≡ Menu




Aprende todo sobre La Batalla de Issos

El rey de Macedonia Alejandro Magno en su afán por apoderarse del Imperio Persa,  buscó provocar una pugna directa con él rey de Persa Darío III, quien después del fracaso en la batalla de Gránico organizó nuevamente a su ejército para enfrentarse en la Batalla de Issos.

Batalla de Issos

La Batalla de Issos

Este combate sucedió en el  otoño del año 333 a.C., en las cercanías del río Píramo al norte de Siria, entre los ejércitos del rey  Alejandro el cual estaba formado por unos 35.000 hombres aproximadamente, tanto macedonios como griegos, además de los contingentes ilirios y tracios, y el numeroso ejército del gran rey Persa Darío III.

Batalla de Issos-1

Alejandro Magno se encontraba en Tarso cuando le llegó la noticia de que el rey persa amenazaba con un gran ejército en Babilonia. El rey macedonio pensó que si  Darío conseguía alcanzar el Golfo de Issos, podía utilizar el apoyo de la armada persa al mando de Farnabazo III, que todavía operaba en el Mediterráneo, proporcionándole  suministro y probablemente desembarcando tropas en su retaguardia. De este modo, el macedonio dejó su ejército principal en Tarso, pero encargó a Parmenio tomar la costa alrededor de Issos.

El rey persa  sabía  que las tropas de Parmenio defendían el paso, por esto eligió otra ruta. Darío se encontró con que su ejército se había ubicado tras los macedonios, cortando sus líneas de suministro. Avanzó entonces hacia el sur, llegando hasta el río Píramo, antes de que sus espías le informaran de que habían localizado a Alejandro marchando hacia el norte. Formó pues a sus tropas en línea de batalla en la estrecha llanura junto a la costa.

Darío por su numeroso ejército se pensaba superior y prefirió actuar con prudencia ante un oponente cuyo genio militar temía. Situó un cuerpo de infantería en cada posible paso del río, y reforzó los lugares de difícil acceso con barreras. Su propósito era obligar a Alejandro a luchar por el control de los puntos de paso del río, confiando en que así la formación macedonia quedaría perturbada y agotada y sería fácil presa de los soldados apostados en lo alto de la otra orilla. Mientras, la caballería aqueménida, desde la segunda línea, buscaría abrirse paso entre el enemigo y desbordar sus flancos para multiplicar los frentes y acabar con él.

Batalla de Issos-2

Alejandro ordenó avanzar a sus tropas, desplegándolas en toda la extensión de la llanura, los  macedonios comenzaron a entonar el canto el peán, una aterradora canción bélica, mientras entrechocaban con fuerza sus armas, produciendo un estrépito que hizo estremecer al enemigo. Los persas reaccionaron atacando con su caballería el lateral izquierdo, poniendo en dificultades a Parmenión. Pese a todo, éste aguantó el flanco, del mismo modo que también resistió la infantería en el centro, enfrentada al cruce del río y a la enconada lucha con el enemigo, en violenta pugna por avanzar.

Los macedonios lograron romper la formación persa y provocaron la primera retirada. Abierta la brecha, Alejandro se puso a la cabeza de sus fieles compañeros, y la caballería real avanzó como un rayo, sembrando muerte y confusión, tras rebasar el flanco de la primera fila persa. Moviéndose entre líneas, avanzaban en dirección oblicua, hacia el centro mismo del ejército persa, donde nadie hubiese pensado que pudiese dirigir su ataque.

En plena batalla, Alejandro trasladó en persona a sus jinetes al encuentro con el rey persa, ante aquel escenario la caballería real persa rodeó al Gran Rey, resguardándolo del penetrante ataque macedonio. Alejandro sabía que si asesinaba a Darío habría ganado la guerra. Su lucha se tornó  desesperada, los macedonios peleaban con auténtica rabia, movidos por un deseo de supervivencia. Ante el acercamiento de Alejandro, Darío decidió de pronto dar la vuelta a su carro y huir. Sin dudarlo, sus nobles escaparon tras él, dejando al ejército en mitad de un encarnizado combate.

 

Episodios Determinantes

El primer episodio que fue marcando el rumbo de la batalla, hace referencia a las maniobras envolventes contra los mercenarios griegos, atacando por los  dos frentes, lo que provocó la derrota de la infantería mercenaria., permitiendo  que los infantes macedonios atacaran directamente el corazón de la formación persa, para dar la batalla a los legendarios Diez Mil Inmortales, quienes representaban las tropas elitistas de Darío.

El segundo episodio significativo para consolidar la victoria macedonia fue la lucha de caballería del ala derecha, lo que permitió que Alejandro contara con un nutrido grupo de refuerzos para continuar con su ataque al flanco oeste del ejército persa.

Batalla de Issos-3

Resultados

La batalla de Issos representó una victoria determinante para los griegos, y marcó el comienzo del fin para el poder persa, también significó la primera derrota para las fuerzas persas. Se calcula según algunas fuentes históricas que las bajas oscilaron  entre 7.000 macedonios caídos en la lucha  y unos  20.000 persas. Otros señalan que  las bajas entre los mercenarios griegos fueron muy numerosas y los que no murieron se volvieron a sus ciudades, dejando a Darío prácticamente sin Infantería. (Ver Artículo: Batalla de Megidó)

Dejar Comentario