≡ Menu




La Batalla de Ayacucho: Resumen, Dirigentes , Importancia y Mucho Más

Perú también fue un país que fue sitio propicio para lo que serían las batallas, en esta oportunidad te contaremos todo lo referente a la Batalla de Ayacucho en particular.

La Batalla de AyacuchoHistoria Batalla de Ayacucho

Se puede decir que la Batalla de Ayacucho se trata de un último gran enfrentamiento dentro de lo que serían las campañas del tipo terrestre de las reconocidas guerras de la independencia del tipo hispanoamericanas que pudieron llegar a iniciar desde el año de 1809 hasta el destacado año de 1826 y pudo llegar a significar lo que serían un final bastante definitivo de lo que sería el dominio administrativo de origen español dentro de América del Sur de forma relevante de mencionar.

Batalla de Ayacucho -1 La batalla antes mencionada se pudo llegar a desarrollar dentro de lo que sería la Pampa de Quinua o Ayacucho, siendo parte del territorio peruano en particular, en la fecha de el 9 de diciembre de el año de 1824. La victoria de los destacados independentistas llegó a hacer suposición de la desaparición de lo que sería el contingente del tipo militar realista mas importante que llegaba a seguir en pie, llegando a alcanzar sellar la independencia del Perú contando con una gran capitulación del tipo militar que llegó a poner fin a lo que sería el virreinato de Perú.

No obstante se puede llegar a indicar que el poder español no llegó a renunciar de alguna manera que fuese bastante forma a lo que sería la soberanía de sus posesiones del tipo continentales que formaban parte del territorio americano hasta el año de 1836. El tratado de paz, amistad y reconocimiento con el Perú que pudo llegar a ser firmado en la fecha destacada de el 14 de agosto de el año de 1879 en París.

No fue sino en el año de 1820 que España pudo llegar a entrar en lo que sería considerado como una crísis del tipo política por lo que sería la sujeción del rey Fernando VII y la reconocida restauración de lo que sería la Constitución del tipo liberal, siendo de alguna manera apoyada por el gran general Rafael de Riego, quien pudo llegar a sublevar lo que sería la expedición de alrededor de unos 20000 soldados que llegan a estar destinados a lo que sería el Río de la Plata para poder llegar a auxiliar a los reconocidos realistas de América.

Esto pudo llegar a acabar para siempre con lo que serían las expediciones que llegaban a contar con refuerzos de España, que justo desde ese entonces no se llegaron a aprestar para ningún tipo de lugar de América en específico, y siendo motivo que de los caes los dos grandes virreinatos, del Perú y de Nueva España, que justo hasta ese momento habían llegado a contener el avance de lo que sería la revolución hispanoamericana que llegasen  caminos opuestos.( Ver artículo: La Batalla de Carabobo)

No fue sino en territorio mexicano que los reconocidos monárquicos, siendo afianzados tras llegar a destruir a los reconocidos insurgentes, que llegan a concluir su separación de lo que sería considerada como la España Liberal mediante lo que sería en Plan de Iguala, los Tratados de Córdoba y el gran pacto del tipo trigarante. Dentro de el territorio peruano de manera contraria el reconocido virrey Pezuela se llegaba a encontrar desacreditado totalmente por lo que sería la derrota.

Esa derrota anteriormente mencionada corresponde a lo que sería la expedición de Mariano Osorio dentro de el territorio Chileno y llegado a ser debilitado por la reconocida expedición a Lima de José de San Martín. El virrey de modo muy absolutista pudo llegar a ser derrocado de manera final por lo que sería el general José de la Serna en fecha destacada de el 29 de enero de el año de 1821 en lo que sería el golpe del tipo militar de Aznapuquio, quien pudo llegar a proclamar desde ese entonces lo que sería su adhesión a la gran constitución del tipo liberal española.

Los grandes independentistas pudieron llegar a comenzar dentro de lo que sería el Cerro de Pasco siendo una prometedora campaña para llegar a derrotar al Ejército Real del Perú que pudo llegar a ser mandado por lo que sería el virrey La Serna. Pero de alguna manera los realistas, bajo lo que sería una gran y sólida sobordinación correspondiente al tipo militar llegaron a causar lo que sería la destrucción del tipo sucesiva dentro de lo que serían los ejércitos del tipo independiente.

El primero de ellos se pudo llegar a ubicar dentro de lo que seria la batalla de Ica, que de algún modo se llegaban a encontrar comandados por los reconocidos patriotas Domingo Tristán y Agustín Gamarra. No fue sino a un año después en lo que serían las campañas de Torata y Moquegua que pudieron llegar al aniquilamiento de lo que sería la expedición libertadora que se encontraba de manera resaltante dirigida por lo que sería Rudencindo Alvarado, siendo retirado José de San Martín tras lo que sería considerado como la Entrevista de Guayaquil. (Ver artículo: Batalla de Berezina)

Batalla de Ayacucho -2No fue sino en el destacado año de 1823 que se llegaba a terminar lo que sería la inesperada destrucción de otro ejercito del tipo patriota que llegaba a estar comandado de alguna manera por lo que sería Andrés de Santa Cruz y Agustín Gamarra, siendo en otra campaña de Zepita que seguiría desbandando las tropas de manera aislada que llegaban a corresponder con lo que sería Santa Cruz y que de alguna manera pudo llegar a lo que sería su recuperación de Arequipa, tras batir de esta manera a Antonio José de Sucre.

Fue este gran personaje antes mencionado quien de alguna manera pudo llegar a reembarcar a los reconocidos colombianos en la fecha de el 10 de octubre de el año de 1823 en particular, llegando a salvarse con sus tropas pero llegando a perder la mejor parte de lo que serían sus caballerías. Finalmente, lo que llegaba a restar de optimismo se llegaba a encontrar apagándose de alguna manera por causa de las grandes acusaciones que se daba a lugar por la traición contra los que serían los presidentes peruanos como era el caso de José de la Riva Aguero y José Bernardo de Tagle.

Se indica que Riva Aguero pudo llegar a deportar gran cantidad de diputados dentro de lo que sería el Congreso del Perú, y pudo llegar a organizar lo que sería un congreso del tipo paralelo en Trujillo, y luego de ello, de ser declarado reo de alta traición por parte de lo que sería el Congreso del Perú pudo llegar a ser desterrado de el territorio chileno en particular. Por su parte, la Torre Tagle podía llegar a buscar firmar una paz sin batallas con lo que sería el virrey La Serna, por lo cual de alguna manera fue a entrevistarle con los reconocidos realistas.

Se llega a indicar que este gran acto pudo llegar a ser considerado por el gran Simón Bolívar como lo que sería una traición. Tagle llegó a disponer que todas las fuerzas a su mando llegaran a apoyar lo que sería Bolívar para poder llegar a hacer frente a el enemigo, mientras este llegaba a buscar capturar para poder llegar a fusilarlo. No fue sino José Bernardo de Tagle pudo llegar a encontrar refugio con los considerados realistas en la asediada fortaleza del reconocido Callao.

La Campaña de Ayacucho

La desintegración del cuerpo de observación de Canterac obligó a La Serna a llevar desde Potosí a Jerónimo Valdés, quien acudió a marchas forzadas con sus soldados. Reunidos los generales realistas, y a pesar de las muestras de sincera adhesión del Cusco, el virrey descartó un asalto directo por la falta de instrucción de sus milicias, aumentadas mediante reclutas masivas de campesinos unas semanas antes.Por el lado opuesto quiso atacar la retaguardia realizando contra ataques,que fue sucediendo desde el Cusco hasta Ayacucho, a lo amplio de la cordillera andina.

De tal forma los realistas buscaron un golpe de mano que el de diciembre en la batalla de corpahuaico o matará, donde tan solo un grupo de personas de 30 hombres ocasionaron el ejército libertador fueron más de 500 bajas y pérdida de buena parte de la artillería. Sucre y su estado mayor logro mantener la organización de la tropa e impidieron explotar éxito en ese local.

Se llega a indicar de alguna manera que los reconocidos realistas habían llegado a consumir sus grandes recursos en lo que sería una guerra de movimientos sin haber podido llegar a lograr obtener una victoria del tipo decisiva sobre lo que sería el ejercito libertador. Por lo que sería la dureza del tipo extrema de las reconocidas condiciones de una gran campaña dentro de lo que sería la cordillera del tipo andina, donde ambos ejércitos pudieron llegar a quedar con lo que sería el número de sus tropas seriamente ya reducidas por lo que sería una enfermedad y deserción.

Todo esto pudo llegar a afectar considerablemente a los llamados independientes y que igualmente se llegó a focalizar en lo que sería las milicias carentes de alguna manera de instrucción del tipo militar o la reconocida recluta que llegaba a estar formada por gran cantidad de prisioneros enemigos. Se indica que los jefes del tipo realistas se había podido llegar a posicionar en lo que serían las alturas del cerro Condorcunca que en lengua quechua se le llama cuello de cóndor, siendo una buena posición del tipo defensiva.

Batalla de Ayacucho -3Se indica que no podían llegar a sostenerse dado que de alguna manera en menos de lo que sería la cantidad de cinco días se podían llegar a ver bastante obligados a lo que sería su gran retiro debido a la hambruna que llegaba a sufrir la afamada tropa, lo que llegaba a equivaler a lo que sería la dispersión de su gran ejercito y una segura derrota por lo que sería la próxima llegada de grandes refuerzos de el territorio colombiano, motivo por el cual se llegaron a ver impulsados de alguna manera a tomar una decisión bastante desesperada.

Dentro de todo esto podemos llegar a destacar que podía existir un debate justo en torno a las llamadas cifras de combatientes, donde de alguna manera la cifra de realistas del parte de batalla de Sucre se pudo llegar a tomar en realidad de lo que sería el listado del tipo militar de origen español que fue capturado con el número de hombres al salir de Cuzco. (Ver artículo: Batalla de Marengo)

Pero de alguna manera hay que tener presente lo que serían que unos y otros pudieron comenzar de alguna manera lo que sería la campaña contando con un gran estado inicial de fuerzas de ejércitos que llegaban a tratarse de alrededor de unos 8500 independientes vs alrededor de 9310 realistas que de alguna manera llegaron a disminuir lo que sería su número en las semanas siguientes de la campaña en particular, hasta el mismo día de la batalla que se llegaban a contar alrededor de unos 5780 independientes vs 6906 leales de manera bastante aproximada.

Se llega a indicar que dentro de el reconocido campo de batalla los realistas llegaban a sumar alrededor de unos 5876 infantes y alrededor de unos 1030 de caballería.

Desarrollo de las acciones

Se puede llegar a indicar de manera bastante relevante que dentro de lo que sería el dispositivo organizado por lo que serían los planes por parte de Canterac llegaba a preveer que la reconocida división de vanguardia de Valdés se llegaba a rodear de forma solitaria de lo que sería la agrupación enemiga que llegaba a cruzar en río de nombre Pampas para poder llegar a fijar dentro de el terreno a las unidades de la izquierda en cuanto a Sucre, lo que se llegaba a realizar en la primera fase de la batalla. (Ver artículo:  Batalla de Wagram)

Se llega a indicar que todo esto fue mientras el resto del ejercito del tipo realista llegaba a descender de manera frontal de lo que sería el cerro que lleva el nombre de Condorcunca, siendo abandonadas así sus posiciones defensivas y llegando a cargar lo que sería el grueso del enemigo al que llegaba a esperar encontrar de manera desorganizada, que quedarían de alguna manera en reserva los reconocidos batallones Gerona y Fernando VII estando dispuesto en lo que sería segunda línea para llegar a ser enviados a donde ellos fueran requeridos.

Se dice que Sucre se pudo llegar a dar cuenta de lo que sería una forma bastante inmediata de la considerada como arriesgada maniobra, que llegaba a resultar de manera evidente dentro de lo que sería la medida de los realistas y como se encontraban en una llamada pendiente, siendo imposibilitados de camuflar sus grandes movimientos.

Se llega a indicar que el afamado coronel de origen español llamado Joaquín Rubín de Celis era quien de alguna manera era el encargado de mandar el Regimiento primero del Curzo, y que llegaba por deber a tener que proteger el emplazamiento de la artillería, que justo aún se llegaba a encontrar de alguna manera despiezada y cargada justo en sus mulas, se pudo llegar a adelantar lo  que sería la impetuosidad al llano de manera bastante prematura, llegando a interpretar de forma bastante defectuosa lo que serían las órdenes bastante directas del Virrey en particular.

Se indica que se pudo llegar a arrojar solo y de ese modo más temerario a lo que sería el ataque, donde su unidad pudo llegar a verse destrozada y afectada y el mismo muerto en el decisivo contra ataque de lo que sería la división de Córdova en particular, que entonces llega a avanzar en lo que serían compacta formaciones de líneas, y que de alguna manera llega a hacer un significativo fuego bastante eficaz que llega a empujar atrás a lo que serían los dispersos tiradores de la división de Villalobos, siendo acabados de descender en lo que serían las formaciones de Guerrilla.

Batalla de Ayacucho -4Se indica de manera bastante relevante y destacada dentro de este gran e interesante tema que la división de Córdova estaba siendo de alguna manera apoyada por la caballería de Miller, que de este modo pudo llegar a acometer de manera directa a lo que sería la masa desorganizada de tropas del tipo realistas que sin poder llegar a formar para la reconocida batalla llegaban a descender en hileras de las montañas, fue de este modo que este ataque el general José María Córdova pudo llegar a pronunciarse con su famosa frase que dice «División, armas a discreción, de frente, paso de vencedores».

Viendo lo que sería considerado como un descalabro lo que había llegado a sufrir por su parte izquierda, el afamado general Monet, sin llegar a esperar que su caballería pudiese llegar a formarse en el llano, pudo llegar a cruzarse con lo que sería el barranco y a la cabeza de su llamada división se llegó a lanzar sobre lo que sería la de Córdova llegando así  a lograr formar en batalla a dos de sus batallones pero de manera bastante pronta se encontraba atacado por lo que sería la división del tipo independentista que pudo llegar a estar envuelto antes que el resto de sus tropas.

No fue sino justo durante estas grandes acciones que se pudo llegar a decir que Monet se encontraba gravemente herido y tres de sus jefes lamentablemente muertos, los dispersos de su linea llegaron a arrastrar en su retirar a lo que serían las masas de los llamados milicianos, se indica que la caballería realista al mando de Ferraz pudo llegar a cargar lo que sería sobre los escuadrones enemigos que llegaban a acosar la considerada izquierda de Monet.

Pero se indica que apoyados por lo que sería el vivo fuego de su considerada infantería que pudieron llegaron a causar lo que se le llamada una enorme cantidad de bajas dentro de los jinetes de Ferraz donde cuyos sobrevivientes pudieron llegar a ser obligados a volver grupas y poder llegar a retirarse del reconocido campo de batalla. Se indica que justo en lo que sería considerado como el otro extremo de la línea, la segunda y destacada división de José de La Mar estaba siendo altamente apoyada por el reconocido batallón Vargas de la reconocida tercera división de Jacinto Lara.

Se indica de manera bastante relevante y sumativa que llegaron a detenerlas juntas la que sería la acometida de los veteranos de la vanguardia de Valdés que se habían llegado a lanzar de alguna manera a tomar lo que sería la solitaria casa en particular que se encontraba ocupada de alguna manera por lo que sería algunas compañías del tipo independentistas, las cuales de alguna manera llegaban a ser arrolladas justo en su parte inicial y siendo obligadas de algún modo a retroceder.(Ver artículo: Batalla de Ulm)

Se dice que estas fueron arrolladas dentro de lo que sería una gran inicio y y de alguna manera obligadas a lo que sería el hecho de retroceder, serían de este modo reforzadas por lo que sería la carga de los Húsares de Junín bajo la considerada dirección de Miller y justo luego de ello por los granaderos a caballo que pudieron volver al ataque, al que se llegaran a sumar luego de lo que sería la victoriosa división de Córdova.

Se indica de manera complementaria que el Virrey La Serna y demás oficiales pudieron llegar a intentar de alguna manera el restablecer la afamada batalla y reorganizarla a los dispersos que llegaban a huir y el mismo general Canterac pudo llegar a dirigir la considerada división de reserva sobre lo que sería la extensa llanura. Pero sin embargo, los grandes reclutados que formaban parte de los batallones Gerona no llegaban a ser los mismo que habían llegado a vencerles en las conocidas batallas de Torata y Moquegua.

De esta manera se puede indicar que justo con los reconocidos diezmados restos de la división llamada Valdés se pudo llegar a retirarse a lo que serían las alturas de su retaguardia en particular donde se pudo llegar a concretar lo que sería la uniónde 200 jinetes que se habían llegado a agrupar justo en torno a el afamado y antes nombrado general Canterac y algunos pocos dispersos de las conocidas y derrotadas divisiones del tipo realistas en particular cuyos desmoralizados soldados en fuga llegaron.

Batalla de Ayacucho -5Se dice que su llegada incluso llegaba a causar grandes disparos contra los que serían los oficiales que podían llega a hacer posible una gran reagrupacion destacada. Se dice que con el grueso del ejército del tipo real destructivo, el mismo virrey de manera bastante particular en poder de los patriotas y su reconocido y afamado enemigo Pedro Antonio Olañeta siendo de esta manera ocupado en la parte de la retaguardia, donde de este modo los jefes pertenecientes a los realistas pudieron llegar a optar por lo que sería la capitulación tras la reconocida batalla.

El Alto Perú tras la batalla de Ayacucho

Se indica de manera bastante importante que justo luego de l oque sería el triunfo destacado de Ayacucho en particular, y llegando a darle seguimiento preciso a lo que serían las instrucciones de Bolívar, de esta manera el generalisimo Sucre pudo llegar a entrar en el conocido territorio de el Alto Perú dentro de la fecha de el 25 de febrero de el año de 1825. Se dice que su campaña del tipo militar pudo llegar a servir para poder llegar a dar visos de gran legalidad e importancia.

Se dice que todo esto es un proceso de independencia que los mismos grandes insurgentes altoperuanos ya habían llegado a poner justo en marcha con lo que sería la guerra de grandes y destacadas guerrilas del Alto Perú en particular. Se dice que Sucre pudo además de alguna manera llegar a mantener y sostener el reconocido orden del tipo civil dentro de el país y llegar a restablecer lo que sería la administración del gobierno dentro de La Paz de manera destacada. (Ver artículo: Batalla de Austerlitz)

Se indica que el general perteneciente a el tipo realista que llega a sostener el nombre de Pedro Antonio Olañeta pudo llegar a permanecer en Potosí, justo en donde en enero pudo llegar a recibir lo que sería el afamado batallón llamado Unión siendo de algún modo relevante precedente de lo que sería Puno, justo al mando del gran corono José María Valdez antes mencionado y luego pudo llegar a convocar a un gran Consejo de Guerra que pudo llegar a acordar continuar lo que sería la resistencia justo en nombre de el gran Fernando VII.

Se dice que pudo llegar a ser Olañeta el responsable de lo que sería la distribución pertinente de sus tropas entre lo que sería la fortaleza de Cotagaita con el reconocido batallón que llegan a sostener el nombre de Chichas que se encontraba justo al mando específicamente de el ilustre coronel Medinacelli, que de alguna manera mientras Valdez con el ya nombrado Unió pudo llegar a ser enviado a Chuquisaca y el propio Olañeta pudo llegar a marcharse a Vitichi pudiendo llegar a contar de manera destacada con lo que sería la cantidad de alrededor de unos  60.000 pesos de Oro.

Dejar Comentario