≡ Menu




Aprende todo sobre la Guerra del Rif y mucho más

La Guerra del Rif es un conflicto bélico desarrollado al norte de Marruecos en la que se vio principalmente afectada las tropas españolas, quienes a pesar de no contar con el apoyo de la Cruz Roja, si lo hicieron con un cuerpo de enfermeras voluntarias. Sepa más de la Guerra que derrumbó a España, en el siglo XX en este artículo.

Guerra del Rif

Causas              

La Guerra del Rif, se entiende fue un conflicto militar que se generó al norte de la actual marruecos, en el continente de África, históricamente también se le ha asignado el nombre de la segunda guerra de Marruecos.

En dicho conflicto bélico, se puedo observar la participación de las tropas coloniales de España  Francia, contra las tribus rifeñas o región del Rif, la cual no es más que una zona montañosa en la sección septentrional al noroeste del territorio africano, el cual limita con el mar mediterráneo y el canal de Gibraltar, por lo que tener el control de la zona es muy importante, dado a que es la única salida natural del sur de toda Europa. (ver articulo: Alejandro Magno)

Guerra del Rif-1

El conflicto se desarrolló desde el octavo día del mes de junio del año 1911, hasta finales del mes de mayo del año 1927, en este conflicto, planteo problemas para delimitar la zona fronteriza de ocupación desde el año 1907, en la cual los rifeños se resistieron a tal colonización. Los principales afectados fueron las tropas españolas y en última instancia las francesas. La ocupación se expandió por ciudades al norte de Marruecos como Tánger, Arcila, Larache, Alcazarquivir, Tetuán, Ceuta, Xauen, Peñón de Vélez de la Gomera, Annual, Melilla, por señalar algunas de las más importantes.

Otras de las causa que se le acuñan a la Guerra del Rif, es la ocupación de Francia en el norte del territorio, del mismo modo, que el reclamo existente por parte de las autoridades de Alemania y del Reino Unido, los cuales tenían ciertas ambiciones sobre tal espacio, principalmente por la expansión francesa, por lo que estuvieron de acuerdo con la realización de la Conferencia Internacional de Algeciras en el año de 1906, esto ocasionaría que Francia y España, compartieran la tutoría del territorio al norte de Marruecos, lo cual significó que Francia controlaba el sur del territorio y España el norte que daba salida al Mar Mediterráneo.

Una de las cosas que aceleró el conflicto, fue la rápida ocupación de Francia en el territorio, ya que esto obligaba a España, a tomar el control del norte de la región. El nacionalismo fue otro de las causas en la Guerra del Rif, con la Primera Guerra Mundial en puertas, todo lo vivido desde 1900 a 1914 se considera un periodo de altas tensiones en Europa, donde el expansionismo alemán y el proteccionismo de los demás países en contra del alemán buscarían el control inmediato de la mayor cantidad de territorios posibles antes de cualquier conflicto. África por ejemplo, un continente ampliamente colonizado y de repúblicas jóvenes.

Las regiones ocupadas por España y Francia adquieren el rol de protectorados, algunos señalan que la perdida de Cuba por España pues llevo a animar al ejército a tomar estas tierras, no obstante la razón real de la intervención francesa y española, recaen en los intereses económicos de empresas y particulares en las miras de hierro del lugar, en la industria de ferrocarriles, entre otros. Habrían oposiciones internas en estos países con los partidos de izquierda, incluso los sindicatos se mostraron renuentes, a ellos se le sumó la resistencia de locales en el Rif. (ver articulo: Guerra del Golfo)

Enfermeras de la Guerra del Rif

Las enfermeras de la Guerra del Rif, son un grupo de mujeres que fueron enviadas por la Reina Victoria Eugenia de Battenberg, esposa de Alfonso XIII, quien se encontraba vacacionando en temporada de verano en la ciudad de San Sebastián, la cual escuchó sobre la complicada y dolorosa derrota del ejército de España, en la región del Rif, perteneciente a Marruecos, localizado en el extremo noroeste de África, donde dicho cuerpo de defensa, pierde al menos la vida de unos 10 mil soldados y dejó heridos a una cifra superior, en el enfrentamiento que hoy en día es reconocido bajo el nombre de la batalla de Annual.

Guerra del Rif-2

Esta reina opta por enviar a la ciudad de Melilla, a un contingente de mujeres para que colaboraran atendiendo y curando a todos los sobrevivientes de tal conflicto bélico que marco la Guerra del Rif y principalmente, los primeros 30 años de del siglo XX del territorio español. Estas mujeres serían reconocidas posteriormente como las “damas enfermeras”, que formaron parte del cuerpo de voluntarios de la Cruz Roja, la cual emergería al cierre del años 1914, donde su reglamento y programa oficial, se daría a conocer pasado tres años de su aparición, es decir en el año de 1917.

La mujer encargada de llevar a cabo esta campaña  de salvamento militar, fue Carmen Angoloti, conocida por ser amiga allegada de la Reina Victoria Eugenia y a quien se le asignaría el rol de liderizar a este grupo de enfermeras durante la Guerra del Rif, que dejo un gran número de soldados caídos y otra gran cifra de militares heridos en la batalla de Annual. Otro de los nombres con los cuales se le reconoce a Angoloti, es como la Duquesa de la Victoria, quien fuera la representación directa de la Reina, para que presida a la institución que conformaron las enfermeras y coordine los centros de salud de la región.

Según Marta, quien se desempeña como profesora de Historia y Fundamentos de Cuidado de la Escuela Universitaria de Enfermería de Cruz Roja en Madrid, este cuerpo de enfermería debía brindarles la asistencia y cuidados prioritarios a los soldados españoles afectados en la batalla de Annual de la Guerra del Rif. Este cuerpo de enfermeras al arribar a la ciudad de Melilla, no tienen tiempo de descanso, por lo que deben incorporarse de inmediato a las labores de atención primaria de salud, en principio el descontrol fue tan abisal, que las mismas fueron avasalladas por el conflicto bélico desde el momento de su llegada.

Guerra del Rif-2

De igual modo, esta profesora de la Cruz Roja en Madrid, menciona que una de las cosas por las cuales se les reconoce una gran labor de asistencia a estas enfermeras durante la Guerra del Rif, es porque muchas voluntariamente dejaron atrás una vida de comodidades, para arriesgar su vida protegiendo a estos soldados españoles heridos en combate. Algunas de estas mujeres, determinaban la distribución de los pacientes, el orden en que debían ser atendidos, cuantos se podían mantener en un espacio o en otro, quienes debían ser enviados en tren o buque hospital a San Sebastián para un mejor tratamiento.

Por mucho tiempo, estas enfermeras en la Guerra del Rif, se hicieron cargo del Hospital de la Cruz Roja, al punto que no importaba enemistarse con dirigentes del alto mando militar español, a fin de cumplir con la labor por la que fueron enviadas, recayendo mayor peso y responsabilidad en la Duquesa Carmen Angoloti, quien a través de una carta a un sobrino, señala que ella confrontaría al mismo General del Ejército español y que ella cumpliría con la función que su Reina le había encomendado y que ello debía ser más que suficiente.

Se dice que uno de los problemas que tuvieron que sobrellevar las enfermeras de la Guerra del Rif, fue el exceso de trabajo, el poco descanso que podían tener, la falta de insumos médicos, los conflictos interpersonales, por señalar algunos. Por su tenacidad y su buena labor, muchas de estas enfermeras serían llamadas “ángeles” y a la Duquesa en muchas ocasiones se les denominaba “Madre Carmen”, como una de las formas de elogiar a dicho grupo de voluntarias, que no eran retribuidas monetariamente de manera significativa, las cuales muchas a pesar de no haber sido formadas en dicha profesión, desempeñaron una labor enaltecedora.

Se dice que en el año de 1914, año en el que también inicia la Primera Guerra Mundial, las damas enfermeras emprenderían su formación profesional y en 1917, lograrían oficializar dicho “Cuerpo de Damas Enfermeras”, quienes compartirían por largo tiempo al lado de enfermeras profesionales desde el año 1918, cuando culminaría la primera gran guerra mundial. Desde ese año las enfermeras profesionales acudirían a un proceso de formación, por lo que, al aún no terminarlo, no pudieron estar presente al caos desarrollado en Annual, por lo que el Cuerpo de Damas Enfermeras, asumió tal rol.

Las diferencias primordiales entre las enfermeras profesionales y las damas enfermeras, consistía en la formación, donde las damas enfermeras se basaron en un programa especial para ellas y el tiempo de dedicación a los estudios solo fue de dos años, en cambio las profesionales, a parte de los dos años de formación básica, también debían estudiar tres años más. Ambas cumplían con preparación en laboratorios, asistencia a hospitales para aprender y poner en práctica su conocimiento, al igual que ir a dispensarios y farmacias por señalar algunos.

Uniformes

Los uniformes de la legión española, surgen a partir de 1920, siendo creado dicho equipo a los 28 días del mes de enero de dicho año, aunque se toma en cuenta con más fuerza la fecha del 20 de septiembre, momento en el que se identifica al primer legionario por medio de una vestimenta patriótica, siendo los comandantes de tal legión, José Millán-Astray y Francisco Franco. El rol a desempeñar de este cuerpo militar, consistió en conformar una brigada de soldados capacitados no solo militarmente, sino también profesionalmente, principalmente porque las tropas de reemplazos, no eran aptos para las exigencias del momento histórico.

Guerra del Rif-3

El primer uniforme se crea en el mes de septiembre del año 1920, no obstante, podemos señalar que antes no había una uniformidad propiamente dicha, por tal circunstancia, las personas antiguamente portaban ropa de infantería, la cual acompañaban de una tela con los colores de la Bandera Nacional que situaban entre el tercer  segundo botón de su franela, así como también un gorro del cuartel de los cazadores. Dicho uniforme durante la Guerra del Rif, consistió en llevar una guerrera de infantería M1914, así como también debía portar un gorro isabelínico, el cual resultó ser una insignia de tal grupo.

Esta prenda que debía usarse en la cabeza, solo tenía una borla y no contenía colores vivos. Del mismo modo, el soldado legionario de la Guerra del Rif, poseía un pantalón de infantería, más la camisa que portaba, ya era característico de la legión. Dicha prenda se debía introducir por la cabeza, debido a que ella solo abría hasta el pecho. Ese soldado también portaba sandalias, las cuales eran consideradas un “calzado de descanso”. Ya a partir del año de 1921 y 1922, el uniforme de los soldados españoles durante la Guerra del Rif, tendría otra variante.

Entre las características del uniforme del soldado en la Guerra del Rif a partir de 1921, se encontraba que los mismos portaban un galón vertical en el costado derecho de su gorro, así como también debían llevar vendas en sus pantalones, ya que era una de las normas que señalaba el reglamento original de uniformidad, la correa era inglés, tipo “Mills” y eran adquiridas en Gibraltar. El que ostentaba el cargo de sargento, cuando portaba el uniforme de paseo, este debía ir armado con su fusil, además del correaje y la bayoneta. Ya en campaña, el pantalón debía usarlo con las vendas.

En el caso de la cantinera en la Guerra del Rif, ella debía vestir con una falda de tonalidad beige y ella tenía que usar la camisa de la legión, no era necesario portar su sombrero y tenía que llevar el brazalete con el símbolo de la Cruz Roja. En el caso de las prendas del uniforme de la legión en temporada de verano, el cual fue portado por todas las tropas españolas en suelo africano, se caracterizaban por usar un sombrero y botas blancas, ambas de lona y esta última, progresivamente fue desplazando a las sandalias hasta volverse parte definitiva del uniforme de la legión.

En el caso de los ampliamente reconocidos capotes-manta de estos soldados legionarios durante la Guerra del Rif, fue una propuesta llevada a cabo por el Comandante General de Ceuta, los cuales contaban con una amplia capucha. Esta idea fue adquirida por las tropas no legionarias y al pasar el tiempo, fue adoptad la medida como accesorio reglamentario del uniforme del ejército español en tierras africanas. Ya luego del año de 1922, el uniforme tendría una segunda modificación en la Guerra del Rif, la cual se mantendría hasta el año de 1927.

Ciertamente, el clima es un factor que puede llegar a ser perjudicial en un combate bélico, para aquel que no se adapte mejor a las condiciones ambientales, por ello el uniforme, es una de las cosas más decisivas en combate. En el caso de la Guerra del Rif, en suelo africano, los soldados a causa del calor sofocante, en conjunto con los integrantes de la legión, usualmente se arremangaban las camisas y en el caso del pecho, a pesar de no tener el color distintivo, lleva la estrella de su uso. En el caso de la Bandera nacional, ella fue portada por la legión en las campañas y marchas por el “guión”.

Guerra del Rif-4

Esta persona debía portar una bandolera de cuero con un arma de fuego, del mismo modo que los sirvientes de ametralladoras. Así mismo, el guión debía llevar cintas que señalan con nombres, en donde había formado parte la bandera de algún conflicto o acción.

Desde 1922, el uniforme de la legión en la Guerra del Rif, especialmente en verano, portaban camisas de mangas, así como también, polainas de cuero, sin el uso del sable, con el fusil permanentemente ceñido a la espalda, con una lanza de acero, la cual forma parte de la indumentaria del soldado desde el año de 1905. Otra de las características importantes a mencionar, es el mandil de cuero y el empleo de una camisa de manga larga, con la intención de resguardarse de la chispa producida por la fragua. Los cambios se harían más evidentes al cerrar el conflicto en Marruecos.

Guerra del Rif-5

En los últimos años del conflicto de la Guerra del Rif, se empezaron a emplear ciertas indumentarias en el uniforme legionario, como la bota alta blanca, los guantes de piel, el correaje de lona, por señalar los más emblemáticos, no obstante, estos se mantendrían hasta la llegada de la Guerra Civil española. Ya en las actividades realizadas de Alhucemas, se puede ver en el uniforme de los legionarios correajes de cuero claro y la típica cartera-morral de uso obligatorio dentro de la legión.

Cruz Roja

La Cruz Roja como se le conoce internacionalmente, se identifica como “Movimiento Internacional de la Cruz Roja” y el mismo es un programa de voluntarios, con fines humanitarios para asistir a personas e incluso soldados, que estén pasando por ciertas consecuencias particulares como desastres naturales, conflictos bélicos, epidemias de salud, ayudas humanitarias, campañas de salud, jornadas de atención primaria, entre muchas otras. Actualmente en el mundo se les puede identificar con un símbolo de cruz roja en un fondo blanco, no obstante, la media luna roja y el cristal rojo, son otros cuerpos con fines similares en el planeta.

Se señala que la Cruz Roja como ente internacional, no había realizado operaciones con anterioridad en Marruecos, principalmente a causa de poca o inexistente información precisa sobre afecciones con respecto al área de la salud o enfermedades en dicho territorio. Sorprende incluso que historiadores de gran talla, no señalen la participación de la Cruz Roja en el conflicto de la Guerra del Rif, como si el organismo no hubiera participado con voluntariado en este proceso, pareciera ser, que el evento quedó eclipsado a causa de la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

En teoría, parece que parte de la confusión generada, surge a partir de la interpretación de una resolución, la XIV, en donde el Comité Internacional de la Cruz Roja, indica en plena conferencia internacional del año 1921, que a pesar de que se debía actuar en caso de conflictos internos de una nación como las guerras civiles, no se era lo suficientemente claro, si ello también abarcaba a aquellos territorios colonizados o fueran protectorados, se pensó que sí pero se actuaría luego de 1924, al considerar el conflicto de la Guerra del Rif, una guerra no declarada.

En este sentido, el Comité Internacional de la Cruz Roja, se tornó en contacto con las autoridades españolas y francesas para que el ejército trasladara a sus tropas al conflicto y así ayudar a cualquiera de las dos naciones implicadas e incluso a los habitantes de la región, si así lo requirieran. Ciertamente la tardanza de este organismo en actuar, estaba asociado al aumento de las cifras rojas en la Guerra del Rif, una zona donde prolifero la tifus, viruela, la hambruna, los continuos bombardeos y el uso armas químicas. En 1925 se sabría de la participación de la media luna roja en el conflicto.

Guerra del Rif-6

Ciertamente se puede concluir que el Comité Internacional de la Cruz Roja, en conjunto con la Cruz Roja Española y la Cruz Roja Francesa, prácticamente no contienen ningún tipo de información sobre su participación activa en la Guerra del Rif como consecuencia de la interpretación de una resolución. Si no hubiera sido por las enfermeras que envió la Reina española, las cuales actuaron como voluntarias en el conflicto, eso sin duda hubiera generado una cifra superior a la ya abultada cantidad de bajas civiles y militare españoles en la región del Rif.

Consecuencias

Entre las consecuencias que se pueden observar con respecto a la Guerra del Rif, está la división del ejército, algunos siendo africanistas, con la intención de continuar en territorio marroquí, ya que habían desarrollado su formación militar en dicha zona, como lo fue Francisco Franco y los soldados de la Legión. Tambien se puede señalar a los Junteros, quienes estaban a favor de dejar el conflicto militar, principalmente a causa del gran número de bajas y la extensión del conflicto, esto fue n tema de mucho debate, principalmente en las filas militares del ejército español.

Guerra del Rif-7

Los soldados españoles en la Guerra del Rif, algunos llegaron a presentar quejas ante el gobierno, principalmente por las exigencias que le pedían alguno miembros políticos, a pesar de no brindar el suficiente apoyo a las tropas nacionales, esto lejos de ayudar a paliar el conflicto, lo desarrolló aún más. La zanja que empezaría a cavarse por las diferencias sobre el tema fueron claves en la derrota de los españoles, por ejemplo, no se observó la presencia de la Cruz Roja Española, a causa de una resolución que les impedía actuar en un protectorado o colonia.

Muchos soldados padecieron por una gran cantidad de años, la resistencia del territorio, pero ello trajo consigo la producción de tifus, viruela y hambrunas, por lo que habría que tener un registro preciso de cuantas bajas se produjeron como consecuencias de enfermedades y cuales por las bajas directas de la Guerra del Rif, lo cual se puede indicar que no solo las tropas españolas soportaron el bombardeo, sino que además, se hicieron presenten en la guerra, el uso de armas químicas que son muy peligrosas a causa de la potencial expansión de dicho contenido por efecto del viento y al no ser perceptible más son los que mueren.

Guerra del Rif-8

EL debate sobre las responsabilidades del conflicto se abrió, llegando tales acusaciones directamente al Rey, por incitar una ocupación para la cual no estaban preparados los españoles, en ese sentido se nombra una comisión a cargo del General Juan Picasso para esclarecer el asunto, pero el tema se complica cuando los conservadores y los altos mandos militares quieren inclinar el asunto a su favor, esto generó que se criticara la constitución, la forma de gobierno en España y que se replanteara todo el sistema, por lo que el Rey debía Abdicar.

Esto produjo que en España se buscara la reforma de la constitución, donde el General Miguel Primo de Rivera, elimina la Constitución vigente, destituye el juzgado, impide la formación de partidos políticos en el territorio y crea una matriz de opinión que debía ser filtrada, es decir, censurada. Siendo esto el previo de la Guerra Civil española donde Franco tomaría protagonismo. Todo ello en medio de la culminación de la Primera Guerra Mundial y en las puertas a la Segunda Guerra Mundial, en una Europa devastada por la magnitud del primer conflicto y las rencillas dejadas para el segundo combate.

Lejos de esta consecuencia grave a nivel político en España, surge un tema delicado, las muertes ocasionadas durante la Guerra del Rif, muchos eran los soldados que señalaban que no importaba la sed que se pasaba durante la guerra, que no les afectaba las heladas noches en el desierto, que podían soportar las altas temperaturas del día, que no les molestaba el polvo dentro de su ropa o de cualquier cosa que hubiera en la región, que podían arreglárselas con el agua sucia y salobre, que podían convivir con los gritos de los soldados heridos, los disparos, los muertos aún calientes en las camillas del hospital improvisado, pero no de los otros muertos.

Guerra del Rif-8

Nada de lo señalado anteriormente era importante para las personas que convivían en la Guerra del Rif, excepto los otros muertos, aquellos que se encontraban en los campos de guerra, los cuales eran expuestos al sol y se descomponían con facilidad, siendo un hervidero para gusanos debido a la exposición continua al sol, lo cual dejaba a los soldados con un impregnante olor a muerto. Dichos cuerpos eran quemados con petróleo, pero el efecto psicológico marcaba a las tropas que prácticamente no dormían, era común sufrir de pesadillas en aquel entonces y con una moral baja, era preferible la retirada.

Dejar Comentario