≡ Menu




Guerra de los Seis Días: Resumen, Causas, Consecuencias y Mucho Más

La Guerra de los Seis Días fue uno de los conflictos bélicos más interesantes de emplear para el análisis táctico. Una guerra que gana Israel, con menos tropas, menos tanques, menos aviones y sin aliados, contra Egipto, Siria, Irak y Jordania con un ataque sorpresa y relámpago. Para saber más, lea el presente artículo.

Guerra de los Seis Días

Resumen de la Guerra de los Seis Días

La Guerra de los Seis Días fue un conflicto armado con características de táctica de sorpresa y ataque tipo relámpago de una Israel rodeada por la coalición árabe de Irak, Siria, Jordania y Egipto. Cabe señalar que la Guerra de los Seis días pudo ser una guerra evitada, no obstante el orgullo árabe al verse derrotado por una pequeña nación, como lo es el territorio israelí en varias oportunidades, ocasionando que se creara una matriz de opinión entre la comunidad árabe, los gobiernos, grupos antisemitas, y grupos anti-judíos. De todos estos países Egipto, seguido por Siria, han sido los más insistentes en derrotar a Israel.

Ciertamente en esta Guerra de los Seis Días, Israel se basó en una estrategia militar para acabar con su enemigo lo más pronto posible, ya que no tenía la capacidad militar para enfrentar a sus contrincantes que lo superaban en número de soldados, de tanques y de aviones. Destruir las bases aéreas y aviones en tierra fue lo principal, luego vendría una ocupación territorial con los tanques. Egipto fue el primero en ser atacado, al igual que Jordania. Siria recibiendo mensajes falsos de Egipto quien le decía que iba ganando la guerra se aventura a atacar. Israel luego de atacar a los egipcios, se lanza contra los sirios y los derrota.

Guerra-de-los-Seis-Días-1

Sin duda alguna, una de las mejores tácticas de guerra observadas en el mundo, que dejo claro la poca capacidad del mundo árabe de usar su ejército, así como también, cambio el modo de apreciación de una Israel necesitada y perseguida a una expansionista y ocupante. Las guerras en la región persistieron una vez más, pero todas con victoria para Israel. Ciertamente la Guerra de los Seis Días, culmina con un armisticio y la promesa de regresar Israel a las fronteras de 1949, además de darle carácter especial a la ciudad de Jerusalén y ayudar en la independencia de Palestina. (Ver artículo: Tratado de Viena)

Antecedentes

Antes de hablar de la Guerra de los Seis Días, debemos mencionar que ocurrió en esta región que terminó desencadenando dicho conflicto bélico. Es importante saber que el estado de Israel, uno de los países implicados, se le reconoce como la única nación judía del mundo, por lo que el pueblo hebreo es su referente más antiguo, dicho pueblo según la historia, escapó del dominio egipcio en su momento y pareciera que el pasado reencarno en esta guerra, ya que Egipto es la segunda nación involucrada en esta guerra.

Cabe señalar que el conflicto de Israel con Egipto, surge como una consecuencia de la división territorial del Imperio Otomano. El imperio Otomano, surgió en el siglo XIII y culmino en el siglo XX y fue el máximo exponente de la actual nación de Turquía, siendo este capaz de desencadenar la caída del Imperio Bizantino, para posteriormente expandirse. En dicha fase de expansión, adsorbió el control de la región que los europeos conocen como cercano oriente, la cual siempre fue una zona comercial bastante activa en la antigüedad, ya que permitía el contacto con otros mercados importantes de Asia como lo eran los gigantes de la India y China.

Es importante señalar que la caída del Imperio Otomano, se produce tras la derrota de dicho territorio, específicamente después de la Primera Guerra Mundial, cuando la alianza francesa, británica e italiana toma posesión de la ciudad de Constantinopla en noviembre del año 1918. Este imperio, por temor al avance de las tropas de Francia, Gran Bretaña y Rusia, se alía con Alemania, más sus esfuerzos fueron en vano. A partir de este declive, Francia y Reino Unido controlan la zona sur de Turquía y a pesar del Movimiento Nacional Turco, que buscaba impedir la secesión de su nación, los Estados que venían emergiendo, apoyaron tales medidas.

Guerra-de-los-Seis-Días-2

La partición de la zona no se llevaría a cabo sino hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando la Organización de Naciones Unidas, toma participación en los conflictos internacionales, de tal forma que se crean los territorios de Siria y Líbano, bajo la custodia de Francia, así mismo, se da el surgimiento del Estado Británico de Mesopotamia (actualmente reconocido como Irak) y el Estado Británico de Palestina, que posteriormente se dividiría en Palestina y Emirato de Transjordania que mantuvo dicha distinción hasta 1946, cuando paso a llamarse Reino Hachemita de Jordania. (Ver artículo: Woodrow Wilson)

En el caso de la península Arabia, paso a denominarse Reino de Hiyaz, que fue adsorbido por el Emirato de Nechd y se tornó en lo que hoy en día conocemos como Arabia Saudita, de la cual se desprendió el Reino de Yemen. Más tarde, hacia la costa del Golfo Pérsico, el Estado Saudí, se anexa  el territorio de Al-Hasa, así como también a Qatif. Solo Kuwait, Catar y Bahréin se mantuvieron como protectorados británicos y se cambiaron a una monarquía en pleno golfo. Varios tratados fueron firmados como el de Sèrvres, el de Lausana y el Acuerdo Sykes-Picot. El primero de estos, confirmo la independencia yemení y la autoridad británica sobre Chipre y Malta.

Guerra-de-los-Seis-Días-3

Uno de los antecedentes directos del conflicto, fue la Declaración de Balfour en el año 1917, en la que se le solicita a la Comunidad Internacional que estaba planificando la separación del territorio ocupado por el Imperio Otomano, en la zona del llamado Oriente Próximo para los europeos, que se le otorgue a los Judíos un territorio independiente en el área de Palestina. Dicha declaración fue una propuesta formal del Gobierno Británico durante la Primera Guerra Mundial en la cual esta estampada la firma del Ministro de Relaciones Exteriores Arthur James Balfour y propiciada por el barón Lionel Walter Rothschild.

Este último, era el máximo representante de la sociedad judía en la Gran Bretaña y fue enviado a la Federación Sionista de Gran Bretaña e Irlanda, siendo esta posteriormente un escrito publicado en los medios de comunicación impreso a los nueve días del mes de noviembre del año 1917. Cabe señalar que mucho de esta asociación Sionista con los Británicos, también tenían fines geopolíticos, principalmente los de acercar a la metrópolis, a todos aquellos territorios colonizados por la Gran Bretaña en Asia, donde básicamente el interés estaba puesto sobre el canal de Suez, el cual permitía el paso entre el Atlántico, Mar Mediterráneo, Mar Rojo y Océano Indico.

Otro de los antecedentes, fue el creciente interés de Francia de proteger a los cristianos en dicha zona del cercano oriente, así como también, la motivación de Rusia de albergar a los ortodoxos del este del Imperio Otomano. Básicamente, en dicho esquema, los de Gran Bretaña estaban quedando por fuera de la zona de influencia, por lo que debían apoyar a alguna religión en la región, es allí cuando el Sionismo adquiere un rol protagonista en esta historia. A esto comienza a sumársele una intención de asociación de judío con etnia y por ende con un mismo origen y una misma nación.

A esta interesante visión Sionista, casualmente se le une en el mundo, una serie de movimientos antisemitas como lo era los pogromos anti-judíos en el Imperio ruso entre los años 1881 a 1884, por lo que en 1986, se funda la Organización Sionista Mundial, ante esto en 1903 se propone la entrega de la África del Este Británica como suelo para el pueblo judío, no obstante, esta propuesta se rechazaría en 1905. La propuesta del Estado judío en Palestina, surge a partir de las edificaciones de las primeras colonias judías en dicho territorio en 1880, que al dar frutos, volvieron a la palestra cuando se trató de crear una Universidad Hebrea en la ciudad de Jerusalén en 1914.

Guerra-de-los-Seis-Días-4

Evidentemente la creación del estado de Israel, fue un grito de apoyo humanitario luego de las grandes aberraciones causadas por el dictador Adolf Hitler a toda esta comunidad que paso de unos 8 mil sionistas a unos 300 mil en poco tiempo. Las Naciones Unidas acordarían la partición de Palestina en dos, siendo una judía y la otra árabe. Sin embargo, esta decisión, lejos de calmar las aguas en esa convulsiva región, la agito a tal punto que hoy en día se viven consecuencias de la independencia de Israel desarrollada en 1948, siendo esta una de las primeras causas de la Guerra de los Seis Días. (Ver artículo: Guerra del Rif)

Causas

La primera causa de la Guerra de los Seis Días, fue la independencia del Estado de Israel, obtenida en el año de 1948 de la zona de Palestina, la cual fue un territorio dividido en dos por las Naciones Unidas en el año de 1947, con la finalidad de crear un territorio palestino musulmán y otro judío. Esta decisión parecía la más acertada, al dividir culturalmente a dos regiones históricamente demarcadas por conflictos de índole religiosa la cual estuvo dominada y sitiada en múltiples oportunidades, algunos eran imperios europeos como el romano o bizantino y otros árabes como el otomano.

Ciertamente se decía que esta región de Palestina-Israel, era una zona que se buscaba controlar para tener bajo su dominio a la ciudad sagrada de Jerusalén, ciudad donde convergen las tres principales religiones monoteístas del mundo, la cristiana, la judía y la musulmana. Lo que nos ocultaban con el tema de las cruzadas para “recuperar tierra santa”, era que esta zona era la entrada al mercado de oriente y por ende, un gran puerto para llevar mercancía europea al extremo oriente o viceversa, por lo que justificaron el conflicto religioso, para poder abordar la región, desde ese entonces la rivalidad cristiana, judía y musulmana se ha radicalizado más.

Es importante indicar que el “sionismo” o movimiento a favor de la creación de un país judío, surgió como idea en el siglo XIX en Europa como consecuencia del nacionalismo vivido en dicho continente, en la que se buscaban conformar un pueblo con una identidad común y a partir de allí la formación de un territorio independiente. Esta idea se alío con otros intereses, principalmente británicos, quienes luego de la derrota del Imperio Otomano, buscan posicionar un control en la región, principalmente por medio de la justificación religiosa ya que los franceses intervendrían para ayudar a los cristianos, los rusos a los ortodoxos y faltaban los judíos.

Guerra-de-los-Seis-Días-5

La idea en principio parecía algo descabellada, no obstante surgieron propuestas que se pueden prestar a múltiples interpretaciones, una de ellas fue la creación de dicho estado judío en la región británica de África Oriental, más la idea fue descartada, quizás porque no habría provecho en la creación de una nación aliada allí. Luego, cuando se establece la locación en el oriente próximo o Palestina, se observa la ventaja geopolítica de su cercanía al canal de Suez y con esto una conexión más directa entre la metrópolis y las colonias británicas. En ese punto, necesitaban sionistas que migraran a este nuevo estado y casualmente sucedió después de 1930.

La persecución judía, transformo a estos creyentes en un pueblo perseguido que necesitaba apoyo y colaboración, por ello al culminar la Segunda Guerra Mundial, en la cual se contabilizaron miles de muertos judíos, se promueve la creación de este Estado, más su independencia causó la Guerra contra Palestina. Esta Guerra se desató entre el 14 de mayo de 1948 y el 20 de julio de 1949 y fue la negativa palestina ante la independencia de Israel. En principio parecía una batalla desigual ya que Palestina estaba apoyada por Egipto, Siria, Transjordania, Líbano, Irak, Arabia Saudita, Yemen, el Santo Ejército, el Ejército Árabe de Liberación y los Hermanos Musulmanes.

Guerra-de-los-Seis-Días-6

Al final de la Guerra Israel contaba con unos 100 mil soldados aproximadamente, mientras que la alianza de Palestina solo cerca de unos 60 mil. Los israelitas solo sufrieron unas 6 mil bajas, por unas 15 mil de la alianza Palestina. Ciertamente este conflicto marco un precedente, toda la región era enemiga de Israel y nadie de allí esperaba la contundente respuesta para defender su territorio y esta victoria, no solo fue el paso para confirmar una defensa sólida sino que ahora vendría la contraofensiva ende el periodo de expansión. No se le haría difícil a los israelitas pelear contra sus vecinos, pues no tenía alianza con ninguno y ya los había derrotado una vez.

Los armisticios de Israel firmados con sus atacantes fueron el 24 de febrero con Egipto, el 23 de marzo con el Líbano, el 3 de abril con Transjordania y el 20 de julio con Siria. Tras esta guerra, Israel se expandió al menos un 23% de lo acordado con las Naciones Unidas, lo que supone una extensión de al menos 5728 kilómetros cuadrados para una superficie total de 20.850 kilómetros cuadrados, no obstante no pudo dominar la llamada Franja de Gaza, administrada por el Estado Egipcio y Cisjordania, a manos del control de Transjordania. Esto sin duda fue una de las mayores causas de la Guerra de los Seis Días.

Guerra-de-los-Seis-Días-7

Esta triple separación del territorio Israel-Franja de Gaza-Cisjordania, no era del agrado de ninguna de las naciones árabes derrotadas, por lo que se vendría un nuevo conflicto bélico, ahora contra Egipto directamente. El gobierno egipcio comenzaría a formar tropas tipo guerrilla para contraatacar a los israelitas, esta circunstancia no fue bien vista por los franceses e ingleses que optaron por intervenir en el conflicto y estas dos naciones en conjunto con Israel, invadieron la península del Sinaí desatando la Guerra del Sinaí o Guerra de Suez, algunos solo la llaman la “crisis de Suez”, desatándose esta por solo nueve días, desde el 29 de octubre de 1956.

Ciertamente, las dos potencias del mundo, los Estados Unidos y la Union Soviética, no verían con buenos ojos tal ocupación, por lo que lejos de ser una victoria aplastante sobre Egipto, termino siendo un fracaso político al devolver la zona invadida que como hemos dicho anteriormente, buscaba el control del canal de Suez, para acercar las colonias Británicas a su metrópolis. Se calcula al menos unos 3 mil muertos solo del lado egipcio, cerca de 5 mil heridos y por lo menos 30 mil prisioneros. Esta guerra dio la sensación de una aparente calma ya que los egipcios se comprometieron a no rearmar sus guerrillas.

Así mismo, la Organización de las Naciones Unidas, se mantuvo en la Península del Sinaí, por un largo periodo de tiempo, con una fueras especiales militares a fin de hacer una barrera entre las dos naciones, la de Egipto y la de Israel. Ciertamente el mundo árabe creo una matriz de opinión que alcanzó a los líderes de gobiernos, principalmente el egipcio y sirio, quienes pronto entrarían nuevamente en alianza, además Egipto pediría formalmente a las Naciones Unidas, desplazarse de la península para rearmar la frontera contra Israel, a esto hay que añadirle la presión que tuvieron los Jordanos para unirse a la alianza egipcio-siria.

Cabe mencionar que en dicho año de 1967, el Rey Hussein de Jordania, no solo se vio obligado a ayudar en este nuevo conflicto que desencadenó la nueva Guerra de los Seis Días, sino que a su vez, le facilito el control del país, al general egipcio. Fue un grave error que lo hizo incluso alejarse de las alianzas con las potencias occidentales. Pocos días después, la nación de Irak, se les une a su coalición. Ciertamente este enfrentamiento bélico hoy en día conocido como la Guerra de los Seis Días, pareciera que pudo evitarse, si sus gobernantes supieran controlar los impulsos nacionalistas de sus tropas.

Guerra-de-los-Seis-Días-8

No solo se dice esto por la apatía que tuvo Jordania para participar en la llamada Guerra de los Seis Días, sino que el mismo Israel tenía ciertas dudas sobre qué hacer ante la disyuntiva en la que estas naciones lo estaban colocando. Sus soldados sabían que solo tenían el factor sorpresa y atacar antes de lo esperado a sus enemigos, así mismo, Israel sabía que no podría extender la llamada Guerra de los Seis Días por mucho tiempo, además tenía fuerte dudas de la postura estadounidense ante este conflicto, ante un Egipto que agregaba más leña al fuego, no obstante, hay historiadores que piensan que buena parte de los árabes no quería esta guerra.

Egipto y Siria se sentían en cambio, apoyados por la Unión Soviética por lo que momentos antes de estallar la Guerra de los Seis Días, los egipcios bloquean el estrecho de Tirán, el cual le daba salida al golfo de Aqaba a Israel, considerándola otra de las grandes causas de la Guerra de los Seis días. Ciertamente los analistas de guerra hoy día suponen que la acción de Israel fue la más acertada no porque tuviera opciones a tomar, sino porque era la única para garantizar su supervivencia. Israel era claramente superado en número de soldados, tanques, aviones, solo era cuestión de tiempo para que cayera.

Guerra-de-los-Seis-Días-9

Se dice que lo egipcios se alteraban por las incursiones israelitas en suelo sirio, so embargo, los informes que hoy día se manejan sobre la Guerra de los Seis días, exponen que los egipcios manipularon la opinión pública para tener un motivo de iniciar la guerra, además la prensa nacional era muy clara “Todo Egipto se halla ahora dispuesto a lanzarse a una guerra total que pondrá fin  Israel”, “nuestro objetivo básico será la destrucción de Israel. El pueblo árabe quiere luchar”, otros incluso decían que no esperan que los soldados y civiles israelitas sean muchos los que vivan luego de la guerra. (Ver artículo: Alejandro Magno)

Consecuencia de la Guerra de los Seis Días

Luego del increíble ataque de Israel por medio de la “Operación Foco” desarrollada por Ezer Weizman, en la Guerra de los Seis Días, donde la destrucción de más del 50% de la capacidad aérea enemiga fue demolida en tierra, acompañada luego de un avance relámpago por tierra, permitió a Israel tomar la península del Sinaí e invadir la franja de gaza en Egipto, así como también ocupar a Cisjordania en Jordania y posicionarse sobre los Altos del Golán en Siria. Esto no solo puso en evidencia la poca capacidad operativa de los ejércitos árabes, sino que demostró la gallardía de una pequeña nación con grandes colmillos.

La expansión israelí durante la Guerra de los Seis Días sobre Gaza, el Sinaí, Cisjordania y Altos del Golán, puso en jaque a las capitales de Amán, Damasco y el Cairo, del mismo modo distancio a los ejércitos egipcios sirios y jordanos, aún más allá de las ciudades judías. No solo ello, sino que además le daría un control geopolítico sobre el canal de Suez, los estrechos de Tirán, el Mar Rojo, el Mar Mediterráneo, el golfo de Aqaba. Incluso se señala que las tierras tomadas en continente, como el sirio y el de Jordania, son tierras con altas capacidades de producción agrícola y con recursos de agua, prioritarios en una región principalmente árida.

Otro de los aspectos que generó la Guerra de los Seis Días, fue el odio por parte de los grupos árabes a la población judía, un pueblo que huye de Egipto en su origen, huye de los nazis en la Segunda Guerra Mundial, ahora pretendían que escaparan de los árabes también. Ciertamente, lejos de generar respeto, Israel enturbió las relaciones con los árabes, y hoy en día luego de estas grandes guerras, aun se pueden ver las consecuencias del radicalismo de los dos extremos. Entre estas consecuencias, está el surgimiento del nacionalismo palestino en la región de Cisjordania, suelo que ahora es ocupado por los israelitas.

Guerra-de-los-Seis-Días-10

Una de las consecuencias más notables, fue la suspensión de relaciones políticas del bloque de la Unión Soviética en conjunto con países árabes, lo que señala que esta guerra fue una de las tantas satélites de la llamada Guerra Fría. Ciertamente la Guerra de los Seis Días, igualmente ocasionó que una nación pequeña se transformara en una invasora y ocupante. Fueron muchos los países que cambiaron la óptica con la que percibían a Israel, la cual se volvió una nación ultra aliada de las fuerzas de la Organización Tratado Atlántico Norte, manteniendo a la región en una de las más conflictivas e inestables del mundo.

Egipto y Siria, continuaron en su afán de destrucción por medio de una guerra de guerrillas, y en 1973 volvería a estallar una guerra, con los mismos resultados que la Guerra de los Seis Días. Israel propondría una oferta de paz, en la que se retiraría de la península del Sinaí y retrocedería a las fronteras de 1949, dándole un estatus especial a Jerusalén  como una urbe unificada y abierta, por lo que rompía dichas propuestas de nueve puntos, con el esquema de que Israel era una potencia invasora. Así mismo, en el 2005, ayudó a Palestina con su independencia y la administración de la Franja de Gaza.

Israel

Guerra-de-los-Seis-Días-11

El país de Israel, es la única nación judía que surge luego de la división del territorio Otomano, no obstante, su independencia trajo consigo, una ola de calamidades a la región, principalmente por el orgullo árabe a no aceptar su derrota ante los continuos intentos de posesión de dicho territorio. Este estado se localiza en lo que es denominado por los europeos como oriente próximo, y limita con las naciones del Líbano, Siria, Jordania, Arabia Saudita, Egipto y actualmente palestina. Mucho de estos fueron colonizados, por Francia y la Gran Bretaña, quienes los ayudaron a independizarse luego de la Segunda Guerra Mundial.

Actualmente Israel no tiene una guerra o tensión con todos los países vecinos, como lo fue durante la Guerra de los Seis Días, no obstante existen grupos guerrilleros y terroristas que han complicado las relaciones bilaterales principalmente de rigen chií y suní (ambas musulmanas) como Al Qaeda (Franja de Gaza), Hamás (Franja de Gaza y Sinaí), Yihad Islámica (Siria y Líbano), Hezbolá (Siria, Líbano, Irán) y otros grupos pequeños como el Comité de Resistencia Popular (Sinaí). Se ha Levantado uno de los muros más impresionantes del mudo para separar a Gaza, Palestina e Israel como una de las medidas para alcanzar la paz.

Dejar Comentario