≡ Menu




Descubre todo sobre La Batalla de Villaviciosa

La  dinastía Habsburgo reinante de la Monarquía Hispánica de los siglos XVI Y XVII, se mantuvo desde el reinado de Carlos I, hasta la muerte sin sucesor directo del Rey Carlos II, acontecimiento que produjo que las grandes potencias europeas de la época pretendieran por diversas razones el reparto del Imperio Español. Este hecho marcó el inicio de la Guerra de Sucesión española. En este artículo abordaremos lo acontecido en una de las batallas, producto de esta guerra de sucesión, La Batalla de Villaviciosa.

La Batalla de Villaviciosa

La Batalla de Villaviciosa

Villaviciosa de Tajuña (España), fue el escenario de esta batalla, donde se enfrentaron fuerzas españolas y francesas contra Portugal y las fuerzas unidas, el 10 de diciembre de 1710, durante la guerra de sucesión española.

Carlos de Austria o Carlos III de España, del bando austracista durante la Guerra de Sucesión Española, que libró como pretendiente al trono de España a la muerte del rey Carlos II,  de España  nombró a Guido von Starhemberg Guido, oficial y militar austriaco, comandante de las tropas austriacas en España, por su parte las tropas franco-españolas estaban lideradas por el Duque de Vendome, quién había llegado desde Paris para ponerse al frente del ejército español de Felipe V. Con él venían refuerzos de tropas y municiones, comenzaron los planes para el siguiente plan de guerra. (Ver artículo: Batalla de Alepo).

Las tropas del denominado Archiduque Carlos, abandonó la ciudad de Madrid, ya que según sus análisis, se les imposibilitaba defenderla con éxito, iniciando su retirada, las tropas leales al Archiduque Carlos iniciaron su ordenada retirada hasta Barcelona, perseguidos en ocasiones por guerrilleros a favor de Felipe V de España.

Las fuerzas del ejército franco-español que se encontraba en el centro de España, al mando del Luis José de Borbón, Duque de Vendôme, emprendió una persecución agresiva con el objetivo de dominar de forma definitiva a las fuerzas aliadas presentes en la península Ibérica.

Cuando el  general Starhemberg fue notificado del ataque a la columna británica, movilizó  sus tropas desde Cifuentes el mismo día 9 para ayudar a la columna de Stanhope, sin saber que éste había abandonado. El 10 de diciembre, se encontró con  el ejército franco-español en las llanuras de Villaviciosa.

Se estima según algunos historiadores que las fuerzas franco-españolas al mando del duque Vendome, tenían desplegados en todo el campo de batalla a más de 20.000 soldados, otras fuentes señalan que ente ellos se encontraba el rey Felipe V, conjuntamente con las tropas del duque que se habían incorporado   el mismo día en la mañana. Por su parte el General austriaco estaba al frente de 14.000 soldados,  infantería alemana y Caballería catalana y portuguesa.

Resultados

Al finalizar las batalla, ambas partes se atribuían la victoria, algunos lo consideraban como un empate técnico, el  archiduque Carlos de Austria reclamaba la victoria, sin embargo la escena de la batalla por la cantidad de muertos, los cientos de heridos vislumbraban otra realidad.

 Las diferentes interpretaciones, algunas contradictorias de los combates no cambian el hecho de que las tropas del rey Felipe V obtuvieron la victoria,  ya que debido a la batalla de Villaviciosa el rey Felipe V consiguió su corona definitivamente.

 Consecuencias

La pérdida de vidas humanas y la destrucción de bienes materiales fueron considerables, y representaron un quiebre para la región, sumiéndose en un caos donde los actos vandálicos y de  pillaje se apoderaron de la ciudad,  templos profanados

El general Starhemberg al ver que sólo estaban los dos mil caballos de Bracamonte formados, y en posición donde no podían ofender su infantería, refugiado del mismo bosque tomó el camino de Aragón, marchando hasta que subió a la montaña, y a grandes marchas llegó a Zaragoza, donde sin detenerse transitó a Barcelona y divulgó que había ganado la batalla. Así lo escribió a la corte de Viena, sin embargo todo esto levantó muchas dudas al respecto ya que había perdido muchos soldados.

Este combate armado supuso una victoria para  el general Vendome, debido a  que el ejército del Archiduque Carlos, si bien logró proseguir su retirada de forma ordenada, se vio aún más debilitado y fue perseguido a cada paso por los irregulares y la caballería franco-española. Para su retorno a Barcelona el 6 de enero de 1711, se había visto reducido a unos 6.000 o 7.000 hombres, y la ciudad era prácticamente el único territorio español en reconocer el mando del Archiduque Carlos.

Durante los dos siguientes años las eventuales campañas que tuvieron parte, no alteraron la superioridad definitiva del rey Felipe V sobre su contendiente el archiduque Carlos, que abandonó finalmente la lucha en abril de 1711.

Dejar Comentario