≡ Menu




Descubre todo sobre la batalla de Huamachuco aquí.

Esta batalla ha tenido un gran significado en la historia de la Guerra del Pacifico. Es un evento de la historia lleno de víctimas valientes que lograron muchas cosas como héroes en la historia de sus países. A continuación, se presentan todos los aspectos importantes de esta Batalla de Huamachuco.

Batalla de Huamachuco

Batalla de Huamachuco

Este evento histórico se trató de una batalla ocurrida en la zona de los Andes peruanos el día 10 de julio del año 1882, en la cual se enfrentaron las fuerzas de Perú que estaban comandadas por el General Andrés Avelino Cáceres y el ejercito chileno que estaba dirigido por el coronel Alejandro Gorostiaga. Todo esto en la temporada de la Guerra del Pacífico. (ver articulo: Batalla de Canchas Blancas)

Luego de que se desarrollo la batalla, Cáceres realizó un retiro hacia la zona de Ayacucho en donde decidió organizar nuevamente las fuerzas que le pertenecían y poder continuar con una continua resistencia en conjunto con el coronel conocido como Justo Pastos Dávila.

El triunfo que obtuvo Chile logro que se estableciera en la zona de Lima un gobierno del tipo regenerador infundado por Miguel Iglesias, lo que logro que después de este evento se pusiera un fin a las acciones bélicas que tenían más relevancia durante la temporada de la Guerra del Pacífico.

Antecedentes de la guerra

Después de que se desarrolló la conocida Batalla de San Pablo, Miguel Iglesias realizó una manifestación desde la zona de la hacienda de Montán, esto ocurrió el día 31 de agosto del año 1882. Allí el llamó a que se firmara la paz entre los países de Perú y Chile, en donde se aceptara la cesión de territorios como parte de un acuerdo.

Andrés Cáceres estaba completamente en contra de acordar una paz de esta manera. Iglesias solo contaba con el apoyo de todas las provincias de la zona norte de Perú y diversas fuerzas de Perú que estaban en Lima como las que estaban comandadas por el coronel Manuel de la Encarnación, quien se encontraba en Canta con una de sus fuerzas conformada por 300 hombres.

En el des de enero del año 1883 Iglesias realizó un autoproclamo en el que decía que era el “Presidente Regenerador de la República”. Un grupo que fue enviado por Iglesias y se encontraba comandado por Juan de Lavalle, iniciaron un proyecto para la paz con algunos negociantes provenientes de Chile y estaban a cargo de Jovino Novoa en la zona de Chorrillos.

Después de que se desterró al presidente Francisco García Calderón de Santiago, el que tenia el puesto de vicepresidente toma el puesto en el gobierno de Perú desde el día 28 de septiembre del año 1881 e hizo la organización del congreso de Arequipa. (ver articulo: Segunda Guerra del Pacífico)

El día 9 de febrero del año 1883, Patricio Lynch recibió la orden de parte del Presidente Santa María para que ejerciera el mando de Miguel Iglesias, en la zona del norte porque estaba completamente convencido de que en conjunto con Iglesias podría finalmente hacer la paz favoreciendo sus propios intereses, pero Lizardo Montero Flores ni Francisco Calderón podían aceptar la cesión de territorios.

En el momento en el que se retiró el Coronel Del Canto en la temporada final del mes de julio del año 1882, le dio pie a Cáceres de mantener la zona central de la sierra sin las tropas de Chile y poder establecer allí un cuartel de Tarma.

El día 31 de marzo del año 1883 Cáceres logro llegar a Canta, allí derrotó a las fuerzas que pertenecían a Vento, quien luego se refugió en Lima. Desde la zona de Arequipa se acercó primero a Tarma y luego hacia Canta, Isaac Recavarren un coronel junto con 200 hombres que pertenecían al ejército de Lizardo Montero.

Batalla de Huamachuco-1

Cáceres mandó a Isaac Recavarren a la zona de Huaraz acompañados del batallón llamado Pucará, conformado por 250 hombres, con el objetivo de organizar a las tropas y luego de eso marchar hacia la zona norte para deponer el gobierno que dictaba Iglesias.

También fue con Isaac el conocido coronel Leonicio Prado. El día 3 de abril del año 1883 Cáceres logro llegar al área de la costa de Chancay y Urriola otro coronel embarcó en Corbeta Chacabuco, donde luego recibió refuerzos que venían de Lima y por esto Cáceres se retiró hacia la zona de Canta y después a Tarma.

Desarrollo de la Batalla

El día 8 de julio del año 1883, Cáceres tomo la decisión de no irse por el camino de Santiago de Chuco para poder llegar a la zona del poblado, sino que se fue hacia el camino de las Escalerillas y así llegar hacia el sur de Huamachuco por el lado de la cordillera de llamada Huaylillas.

Cáceres dio la orden al coronel llamado Francisco de Paula de atacar la plaza que estaba en el cerro de Santa Bárbara, también ordeno al coronel Pedro Silva que atacara la zona derecha del poblado y finalmente al coronel Isaac Recabarren que atacara el lado izquierdo y a su vez capturando los suministros que habían sido dejados allí por las tropas de Chile.

Las fuerzas pertenecientes a Gorostiaga se retiraron del pueblo llamado Huamachuco en el momento en el que se encontraron en desventaja, en la que perdieron municiones y vestimentas. Luego de eso, ocuparon las alturas del cerro llamado Sazón que está en la zona norte y allí se encuentran todas las fortificaciones que se hicieron en la época inca, las cuales le funcionaron como defensa.

El día 9 de julio del año 1883, diversas compañías pertenecientes a Cáceres lograron ocupar el pueblo Huamachuco y se fueron hacia el área del cerro Sazón, donde iniciaron un intercambio de fuegos de fusiles con las fuerzas de Chile que estaban medio escondidas en las alturas.

En la tarde de ese mismo día llegaron al campamento unos 200 milicianos que salieron del pueblo de Santiago de Chuco, un pueblo vecino. Esto pasó por las ordenes de Santiago Calderón que también envió harina, pan y aguardiente para el ejército. La gran mayoría de los ejércitos de Cáceres tomaron la decisión de enfrentarse el día 11 de julio.

El día 10 de julio del año 1883, Gorostiaga comenzó un desplazamiento de dos de sus compañías, esto haciéndolo en dirección al cerro Cuyulga, lo hicieron antes de que fuera el coronel Puga, que en ese momento se encontraban ubicadas en Trujillo y se reunirían con las divisiones pertenecientes a Cáceres.

Resultados

Cáceres dio la información de que los muertos de Perú llegaron a ser unos 900. En el momento en el que termino la batalla el coronel llamado Secaba dictó que sus perdidas estaban aproximadas entre unos 500 muertos en la zona de batalla, contando los heridos. Luego llegó a los 900 después de la ultimación que se realizó y la ejecución de todos los prisioneros.

En la parte que pertenece al coronel Gorostiaga dice que logro encontrar unos 500 muertos también en el campo de batalla y otros 300 en las alturas del cerro; luego el mismo coronel Gorostiaga, le confesó a un historiador de Chile llamado Francisco Encina muchos años mas tarde de unos 200 desertores que pertenecieron a Chile, quienes estaban enrolados por el ejército de Perú, los cuales fueron ejecutados en la batalla, pero toda esta información no ha sido confirmada por alguna fuente de los peruanos.

Batalla de Huamachuco-2

Cáceres, escribió unas memorias en las que señala que los desertores de Chile que se llegaron a presentar habían sido mandados por los peones en las haciendas de la selva llamada Chanchamayo, no detallo en ningún momento de la historia que ellos eran enrolados de las tropas.

Según las ordenes que estaba dictando Lynch, el coronel Gorostiaga emitió la orden de que se hiciera la ejecución sin alguna excepción de todos los heridos de Perú y también de los prisioneros que estaban considerados como comandados por los mandatos de Chile, definidos como ejercito irregular o también conocido como montonera y no debían ser considerados como prisioneros de la guerra.

Entre las personas ejecutadas se pudieron encontrar otros coroneles como fueron Leonicio Prado, Miguel Emilio Luna y finalmente Florencio Portugal, quienes hicieron la solicitud a Gorostiaga que fuera fusilados debido a la orden militar, esta petición se les fue negada a todos.

Consecuencias

Luego de la batalla Cáceres se retira hacia la zona de Ayacucho donde organizó un ejército renovado en conjunto con Justo Pastor Dávila. Luego Lynch mandó una expedición en la que habían unos 1.500 hombres que se encontraban comandados por el conocido Coronel Martiniano Urriola para que pudieran hacer el enfrentamiento, esto trae muchas escaramuzas junto con las guerrillas en la zona de Huanta en el mes de septiembre del año 1883.

Las tropas pertenecientes a Cáceres se pudieron encontrar en el área de Andahuaykas con unos 100 hombres que estaban armados y con una nueva guerrilla. El día 20 de octubre del año 1883 se logró firmar el famoso Tratado de Ancón y se encontraba pendiente la promulgación del congreso de Perú.

Luego el 25 de octubre se ejecutó una revuelta popular y también de militares que depone el gobierno impartido por Lizardo Montero en la zona de Arequipa quien se retiró a la zona de La Paz, luego las tropas comandadas por José Velásquez ocuparon la ciudad. Cáceres como el segundo vicepresidente lograron asumir el Gobierno de las tierras peruanas.

Cáceres se fue hacia el área de Ayacucho para poder dar enfrentamiento contra Urriola. Luego el 12 de noviembre Urriola se fue hacia Ayacucho y sufrió ataques de las guerrillas. Luego el 8 del mes de marso del año 1884 el gobierno perteneciente Miguel Iglesias se realizó la promulgación del Tratado de Ancón.

Dejar Comentario