≡ Menu




Aprende todo sobre La Batalla de Nájera

La Batalla de Nájera conocida también como la batalla de Navarrete, sucedió el 3 de abril de 1367 cerca de Nájera, vía hacia Navarrete. Es una de las batallas que se libraron durante la Primera Guerra Civil Castellana que sobrellevaba al rey Pedro I de Castilla contra su hermanastro don Enrique de Trastámara que luchaba por conquistar el trono. Confrontación que implicó a Castilla en el conflicto internacional La Guerra de Los Cien Años.

Batalla de Nájera

Intereses internacionales

Las naciones de Francia e Inglaterra enfrentadas en la guerra de los Cien Años, decidieron tomar partido en la guerra civil castellana con la intención de lograr una alianza con Castilla.  Esta tenía un poder naval superior que estos dos países y, estaban interesados en disponer de esta flota. Al rey Pedro de Castilla le escudaban Inglaterra, Aquitania, Mallorca y Navarra, que contaban con los mejores mercenarios de Europa pagados por el príncipe Negro.

Batalla de Nájera-1

Al conde Enrique de Trastámara le defendía la nobleza castellana y, Francia y Aragón le apoyaban tímidamente.

¿Cómo se inició el conflicto?

Una vez firmado el tratado de paz ventajoso para Inglaterra, firmado 1360 mientras ocurría la Guerra de los Cien Años, la estrategia de Francia fue evitar el conflicto abierto con Inglaterra y entonces se une con Castilla para llevar la balanza a su favor. Además, al gobierno de Francia le costaba controlar a las compañías de mercenarios que hostigaban la población una vez la guerra terminada.

Finalizando el año de 1365 Carlos V de Francia obtuvo, con el apoyo del papa Urbano V, alejar por un tiempo a algunas de las grandes compañías de mercenarios, con el pretexto de que fuesen a una cruzada contra el reino nazarí de Granada. Francia y Aragón sufragaron a Enrique de Trastámara, con el objetivo de alistar las tropas de mercenarios y así mantenerlos alejados de Francia y de paso apoyar el ascenso al poder en Castilla de su preferido.

El príncipe de Gales y duque de Aquitania Eduardo de Woodstock, conocido como el Príncipe Negro, fue el precursor del tratado de paz de 1362 entre Inglaterra y Castilla que permitía a Castilla conservar rutas marítimas de comercio e Inglaterra se mantenía a salvo por ser aliada de la gran flota de guerra castellana.

Batalla de Nájera-2

La Batalla de Nájera.

De acuerdo a los historiadores, los hombres del príncipe de Gales, marcharon desde Navarrete hasta Nájera durante la noche y en las primeras de la mañana sorprendieron desde atrás de una colina por la retaguardia al ejército de don Enrique.

La delantera de Enrique comandada por Duguesclín actuó rápidamente y enfrento al ejército enemigo, pero entre la confusión del momento las líneas se rompieron y desertaron a las filas enemigas. Esto apresuró a Duguesclín a dejar la delantera defensiva y a embestir con la vanguardia, para evitar que la situación empeorara. Esto obligó a las compañías inglesas de la vanguardia del Príncipe Negro bajo las órdenes de Láncaster y por John Chandos a retroceder. (Ver artículo: Batalla de Issos).

Los mercenarios gascones ubicados en los laterales rodeaban la vanguardia dirigida por Duguesclín, La caballería ligera encabezada por Don Tello se aproximó a lado derecho del enemigo para evitar que rodearan a la vanguardia de Duguesclín pero recibió terribles perdidas, porque no disponían de las protecciones adecuadas, por lo que huyeron.

Don Enrique tuvo que salir a socorrer a la vanguardia enfrentando a los mercenarios gascones desde un lado, pero, sus hombres eran desalentados muy rápido por los arqueros ingleses, pues la caballería castellana pensaba que era una deshonra pelear a pie.

Batalla de Nájera-3

La vanguardia del ejército de don Enrique, fue aplastado y la mayoría del cuerpo principal que todavía estaban esperando instrucciones para participar en la batalla, salieron huyendo en dirección al puente de Nájera, sin importar los gritos de don Enrique. La caballería aragonesa de Jaime IV de Mallorca que estaba en la retaguardia les persiguió y mato a la mayoría.

El ejército de don Enrique sufrió muchas bajas, que se cree fue más de la mitad de las tropas, en los últimos minutos de las batallas. Además, remataron a los que se habían apertrechados en Nájera y saquearon la ciudad por completo.

Luego de la batalla

A pesar de ganar la batalla, además de matar y arrestar a la mayoría del ejército enemigo, Don Pedro quedó inconforme porque Don Enrique seguía libre y vivo. Este resultado fue catastrófico tanto para Pedro I, para Aquitania y para Inglaterra, porque no se logró el objetivo que era Don Enrique.

Enrique de Trastámara logró huir por los Pirineos hasta Francia y continuó su enfrentamiento contra su hermanastro.

Una vez pagado los rescates por los nobles y hombres del ejército de Don Enrique que fueron capturados, estos con el tiempo volvieron a enfrentarse a Pedro I.

El príncipe de Gales Eduardo de Woodstock no recibió el pago por parte de Pedro I, del alta suma de dinero que costó contratar al ejército, así como tampoco los territorios que pactaron en Bayona. Por consiguiente, las relaciones entre ambos soberanos se enfriaron por lo que Castilla e Inglaterra dejaron de ser aliados.

La ruptura de alianza con Inglaterra, resultó un fracaso político y económico para el príncipe Pedro I, tras una cruzada llena de penurias. Tal vez esto fue lo que término con su gran carrera militar, quedando aislado internacionalmente.

Don Pedro murió en manos de su hermanastro en la batalla de Montiel de 1369. (Ver artículo: Batalla de Ourique)

Francia mantuvo su alianza con Castilla y, a su vez una significativa alianza contra Inglaterra que duró un siglo

El temor de Inglaterra y Aquitania al reino de Castilla, por tener la mayor flota de guerra del Atlántico, se saldó en la batalla de La Rochelle en 1372 con toda la flota inglesa acabada.

Dejar Comentario