≡ Menu




Aprende todo sobre La Batalla de Montiel

En el antiguo pueblo de Montiel en 1369 se libró la contienda conocida como La Batalla de Montiel, esta se enmarcó dentro de la Guerra Civil Castellana y a la cual le dio fin; y también por la naturaleza de los intereses de ámbito continental y sus participantes se enmarco dentro de la Guerra de los Cien Años (1369–1389).

Batalla de Montiel

Cómo se originó la Batalla de Montiel

La Batalla de Montiel, se originó por una lucha de intereses entre hermanastros. Esto debido a que Enrique II de Castilla (de Trastámara), aspiraba al trono de Castilla.  Enrique movido por su ambición decidió invadir Castilla en 1360. Francia apoyó a Enrique y autorizó a su mejor comandante, el estratega Bertrand du Guesclin, para que enfrentara al ejercito del rey Pedro. Esta batalla entre hermanos duró más de quince años.

Batalla de Montiel-1

Cuando Enrique invade Castilla, tomando la ciudad de Nájera, Pedro reacciona rápidamente y se enfrenta a su hermano en esa ciudad y lo derrota. Con el objetivo de impedir que sus enemigos se escaparan fuera de las fronteras de su reino, el rey Pedro suscribe una negociación de extradición con el rey de Portugal para recuperar los fugados y castigarlos. (Ver artículo: Batalla de Tampico)

Enrique por lo pronto, sobrevive a la batalla de Nájera, y escapa por el Pirineo y se refugia en Francia, cuya corte simpatizo con su causa y se hizo su aliado. En Francia contrata los servicios de un ejército mercenario y, atraviesa Aragón en 1366, llega de nuevo a Castilla en pie de guerra. Ocupó Calahorra, Navarrete y Briviesca, y fue coronado rey de Castilla y León.

Inglaterra apoya al Rey Pedro

Finalizando esta batalla, Eduardo (a quién llamaban el Príncipe Negro), hijo del rey de Inglaterra y príncipe de Gales, vio en este conflicto entre hermanos, una oportunidad para beneficiarse en su conflicto con Francia.  Busca de evitar que Castilla pasara a ser aliada de Francia contra los intereses ingleses, en su lucha por el dominio en Francia desde el sur de Aquitania, en su frontera donostiarra con Castilla.

Apoya al rey Pedro y le proporciona armas, hombres y equipo. En 1367 el ejército anglo castellano entró en Castilla y luchó contra Enrique nuevamente en Nájera. En esa lucha el comandante francés Bertrand Du Guesclin, cayó prisionero, para luego ser liberado y se refugió en Aragón.

Sin embargo, el Príncipe Negro pronto disuelve esta alianza, según por el incumplimiento en el pago de los gastos de batalla y horrorizado por los sanguinarios castigos que les proporcionaba a sus enemigos el rey Pedro, en contra de todo código de honor de caballería medieval imperante. El Príncipe Negro descubrió su coalición con este y dejó la península en agosto de 1367.

Esto conllevó que Enrique al enterarse del retiro de los ingleses, de nuevo asalta Castilla en una nueva batalla con una duración de más de un año.Batalla de Montiel-2

Batalla en Montiel

A fin de compensar la compensar la falta de apoyo de los ingleses y por consiguiente del Príncipe Negro, Pedro el cruel reunió un gran ejército de castellanos seguidores, moros y judíos. Claro de que su hermanastro gobernaba ya de facto la mitad de Castilla, atravesó el país hasta encontrarlo y enfrentó su ejército cerca las fortificaciones del castillo de Montiel. (Ver artículo: La Batalla de Cajamarca)

De acuerdo a los historiadores fue una batalla sangrienta, y que en esta oportunidad Enrique logró someter a los hombres bajo el mando de Pedro y obligarlos guarecerse en el interior de la fortaleza.

Batalla de Montiel-3

“Yo no pongo ni quito a rey alguno”

Una vez acorralado por el ejercito de su hermanastro, Pedro el cruel, buscó salir de esta situación a través de una negociación, directa con el comandante francés Du Guesclin, supuestamente a espalda de Enrique.

De esta negociación acuerdan su (supuesta) fuga, y el francés en vez de sacarlo a campo abierto, lo llevó directamente al campo de su hermanastro Enrique.  Una vez enfrentados entablaron una cruel riña con propósitos homicidas; Pedro consiguió dominar a Enrique y ya iba a matarlo cuando Du Guesclin, tomó al monarca por los pies y lo derrumba. Enrique aprovechó para colocarse sobre él y ya encima de su hermano, lo apuñala reiteradamente. Pedro con su mirada acusa de traición al comandante francés y este pronuncia las siguientes palabras “Yo no pongo ni quito rey alguno: solo estoy ayudando a mi señor”.

Batalla de Montiel-4

Una vez muerto el rey Pedro, su hermano le corta la cabeza arrojándola en un sendero y, coloca el cuerpo decapitado entre dos tablas de madera, colgándolo en las murallas del castillo de Montiel para tristeza del ejercito que apoyaba al rey asesinado que aun se refugiaba allí. No quedándoles otra opción que renunciar de inmediato.

Por lo que Enrique de Trastámara fue nombrado rey de toda Castilla en sustitución de su hermano muerto y coronado con el nombre de Enrique II.

Reinado de Enrique II

Enrique II fue un rey justo que perdonó a los adeptos al rey Pedro, logrando tener un reinado en paz. Mantuvo su alianza con la corona francesa y los ayudó a liberar el puerto de La Rochelle (1372) que había sido capturado por los ingleses.

Dejar Comentario