategias planteadas. Para el Ejército el propósito era defender Manila y para Don Patricio Montojo, jefe de la Armada la escuadra solo podría proteger Subic, ubicada cerca de la entrada de la extensa Bahía.

Decidiendo al final, un despliegue de artillería de costa.En cambio, los estadounidenses estaban asentados en Hong-Kong, mientras esperaban al crucero Baltimore que había salido de los Estados Unidos, cargado de municiones. Una vez reunida toda la escuadra zarparon el 24 de abril llegando el 30 de abril a la isla de Luzón a encontrarse con la flota española.

La Batalla de Cavite

A primera hora de la mañana del 1 de mayo de 1898 la marina americana estaba frente a Manila. En respuesta la armada española comenzó a disparar, pero por la lejanía de 5.000 metros a que se encontraban los buques imposibilitaba que los alcanzaran. Media hora después los buques Olympia, Baltimore y Boston contestaron y los cruceros Castilla y Cristina, tuvieron numerosos impactos y daños. La flota americana, fue acercándose rápidamente hasta llegar a 2000 metros.

Batalla de Cavite-3

Luego de dos horas y media el escenario de la escuadra española no era tan mala.  Tan solo en dos cruceros españoles el Castilla y Cristina, eran los que tenían más daños y numerosas bajas, pero aun así se mantenían a flote y seguían disparando; el resto apenas habían recibido algunos impactos y se encontraban en condiciones de seguir luchando durante más tiempo.

El almirante Dewey al ver los escasos resultados decidió ordenar la retirada, aprovechando esta tregua para abastecer a su tripulación. Según le preocupaba que, habiendo gastado la mitad de las municiones, hasta ese momento no habían logrado hundir ningún buque enemigo.

Batalla de Cavite-4

De haber sabido Montojo las inquietudes el almirante americano, no habría hecho lo que hizo: dar el combate por perdido y ordenar el abandono de los buques españoles y hundirlos. Situación que aprovecho Dewey, por lo que decidió reanudar el ataque, ensañándose con lo poco que permanecía a flote de la flota española.

La Batalla de Cavite fue una total perdida, y además el aperitivo de lo que ocurrió luego en Santiago de Cuba

Dejar Comentario